• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

El destete: cómo hacerlo del modo más respetuoso posible

Cosas a tener en cuenta y cómo llevarlo a cabo

La palabra destete en España significa: cese de la lactancia materna. Y además, este hecho es algo que se lleva a cabo en relativamente poco tiempo. Cuando decimos ‘ Voy a destetar a mi hijo’, pensamos en un proceso relativamente corto.

Sin embargo, en países anglosajones, el destete es un proceso gradual (y largo) que empieza una vez que el bebé ha comenzado con la alimentación complementaria. Es decir, la incorporación de nuevos alimentos va desplazando de forma progresiva la leche.

La edad de destete natural en humanos, en base a estudios antropológicos, se estima entre los 2’5  y 7 años de edad. Es decir, el niño/a dejará de tomar pecho por sí mismo si se le da esa opción normalmente en ese rango de edad.

Sin embargo, no siempre es posible llevar a cabo el destete natural. Hay ocasiones que la madre no se siente cómoda con la lactancia, que ya ha dejado de disfrutar de ella o que tiene que interrumpirla por cualquier otro motivo. En ese caso, es necesario tener en cuenta una serie de recomendaciones para llevar a cabo el destete de la forma más respetuosa posible.

A tener en cuenta:

  • El niño no lo ha decidido.  Como en una relación de pareja cuando se acaba, una de las dos partes no está de acuerdo. Con esto no pretendo culpabilizar a nadie ni mucho menos, solo que seamos conscientes de ello. Él lo va a pasar mal, por lo que debemos ser comprensivos y tener mucha paciencia a lo largo del proceso.
  • No es solo alimento. Debemos recordar que el pecho no es solo alimento, es mucho más. Es consuelo, es amor, contacto, seguridad… Por lo que si decidimos destetar, tenemos que ofrecerle todo eso al niño/a de otra manera. ¡Hay que darle mucho cariño!
  • No es un proceso fácil. ¡Paciencia! Cuando queremos destetar, a veces queremos hacerlo lo más rápido posible. Queremos que acabe ya. Sin embargo, el destete es un proceso que requiere su tiempo. El niño/a necesita una adaptación a ese gran cambio, por lo que debemos tenerlo en cuenta a la hora de planificar el destete. Sabemos cuándo empieza pero no cuándo termina.
  • Motivación para el destete. Antes de iniciar este camino y acompañar a las madres en él, me gusta cerciorarme de dónde viene la motivación para el destete. Esta motivación ha de partir de la propia madre. Que sea ella la que de verdad quiera hacerlo por un motivo u otro, y que no sea debido a la presión del entorno, familiares o médicos.
  • Momentos de crisis no son buenos para el destete. Este es un tema delicado, porque precisamente una madre puede plantearse el destete por una crisis, y cuando pase, ya no hacerlo, porque ya está bien. Momentos en los que haya un cambio importante como inicio de guardería, vuelta al trabajo de la madre, nacimiento de un hermano, retirada de pañal, etc., son momentos en los que el bebé se siente inseguro/a y es probable que reclame más el pecho. Ya sabes que el pecho es seguridad y confort. Es la forma de sentirse a salvo. Por eso recomiendo a las mamás que no tomen las decisiones en caliente, sino que esperen a tomar un poco de distancia y hacerlo en ese momento. Obviamente, hay veces que la situación es tal que no se puede esperar y hay que llevarlo a cabo, pero aún así, hay que tenerlo en cuenta.

Estrategias para el destete

Hay muchas, y depende sobre todo de la ‘prisa’ que se tenga en conseguir el destete.

    • No ofrecer, no negar. Esta es la forma más natural, pero también más lenta. Se trata de no ofrecer el pecho al niño, pero tampoco negar cuando pide. En niños más mayorcitos ocurre que suelen estar distraídos jugando y no se acuerdan de pedir teta. La madre puede aprovechar esos momentos.
    • Distraer. Seguiríamos el paso anterior, pero cuando el niño pida teta, lo distraemos con algo que le guste mucho: ‘¿Contamos ese cuento que tanto te gusta?’ ‘¿Vamos al parque?’ ‘¿Hacemos un puzzle?’ Debemos ser cuidadosas con esto, y si no ‘sirve’ nuestra distracción y el niño insiste, darle el pecho. Porque si ‘se da cuenta’ de nuestras intenciones puede que lo reclame con más fuerza e intensidad.
    • Aplazar. Esto se puede llevar a cabo con niños en torno a los 2 años. Se trata de aplazar el momento de tomar el pecho cuando el niño lo pida: ‘Vamos a contar ese cuento y cuando acabemos te doy teta’. O ‘vamos al parque y cuando volvamos’.
    • Acortar las tomas. Cuando esté tomando teta, explicarle que vamos a contar hasta 10 por ejemplo y entonces, parar.
    • Ayuda de familiares, sobre todo el padre. Que esté pendiente de cuando pida para poder distraerlo y hacer otras cosas.
    • Hablar con el niño. Siempre. Independientemente de la edad. Explicarle lo que ocurre. Que mamá ya no se siente bien dando la teta, que ya no le gusta, pero que no significa que no lo quiera. Que lo quiere muchísimo y que ahora harán otras cosas juntos. Lo niños entienden desde muy pequeños y además tienen una gran capacidad para empatizar.
    • No mentirles. No decirles que mamá tiene pupa. No decirles, después de esto te voy a dar teta y no hacerlo (porque puede que en el momento no se dé cuenta, pero después sí). Ellos necesitan poder confiar en nosotras. No poner productos en el pecho para que sepa mal y lo rechacen. Se sentirán confusos y aunque sea más fácil para nosotros, no lo es para ellos. Debemos afrontar nuestra decisión y explicarles los motivos. 
    • Poner una fecha en el calendario. Esto se puede hacer con niños más mayores. Marcar una fecha e ir tachando los días hasta que llegue esa fecha en la que ya no tomará el pecho.
    • COMPENSAR: Compensar todos esos momentos de ausencia de teta con mimos, cariño, brazos y AMOR. Acompañarlos en este proceso de cambio de la forma más amorosa posible.

Si quieres saber cómo aplicar estas estrategias de primera mano, y conocer experiencias relacionadas, puedes ver el Seminario Online «Pautas para acompañar durante el destete», que podrás ver con una inversión de tan solo 10,95 euros:

 

 

Y recerda que lo puedes ver sin coste añadido si formas parte de la comunidad «Criar con Sentido Común». El primer mes es gratis para que puedas probar, y no solo puedes ver este y los demás webinars, sino también todos los que se vayan a impartir, en directo.

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 60 cursos y seminarios, un grupo de apoyo, y la asistencia de 10 profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "El destete: cómo hacerlo del modo más respetuoso posible"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube