Accidentes domésticos más comunes en los niños (III): Cortes, heridas, atragantamientos y ahogamientos

El 70% de los ahogados son menores de seis años. En tan solo en 20 segundos se puede ahogar un bebé y en 30 segundos un niño. Además, por cada niño que muere ahogado, otros cuatro están hospitalizados y muchos de ellos nunca se recuperan del daño cerebral que ocurre en la inmersión

Los peques son los habitantes de la casa más vulnerables frente a los posibles accidentes en el hogar. Su desconocimiento del entorno que les rodea y su fragilidad hacen que estén especialmente desprotegidos ante las situaciones potencialmente peligrosas que puedan surgir dentro de una casa.

En posts anteriores os hablábamos de cómo evitar caídas, golpes y descargas eléctricas y qué hacer en caso de que se produzcan. También de cómo actuar frente a intoxicaciones y quemaduras. Hoy vamos a hablar de cómo evitar heridas, intoxicaciones y quemaduras; y cómo actuar si se producen.

Cortes y heridas, cómo prevenirlos y tratarlos

Los rasguños, cortes y heridas son uno de los accidentes domésticos más frecuentes. Como es lógico, se debe mantener a los niños apartados de los objetos cortantes. Para reducir riesgos:

  • Cierres de seguridad en los cajones. Instálalos en los cajones de la cocina donde se guardan los cubiertos (y productos de limpieza, ya de paso) o en aquellos espacios de la casa donde se guardan elementos potencialmente peligrosos para un bebé (como tijeras, agujas, clavos, pegamento, etc.).
  • No dejes cuchillos ni tijeras a la vista. Acostúmbrate a guardar cualquier otro objeto cortante que suelas utilizar en tus labores domésticas después de cada uso. Así cuando el peque sea capaz de llegar a la encimera de la cocina o a la mesa del salón, no os llevaréis un susto. ¡Los peques son grandes escaladores!

 

 

¿Qué hacemos con los cortes y las heridas?

¿Cuál es la mejor manera de tratar un pequeño corte o una raspadura? Casi todos los sangrados activos se pueden detener mediante:

  • La aplicación de presión directa con una gasa o un paño limpio sobre la herida durante 5 o 10 minutos (el error más común es interrumpir la presión demasiado pronto para mirar la herida). 
  • Una vez que el sangrado se detenga, lavamos la herida suavemente con agua y jabón durante otros cinco minutos. La limpieza de la herida disminuye la probabilidad de infección.
  • Después de la limpieza, podemos aplicar un antiséptico (como clorhexidina) y dejar la herida al aire para que cicatrice.

 

Descubre qué debes tener en casa para medicar antes de ir al médico con el Seminario Online «Botiquín Infantil»

 

¿Cómo sé si mi hijo necesita o no puntos de sutura? Algunas pautas nos ayudan a determinar si las heridas necesitan o no puntos de sutura. En estos casos es conveniente que el médico revise la herida:

  • Cortes que atraviesan toda la piel.
  • Corte abierto en el que se vea músculo de color rojo oscuro o grasa amarillenta.
  • Cortes abiertos que tengan más de 1,30 cm. de largo
  • Corte profundo, abierto o que en un área sensible desde el punto de vista estético.

Por supuesto, en todos los casos, si el sangrado es incontrolable hay que dirigirse rápidamente a urgencias.

Atragantamientos, mejor prevenir que lamentar

Para prevenir los temidos atragantamientos, de nuevo es vital mantener de tener fuera del alcance de los niños objetos pequeños y no utilizar juguetes con piezas menores que pueden soltarse (como los juegos de construcción o los ojitos de los peluches, por ejemplo). Además, para los menores de cinco años debemos evitar alimentos como frutos secos enteros (sí podemos dárselos triturados), caramelos duros o gominolas, uvas, tomates cherry, calamares, embutidos, etc.

 

BLW: alimentos prohibidos por riesgo de atragantamiento

 

Si tu peque come sólidos, no está de más que te informes sobre cómo practicar el método BLW de forma segura a partir de los seis meses de edad, informándonos sobre qué alimentos podemos ofrecerles y de qué forma y tamaño han de presentarse.

Las manzanas son el alimento que más causa atragantamientos infantiles en España (ya que se ofrece en crudo, en lugar de asada para que pueda deshacerse en el paladar y no quedarse atascada en la garganta; y cortada en trozos, en lugar de en palitos que es como se ofrecen los alimentos en el BLW seguro) y las salchichas son el alimento que más se asocia en atragantamientos infantiles en EEUU, ya que su diámetro tiene el tamaño exacto para taponar la garganta de un niño pequeño. Para evitar que se atraganten con ellas, debemos cortarlas siempre longitudinalmente. Recuerda, no obstante, que es un alimento procesado con escaso valor nutricional y rico, en cambio, en grasas y calorías vacías. 

Es el caso también de las pilas de botón, a las que de nuevo debemos prestar especial atención, ya que si se las tragan, pueden quedar atascadas en la garganta (esófago), provocando atragantamientos, asfixia por aspiración o creando problemas para tragar alimentos sólidos. Además, si se rompen en el intestino pueden tener un desenlace fatal en pocas horas, ya que las sustancias químicas que contienen son nocivas.

 

Aprende a prevenir atragantamientos y cómo actuar en caso de que se produzcan con el Seminario Online «Primeros auxilios en atragantamientos»

 

Especial atención a bañeras y piscinas, son zonas de especial peligro

Unos pocos centímetros de agua bastan para provocar el ahogamiento de un niño pequeño que aún no sabe nadar. Por este motivo, jamás debemos dejar solos a los más peques de la casa en la bañera. Este es uno de los accidentes domésticos que peores consecuencias puede tener.

Cuidado también con los elementos que utilizamos dentro de ella, porque no todos los productos infantiles homologados que existen en el mercado ofrecen la seguridad que prometen. De hecho, hay muchos productos de uso diario que son un riesgo para los bebés.

Si vuestra casa cuenta con espacio exterior y tenéis piscina, instala vallas adecuadas para bebés en las puertas de acceso al exterior y/o alrededor de tu piscina. De esta forma evitarás accidentes fatales si, en un despiste, el peque llega antes que tú al agua. El ahogamiento es silencioso y es muy difícil que nos demos cuenta de que está sucediendo. Por eso, lo mejor es prevenirlo.

Según la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, el 70% de los ahogados son menores de seis años. Además, aunque solo nos suelen llegar las cifras de fallecimientos, por cada niño que muere ahogado, otros cuatro están hospitalizados. Muchos de ellos nunca se recuperan del daño cerebral que ocurre en la inmersión.

 

 

Y es que en tan solo en 20 segundos se puede ahogar un bebé y en 30 segundos un niño. En niños más mayores, incluso aunque el desenlace no sea fatal, si el cerebro no recibe el oxígeno suficiente, pueden producirse daños graves e incluso irreversibles en tres o cuatro minutos. Y la pérdida de conocimiento sucede en dos minutos.

Primeros auxilios en caso de ahogamiento infantil

Al ser rescatados, los peques pueden evidenciar diferentes síntomas de ahogamiento que van desde problemas respiratorios, tos o vómitos; hasta piel azulada, agitación o estar adormilado. Estos son los primeros auxilios que podemos aplicar en esta situación:

  • Saca al niño del agua y evalúa si está consciente o no.
  • Solicita a los presentes que pidan ayuda a los servicios de emergencia.
  • Si el peque está consciente y respira, colócalo de lado. Esta posición le ayudará a expulsar el agua mediante la tos.
  • Si el niño no respira, inicia la reanimación pulmonar básica, conocida como RCP.
    • Primero, coloca una mano en la frente y con la otra intenta abrir la mandíbula. Luego, acércate para comprobar si el niño exhala aire.
    • Si no es así, comienza a realizar las cinco insuflaciones de aire del RCP, tapando su nariz.
    • Si el niño no responde, comienza las compresiones torácicas.
    • Tras 15 compresiones, se realiza nuevamente la ventilación. Se realizan entonces dos insuflaciones, seguidas nuevamente de 15 compresiones y así sucesivamente hasta que el niño reaccione o lleguen los servicios de emergencia.

En el caso de que te encuentres solo y nadie pueda avisar a los servicios de emergencia, realiza las primeras insuflaciones y compresiones antes de llamar. Ten en cuenta que no se recomienda parar más de un minuto en la realización de las maniobras de reanimación. En cualquier caso, si tu hijo ha sufrido un accidente en el agua, consulta con el pediatra. 

 

primeros-banos-verano
Descubre cómo hacer que los primeros baños en la piscina y la playa sean seguros y divertidos para tu peque, qué herramientas de flotación son más adecuadas y a qué edad comenzar a enseñarles a nadar con el Seminario Online «Los primeros baños del verano»

 

En Criar con Sentido Común tenemos un seminario online específico para crear espacios de aprendizaje, desarrollo, juego y descanso seguros para los más peques de la casa. Podéis ver este y los más de 120 Cursos Online de CSC de forma totalmente gratis si sois miembro de la Tribu CSC, lo que además os da acceso a realizar consultas online a cualquier miembro del equipo de profesionales de Criar con Sentido Común que os asesorarán y os darán la información necesaria para tomar las mejores decisiones para la crianza, la salud y la educación de vuestros peques. ¡Os esperamos familias!

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Accidentes domésticos más comunes en los niños (III): Cortes, heridas, atragantamientos y ahogamientos"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube