Cómo preparar papillas caseras con leche materna

La leche materna no debería hervir ya que pierde propiedades

Uno de los platos que más relacionamos con la alimentación infantil son las papillas. Generalmente se hacen añadiendo a la leche hirviendo cereales hasta que espesa. Y aunque normalmente se asocia con la leche artificial, lo cierto es que también podemos preparar papilla con leche materna. ¿Quieres saber cómo? ¡Te lo explicamos!

Hasta los seis meses de edad el único alimento que necesitan los bebés es leche (materna o artificial). Después, poco a poco se van introduciendo otros alimentos ofreciéndolos en trozos o purés. Si tienes un bebé que está empezando con la alimentación complementaria y te gustaría aprender a hacer papilla con leche materna, sigue leyendo.

Cómo hacer papilla de cereales con leche materna

En primer lugar es importante señalar que las papillas no son indispensables. Cada vez más familias apuestan por el BLW, una forma de introducir la alimentación complementaria en la que el bebé es partícipe activo de su alimentación porque se lleva el trozo a la boca.

 

papilla con leche materna

 

Además, existen otras muchas formas de ofrecer cereales reales con una composición mucho más nutritiva que en papillas. Así aprovecharemos todos los beneficios que tiene ofrecer la alimentación sin triturar: pan, pasta, arroz, tortitas…

Pero también es cierto que tenemos la opción de realizar BLW mixto o combinado, preparando purés igual que los adultos también los tomamos en ocasiones. O, simplemente, hay familias que desean empezar la alimentación complementaria ofreciendo solamente purés y papillas. 

Los cereales se pueden mezclar con leche artificial, bebida vegetal sin azúcar (siempre que sea de manera puntual y no desplace a la leche, hasta el año de vida los bebés deben tomar al menos 500ml de leche al día) agua, caldo y leche materna. 

 

Aprende cuándo y cómo empezar, qué alimentos incluir y cuales evitar, qué orden de introducción seguir, qué mezclas hacer y las mejores recetas de alimentación complementaria con purés y triturados en el Seminario Online «Alimentación complementaria con purés y triturados»

 

Recetas de papillas con leche materna

Preparar papilla con leche materna no tiene mucho misterio, pero sí encontramos diferentes opciones más o menos recomendables. Y es que en la elaboración de papillas generalmente es necesario hervir la leche para cocer los cereales y poder disolverlos. Pero la leche materna no debe hervir, ya que al llegar al punto de ebullición pierde propiedades. ¿Significa que no se puede tomar? No, pero sería una pena extraerse la leche y restarle propiedades teniendo otras elecciones.

Así que la primera y mejor opción es hervir los cereales con muy poquita agua y después añadirle la leche en crudo, a temperatura ambiente o templada. Podemos usar los cereales que queramos con y sin gluten: trigo, centeno, teff, cebada, quinoa, avena… Dependiendo de la textura que queramos, se trituran antes los cereales en mayor o menor medida. Igualmente según el espesor que deseemos darle, añadiremos más o menos leche.

 

 

La segunda opción es para hacer papilla casera con leche materna es usar cereales en harina, como la fécula de maíz (maicena), el gofio, o algunos preparados solubles (importante comprobar los ingredientes). Calentamos durante unos ocho minutos en la cazuela la leche junto a la harina y removemos bien para que se disuelva y no se pegue, pero con el fuego no muy alto para que no llegue a hervir.

Si quieres variar un poco más y hacer más nutritiva la papilla, además de usar diferentes cereales e incluso mezclarlos, puedes añadirle otros ingredientes a la papilla como fruta madura o frutos secos triturados. Recuerda que los bebés menores de un año no pueden tomar miel.

Y también podemos optar por hacer papillas con hortalizas y leche materna. Si usamos aquellas más dulces el resultado será espectacular. Por ejemplo, ponemos a hervir un trozo de boniato, de zanahoria y otro de calabaza; una vez cocidos al vapor o con poca agua y escurridos, batimos junto a un poco de leche ¡y listo!

Por qué no se recomiendan los cereales de farmacia

En todas estas recetas y opciones de papilla con leche materna hemos obviado los típicos preparados de multicereales que venden en las farmacias. Y si no podemos tenerlos en cuenta es porque no se recomiendan en ningún caso. Este tipo de cereales no son nada nutritivos, al contrario: aportan grandes cantidades de azúcar.

 

papilla con leche materna

 

Incluso aunque las marcas aseguren en sus envases que no llevan azúcar añadido, nos encontramos con el azúcar camuflado en otros ingredientes como el almidón de maíz o la maltodrextina. Además, estos preparados están hechos con cereales hidrolizados (o dextrinados) que se convierten rápidamente en azúcar.

También es un error pensar que gracias a estos cereales van a engordar más o a dormir mejor. De hecho, la capacidad calórica de la leche es mucho mayor que la de los cereales y aporta nutrientes mucho más necesarios sin quedar desplazados por el consumo de papillas.

Y por mucho que nos digan lo contrario: el sueño del bebé no va a depender de si come más o menos cereales, es una cuestión de madurez y supervivencia: los bebés se despiertan por las noches debido a cuestiones madurativas del sueño y necesitan ayuda para volver a dormirse. Si fuera cierto que simplemente con darle una papilla de cereales el bebé durmiese más y mejor, ¿qué familia se pasaría las noches en vela?

 

 

La primera papilla de cereales

Una vez que ya sabemos cómo hacer la papilla de cereales con leche materna, seguro que hay otras cuestiones que te sigues preguntando. Como por ejemplo, cuánto dura preparada la papilla de leche materna. Y es que la leche se conserva durante un tiempo determinado, en el caso de la leche materna a temperatura ambiente no debe estar más de 4-6 horas si está recién extraída y 2-4 horas si es descongelada. Pero si el bebé ya ha probado la papilla no podemos conservar lo que se ha dejado para ofrecer después, ya que las bacterias que tocan la boca pueden sobrecrecer.

Importante también es saber que ya no se recomienda dar las papillas en el biberón. Y es que implica un mayor riesgo de sobrepeso, deshidratación y caries del biberón. En el biberón ha de darse solamente leche, que debe seguir siendo su alimento principal durante el primer año de vida

En cuanto a cuándo ofrecer la papilla, debes saber que no hay una hora del día más o menos adecuada. Igual que no hay horas para dar un alimento u otro: cuando queráis y cuando el bebé lo acepte mejor. Claro que puede ser para desayunar, pero la papilla de cereales no es exclusiva del desayuno. Si das el pecho un buen momento sería cuando mamá no está en casa y el bebé tiene hambre. 

 

Descubre muchos más desayunos saludables de la mano de la nutricionista Natalia Moragues, en el Seminario Online «Desayunos saludables»

 

Y aunque podemos comer papillas y cereales durante toda la vida de forma puntual, no se debe retrasar la introducción de sólidos más allá del año. De hecho, lo ideal es que con 10 meses ya tomen al menos semisólidos
 
Si quieres saber más sobre la alimentación complementaria de tu bebé: cuándo y cómo empezar, qué alimentos ofrecer primero y en qué formato, o diferentes recetas para una alimentación variada y nutritiva, cuentas en la Tribu CSC con la dietista nutricionista Rebeca Pastor para asesorarte.
 
Además, dispones de acceso gratis e ilimitado a nuestros más de 120 cursos online, muchos de ellos sobre alimentación complementaria ya sea con purés, papillas o BLW. El primer mes de suscripción a la Tribu CSC es gratuito, así que puedes probarlo sin compromiso de permanencia.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Alimentación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Alimentación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Cómo preparar papillas caseras con leche materna"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube