¿Cuáles son los problemas más comunes en la lactancia (materna y artificial)?

Un mal agarre, grietas o mastitis, la alergia a la leche en polvo en biberones, o la confusión pezón-tetina son algunos de los problemas comunes en la lactancia

Durante la lactancia, ya sea con el pecho, mixta o con el biberón, pueden surgir obstáculos que impidan que esta se desarrolle normalmente. Mantenidos en el tiempo, esas barreras pueden ir a más y en algunos casos pueden llevar a algunas madres a desistir. Hoy os explicamos algunos de los problemas más frecuentes de la lactancia y os ofrecemos soluciones.

Lo primero que has de saber es que ante cualquier duda o problema con la lactancia el equipo de Criar Con Sentido Común está a tu disposición. A través de la Tribu CSC puedes tener acceso directo a nuestras expertas, entre ellas la IBCLC, monitora de La Liga de la Leche, Máster en Nutrición Pediátrica y presidenta de la Asociación Española de Consultoras Certificadas en Lactancia Materna, Inma Mellado. Además, podrás realizar los cursos especializados en lactancia siempre que quieras. 

La falta de información y apoyo, un problema común

Uno de los grandes problemas de la lactancia en general está relacionado con la falta de información y, sobre todo, la falta de apoyo, aunque para paliar esto cada vez las mujeres acuden a profesionales certificados y grupos de lactancia. 

Sin embargo, en muchas ocasiones algunos profesionales sanitarios ofrecen información sesgada o desactualizada que puede desorientar a las madres. La consultora de lactancia materna, Inma Mellado explica que uno de los principales problemas son «las dudas sobre la capacidad para amamantar y producir suficiente leche», que se ve multiplicado cuando la información que reciben es insuficiente.

«La falta de coherencia en la información que reciben, esto es especialmente duro en los primeros días, en los que pueden recibir información totalmente contradictoria en el mismo centro hospitalario y la pobre madre no sabe realmente a quién hacer caso, en un momento especialmente vulnerable». 

 

problemas de la lactancia

 

Pero ocurre también con las madres de lactancia artificial. «Existe la sensación de que hay poca información o es difícil encontrarla cuando la alimentación es con biberón porque ‘solo hay que calentarlo'», indica Armando Bastida, CEO de Criar Con Sentido Común, en el curso sobre lactancia artificial. Pero también existen problemas en estos casos en los que hay que ayudar a las familias.

La falta de apoyo del entorno es otro de los grandes problemas de la lactancia. Madres de teta y madres de biberón se sienten juzgadas; por distintas razones, sí, pero juzgadas. Y la falta de apoyo no es solo de quienes las rodean. No existe una apuesta clara de la administración pública para apoyar la lactancia y, en general, a las familias, más allá de permisos por cuidados que a día de hoy siguen siendo insuficientes.

 

Infórmate sobre cuáles son los principales derechos de los padres y madres que trabajan por cuenta ajena y autónomos, y cómo actúar en caso de resultar vulnerados con el Seminario Online «Derechos de los progenitores trabajadores»

 

Los principales problemas de la lactancia materna

El 80% de los problemas de lactancia materna está relacionado con un mal agarre. Tal y como explican nuestras expertas, dar el pecho al bebé no debe doler. Y si duele, es que pasa algo. Por ello, es tan importante favorecer el inicio de la lactancia de manera inmediata tras el parto.

Este inicio debe ser en cuanto nace el bebé. Durante la primera hora tras el parto, es importante realizar el contacto piel con piel y permitir al bebé que se agarre al pecho. Lo hará de manera instintiva. Esa primera succión influye en la producción de leche y permite que, si lo hace solo, al peque le quede como una especie de «huella» que le ayudará en las siguientes.

También es importante, como dice la consultora Carmen Vega en el curso online «Problemas de la lactancia», «olvidarse del reloj y de biberones o chupetes» que puedan influir en el agarre. En cualquier caso, los principales problemas de la lactancia materna están relacionados con el dolor en el pezón, el dolor en la mama y los problemas de agarre.

 

Aprende a identificar y corregir los posibles inconvenientes que surgen durante la lactancia con el Seminario Online «Problemas de la lactancia»

 

Dolor en el pezón

Existen diversos motivos por los que una madre lactante siente dolor en el pezón: perlas de leche, síndrome de Raynaud, etc. Sin embargo, las grandes causantes de ese dolor en los pezones son las grietas.

Lo primero que hay que averiguar es por qué han aparecido. Si no se corrige, volverán a aparecer. En la mayoría de ocasiones es por un problema de agarre y cambiando este, mejora. El asesoramiento de una profesional es importante si no somos capaces de que el bebé se agarre bien. Según nuestra consultora Inma Mellado, «si hay dolor es fundamental investigar la causa del mismo haciendo una valoración del agarre en profundidad. El agarre puede fallar por un tema puramente postural o por dificultades anatómicas o funcionales en la boquita del bebé, por ejemplo». 

Las grietas son muy frecuentes y son uno de los problemas de la lactancia que desembocan en que la madre abandone la lactancia materna. Entre las soluciones:

  • Mejorar el agarre.
  • Mantener la leche fluyendo frecuente y abundantemente. Si duele demasiado para poner al bebé, mientras se encuentra una solución se puede usar un sacaleches.
  • Usar la técnica de compresión mamaria (que podría acortar las tomas)
  • Dejar que el pecho se seque al aire tras las tomas.

problemas de la lactancia

 

Dolor en los senos

Este es otro de los problemas de la lactancia. En este caso, hay dos grandes razones: la ingurgitación y la mastitis.

La ingurgitación patológica está fuera de la normalidad. Se trata de una inflamación de los pechos que se suele producir por la acumulación de líquidos intravenosos durante el parto que se acumulan en el pecho. También se producen por la restricción de tomas. Los pechos se ponen duros e inflamados y eso provoca que el bebé no pueda agarrar bien el pecho.

En este caso, la recomendación es no solo mantener la lactancia materna, sino realizar tomas más frecuentes y extraer leche si con la toma no es suficiente. A menudo se recomienda no extraer leche, pero esto es un error ya que necesitamos que la leche fluya. No sacar leche durante la ingurgitación puede menoscabar la producción futura. En ocasiones las madres sienten alivio al aplicar frío.

En cuanto a la mastitis, es el problema estrella y por el que más se suele preguntar. Se produce la inflamación de uno o varios lóbulos de la glándula mamaria, que puede ir acompañada (o no) de infección. Los síntomas suelen ser dolor, enrojecimiento de la zona y calor. También fiebre. No todos los síntomas se dan a la vez o siempre. Las causas pueden ir desde la retención de leche a una infección local.

 

problemas de la lactancia

 

Al igual que en el primer caso, no se debe suprimir la lactancia. Es más, la base fundamental del tratamiento es ¡que fluya la leche! Es importante, explica Inma Mellado, que el bebé mame más a menudo del lado afectado. Si no quiere, se puede acudir al uso de sacaleches. Si se suspende la lactancia puede empeorar la infección.

Además, es necesario que la mamá descanse y se cuide (y se deje cuidar). El descanso es fundamental para la resolución de la situación. En muchas ocasiones las mastitis aparecen tras un momento especialmente agotador o estresante para la madre. En general con estas medidas, la situación suele mejorar rápidamente. Solo si el cuadro no mejorar en 24-36 horas o empeora súbitamente sería necesario acudir al médico para valorar el uso de antibióticos.

¿Cómo se solucionan los problemas de la lactancia relacionados con el agarre?

En este caso se recomienda asesoramiento. Existen dos caminos: promover el agarre espontáneo con la madre reclinada y el bebé encima, ayudándose por sus propias manos y piernas para llegar hasta el pecho (hasta las 8 a 12 semanas). Por su parte, para el agarre dirigido existen diversas técnicas como la del sándwich que se explican en el curso antes indicado. También existe la posibilidad del uso de pezoneras, aunque es importante su correcta colocación y que sean del tamaño adecuado.

Los principales problemas de la lactancia artificial

Los principales problemas de la lactancia artificial suelen estar relacionados con el polvo de la leche en sí. «El polvo no es estéril y si no se toman precauciones, el bebé puede quedar expuesto a bacterias nocivas«, explica Inma Mellado, nuestra consultora en lactancia. Armando Bastida añade que los patógenos de las latas no suelen ser peligrosos pero «se puede colar salmonella o cronobacter».

¿Cuál es la solución? «Preparar bien el biberón». Para ello tanto este como la tetina han de estar limpios y nuestras manos, también. Hay que calentar el agua por encima de los 70 grados para lograr neutralizar cualquier patógeno. El agua ha de estar a esa temperatura cuando entra en contacto con el polvo. Si el bebé no se lo toma entero, el máximo de tiempo que se debe guardar esa leche preparada es de una hora.

 

Aprende cuál es el mejor método para preparar los biberones, cuáles utilizar, cuándo cambiarlos y cómo darlos para alimentar de forma sana a tu bebé con leche de fórmula en el Seminario Online «Cómo alimentar al bebé con biberón»

 

Precisamente otro problema para las mamás y papás de lactancia artificial es que hay que preparar el biberón. Si el bebé tiene hambre, no podemos ofrecérselo de inmediato (como sí pasa con la teta), sino que tenemos que hacerlo. En estos casos, existe la posibilidad de utilizar leche líquida adecuada a la edad de cada niño. En el Curso Online «Cómo alimentar al bebé con biberón», encontraréis consejos para tener el biberón nocturno preparado sin riesgos.

La alergia a las proteínas de la leche de vaca constituye otro de los problemas de la lactancia artificial. En este caso, «la única solución es leche hidrolizada».

Por último, suele haber dudas sobre si la lactancia artificial promueve o no el vínculo afectivo con el bebé. Y la realidad es que sí. Pero para ello la madre (o la persona que sea el/la cuidador/a principal) debe aprovechar el momento para hacer piel con piel, llenar de caricias y cariño al bebé, sonreírle, hablarle y comunicarse constantemente. Es preferible que sea mamá la que de el biberón (y papá cuando esta no pueda) y evitar que el momento de darle el biberón al bebé sea un «divertimento» -insiste Armando Bastida en el curso- en el que el tío, la prima o el abuelo se disputan el placer de dar el biberón porque les hace ilusión.

 

 

La confusión tetina-pezón, otro problema de la lactancia mixta

Dentro de los problemas de la lactancia también hay que destacar uno que afecta principalmente a las mamás cuya modalidad de lactancia es mixta. Se trata de la confusión pezón-tetina. Este está motivado principalmente por dos motivos. La succión del pecho es diferente a la del biberón y, en este segundo caso, el flujo puede ser más rápido que con la teta, especialmente si no se da el biberón respetando el ritmo del bebé.

Esto puede provocar que el bebé cambie la forma de mamar, haga daño y/o termine por rechazar el pecho. ¿Hay alguna tetina que sea similar al pecho? La respuesta es no. Lo único que sí se puede hacer es seguir una serie de consejos para evitar que este problema vaya a más:

  • Buscar una tetina de flujo lento (tetina tipo 1), evitando, además, las que tienen multiposiciones.
  • Tetina de base ancha para que el bebé apoye los labios en ella y tenga la boca lo más abierta posible.
  • No tiene que ser una tetina anatómica. Mejor redonda y que el bebé modifique la posición con su lengua.
  • Material: mejor silicona que caucho. Son más duraderas y limpias.

 

 

En general, estas deben ser las características de la tetina, según nuestros expertos, no solo en la lactancia mixta sino también en la artificial. Se recomienda, por otro lado, utilizar el método Kassing para alimentar al bebé porque es una fórmula que le permite tomar el biberón de forma más fisiológica.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Alimentación con fórmula?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Alimentación con fórmula y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Cuáles son los problemas más comunes en la lactancia (materna y artificial)?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Apúntate gratis al Congreso CSC
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube