Estimulación de lactantes: Cuándo es necesario acudir a atención temprana con un bebé

Cuando el desarrollo de nuestro pequeño no entra en los parámetros que se consideran típicos, conviene la valoración de Atención Temprana

Artículo publicado el 20 Mar 2022 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 13 mayo, 2024

¿Cuándo saber si nuestro bebé necesita ayuda? Hoy nos centramos en la estimulación de lactantes y te damos las claves para detectar si es necesario acudir a Atención Temprana.

¿Cómo saber si un bebé necesita estimulación temprana?

La llegada a casa con un recién nacido podríamos compararla con una revolución. Ahora tenemos en los brazos a una personita que no conocemos ni entendemos, porque no puede comunicarse aún de una manera que podamos comprender, tenemos que aprender a hacerlo, poco a poco, con el paso de los días.

Esta persona además es tremendamente frágil y vulnerable, depende completamente de nosotros para sobrevivir, para crecer y desarrollarse. Y eso puede dar bastante miedo.

Nuestro bebé hace ruiditos día y noche, a veces llora y no sabemos por qué, quizá alguna vez coma con tantas ganas que llegue a descoordinarse en el proceso de la succión-deglución-respiración y se atragante o deje de respirar lo que a nosotros nos parecería más de lo deseable, parece que le duela la barriga porque se retuerce, se pone de colores extraños, le salen granitos, costras, se pela, regurgita leche frecuentemente y no hace caca en un montón de días seguidos.

 

Estimulación de lactantes: Acudir a atención temprana con un bebé

 

De lo de dormir, mejor ni hablar… ¿Será normal que duerma tan poco? ¿La forma de su cabecita estará bien o ya tiene plagiocefalia? ¿Tendré que ponerle más boca abajo? Parece que tiene las manos muy cerradas y no puede agarrar nada, no me sonríe aún y he leído que ya debería estar haciéndolo, y no balbucea para nada

Todas estas, y mil más, son inquietudes y miedos frecuentes acerca del desarrollo de nuestros bebés. En estas etapas iniciales es todo tan nuevo, va todo tan rápido y nuestros pequeños tienen que aprender a hacer tantísimas cosas en tan poco tiempo que muchas veces no sabemos muy bien qué es lo normal, cuándo ocurre algo, y cómo acompañarles y estimularles de la mejor manera posible.

Cada vez es más frecuente leer mucho, informarnos y buscar múltiples formas de estimular a nuestros bebés prácticamente desde que nacen. Hay tablas de desarrollo psicomotor en las que podemos leer en qué semana nuestro bebé tiene que hacer tal o cual cosa. Existen múltiples aplicaciones para el móvil que nos van indicando qué ejercicios hacer en cada etapa o qué juguetes son los más indicados para la estimulación del recién nacido con tal o cual habilidad. Las redes sociales y la publicidad no paran de anunciar cosas “fabulosas” e “imprescindibles” que tenemos que comprar sí o sí, si queremos que nuestro bebé duerma mejor, aprenda a usar los cubiertos muy rápido, haga los puzles el primero, etc.

 

Estimulación de lactantes: Acudir a atención temprana con un bebé

 

Pero la verdad es que para estimular adecuadamente a nuestro bebé no hacen falta tantas cosas. ¿Te cuento un secreto? ¡No hace falta prácticamente nada! Solo pararte a observarle y conocerle muy bien. De este modo podremos saber casi sin lugar a dudas, qué es lo que necesita en cada momento.

En general, yo no hablaría de estimular, si no más bien de acompañar. Cuando el desarrollo de nuestro pequeño entra dentro de los parámetros que se consideran típicos, si los adultos se lo permitimos, él solito será capaz de proporcionarse todos los estímulos que necesita en cada etapa de su desarrollo.

Ahora bien, hay algunas cosas que sí es necesario tener en cuenta.

¿Qué tipo de estimulación necesitan los bebés?

Por ejemplo, el espacio. Disponer de un sitio en casa, en el suelo, donde podamos colocar un tatami o similar, que aísle un poquito pero que a la vez sea firme, sería lo ideal. Tiene que ser firme para que el bebé pueda sentir muy bien todas las partes de su cuerpo que están apoyadas sobre él y le permita moverse con facilidad. Si ponemos una manta muy mullida se hundirá y resbalará y no es lo más indicado.

Al principio, una vez haya cumplido los tres meses (antes, el espacio natural del bebé es el cuerpo de sus papás), buscaremos un sitio recogido, que le aporte seguridad; más adelante, él se encargará de ocupar todo el espacio que dejemos a su disposición. Nos olvidaremos de dispositivos que limiten el movimiento como hamacas, parques, saltadores y, por supuesto, de los tacatás.

Otras cosas a tener en cuenta, especialmente cuando son muy pequeñitos, es la ropa, cuanto más liviana y cómoda, mejor, ya que el bebé podrá moverse a placer y sin restricciones. Ya tendremos tiempo de ponerles vaqueros, camisas o vestidos más adelante. Sobre los zapatitos, hasta que no anden, mejor nada de nada en los pies.

 

Aprende cómo fomentar el movimiento libre en un entorno seguro para favorecer el correcto desarrollo físico de tu bebé y facilitarle un mejor aprendizaje en general con el Seminario Online “Movimiento libre”

 

Ambiente estimulador, pero que no sobrecargue. Seguiremos la premisa general de cuanto más pequeño, menos estímulo. Luces naturales, elementos que permitan al bebé hacer, en contraposición a los objetos que hacen todo ellos solos. Cuanta menos música estridente, luces, muñecos que bailan solos, mejor. Lo ideal es que sea nuestro bebé el que se acerque al objeto, lo manipule y explore, y descubra qué posibilidades tiene, que se puede hacer con él. Si el objeto o juguete lo hace todo él solo, resta posibilidades de aprendizaje a nuestro pequeño, por no hablar de la sobrecarga estimular que puede provocar.

Imagina que te ponen tumbado en un sitio en el que la tele está encendida, te mueves y accionas un objeto que produce luces y sonidos, tienes sobre ti una barra con cantidad de cosas colgando sobre tu cabeza y, más arriba, sobre ella, la luz del fluorescente del techo. No me parece nada raro que al rato de estar así te canses, te quejes o grites a pleno pulmón que por favor te saquen de ahí. Pues imagina a tu bebé, que encima tiene un sistema nervioso central aún inmaduro y en pleno desarrollo. Es muy normal que se canse pronto, te reclame llorando, llegue al final del día muy irritable o incluso que se duerma en mitad de ese “rato de juego” como una manera de escapar de tanta información sensorial.

Los objetos que ofreceremos serán preferente cotidianos y fáciles de manipular. Si son familiares al bebé y puede comprenderlos bien, mejor aún. Recipientes que puedan contener cosas, utensilios como una arandela, una pelota o un coche, cubos que se puedan apilar, cilindros en los que introducir cosas, etc. Elementos desestructurados de materiales naturales variados, ya que aportarán mayor información táctil. Lo ideal es presentar un numero de objetos variados, para que pueda elegir, pero sin llenar todo el espacio de cosas, de manera que pueda centrarse y explorarlos poco a poco.

 

El juego está íntimamente relacionado con el desarrollo motor del bebé, sus habilidades manuales, su capacidad de aprendizaje e incluso con la comunicación y el lenguaje. Aprende a proporcionarle el espacio y los objetos o juguetes más adecuados con el Seminario Online “Desarrollo, juego y estimulación”

 

Usaremos las actividades del día a día para estimular. Los cuidados cotidianos como el aseo, cambio de ropa o alimentación son momentos ideales para compartir, mostrar cómo hacer, ofrecer oportunidades de participar o aprender vocabulario. ¿Qué mejor forma de potenciar la manipulación y la aparición de la pinza que cogiendo trocitos de comida mientras estamos sentados a la mesa? El baño puede ser el momento más estimulante del día si jugamos con el chorrito del agua, hacemos trasvases con recipientes, utilizamos lápices especiales para pintar en los azulejos de la pared o disfrutamos de un baño de espuma de colores con una bomba de baño.

Hablar con nuestro bebé. Sí, le hablaremos, le contaremos, de manera sencilla, lo que pasa y le nombraremos los objetos que están a su alrededor o que le ofrezcamos. Le anticiparemos cualquier cosa que vayamos a hacer con él o sobre su cuerpo, dándole tiempo a prepararse para ello. Las canciones, rimas y láminas o cuentos de imágenes son un recurso excelente para potenciar el desarrollo del lenguaje y las habilidades atencionales.

Por último, pero muy importante, permitiremos a nuestro bebé estar en el suelo, desplazarse a placer, moverse, mancharse, tocar y ensuciarse. El desarrollo de los sentidos es la base para la correcta adquisición de todas las habilidades y aprendizajes posteriores. Tendremos en cuenta que el espacio esté adaptado a las habilidades de nuestro pequeño. Esto no quiere decir que todo vale y no hay límites. La seguridad siempre será lo primero.

 

El juego está íntimamente relacionado con el desarrollo motor del bebé, sus habilidades manuales, su capacidad de aprendizaje e incluso con la comunicación y el lenguaje. Aprende a proporcionarle el espacio y los objetos o juguetes más adecuados con el Seminario Online “Desarrollo, juego y estimulación (6-12 meses)”

 

No hace falta buscar un momento concreto al día para estimular a nuestro bebé. Si conseguimos preparar el espacio, ofrecer los objetos adecuados a cada etapa madurativa y concebimos las actividades del día a día desde esta nueva óptica, el día entero será estimulante.

Cuándo acudir a atención temprana con un bebé

En ocasiones, el desarrollo de nuestro pequeño no es el esperado, y podemos percibir que le cuesta mucho alcanzar los diferentes hitos, no sabe muy bien cómo moverse aunque le ayudemos, se muestra inusualmente irritable o poco reactivo, o pudiera ser que tenga dificultades para comunicarse con nosotros, no nos mire o no encuentre la manera de indicarnos las cosas que quiere.

En estas situaciones, entre otras, estaría indicado consultar con nuestro pediatra. En la Tribu CSC puedes asesorarte online con nuestro equipo de profesionales y también puedes descargar gratis la app de Criar con Sentido Común tanto para plataformas Apple como para plataformas Android, y tenéis una semana gratis para probar todas las ventajas de la membresía a la Tribu, realizar todos los cursos online disponibles y consultar a nuestros/as especialistas.

De esta forma, el/la profesional de salud infantil puede valorar la posibilidad de que haya alguna dificultad y considere derivarnos a un servicio de Atención Temprana, donde profesionales expertos en desarrollo infantil nos orientarán sobre la mejor forma de acompañar a nuestro bebé.

En cualquier caso, las recomendaciones ofrecidas a lo largo del post son adecuadas para todos los pequeños, con o sin dificultades en su desarrollo. Solo hay que adaptarlas a las necesidades y etapa evolutiva de cada pequeño.

 

¿Te interesa todo lo relacionado con Desarrollo infantil?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Desarrollo infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Estimulación de lactantes: Cuándo es necesario acudir a atención temprana con un bebé"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube