El baño del recién nacido: ni diario, ni de más de 10 minutos

Los pediatras alertan del aumento de las afecciones cutáneas de los niños en la actualidad, debido a que se los baña demasiado

En un post anterior os hablábamos de la importancia de retrasar el primer baño del recién nacido para evitar deteriorar la vérnix caseosa o unto sebáceo que protege su piel de las agresiones externas al nacer. Después, muchos papis establecen la rutina del baño del bebé como algo diario casi sagrado, pero los pediatras y alergólogos alertan del aumento de las afecciones cutáneas de los niños en la actualidad, debido a que se los baña demasiado.

El baño del recién nacido NO tiene que ser diario

Según la Academia de Pediatría, el exceso de baño puede reducir las bacterias naturales de los bebés y hacerlos más susceptibles a las infecciones y erupciones cutáneas. Por eso, los pediatras aseguran que tres veces por semana es suficiente.

Un bebé ni se ensucia ni suda como un niño o un adulto. Cuando llega a los seis meses de edad, el peque empieza a gatear y alrededor de los 12 meses a caminar y a tocarlo todo… Entonces el baño frecuente se hace más necesario. Hasta ese momento, basta con mantener secos y limpios los pliegues del cuerpecito del bebé (cuello, axilas e ingles), así como la zona del pañal.

 

El baño del recién nacido: ni diario, ni de más de 10 minutos

 

Como cada bebé es un mundo y los hay que regurgitan (el olor ácido de la leche es de lo más desagradable), se les escapa el pipí, la caca… Puede que algunos bebés necesiten el baño antes que otros. Si por estas, u otras razones, bañáis al bebé diariamente; es mejor renunciar a poner todos los días productos de baño como geles, y mucho menos utilizar champús (no son necesarios para los bebés hasta que no tienen más pelito).

El baño del recién nacido debe durar, como máximo, 10 minutos

Aunque no existen estudios que hablen de cuánto es el tiempo idóneo para tener al bebé en remojo y, por sentido común, lo lógico es que este sea el tiempo necesario para bañarle y el tiempo que al bebé le guste o le apetezca estar (mientras ello no perjudique a su piel ni le enfríe), la mayoría de los especialistas coinciden en recomendar que el baño del bebé no dure más de 10 minutos.

¿Por qué se recomienda esto? Está más relacionado con los productos que le echamos al agua y su temperatura, que con los efectos del agua en sí. La piel del bebé solo tiene una quinta parte del grosor de la piel de los adultos y es extremadamente sensible, tanto a la temperatura del agua, como a los productos que vertemos en ella.

 

El baño del recién nacido: ni diario, ni de más de 10 minutos

 

En el baño del recién nacido, la temperatura del agua no debe superar los 36ºC y el baño debe durar entre cinco y 10 minutos para que el agua no se enfríe y el bebé se destemple. Igualmente, no es necesario bañarle más que dos o tres veces por semana. Así evitamos exponer demasiado su piel a productos artificiales.

No es que a partir del minuto 11 al bebé vaya a caérsele la piel a cachos dentro de la bañera. Tampoco cogerá una pulmonía si le bañamos durante 15 minutos… ¡Ni se transformará en una especie de Gremlin en contacto con el agua! Si el peque ya tiene edad de jugar con el agua y se lo está pasando pipa, podéis dejarle un ratito más e ir graduando su temperatura para que no coja frío.

 

El baño del recién nacido: ni diario, ni de más de 10 minutos

 

Si veis que la piel se le reseca mucho, acortad el tiempo de baño del recién nacido y evitad poner en el agua productos químicos. Si, por el contrario, el bebé se estresa y llora al primer contacto con el agua; lo mejor es que le mantengáis en ella solo el tiempo indispensable para asearle.

Cuantos menos productos utilices en su aseo, mejor

Es necesario que los jabones, champús y geles que empleemos con los más peques sean siempre productos naturales. En el caso de recién nacidos, puedes prescindir del jabón y del champú y limpiarlos bien solo con agua. Para cuidar esa piel tan delicada, resulta más adecuado un aceite para el baño que un gel. Cuando el bebé sea más grande, puedes elegir entre dos productos separados o un práctico gel para todo el cuerpo, que es una excelente opción mientras el bebé no tenga mucho pelo.

Como decíamos, la piel del bebé es cinco veces más fina que la de los adultos, por lo que es preciso utilizar solo productos suaves y específicos para ellos (mejor si no están perfumados), que no irriten los ojos y que estén especialmente indicados para la piel sensible del bebé.

 

El baño del recién nacido: ni diario, ni de más de 10 minutos

 

Lo mejor es poner simplemente unas gotitas de aceite de almendras, gel o leche especial para baño en el agua. Así evitamos que la piel se reseque, o que se produzcan irritaciones o alergias provocadas por los agentes que componen los productos.

Si queréis bañar diariamente a vuestro bebé para introducir una rutina diaria en su vida y relajarle de cara al sueño nocturno (lo que no funciona con todos los bebés, ya que a algunos les estresa el baño los primeros meses de vida, y a estos es mejor bañarles de día), es mejor que solo utilicéis productos suaves y específicos solo tres veces por semana y el resto de días, le sumerjáis simplemente en agua.

 

Descubre los beneficios del masaje infantil, tanto para el bebé como para ti, en el Seminario Online «Masaje infantil»

 

Además de la temperatura y la cantidad y tipo de productos que empleamos en el baño de nuestro bebé, también tenemos que vigilar al niño que está en el agua. Todo rato que esté en la bañera, tenemos que permanecer a su lado; sí o sí. El ahogamiento es totalmente silencioso, así que si nos tenemos que ausentar un momento (para contestar el teléfono, vigilar la comida o abrirle la puerta a alguien), lo sacamos del agua y nos lo llevamos con nosotros.

 

Autor/a

Revisado por:




Más Información sobre el Descuento del Black Friday aquí

¿Te interesa todo lo relacionado con Bebé recién nacido?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Bebé recién nacido y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "El baño del recién nacido: ni diario, ni de más de 10 minutos"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube