La compresión mamaria: un buen truco para algunas mujeres lactantes

Una forma de estimular al bebé que se queda dormido al pecho

La técnica de compresión mamaria, o compresión al pecho, es una forma de estimular al bebé mientras come y además optimizar la toma para que sea más corta.

Te quiero hablar sobre ella porque en algunas ocasiones se desconoce, y su uso sería beneficioso, y en otras, cuando se utiliza, se hace erróneamente (hay gente que lo hace masajeando el pecho y no se trata de masajear, sino de comprimir). Por estos motivos en este post voy a explicar cuándo se puede utilizar, y la mejor forma de hacerlo.

¿Qué conseguimos con la compresión mamaria?

La compresión mamaria es una técnica que consiste en presionar de un modo determinado el pecho de la mujer, provocando cambios de presión que aumentan el flujo de leche. Al aumentar el flujo, lo que se consigue es que el bebé ingiera más leche materna en menos tiempo.

¿Cuándo está indicada la compresión mamaria?

Bebé muy dormido o cansado

Los primeros días/semanas tras el nacimiento del bebé. Al principio es muy habitual que los bebés se duerman al pecho, incluso con hambre. Realizan ciclos de succiones vigorosas y alternan con el sueño, y en algunos casos se quedan dormidos sin haber comido lo que probablemente necesitan.

Cuando un bebé está mamando y durmiéndose, y aunque la demanda es elevada, la ganancia de peso podría no ser adecuada, la tendencia es hacerle cosquillas en los pies para despertarlo. Esta práctica, además de poco efectiva, es molesta para el bebé.

Cuando esto ocurre, si realizamos la compresión mamaria se estimula el reflejo de succión con la salida de mayor cantidad de leche y se optimiza la toma. Es decir, al comprimir el pecho sale más leche a la boca del bebé, aun succionando, y esto hace que empiece a succionar otra vez.

Bebés prematuros

En el mismo caso que el anterior. Normalmente los prematuros hacen tomas más largas que los nacidos a término, y también tienden a cansarse más y antes. Si añadimos la compresión mamaria, las acortaremos y optimizaremos.

Bebés con succión ineficaz o baja transferencia de leche

La succión ineficaz es una succión superficial e irregular e implica que el bebé pasa mucho tiempo al pecho pero con pocos resultados: a pesar de que mama frecuentemente, suele haber una baja ganancia de peso. Además, este tipo de succión no estimula la producción de leche lo cual favorece que esta situación se mantenga en el tiempo. Para evitarlo, la madre deberá estimular el pecho externamente con sacaleches, o con extracción manual, pero no podrá hacerlo si se pasa 24 horas con el bebé al pecho.

En esta ocasión la compresión mamaria es útil para acortar las tomas y que la madre pueda tener más tiempo para extraerse leche y estimular el pecho mientras se soluciona el problema de succión del bebé.

Dolor en las tomas: grietas

Aclarar por supuesto que si hay dolor o grietas, hay que revisar la toma y mejorar el agarre. A veces es cuestión de práctica, pero lo más importante es buscar la base del problema y darle solución. Mientras tanto, para acortar las tomas y que no sean tan dolorosas, podemos usar la compresión mamaria.  

¿Cómo se hace la compresión mamaria?

A continuación os explico cómo hacer correctamente la técnica de la compresión mamaria:

  • La compresión mamaria no se realiza cuando el bebé está succionando de forma activa y tragando. Hay que esperar a que el bebé realice succiones más superficiales.
  • Llegado ese momento, ponemos nuestros dedos en forma de C (índice y pulgar) y sujetamos el pecho a un par de centímetros de la base. Es decir, no es por la zona de la areola, sino mucho más atrás.
  • Cuando el bebé hace una pausa o succión no nutritiva:
    • Juntamos los dedos entre sí SIN desplazarlos hacia delante. Es decir, presionamos (un dedo hacia arriba y el otro hacia abajo) y mantenemos esa presión. De esta forma, notaremos que el bebé empieza a hacer una succión más vigorosa.
    • Mantenemos la presión mientras el bebé siga succionando.
    • Cuando pare la succión, soltamos los dedos.
    • Si vuelve a succionar, no hagas nada. Cuando detenga la succión, vuelve a comprimir.
    • Si no vuelve a succionar al soltar los dedos, comprime el pecho de nuevo y repetimos la operación.

Es decir, todo consiste en comprimir el pecho cuando va dejando de succionar para que llegue más leche y le despierte la succión, y descomprimir cuando veamos que ya apenas mama. Esto lo vamos haciendo repetidamente hasta que esos cambios de presión producidos por la compresión mamaria no afecten a la conducta del bebé. En ese momento, es hora de cambiarlo de pecho.

La compresión mamaria en vídeo

Aquí te dejo un vídeo sobre la técnica de la compresión mamaria para que veas con mayor claridad cómo se hace:

¿Conocías esta técnica? ¿La has probado? Si es así, cuéntame cuál ha sido tu experiencia.

Más ideas y soluciones en «Claves para iniciar la lactancia con éxito»

En el Seminario Online «Claves para iniciar la lactancia con éxito» tenéis la mejor información relacionada con la lactancia materna, pues tiene el objetivo de que aquellas mujeres que queráis amamantar a sus bebés tengáis los mejores consejos, sepáis qué recomendaciones pueden ir bien y qué recomendaciones pueden ser contraproducentes, y tener claro qué significa el término «a demanda» del que tanto se habla hoy en día.

Podéis verlo con una inversión de solo 9,95 euros y  recordad que si sois miembros de la comunidad «Criar con Sentido Común» lo podréis ver sin coste añadido.


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 100 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 14 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común

0 comentarios en "La compresión mamaria: un buen truco para algunas mujeres lactantes"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube