Obstrucción mamaria, ¿cómo solucionarlo?

La obstrucción mamaria es un problema relativamente frecuente durante la lactancia que se debe identificar y tratar a tiempo

La obstrucción mamaria es un problema relativamente frecuente durante la lactancia. Doloroso, molesto, y que puede complicarse en una mastitis aguda si no se siguen buenas recomendaciones. Por ello, vamos a hablar hoy de ella en el blog. ¿Qué es una obstrucción mamaria? ¿Cómo tratarla? ¿Y cuáles son los signos de alarma a tener en cuenta?

¿Qué es una obstrucción mamaria?

La glándula mamaria está formada por diferentes conductos (conductos galactóforos) por donde fluye la leche que se produce en los alvéolos mamarios (unidad funcional de la mama), con diferentes ramificaciones hasta que se unen y salen por el pezón, que es por donde sale finalmente la leche para que el bebé la reciba.

Cuando uno de estos conductos se obstruye, tiene lugar un acúmulo de leche que no puede pasar a través de ese conducto, lo cuál provoca dolor e inflamación. La mujer se nota un bulto localizado en la mama, doloroso al tacto y que normalmente puede disminuir algo de tamaño tras la toma. No da fiebre, ni se pone rojo ni caliente. Simplemente es un bulto doloroso (de mayor o menor tamaño)

 

Obstruccion-mamaria

 

¿Por qué se puede producir una obstrucción mamaria?

Las causas por las que se puede producir una obstrucción mamaria son varias:

  • Traumatismo en el conducto o en el pecho: cualquier daño que se produzca en un conducto puede conllevar inflamación y obstrucción del mismo. Esto puede ser desde tirones del bebé del pezón, mordiscos, golpes en el pecho… o simplemente un sujetador apretado.
  • Mal drenaje de la mama: esta es una causa bastante frecuente. Se produce bien por restricción de tomas: lactancia rígida, destete, incorporación al trabajo o que el bebé de repente empieza a espaciar las tomas o a dormir más horas seguidas… O también puede ocurrir por mal drenaje del pecho por parte del bebé: hay una sobreproducción de leche o una dificultad física del bebé para vaciar el pecho (frenillo lingual corto o mal agarre).

 

agarre-al-pecho

 

En cualquier caso, una obstrucción mamaria de forma puntual es algo bastante habitual y no hay que darle mayor importancia, salvo tratarla adecuadamente. Sin embargo, si la obstrucción se repite de manera continuada, sería conveniente consultar con un profesional de la lactancia.

¿Cómo tratar la obstrucción mamaria?

La clave del tratamiento es la extracción de leche, y lo más eficaz para extraer esa leche retenida es el bebé (mucho más que un sacaleches).

Por lo que el primer paso, sería aumentar las tomas del bebé y añadir sacaleches si notamos que el pecho se puede seguir vaciando. Además, no dejar pasar más de 3 horas entre extracción y otra, para que no vuelva a acumularse la leche. Es decir, suspender la lactancia materna en este punto puede ser perjudicial, ya que puede contribuir a empeorar el cuadro al no vaciar el pecho.

 

 

Colocar durante la toma la barbilla del bebé en dirección al bulto (esto no es imprescindible, pero es recomendable). ¿Por qué? Porque la zona de la barbilla del bebé es la primera que empieza a vaciarse, por lo que nos conviene que esta sea la zona obstruida.

Hay diferentes posturas que podemos adoptar según esté localizada la obstrucción: si está en el cuadrante inferior de la mama, podemos poner al bebé en caballito o en posición biológica. Si está en los cuadrantes internos, en posición de cuna. Si está en los cuadrantes externos, la posición de rugby.

La postura más «complicada» es la que hay que adoptar cuando la obstrucción está en el cuadrante superior (que además, es donde se suele producir con más frecuencia). En ese caso, podemos utilizar la posición de loba invertida o biológica invertida. No son posiciones cómodas pero son eficaces.

 

 

Otras soluciones son:

  • Tomar algún antiinflamatorio también ayuda, para disminuir esa inflamación y que la leche fluya mejor.
  • Frío local entre tomas. También sirve como antiinflamatorio local.
  • Evitar el calor: aunque el calor es vasodilatador y puede favorecer que la leche fluya, tenemos que tener en cuenta que puede hacer que proliferen las bacterias por lo que no debemos usarlo periodos prolongados. Si queremos utilizarlo, puede ser en la ducha, durante un par de minutos o calor seco local justo antes de la toma, pero nunca más de 2 minutos.
  • Probióticos: no está demostrada su eficacia durante la obstrucción aunque se pueden recomendar para ‘prevenir’ una mastitis aguda, con dudosa evidencia científica.

 

 

Lo ideal es continuar con estas pautas durante unos días. Si no mejora en 2-3 días o empeora, debemos consultar con el médico.

¿Cuáles son los signos de alarma de la obstrucción mamaria?

El principal problema de la obstrucción mamaria es que evolucione, se sobreinfecte y derive en una mastitis aguda. En ese caso, es muy probable que necesitemos un tratamiento antibiótico por lo que debemos consultar con el médico. Los signos de alarma son:

  • Aparece fiebre o malestar general.
  • Dolor articular o cansancio.
  • El bulto aumenta de tamaño o se pone rojo.
  • Dicho bulto no disminuye tras la toma.
  • Existe bulto pero no es doloroso.

 

Suplementos vitamínicos lactancia

¿Y si tengo obstrucciones de repetición?

En ese caso, como comenté anteriormente, lo ideal es consultar con algún profesional de lactancia, ya que hay que indagar dónde puede estar el problema. Lo más habitual es una dificultad del bebé para drenar el pecho (esto puede ocurrir más en un pecho que en otro y que las obstrucciones tengan siempre lugar en uno de los pechos), o bien puede ser un mal agarre o una sobreproducción de leche.

 

Aprende a identificar y corregir los posibles inconvenientes que surgen durante la lactancia con el Seminario Online «Problemas de la lactancia»

 

Algunos profesionales de la lactancia, en estos casos recomiendan a la madre tomar lecitina de soja, ya que ayuda a que la leche se haga algo más fluida y tenga más facilidad para pasar el conducto. Yo la he utilizado en consulta también con buenos resultados, pero la realidad es que a día de hoy no hay estudios fiables que la puedan recomendar con suficiente evidencia científica.  

¿Has tenido alguna vez una obstrucción mamaria? ¿Cómo la has resuelto? Cuéntanos tu experiencia en comentarios.

 

Vistas totales 1,841 , Vistas hoy 81 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Lactancia materna?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Lactancia materna y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

1 comentarios en "Obstrucción mamaria, ¿cómo solucionarlo?"

  1. Hola!
    Llevo casi ocho meses amamantando y cada diez días me sale una Perla de leche, siempre en el mismo pecho.
    Me tono probióticos que me ayudan un poco con el dolor.
    Por qué me sale constantemente?
    Un saludo.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube