Por qué no es necesario bañar al bebé todos los días

Aunque algunas veces seguimos escuchando recomendaciones sobre bañar a los bebés a diario, en realidad no es necesario y podría ser contraproducente

Y como cada noche: baño, cena, cuento y a dormir… Pero ¿y eso hay que hacerlo todas las noches? Pues en realidad no. Podemos seguir una rutina sin necesidad de bañar al bebé a diario, que además puede no ser bueno para la piel.

El primer baño

En algunas maternidades tienen la costumbre de bañar a los recién nacidos al poco de nacer… Deshaciendo así una capa protectora con la llegan al mundo: la vérnix casesosa. Les protege dentro de la barriga, pero también fuera. Así que lo mejor es no bañar al bebé antes de las primeras 72 horas.

 

el-primer-bano-del-bebe-6

 

Pero tampoco hay prisa para hacerlo después. Algunas familias optan por esperar a que se caiga el cordón umbilical, para no mojarlo demasiado. En realidad, basta con secarlo bien después a toquecitos con una toalla. Aunque sigue sin ser necesario el baño completo antes. Solo el culete, con cada cambio de pañal, que sí debe hacerse con agua y no con toallitas, sí es preciso con un poco de jabón. También hay que tener en cuenta el jabón que vamos a usar, para que no le irrite la piel ni los ojos. Lo mejor es que no lleven perfumes, ni colorantes y con un Ph adecuado para su edad.

El baño del recién nacido

La higiene del recién nacido es una de las tres cosas fundamentales que necesitan para vivir: alimento, amor e higiene. Pero esto no significa que tengamos que bañarles a diario, al contrario. De hecho, la Academia de Pediatría asegura que el baño en exceso puede hacerlos más propensos a erupciones e infecciones. Por eso, se recomienda que sean baños cortos y al menos en días alternos, no a diario.

 

el-primer-bano-del-bebe-2

 

Tendremos especial cuidado con no quitarle la vista ni una mano de encima, hay hamacas para baño que nos pueden ayudar en la difícil tarea de sujetar a un pececillo resbaladizo. Lo importante es hacerlo con seguridad e intentando que sea un momento agradable. Si al peque no le gusta, que puede pasar, pues que sea un baño muy rápido. Si está tranquilo o tranquila, podemos alargarlo un poquito más, pero no mucho más de 10 minutos.

También se suele decir que la mejor hora para el baño del bebé es la noche, porque les relaja; pero lo cierto es que no a todos los bebés les gusta el baño (al menos al principio). Si tu peque se pone nervioso en contacto con el agua, lo mejor es que traslades la rutina del baño a la mañana.

Bañarlos a diario puede ser una opción, pero no es obligatorio

Cuando empiezan a gatear, a arrastrarse por el suelo, a ensuciarse más con la comida, entonces podemos preguntarnos: ¿es momento del baño diario? Pues en realidad no, va a depender de lo que cada uno o cada una prefiera, teniendo en cuenta las particularidades de la piel del bebé. Tampoco el pelo, por mucho que tenga, necesita un lavado diario: al contrario.

 

baño-de-bebe-7

 

Hay peques con la piel sensible, o más delicada, que pueden acusar el baño diario. Así que en estos casos es mejor dejarlo para cada dos o tres días, y sin mucho jabón. Pero para el resto, podemos acogernos a las preferencias y la logística familiar. Seguiremos cuidando los jabones que usamos y que sea con poca cantidad, incluso se pueden ir alternando los baños con jabón y los baños solamente con agua.

Cuando el momento baño se convierte en una odisea

Ya hemos resuelto el tema de la higiene: el baño dos o tres veces a la semana es correcto, siempre que nos adaptemos a las circunstancias. Si un día ha estado jugando con barro y se le ha salido el pis del pañal, obviamente necesitará un baño. Es cuestión de sentido común.

 

bañar al bebé sucio

 

¡Ahora vamos con las preferencias! Hay familias que disfrutan mucho con el momento del baño. Hay peques que se relajan, aprovechan ese momento para hablar muchísimo, se divierten con sus juguetitos, cantan canciones… incluso los hay que son algo «cuadriculados» y les gusta seguir una rutina exacta. Y eso, a mamá y papá les va bien también. Es decir, acompañan a su bebé con agrado, relajándose y disfrutando tanto como ellos. Entonces es lógico que el baño sea a diario, aunque quizás no siempre con jabón como hemos dicho antes.

 

bebé baño diario

 

Pero, como hemos dicho anteriormente, también hay peques a los que no les gusta nada y familias que temen que llegue la hora del baño, bien porque es una lucha constante llena de llantos, o  porque con el ritmo de la vida acelerado, simplemente no da tiempo. Pues en estos casos no hay que agobiarse: reducimos los baños al mínimo necesario y listo. Y esto no significa que sea mejor o peor, es ser prácticos.

Solventar las «crisis» del baño

Aprovecho para hablaros de lo que podríamos llamar «crisis del baño». Y es un bebé que hasta ahora toleraba e incluso disfrutaba en el agua, de repente, y sin motivo aparente alguno, parece poseído y no quiere ni oír la palabra baño. En torno a los 10-18 meses de edad es bastante común que odien la hora del baño (en la Tribu CSC hay muchas publicaciones de SOS con mamás o papás descolocados con esta actitud), y la verdad es que puede hacerse muy complicado porque patalean, se revuelven, no quieren sentarse (con el peligro que conlleva ante los resbalones)… ¿Qué hacemos?

 

bebé llora baño

 

Primero, limitar el número de baños a los justos y necesarios. Como explicábamos antes, hay que ser prácticos-as y además no necesitan bañarse a diario. Segundo, paciencia, no será siempre así. De hecho lo más probable es que después de la crisis ADOREN el baño y lo difícil sea sacarlos de ahí. Luego también llegará la «otra crisis del baño», ya cuando son preadolescentes ¡y no quieren ver el agua y el jabón ni en pintura!

Es recomendable comprobar la temperatura del agua. Igual que hay adultos que se bañan «en lava», los peques también pueden empezar a tener sus preferencias. Así que, podemos ir probando cómo les gusta más. Algunos querrán el agua más caliente y otros más fría. Como ya no son recién nacidos, pueden hacérnoslo saber con bastante claridad.

También se suele aceptar mejor el baño si es con mamá o papá, así que podemos aprovechar y bañarnos o ducharnos juntos. Tú la enjabonas a ella o él, él te enjabona a ti, hacéis pompas, jugáis juntos con el agua o la espuma…

 

Juguetes para bebés de 0 a 12 meses

 

Hay algunos peques que lo que no soportan es que les caiga el agua directamente en la carita, por lo que podemos tener especial cuidado con este momento, echarles la cabeza bien para atrás y poner la mano sobre los ojos para que el agua vaya solamente hacia pelo y se enjuague. Existen una especie de viseras para estas cosas… por si queréis probar con eso.

Que les contemos cómo va a ser el baño: rápido y lo más agradable posible, también les ayuda. Es decir, adelantamos los pasos y vamos explicando qué estamos haciendo en cada momento. Y, con calma, insistimos en que sabemos que no le gusta (así validamos sus sentimientos y les transmitimos que les tenemos en cuenta y valoramos su opinión), pero que si colabora todo será más rápido y acabaremos antes. También podemos acompañar la hora del baño de un masaje, ¡tienen muchos beneficios para el bebé y para ti!

 

Descubre los beneficios del masaje infantil tanto para el bebé como para ti en el Seminario Online «Masaje infantil»

 

¡Y por supuesto también tenemos un montón de juegos que pueden ayudar! Barcos y patos que flotan, lápices especiales para la bañera que se borran con facilidad, vasos para hacer trasvases, meter a algún muñeco para que el peque bañe a su bebé también, canciones, ir nombrando las partes del cuerpo (esto también es buenísimo para el desarrollo del lenguaje y el autoconocimiento)… ¡Hay cientos de ideas! Puedes dejarnos en comentarios alguna que te ha funcionado a ti.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Bebé recién nacido?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Bebé recién nacido y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Por qué no es necesario bañar al bebé todos los días"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube