¿Qué pruebas se le hacen a un recién nacido en paritorio?

El test de Apgar, la aplicación de la pomada oftalmológica y pesarlo son algunas de las pruebas que se realizan al recién nacido en paritorio

Nada más nacer, en la mayoría de los hospitales y siempre que las circunstancias de salud lo permitan, colocan al bebé sobre el pecho de su madre. Y es ahí donde se le realizan las primeras pruebas al recién nacido, en el mismo paritorio. El resultado de las mismas es clave para comprobar la adaptación del pequeño a la nueva vida en el mundo exterior, así como su desarrollo posterior. 

Las primeras pruebas al recién nacido: Realizando piel con piel

Siempre que el parto transcurra con normalidad y sin complicaciones, el bebé debe estar piel con piel con su madre (y en caso de no ser posible, la persona que la mamá gestante elija). Tras salir del útero materno, el pecho de su madre es el mejor lugar donde puede estar y, prueba de ello, son los múltiples beneficios que conlleva.

Ayuda a regular la temperatura corporal del recién nacido, a establecer el vínculo con su madre al escuchar su latido y reconocer su olor. Además, contribuirá a iniciar la lactancia materna ya que el bebé buscará el pezón de forma instintiva. 

 

Crea un vínculo fuerte y sano con tu bebé que favorezca su desarrollo y vuestra unión con el Seminario Online «El desarrollo del vínculo afectivo»

 

En un segundo plano queda cortar el cordón umbilical o hacer llorar al bebé de forma inmediata con un cachete, como se hacía antes. Ahora, la recomendación pasa por el pinzamiento óptimo del cordón y dejar que poco a poco al bebé reaccione (algo que suele hacer por el cambio de temperatura). 

El uso de una sonda para limpiar la nariz y el estómago o bañarlos para retirar el vérnix caseoso también es cosa del pasado. En la actualidad, las secreciones se retiran con una gasa, a menos que el bebé no pueda respirar y sea necesario el uso de la sonda. En resumen, no hay que hacerle nada al recién nacido, como mucho, secarles un poco y poner una toalla tibia encima.

Después, llegan las primeras pruebas al recién nacido en el mismo paritorio. Con ellas, se comprueba que el bebé está sano y que su adaptación a la vida exterior transcurre con normalidad. Pero siempre deben realizarse sobre el pecho de la madre y, en ningún caso, separarlos (salvo en contadas excepciones y por necesidad médica). 

Extracción de sangre del bebé

«En la actualidad se recomienda el pinzamiento óptimo, que es esperar a que el cordón esté blanco y haya dejado de latir, para que toda la sangre vuelva al bebé, reduciendo así el riesgo de anemia. Hay bebés que necesitan más de tres minutos para recuperar su sangre», dice la matrona del equipo de Criar con Sentido Común, Sara Caamaño.

 

 

Cuando el cordón deja de latir y se corta, se recogen dos muestras de sangre para determinar el grupo sanguíneo y Rh. Además, permitirá analizar los gases y pH, imprescindible para saber el nivel de oxigenación que tiene el pequeño en el momento del nacimiento. «Aunque cada vez tiene menos evidencia el tema de determinar los gases tras el parto, no diría que es imprescindible», añade Caamaño. 

El test de Apgar

Una de las primeras pruebas al recién nacido en paritorio es el test de Apgar. Este se realiza al minuto de nacer y se repite a los 5 y 10 minutos para comprobar el estado del recién nacido y su adaptación a la vida fuera del útero. En ocasiones, si las dos primeras pruebas son positivas, no se repite por tercera vez.

Se observan cinco parámetros:

  • El color de la piel, que debe ser de un tono rosado (aunque es muy habitual que los bebés nazcan moraditos y no pasa nada, en el primer minuto de vida es normal). 
  • La frecuencia cardíaca: el bebé debe tener más de 100 latidos al minuto. 
  • La respiración: el recién nacido llora y respira correctamente. 
  • La actividad muscular, con una flexión correcta de brazos y piernas. El tono del bebé es primordial.
  • Los reflejos.

 

 

Cada uno de ellos recibe una valoración de entre 0 y 2 puntos y una puntuación máxima de 10. Si el bebé está en condiciones óptimas (lo que ocurre en la mayoría de los casos), tendrá un 8 o 10 en el primer minuto y un 10 en las dos siguientes comprobaciones. De hecho, es habitual que en la primera comprobación el resultado sea bajo, para obtener una puntuación más alta en la segunda. 

Una puntuación por debajo de 8 refleja problemas leves que pueden precisar una valoración y vigilancia del bebé. Si el test queda por debajo de 6, indica que hay dificultades para la adaptación a la vida exterior o a problemas que han surgido durante el parto. 

Otras pruebas al recién nacido: Peso, estatura y circunferencia cefálica

Antes de salir del paritorio, se registrará también el peso, la estatura y la circunferencia cefálica (esto último no se hace en todos los paritorios), parámetros que servirán para controlar el posterior desarrollo del pequeño. Sin embargo, la realidad es que estas mediciones se pueden realizar en las primeras 24 horas de vida del recién nacido y así lo hacen ya algunos hospitales.  

 

 

De forma general y con un bebé nacido a término, la media de peso es de 3,2 kg para las niñas y 3,3 para los niños; mientras que la estatura se sitúa en una media de 49 cm para las niñas y 50 para los niños. Por su parte, la circunferencia cefálica es de 35 cm para ambos.

En cualquier caso, estas cifras no son más que una media y si tu bebé está por encima o por debajo, no significa que debas preocuparte. Además, la talla no es exacta ya que no se estira por completo al recién nacido para no molestarle en exceso. 

Identificación y toma de huellas dactilares

Entre otras de las pruebas que se les hacen al recién nacido, se encuentra la toma de huellas dactilares del bebé y de la madre. Las huellas se toman en el mismo paritorio y, en caso de que el niño sea separado de su madre, debe estar presente el padre o la persona que ha estado acompañando el parto

 

 

Además, al bebé se le colocará una pulsera en el tobillo y en la pinza del cordón con el mismo código que aparece en la pulsera que se le puso a la madre en el momento del ingreso. Este código se puede encontrar además en la historia clínica y en el Documento de Identificación Sanitaria Materno-filial. 

Con ambos procedimientos, mamá y bebé quedan identificados y relacionados hasta la salida del centro hospitalario tras el alta médica. 

Vitamina K y pomada oftalmológica

Además, en la misma sala de parto (o al menos en las dos primeras horas de vida), el bebé recibirá su primera inyección con vitamina K (si es que sus progenitores han elegido esa modalidad de tratamiento, porque también existe la opción de hacerlo oral). El bebé no es capaz de producir vitamina K por sí mismo hasta unos días después del parto y es clave para evitar las hemorragias neonatales.

También se le puede aplicar la pomada oftalmológica o colirio para prevenir la infección del gonococo y la conjuntivitis bacteriana neonatal. Aunque esta se puede aplicar en las primeras tres horas tras el parto, y no hace falta que se le proporcione en el paritorio de inmediato.

 

 

La realidad es que las dos únicas pruebas al recién nacido imprescindibles justo después del parto son el test de Apgar y la identificación. Y ambas se pueden (y deben) realizar mientras el pequeño está sobre el pecho de su madre realizando piel con piel. Si todo transcurre con normalidad, el resto de pruebas pueden esperar unos minutos (e incluso horas) a que la mamá y el bebé se reconozcan y vivan sus primeros minutos juntos. 

¿Tienes más dudas sobre el parto y el postparto? Puedes resolverlas si eres miembro de la Tribu CSC, donde encontrarás un grupo de padres y madres con los que compartir experiencias y resolver dudas. Además, podrás realizar consultas online con nuestro grupo de expertos y tendrás acceso a los más de 120 Cursos Online de CSC sobre embarazo y maternidad, salud, sueño o nutrición infantil o crianza respetuosa. 

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Bebé recién nacido?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Bebé recién nacido y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Qué pruebas se le hacen a un recién nacido en paritorio?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    2º Congreso de Crianza Respetuosa - APÚNTATE GRATIS
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube