Juguetes para educar en valores

Proporcionarles a nuestros hijos juguetes que transmitan valores como la diversidad, la tolerancia, el respeto o la igualdad, es importante para su formación y su desarrollo

Los juguetes son compañeros inseparables de nuestros hijos durante toda su infancia. Con ellos crecen, imitan el mundo que les rodea (con el juego simbólico) y aprenden. Por eso es importante proporcionarles juguetes con valores, porque es invertir en su futuro.

Como padres y madres nos preocupa saber transmitir valores positivos a nuestros hijos. La amistad, la tolerancia, el respeto, la diversidad, la empatía o la solidaridad son valores para la vida que harán de nuestros peques adultos con principios, sensibles, empáticos, comprometidos con el mundo y las personas que les rodean.

Transmitir y educar con valores positivos

Estamos de acuerdo en que los niños nacen con una personalidad definida pero con un papel en blanco en torno a lo que significan valores positivos o negativos. Ellos no hacen distinciones por sexo, raza o edad. El odio hacia otras personas es adquirido, ya que ellos no los desarrollarían de forma natural.

 

 

Podríamos englobar los valores más importantes para un correcto crecimiento en 10:

  • Amabilidad: Dirigirse a los demás de forma amable, sin exigencias ni malas palabras es fundamental para que adquieran una forma de relacionarse sana.
  • Diversidad: Uno de los más importantes. Enseñar a nuestros hijos que en el mundo en el que vivimos existen una gran diversidad de personas, nacionalidades y razas, así como diferentes formas de amar y ser familia. Aprender diversidad es tan importante para su relación con los demás como para con ellos mismos.
  • Ecología: Transmitir la importancia de conservar nuestro planeta y conceptos relacionados como el reciclaje, el medioambiente, el respeto hacia los animales y la biodiversidad o el consumo desproporcionado.
  • Tolerancia: Todos y todas somos diferentes y eso nos enriquece como personas. Nadie es mejor ni peor, convivimos como iguales y la relación con otras culturas, razas y formas de pensar nos enriquece.
  • Corresponsabilidad: El reparto equitativo de tareas, independientemente del sexo de las personas, es tan importante para nuestros hijos como para nuestras hijas.

 

 

  • Amistad: Como seres sociales, es fundamental educar en la importancia de la amistad y el valor que esta otorga a todas las personas, tanto en la infancia como en la adultez.
  • Empatía: Ponerse en la piel de otros para comprender por qué las personas a veces actúan de una u otra forma o, simplemente, para compartir y acompañar los sentimientos de nuestros semejantes, es vital durante toda la vida.
  • Gratitud: Como bien dice un refrán, «es de bien nacido ser agradecido». Este es un valor igualmente elemental para crear niños que mantengan relaciones sanas con los demás.
  • Honestidad: La mentira nunca lleva a ningún sitio, o al menos, a ningún sitio bueno. Es importantísimo enseñar a nuestros hijos a ser honestos desde pequeñitos porque además, es la mejor forma de que también podamos ayudarles siempre que necesiten apoyo o consejo.
  • Solidaridad: Unirse y apoyar a causas que creemos justas, especialmente aquellas que tienen un carácter comprometido o difícil, hará de nuestros peques personas con empatía, respeto y ternura.

 

 

¿Cómo podemos transmitir todos estos valores desde pequeños a nuestros hijos? Lo cierto es que la mejor forma de transmitir valores es siendo ejemplo. Por otra parte, el juego y los cuentos son fantásticas herramientas coeducativas complementarias (recordemos que los niños aprenden a través de ellos cómo es el mundo que les rodea).

Educar en valores a través del juego

Los niños no solo aprenden a través del juego, sino que asimilan mejor los conceptos cuando se están divirtiendo. Mediante el juego, son más fáciles de entender los principios y que los valores calen en ellos para siempre.

No solamente hablamos de evitar los juguetes violentos o sexistas, sino de elegir aquellos que aportan valores positivos. Hay muchas opciones donde elegir y es importante también que fomenten el juego libre. Asimismo, debemos contar siempre con los gustos y preferencias de nuestros peques a la hora de elegir.

Por ejemplo, para educar en diversidad recomendamos juguetes que presenten diversas etnias y con las características propias de cada una de ellas, como muñecas y muñecos de diferentes razas, materiales que muestren diferentes tipos de familia o los juguetes «real needs», como los de Miniland que presentamos en este post.

 

 

Agradecemos a la marca Miniland el habernos cedido los materiales para probarlos de primera mano y reseñarlos. Una vez testados, han sido devueltos a origensin ningún tipo de remuneración económica, ya que nuestro único objetivo en la sección Juego y Juguetes del Blog de Criar con Sentido Común es presentar a las familias materiales de juego pedagógicos afines a los valores y filosofía de crianza respetuosa de CSC.

Muñecos y muñecas para jugar con la diversidad y la tolerancia

Los muñecos y muñecas son una herramienta maravillosa para trabajar la tolerancia con los peques. En la colección de Miniland, se encuentran diferentes razas (asiática, africana, latinoamericana y europea), sexos y rasgos físicos. ¡Por lo que se convierten en una fantástica herramienta para educar en la diversidad!

Cabe destacar, dentro de su colección, la línea formada con muñecos y muñecas con Síndrome Down que también se pueden encontrar en diferentes razas. La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes le concedió el pasado año el premio al Mejor Juguete 2020.

 

 

Los muñecos dan a los peques una herramienta de juego donde protagonizan el papel de cuidadores. Los dan de comer, les duermen, les cuentan cuentos… Todo lo que ven en nosotros hacia ellos y ellas. De hecho, el juego simbólico es la forma en la que los niños interpretan roles diferentes, desarrollan la empatía y fomentan el desarrollo de su inteligencia emocional, ya que son juguetes afectivos.

 

 

Cuando incluimos este tipo de materiales que no se centran en un solo estereotipo, sino que van más allá y representan un amplio abanico amplio de razas, condiciones y géneros; estamos trasladando a los niños un mensaje de tolerancia e inclusión, lo cual es fundamental para educar en la diversidad y el respeto.

Ni el racismo, ni el machismo, ni la intolerancia son pensamientos con los que ningún ser humano nazca. Es fundamental alejar de nuestros peques del tipo de mensajes que muchas veces podemos enviar de forma costumbrista, sin darnos cuenta, pero que perpetúan pensamientos erróneos y nocivos. Para ello, debemos fundamentar su educación en la erradicación de prejuicios.

 

 

No es de extrañar, por tanto, que los muñecos y muñecas de Miniland estén presentes cada vez en más centros de educación y se puedan adquirir en un gran número de países como EEUU, Australia, Reino Unido, España y Francia. Por último, para las niñas y niños, encontrar muñecos que igualan sus fenotipos, en cuanto a razas o características concretas como el Síndrome de Down, puede ser una forma de potenciar su autoestima, integración y personalidad. La ternura y la importancia del mensaje que traen consigo, son un valor añadido al juego de calidad de nuestros hijos e hijas.

 

 

Juguetes que responden a las necesidades de nuestros hijos

La colección de juguetes «Real Needs» incluye materiales diseñados para las necesidades reales de los peques. La colección de Miniland acaba de ser lanzada hace muy poquito en España y está destinada a que los niños jueguen mientras se divierten y aprenden. En concreto, nosotros hemos probado un juguete de la colección con temática basada en el mar y la fauna marina, cuyo diseño está pensado para estimular todos los sentidos de los más peques.

 

 

Tocar, mirar, probar y oír es lo que nos propone este juguete, con el que los más pequeños aprenderán conceptos como el yo, cuando se miran al espejito y se encuentran a ellos mismos;  jugarán al «cucu trás» escondiendo y haciendo aparecer los animalitos de dentro de los bolsillos (lo cual alivia su ansiedad por separación); estimularán sus sentidos con texturas suaves y ásperas, probarán los mordedores y agudizarán el oído agitando los sonajeros.

Además, prima la sencillez, concepto clave para que los niños no pierdan interés y se animen a explorar jugando. En el juego de calidad, menos es más. Estimular los sentidos desde que los niños son bebés tiene una relación directa en su desarrollo emocional, cognitivo, social y físico.

 

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el entorno en el que crece un niño o una niña afecta de forma decisiva al desarrollo de su cerebro. El 85% del desarrollo neuronal del cerebro tiene lugar durante los tres primeros años de vida. Para potenciar su desarrollo mediante el juego es importante saber que el sentido más desarrollado durante los primeros meses de vida es el tacto.

A partir de los tres meses comienza a cobrar importancia el sentido del oído y empieza a ser muy estimulante también cantarles y hablarles a menudo, pues los sonidos crean recuerdos en la corteza cerebral de la región temporal izquierda del cerebro.

Hasta los tres años la estimulación visual es también vital pues los niños, tanto como herramienta de aprendizaje de nuestro hijo, como para su conexión con nosotros y los hermanos o personas pertenecientes a su entorno familiar.

 

 

En conclusión, escojamos el material que escojamos, recordemos formar parte de ese juego con nuestro bebé para enriquecer aún más la experiencia y crear lazos de conexión. Los juguetes por sí mismos no crean entornos enriquecidos o al menos, no completos.

El material que hemos probado también es perfecto para que los peques practiquen la coordinación ojo-mano, que es fundamental durante sus primeros juegos. Además, los mordedores son ideales para el momento en el que comienzan a aparecer los primeros dientes.

 

 

Los colores juegan al contraste. Esto es un reclamo para llamar la atención de los niños y animarles a experimentar e investigar todos los secretos que esconde. Además, si jugamos con nuestro peque a lanzarlo o le animamos a ir a por él, potenciaremos su capacidad motora y compartiremos ratitos de mutua compañía y risas. La temática marina es perfecta para, poco a poco, explicarles a los niños la importancia de cuidar el mar, así como a todos los animales que se encuentran en él.

 

 

Family Diversity Blocks

Volviendo a la temática de valores, un producto que nos ha ha llamado mucho la atención son los bloques Family Diversity Bocks. Se trata de un juego de construcción para crear tantos tipos de familias como queramos. Los personajes, además, incluyen diferentes rasgos étnicos.

Es natural que los niños pregunten por otros tipos de familias diferentes a la suya por pura curiosidad. Afortunadamente, vivimos en una sociedad en la que está normalizada los diversidad familiar, quedando atrás conceptos como «normal» o «tradicional» y entendiendo que una familia está compuesta, sencillamente, por personas que se aman y comparte un núcleo.

Las preguntas que nuestros hijos nos transmitan en torno a este tema (o cualquier otro) son una base estupenda para trabajar jugando con ellos, con total normalidad, los diferentes conceptos por los que sientan curiosidad o demuestren interés. Cuanto más normalicemos nuestra explicación, más fácil e innata será la comprensión para ellos.

 

 

Este material es una forma divertida de que aprendan a respetar y amar la diversidad mientras se divierten creando sus propias familias imaginarias, ¡o no! Los bloques ofrecen además un doble juego: por un lado, con las tarjetas que incluyen se crean diferentes combinaciones para realizar y completar y, por otro lado, un juego totalmente libre donde los niños y niñas se divierten creando sus propias composiciones.

 

 

Además, los personajes incluyen diferentes estados de ánimo, por lo que también son excelentes para que los peques reconozcan diferentes emociones como alegría, felicidad, tristeza o asombro. Visualizar las emociones ayuda a los más peques de la casa a identificarlas, el primer paso para aprender a expresarlas, lo que a su vez es básico para que puedan desarrollarse emocionalmente de forma saludable.

 

 

Los juegos de construcción, además de ser de los más interesantes para los niños, despiertan en ellos aspectos tan importantes para su crecimiento como son:

  • Potenciación de la motricidad fina y la coordinación ojo-mano.
  • El pensamiento lógico.
  • El reconocimiento de objetos y tamaños.
  • La habilidad para encajar las piezas.
  • La imaginación.
  • La paciencia y la concentración.

 

Por su parte, el juego propuesto con las fichas es genial para practicar la memoria, fijar la atención y desarrollar capacidades lógico-matemáticas a la hora de crear series, encajar diferentes tamaños y hacer coincidir cada pieza con su base correspondiente.

Eco friendly

¿Alguna vez te has parado a pensar en los materiales de los que están hechos los juguetes que ofreces a tus hijos? Es esencial que sean materiales totalmente libres de tóxicos. Y aquí englobaríamos también otro de los valores que hemos apuntado en el conjunto de los más importantes: la ecología.

En el mercado existen cada vez menos, pero aún quedan juguetes destinados a peques que entre sus materiales de fabricación incluyen ftalatos, cadmio, bisfenol A o que han sido fabricado con procesos altamente contaminantes. Es vital que siempre que nos decidamos por juguetes nuevos para los peques, nos aseguremos de la calidad de sus materiales (especialmente cuando son de plástico), y de que su fabricación sea respetuosa con el entorno.

 

 

Es cierto que en España el uso de estos materiales está prohibido, pero cuando compramos online muchas veces no podemos asegurarnos de que estén libres de estos tóxicos y mucho menos de la forma en la que han sido fabricados, si no compramos marcas de confianza. En este caso, los juguetes que hemos testado, están fabricados con materiales 100% seguros. En concreto, los juguetes «Eco friendly», además han sido fabricados con materiales reciclados.

 

 

Estos juguetes enseñan a los peques a cuidar el planeta en el que viven y mostrarles que reciclando se puede conseguir una segunda vida para los objetos y además, estamos tendiendo la mano a la naturaleza. Los materiales con los que está fabricada esta línea ecológica de juguetes son todos de procedencia natural, tales como la fibra de origen vegetal que ayudan a reducir la huella ambiental.

ECO Beams Building Set, por ejemplo, es un set cuyas piezas están fabricadas con fibras de abeto. Este es un material muy resistente que los peques pueden utilizar sin ningún miedo porque es totalmente libre de tóxicos ¡y además se pueden meter en el lavavajillas! Además, su durabilidad está por encima de la mayoría de los materiales que se utilizan para fabricar juguetes, por lo que además ofrecen más tiempo de juego y son ideales para escuelas infantiles.

 

 

Se trata de un set compuesto por 32 piezas apilables y conectables, por lo que ofrece un amplio abanico de posibilidades. Es un material evolutivo, es decir, los peques pueden elegir entre construir las sugerencias del manual que incluye (con hasta 40 ideas de construcciones y diferentes niveles de dificultad), o bien se puede jugar de forma totalmente libre creando letras, construcciones imaginarias, realizando agrupaciones por colores, series… ¡Imaginación al poder!

 

 

La forma en la que se conectan las diferentes vigas es estupenda para que los peques practiquen la motricidad fina, aprendan a discriminar por colores y creen con la imaginación por bandera. Mientras los peques conectan y realizan sus propias construcciones, están desarrollando conceptos lógico-matemáticos como la visión espacial, la concentración, la paciencia y la experimentación.

 

 

 

El pack incluye, además, una bolsa de tela con velcro pensada para guardar las vigas y tenerlas siempre recogidas cuando no las estén utilizando. Es un juguete de 10, tanto por sus materiales de fabricación, por el gran abanico de posibilidades de juego que ofrece y porque está diseñado para acompañar durante mucho tiempo en el juego de nuestros hijos.

Si tenéis alguna duda sobre el papel del juego en el desarrollo de nuestros hijos, en la Tribu CSC hay especialistas que pueden orientaros en función de las necesidades específicas de vuestros peques o sus habilidades especiales. Además, el primer mes es gratuito y podéis tener acceso a los más de 120 Cursos y Seminarios Online de Criar con Sentido Común.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Juego y juguetes?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Juego y juguetes y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Juguetes para educar en valores"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube