¿Por qué los bebés lloran sin lágrimas?

Las lágrimas son parte del proceso madurativo, pero con ellas o sin ellas; es importante atender las necesidades del bebé

Cuando nace el bebé, cualquier pequeño detalle fuera de lo «normal» se puede hacer un mundo para nosotras. Se nos encienden las alarmas con el más mínimo gesto (sí, confieso que me he despertado más de una noche junto a mi bebé y lo primero que he comprobado era si respiraba bien). A mí una de las cosas que más me descolocó fue el llanto. Me sorprendió en el mismo hospital, porque el sonido me recordaba al lamento de un gatito; pero sobre todo me dejó desconcertada porque los bebés lloran sin lágrimas. Cuando la enfermera vio mi cara contrariada, enseguida me leyó el pensamiento: «tranquila, es normal».

¿Cuándo empiezan los bebés a derramar lágrimas?

Las lágrimas no suelen aparecer hasta pasadas unas semanas. Muchos bebés empiezan a soltarlas a partir de las dos o tres semanas de vida, aunque hay peques que hasta el mes y medio no sueltan una lagrimita. Lo cierto es que esto es una cuestión que ha sido objeto de investigación desde hace siglos.

 

¿Por qué los bebés lloran sin lágrimas?

 

El mismo Aristóteles en su Historia naturalis menciona que los recién nacidos no derraman lágrimas hasta el día 14 de vida. Charles Darwin también se interesó por este asunto, e incluso observó el proceso en sus propios hijos. Y lo cierto es que los resultados fueron muy variables: desde los 20 días de vida hasta los 139 (esto último lo comprobó, insisto, en uno de sus propios vástagos).

¿Por qué los bebés lloran sin lágrimas?

Las lágrimas son necesarias, además de para expresar un sentimiento, para mantener las córneas sanas y transparentes. El recién nacido tiene una producción lagrimal basal mínima, que se va normalizando a medida que se desarrolla su conducto lagrimal.

Es decir, al principio no lloran por una cuestión fisiológica. Sus conductos lagrimales no están completamente maduros. Con el paso de las semanas tendrán dos tipos de lagrimeo: una producción de lágrimas basal (que mantiene el ojo húmedo en condiciones normales) y otro reflejo (que ocurre como respuesta a una irritación ocular o a una emoción).

 

 

En otras ocasiones, cuando el conducto lagrimal del bebé está obstruido, las lágrimas no drenan correctamente y se vuelven espesas como una secreción amarillenta. Normalmente bastará con limpiárselo suavemente con una gasita y suero fisiológico.

Si las secreciones son muy abundantes pueden ser síntoma de una conjuntivitis. Entonces es necesario que lo valore el pediatra, quién indicará si hay que tratarlo con un colirio o una pomada ocular. La obstrucción del conducto lagrimal es muy frecuente en los bebés y suele mejorar a partir del año. Si no es así, puede ser necesario que lo valore un oftalmólogo.

El lagrimeo del lactante

Pero también podemos encontrarnos con el caso contrario. Es decir, que el bebé lagrimee demasiado. Esto se puede deber a un exceso de producción de lágrimas, pero también a una obstrucción en el sistema de drenaje nasolagrimal. La causa más frecuente en este caso es la obstrucción congénita del conducto nasolagrimal (OCNL).

 

 

El exceso de lagrimeo es precisamente el síntoma más frecuente, incluso con producción mucosa. En ocasiones se puede infectar, de ahí que sea importante consultar con el especialista. El tratamiento inicial incluye masajes en la zona del saco lagrimal o también gotas o pomada antibiótica.

El 90% de los casos, según la Sociedad Española de Estrabología y Oftalmología Pediátrica, se cura solo durante los primeros 10 meses de vida. A partir de entonces es posible que el oftalmólogo recurra a un sondaje o, para los niños más mayores, otra intervención que incluye la colocación de un tubito de silicona que mantendrá el conducto lagrimal abierto de manera temporal.

Otras razones de la falta de lágrimas

En los niños más mayores la falta de lágrimas puede estar relacionada con la deshidratación, en especial si hay fiebre y tiene vómitos y/o diarrea. Es muy importante atender a cualquier señal de este tipo y, sobre todo, asegurarnos de que el pequeño bebe suficiente agua, a partir de los seis meses (antes solamente leche), para no perder el líquido del cuerpo.

 

¿Por qué los bebés lloran sin lágrimas?

 

Existe también una enfermedad rara que afecta a unas 60 personas en el mundo y que se caracteriza por la imposibilidad de producir lágrimas (además de otros síntomas como epilepsia, funcionamiento anormal del hígado o retraso del desarrollo). Son niños con deficiencia de NGLY que, según un estudio norteamericano, carecen de proteínas acuaporinas en el canal del agua, lo que les impide producir lágrimas.

Con lágrimas o sin lágrimas, hay que atender el llanto

Seguro que en alguna ocasión os habrán dicho si vuestro hijo llora: «mira que teatrero, ¡llora sin lágrimas!». Pero los bebés no fingen. Ni si quiera saben qué es eso. Los bebés experimentan emociones incluso en el útero materno y, durante los primeros meses de vida, el llanto es la forma más rápida y práctica de comunicarse con nosotras. Así que, derramen lágrimas o no, hay que atenderlos siempre para ver qué necesitan.

Con el llanto pueden expresar dolor, hambre, sufrimiento, queja o simple necesidad de sus padres. Hay que tener en cuenta que las emociones de los recién nacidos se suelen manifestar de forma muy intensa y con una frecuencia muy alta. Esto se irá reduciendo a medida que dispongan de mecanismos que los tranquilicen. Es simplemente consecuencia del proceso madurativo.

 

Descubre por qué lloran los bebés en nuestro Seminario Online «Cómo saber por qué llora tu bebé»

 

A lo largo del primer año nuestro bebé irá aprendiendo otras formas de comunicarse, como la sonrisa o el balbuceo. Sin embargo, el llanto despierta en nosotras una alarma que es vital para él. Cogerlo en brazos, besarlo, hablarle y acariciarle debe ser nuestra respuesta para favorecer la comunicación positiva. Y respetar siempre sus emociones, no dejarle llorar o querer acallar su mal humor o disgusto porque sí. Debemos atender sus necesidades y acompañarlo en el proceso sin presiones.

 

Vistas totales 431 , Vistas hoy 1 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Bebé recién nacido?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Bebé recién nacido y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Por qué los bebés lloran sin lágrimas?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube