Cuándo y cómo introducir cereales reales en la alimentación de tu bebé

El pan, el arroz o la pasta son las opciones más saludables para introducir los cereales de verdad en la alimentación de nuestro bebé

Cuando nuestro bebé cumple sus seis primeros meses, llega un hito importante en su vida: la alimentación complementaria. Aunque algunos pediatras pueden sugerir introducir alimentos como los cereales antes, lo cierto es que la Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna o artificial exclusiva los seis primeros meses. ¿Y después? Las dudas acechan, entre ellas, cómo introducir cereales reales en su alimentación.

Cuando hablamos de cereales reales, nos referimos a los cereales que todos tenemos en casa: arroz, pasta, pan, avena, quinoa… Lejos de los cereales de caja de farmacia, podemos ofrecer cereales «de verdad» que, además de ser más sanos y tener menos azúcares, son mucho más económicos.

Cómo introducir cereales reales

La primera regla es básica: nunca antes de los seis meses. Hasta ese momento, lo más probable es que el bebé no cumpla unos requisitos mínimos para probar alimentos más allá de la leche como perder el reflejo de extrusión o poder mantenerse sentado.

Conseguido esto, puede que te preguntes cuándo empezar a introducir cereales reales. Cuando se opta por los cereales de caja, las normas (aunque discutidas por los especialistas más actualizados) son un poco más claras: por la mañana y por la noche. Pero, ¿y cuándo elegimos los cereales reales?

 

 

En este caso, tal y como explica la dietista-nutricionista del equipo de Criar con Sentido Común, Rebeca Pastor, no hay alimentos por o para horas, hay alimentos saludables para nuestro horario. Así, se pueden ofrecer en cualquier momento del día, siendo especialmente recomendable hacerlo a la hora que los padres comen, ya que el bebé está más predispuesto a probar nuevos alimentos.

Además, lo ideal es no separar los alimentos. Es decir, la finalidad es que conformen pasen los días, vayamos ofreciendo alimentos y el plato cubra todas las necesidades de proteínas, hidratos de carbono, verduras, frutas y grasas.

Y sí, al principio los niños comen muy poco, por lo que hay que ofrecer al bebé y esperar que sea él quien decida la cantidad que quiere. Su alimento principal a esta edad sigue siendo la leche, por lo que, tal y como asegura Pastor, «tenemos que disfrutar de esta nueva etapa de aprendizaje del bebé sin agobiarnos porque no come«.

 

Te explicamos en qué consiste la filosofía de alimentación autorregulada por el bebé o Baby-led Weaning y cómo presentarle al bebé alimentos seguros y saludables para que él mismo los coja con la manita y se los lleve a la boca en el Curso Online «Trucos y recetas para un BLW seguro»

 

Tipos de cereales reales

Actualmente encontramos dos tipos de cereales: sin gluten y con gluten. La recomendación es empezar a introducir cereales reales sin gluten durante tres o cuatro días seguidos y posteriormente iniciar los cereales reales con gluten. Es necesario hacerlo durante tres o cuatro días y siempre antes de las cuatro de la tarde para ver la reacción del bebé.

Este protocolo de introducción del gluten (una proteína de los cereales) se realiza porque se considera un alimento potencialmente alérgico que puede provocar celiaquía con diarreas y molestias digestivas importantes en el bebé.

¿Qué tipo de cereales encontramos? Son los siguientes:

  • Cereales sin gluten: arroz, maíz, quinoa, mijo y avena (no hay consenso entre los nutricionistas, por lo que se recomienda que sean totalmente libres de gluten en caso de celíacos).
  • Cereales con gluten: trigo, cebada, centeno, espelta.

Siempre debemos ofrecer al bebé cereales integrales, excepto en el caso del arroz, que debe ser blanco. De hecho, con el arroz debemos prestar especial atención por la acumulación de arsénico que puede tener efectos tóxicos en los más pequeños.

 

 

Para evitarlo, basta con dejar el arroz en remojo 24 horas o, como mínimo, toda la noche. A la hora de cocinarlo, hay que usar más agua de la normal, para poder tirarla una vez hervido.

Recetas para introducir cereales reales

La clave para introducir cereales reales es elegir los que comemos en casa. Ya sea en forma de grano entero (arroz), copos (avena) pasta o harinas, no es necesario optar por cosas muy diferentes a las que tomamos en nuestra dieta habitual, teniendo en cuenta que siempre debe ser integral (a excepción del arroz).

 

Descubre cómo planificar el menú semanal de tu bebé con el Seminario Online «Cómo crear tu menú semanal»

 

Hay multitud de opciones para introducir cereales reales en la dieta de nuestros bebés. Si optamos por la alimentación con triturados, bastará con incluir cualquiera de ellos en los purés de verduras, pescado, carne o frutas. Si nuestra opción es el BLW, las recetas se multiplican, tal y como puedes comprobar si eres miembro de la Tribu CSC.

Pan integral sin sal

El pan es uno de los alimentos más consumidos y una de las formas más sencillas de introducir cereales en la alimentación del bebé. Para hacerlo, necesitaremos 350 ml de agua templada, 600 g harina integral 100% y 1/3 de pastilla de levadura fresca.

 

BLW

 

Bastará con que mezcles el agua y la levadura y añadas la harina. Amasa bien todos los ingredientes y deja reposar al menos una hora y media, ya que el pan debe tener una fermentación larga para que sea más digestivo. Pasado este tiempo, le damos forma de barra y lo introducimos en el horno aproximadamente 30 minutos  a 190º.

El tiempo final de cocción dependerá de cada horno. Después, lo puedes cortar en tiras y untar aguacate, aceite de oliva, tomate o algún paté de legumbres como hummus.

Pastas

Macarrones, espaguettis cortados, fideos, lacitos… Las opciones de pasta son muy variadas, así que podemos ofrecer cualquiera de ellas siempre que sea 100% sémola de trigo duro integral.

 

 

La principal recomendación es que debemos cocerla un poco más de lo normal, hasta el punto de que sea posible aplastarla con los dedos. El niño debe poder cogerla con las manos y se puede mezclar con salsas tipo boloñesa, verduras, huevo o pescado.

Arroz blanco

El arroz debe ser blanco y de origen español ya que tiene menos cantidad de arsénico. Hay que lavarlo muy bien hasta que el agua salga transparente y ponerlo a remojo mínimo la noche anterior (lo ideal son 24 horas) para eliminar el arsénico. Además, hay que cocerlo con más agua de lo habitual hasta que quede pastoso y desechar el agua restante.

 

 

El arroz blanco hervido se puede mezclar con legumbre cocida, verdura cocinada y aceite de oliva para formar pequeñas hamburguesas. Por ejemplo, puedes usar los garbanzos, la patata y la zanahoria de un cocido para mezclarlo con el arroz y formarlas.

El arroz blanco se puede ofrecer también en bolitas mezclado con otros alimentos como fruta machacada y canela; con verdura cocinada y aceite; o con verdura cocinada y pescado, carne o huevo. En ningún caso debemos ofrecer derivados del arroz como bebidas de arroz, tortitas de arroz o cereales basados en harinas de arroz, ya que pueden contener cantidades de arsénico más elevadas.

Avena

La avena tiene antinutrientes, por lo que es necesario ponerla en remojo entre 10-12 horas en agua templada con unas gotas de limón para mejorar su digestibilidad. Pasado este tiempo, desecha el agua y cocina la avena unos 10 minutos. Deja enfriar y añade canela y plátano o manzana a trocitos.

 

 

Además, con la avena puedes hacer unas galletas en el horno. Para ello, necesitas copos de avena extra suaves integrales, un plátano maduro y canela en polvo. Solo tienes que machacar el plátano y añadir un poco de canela.

Hecho esto, incorpora los copos de avena poco a poco hasta obtener una masa con la que irás formando las galletas con ayuda de una cuchara. Introdúcelas en el horno 15 minutos a 190º. En este caso, no es necesario que la pongas en remojo ya que las vas a cocinar a alta temperatura.

Intolerancia y celiaquía

Muchas veces se han asociado los problemas de estreñimiento a la llegada de los cereales a la alimentación del bebé. Sin embargo, no hay ninguna relación entre ambas. Como explica Pastor, la llegada de la alimentación complementaria sí lleva asociada el estreñimiento y, como se suele empezar por los cereales, existe la falsa creencia de que la causan ellos. Pero nada más lejos de la realidad.

 

 

El único problema relacionado con los cereales es la celiaquía, una enfermedad que daña el revestimiento del intestino delgado y que está provocada por la intolerancia al gluten. Entre los síntomas más habituales se encuentra la diarrea, el estreñimiento, la hinchazón, los gases, las náuseas, el dolor de estómago, los vómitos y la irritabilidad.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Alimentación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Alimentación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Cuándo y cómo introducir cereales reales en la alimentación de tu bebé"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube