Cristalmina: Cuándo usarla y cuándo no (con bebés, niños, embarazadas y madres lactantes)

Es útil para desinfectar pequeñas heridas y quemaduras, puede usarse en niños, es incolora y actúa en tan solo 15 segundos

Artículo publicado el 14 Abr 2022 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 26 mayo, 2024

¿Cuándo usar Cristalmina? La Cristalmina en spray es un antiséptico de uso muy común en los hogares para la desinfección de pequeñas heridas, cortes o quemaduras leves. Te contamos cuándo usarla, cómo se aplica y cuándo es mejor evitarla.

Siempre es útil tener un pequeño botiquín en casa con los productos básicos para asistencias sencillas, sobre todo si se tienen niños pequeños en casa, que suelen ser más vulnerables a los  pequeños accidentes domésticos comunes como pueden ser golpes o caídas, pequeños cortes, heridas leves, etc. De esta forma, se evitan visitas innecesarias al centro de salud.

Y uno de los productos estrella, que nunca faltan en los botiquines caseros, es la clorhexidina o Cristalmina. Tanto, que está incluida en la Lista Modelo de Medicamentos Esenciales publicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). No obstante, a veces no se emplea adecuadamente y se utiliza en ocasiones en las que no está recomendado su uso.

Qué es la Cristalmina y para qué sirve

La Cristalmina® (10 mg/ml) es un fármaco cuyo principio activo es el digluconato de clorhexidina. En España se vende sin receta, por lo que se ha convertido en un antiséptico tópico para desinfectar las pequeñas heridas o quemaduras leves, comunes en el día a día de cualquier hogar.

 

¿Cuándo usar Cristalmina?

 

No obstante, la Cristalmina® al 1% es considerada un medicamento, por lo que no puede encontrarse en grandes superficies ni parafarmacias, solo en farmacias.

La clorhexidina es uno de los mejores antisépticos disponibles, ya que tiene un efecto rápido y duradero, es de amplio espectro (funciona de forma efectiva frente a numerosos microorganismos) y no se absorbe a través de la piel.

Asimismo, es incolora y no mancha, lo que evita manchas y permite ver en todo momento la herida para ver su evolución. Además, la cristalmina no escuece ni pica. Por todo ello, resulta muy cómoda y eficaz para desinfectar las heridas, sobre todo si se trata de niños pequeños.

¿Cuándo usar Cristalmina?

Por todas sus ventajosas características, anteriormente descritas, la clorhexidina o Cristalmina es útil y está especialmente indicada como antiséptico de heridas, cortes superficiales y quemaduras leves de la piel, así como antiséptico del ombligo en recién nacidos, “si es que fuera necesario su uso por indicación del profesional sanitario, ya que el cordón normal no precisa ningún antiséptico, solo mantenerlo limpio y seco”, indica nuestra pediatra Gloria Colli.

 

Descubre qué debes tener en casa y qué no para medicar antes de ir al médico con el Seminario Online “Botiquín Infantil”

 

Además, la clorhexidina sigue desinfectando aunque haya jabón, materia orgánica o sangre, por lo que se puede usar en piel intacta o en heridas abiertas (aunque esto depende de la concentración). Por este motivo, se emplea con frecuencia en los centros sanitarios y hospitales, porque además es segura en embarazadas y niños.

¿Qué formatos existen?

Generalmente se encuentra en forma de spray, el formato más cómodo para tener en casa, pero también se vende en formato de gotero (más útil para desinfección de zonas de piercings, punciones menores, ampollas, tratamientos depilatorios, mordeduras de animales domésticos…).

Además, existe un formato de film (con alantoína que reepiteliza e hidrata la piel), que se emplea para quemaduras domésticas e incluso tras sufrir picaduras de insectos o medusas.

¿Cuánto tarda en hacer efecto la Cristalmina?

Una de sus principales características es que actúa de manera muy rápida: solo tarda hacer efecto 15 segundos tras su aplicación, y ofrece hasta 6 horas de protección.

 

¿Cuándo usar Cristalmina?

 

¿Cómo curar una herida con Cristalmina?

No olvidemos que Cristalmina 10 mg/ml. es un fármaco por lo que, como tal, a la hora de usarlo es importante seguir exactamente las instrucciones de administración del medicamento contenidas en el prospecto o las indicadas por el médico o farmacéutico. En caso de duda, es mejor preguntar a un especialista. En la Tribu CSC puedes consultar online a nuestro equipo de expertos/as en salud materno-infantil. Entre ellos/as se encuentra la pediatra Gloria Colli y el enfermero de pediatría Armando Bastida. 

También puedes descargar gratis la app de Criar con Sentido Común tanto para plataformas Apple como para plataformas Android, y tenéis una semana gratis para probar todas las ventajas de la membresía a la Tribu, realizar todos los cursos online disponibles y consultar a nuestros/as especialistas.

Cristalmina en su prospecto, nos indica:

  • Limpiar y secar bien la herida antes de aplicar este medicamento.
  • No diluir.
  • Aplicar directamente o con una gasa sobre la zona afectada.
  • Administrar 1 ó 2 veces al día (y no realizar más de 2 aplicaciones diarias de producto).

Cuándo no usar Cristalmina

En su mismo prospecto, el fabricante nos indica que Cristalmina no debe utilizarse en los siguientes casos:

  • Heridas profundas y extensas sin consultar al médico.
  • Grandes superficies de piel.
  • Con vendaje no transpirable (es decir, debemos dejar al aire o emplear vendajes no oclusivos). En este sentido, la pediatra Gloria Colli incide en que “lo ideal es dejar las heridas al aire para que cicatricen mejor, aunque puntualmente se pueden tapar si están en zonas donde tienen riesgo de ensuciarse.
  • Sobre la piel lesionada.
  • En mucosas.
  • En zonas de punción o inyección.
  • No debe aplicarse repetidamente (solo un máximo de 2 veces al día).
  • Tampoco debe emplearse para la desinfección del material quirúrgico.

 

¿Cuándo usar Cristalmina?

 

Heridas profundas o infectadas

En el caso de heridas profundas o infectadas (estas últimas distinguibles por sus bordes rojos, la hinchazón, el dolor, la pus e incluso la fiebre que provocan), tal y como explica nuestra pediatra Gloria Colli, en este post de nuestro blog, lo mejor es lavarla bien con agua y jabón para poder valorar si conviene acudir a un centro hospitalario.

“Primero hay que prevenir la infección lavando la herida muy bien con agua y jabón eliminando todos los restos de cuerpo extraño que puede haber, como arena o suciedad de cualquier tipo”, sostiene la especialista.

Posteriormente, lo que hay que hacer es observarla para valorar si es “muy profunda”, sangra abundantemente o tiene pus hay que consultar con profesionales de la salud por si se precisan puntos de sutura.

 

Cómo se si una herida necesita puntos de sutura

 

Las heridas profundas o infectadas también se pueden desinfectar con un antiséptico como la clorhexidina, pero en estos casos la doctora advierte de que “esta cura es conveniente que la haga un profesional sanitario”. Además, una herida infectada puede necesitar tratamiento antibiótico por lo que “es necesario que sea valorada por un profesional”, insiste nuestra especialista.

Menores de 3 años

Gloria Colli remarca que “los antisépticos yodados [como Betadine] no se recomiendan para menores de 3 años”. La povidona yodada también conlleva ciertos riesgos para mujeres embarazadas, madres lactantes, bebés, niños y niñas. Pero en el caso de los menores de 3 años puede provocar intoxicación, bocio e hipotiroidismo.

Respecto al uso general de Cristalmina en niños, debido a que este medicamento puede causar quemaduras químicas en la piel, por sensibilidad de la misma o concentración del fármaco, el fabricante recomienda:

  • Utilizar con cuidado en neonatos, especialmente en niños prematuros.
  • Consultar con el médico antes de utilizar en niños menores de 30 meses.

 

¿Cuándo usar Cristalmina?

 

Embarazo y lactancia

Según el fabricante, “si está embarazada o en periodo de lactancia, cree que podría estar embarazada o tiene intención de quedarse embarazada, consulte a su médico o farmacéutico antes de utilizar este medicamento. Asimismo, añade que “se desconoce si clorhexidina o alguno de sus metabolitos se excreta en la leche materna” y que deberá tenerse en cuenta el posible riesgo de efectos sistémicos.

No obstante, la comunidad médica coincide en considerar seguro el uso de Cristalmina en embarazadas, siempre dentro de las dosis y concentraciones indicadas y siguiendo las indicaciones de uso adecuadas.

Si tienes dudas, en la Tribu CSC puedes consultar online a nuestra matrona Sara Caamaño o a la asesora de lactancia materna Inma Mellado, IBCLC, Monitora de La Liga de la Leche, Máster en Nutrición Pediátrica y presidenta de la Asociación Española de Consultoras Certificadas en Lactancia Materna.

En cualquier caso, es más seguro para una mujer embarazada o lactante usar clorhexidina que povidona yodada (Betadine). Es más, la povidona yodada está desaconsejada durante el embarazo, la lactancia y en bebés. Durante el embarazo debe evitarse el uso continuado de Betadine porque el yodo absorbido puede atravesar la barrera placentaria.

 

Povidona yodada: por qué deberíamos dejar de utilizarla como antiséptico

 

Asimismo, durante la lactancia debe evitarse su uso prolongado ya que el yodo absorbido puede llegar al lactante a través de la leche materna y provocarle hipotiroidismo.

Uso de Cristalmina con otros medicamentos

En cuanto a su uso combinado con otros medicamentos, su fabricante nos advierte de que es importante:

  • Consultar al médico o farmacéutico si se está utilizando, se ha utilizado recientemente o se pudiera tener que utilizar cualquier otro medicamento.
  • Evitarse el uso de varios antisépticos a la vez o de forma sucesiva, salvo con otros compuestos catiónicos.
  • No debe usarse en combinación ni después de la aplicación de jabones aniónicos (jabones), ácidos, sales de metales pesados y yodo, por lo que debe aclararse bien la piel después de limpiarla.

Cristalmina o Betadine: ¿Cuál es mejor?

¿Qué es mejor para las heridas Betadine o Cristalmina? Según el enfermero Armando Bastida, y tal y como explica el profesional en este otro post de nuestro blog, las embarazas, mujeres lactantes, bebés y niños no deberían utilizar la povidona yodada como antiséptico.

“Se aceptó como uso habitual el de la povidona yodada (más conocida como Betadine® o Topionic®), que ha formado parte del botiquín de nuestras casas durante muchos años y que, en realidad, no deberíamos utilizar porque conlleva ciertos riesgos en mujeres embarazadas, madres lactantes, bebés, niños y niñas, sostiene Bastida.

 

¿Cuándo usar Cristalmina?

 

El problema de la povidona yodada, y de ahí que no se recomiende su uso en las salas de parto, explica Bastida, es que contiene una altísima concentración de yodo.

“Nada menos que 10.000 microgramos por ml. Para que tengáis una referencia: durante el embarazo es frecuente que se indique un suplemento de yodo, que se mantiene también durante la lactancia, de unos 200 microgramos al día.”

Y esto sería poco importante si la absorción a través de la piel fuera mínima. Sin embargo, aplicado sobre heridas, piel inflamada o en mucosas la absorción es significativa.

“La absorción es significativa hasta el punto de observarse un aumento de la yodemia (yodo en sangre) en el cordón umbilical de hasta un 50%, solo por aplicarlo momentos antes del expulsivo.

Y no solo eso; esa aplicación hace, en los días posteriores al parto, que aumente la concentración de yodo en la leche materna hasta en 10 a 20 veces con respecto a la cantidad normal, haciendo que el bebé reciba mucho más yodo del razonable”, explica Armando Bastida.

 

Por qué abandonan las mujeres la lactancia materna

 

Por esta misma razón, la povidona yodada está desaconsejada para las mujeres lactantes.

“En caso de tratarse de una herida pequeña, y de una aplicación puntual, el riesgo para el bebé es muy bajo; pero si la herida es extensa o la aplicación se repite durante varios días, aumentará bastante la concentración de yodo en la leche materna”, explica Bastida.

“Esto puede ser peligroso“, continua el especialista, “sobre todo si hablamos de bebés recién nacidos o de pocas semanas, pues recibirían una cantidad de yodo elevada, que podría provocar un bloqueo transitorio de su tiroides“.

“La glándula tiroidea o tiroides necesita yodo para sintetizar hormonas. Si recibe demasiado yodo en edades tempranas, inhibe la captación de yodo (deja de captarlo porque hay demasiado), y deja de funcionar como debiera, pudiéndose provocar un hipotiroidismo transitorio.

No es que sea algo grave, porque es transitorio, pero si sucede en los primeros días puede pasar que la prueba del talón dé positiva a hipotiroidismo, que se la repitan, que quizás se decida medicar al/la peque y que sus progenitores se lleven un buen susto, sin necesidad“.

También se ha visto que “en caso de uso continuado en bebés y niños/as la povidona yodada puede provocar acidosis metabólica, hipernatremia y trastornos de la función renal, hepática y tiroidea, explica Armando Bastida.

 

¿Cuándo usar Cristalmina?

 

En el caso de uso directo en un recién nacido la povidona yodada está totalmente contraindicada porque se han descrito casos de intoxicación por yodo, bocio e hipotiroidismo. La misma ficha técnica de Topionic® lo menciona:

“La utilización en niños menores de 30 meses, si fuese indispensable, se limitará a una aplicación breve y poco extensa, seguida de un enjuague con agua estéril.

La aplicación de povidona iodada en neonatos, fundamentalmente prematuros y con bajo peso al nacer, se ha asociado a la aparición de hipotiroidismo.”

Como nosotros, como progenitores, utilizamos un antiséptico con los peques para curar las heridas que se puedan hacer en el día a día, utilizar un producto que inmediatamente tenemos que retirar no tiene sentido, dado que tenemos a nuestra disposición otros antisépticos más seguros e igualmente eficaces en el mercado.

Es por todas estas razones que el antiséptico más utilizado y recomendable a día de hoy es la clorhexidina (Cristalmina®), tanto para bebés y niños, como para embarazadas y lactantes.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Embarazo?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Embarazo y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Cristalmina: Cuándo usarla y cuándo no (con bebés, niños, embarazadas y madres lactantes)"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube