Hiperlaxitud articular en la infancia y adolescencia

Se trata de una circunstancia normal que provoca que los niños y niñas tengan más rango de movimiento en sus articulaciones

La hiperlaxitud articular en la infancia y la adolescencia hace referencia al aumento de la elasticidad del colágeno de las articulaciones. Esto permite a los niños y niñas tener más movilidad y ser más flexibles. Algunos consiguen contorsiones sorprendentes que van perdiendo con la edad. Es una circunstancia que también afecta a adultos, sobre todo a mujeres.

Nuestra fisioterapeuta Marta Saeta aclara que la hiperlaxitud articular en la infancia y la adolescencia no es una patología, sino una condición completamente normal y habitual”. Está provocada por un aumento de la elasticidad del colágeno, que es una proteína que forma los tendones de las articulaciones.

Quizás cuando en tu infancia eras capaz de doblar los dedos de la mano hacia atrás de manera exagerada. O tu hijo o hija es capaz de flexionar una rodilla hacia atrás de manera que parece un arco. Son ejemplos de hiperlaxitud articular en la infancia.

Como dice nuestra experta, a la que podéis consultar online en la Tribu CSC, no tiene gravedad aunque sí es posible que algunos bebés, niños y niñas que la tienen “puedan comenzar a moverse más tarde que la media”. Es decir, empezar a gatear, ponerse de pie o caminar más tarde.

¿Qué causa la hiperlaxitud articular?

No está muy claro qué provoca la hiperlaxitud articular en la infancia y la adolescencia, pero se relaciona con anomalías de origen genético en el tejido conectivo y en la proteínas de este tejido, como las fibras de colágeno que proporcionan resistencia a los tejidos.

 

Hiperlaxitud articular en la infancia y adolescencia

 

La elasticidad (capacidad de estirarse y volver a su forma) y la plasticidad (capacidad de deformarse y adoptar nuevas formas) son dos propiedades fundamentales de los músculos, los tendones y ligamentos. Estas propiedades son consecuencia de dos proteínas: el colágeno y la elastina. Cuando hay más elastina que colágeno, tanto los músculos como los ligamentos y los tendones son más elásticos.

Esto provoca más fragilidad, así que la hiperlaxitud articular puede conllevar lesiones de mayor gravedad cuando se producen.

¿Cómo son los niños hiperlaxos?

De pequeños, los niños y niñas hiperlaxos tienen “más dificultad” a la hora de moverse. “Se tropiezan más al principio; es más fácil que se tuerzan un tobillo sin llegar a lesionarse”, describe nuestra experta. La movilidad de estos menores es mayor, pero eso “no siempre es beneficioso”. De hecho, si hay “hipermovilidad”, hay más riesgo de lesión.

Cuando son más mayores, la hiperlaxitud articular puede traducirse en niños que destacan en algunas actividades físicas, especialmente la danza o la gimnasia deportiva. No obstante, los niños y niñas pequeños suelen presentar mayor rango de movimiento que los mayores. Y afecta algo más a las niñas.

Solo en casos muy concretos puede haber dolor y deterioro articular, aunque es muy raro en niños. En ese caso se llama síndrome de hiperlaxitud articular benigno. Ese dolor puede afectar a la persona sobre todo a la hora de hacer ejercicio. La hiperlaxitud, por otro lado, puede aparecer en casos de fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, enuresis, etc.

¿Cómo tratar la hiperlaxitud articular en la infancia?

La fisioterapeuta de Criar Con Sentido Común, Marta Saeta, explica que para “estabilizar” la hiperlaxitud articular en la infancia es necesario hacer ejercicios dirigidos a ello, “como podrían ser los equilibrios”.

 

Aprende cómo fomentar el movimiento libre en un entorno seguro para favorecer el correcto desarrollo físico de tu bebé y facilitarle un mejor aprendizaje en general con el Seminario Online “Movimiento libre”

 

Estos ejercicios dependen de la edad, pero es importante que estos menores no caigan en el sedentarismo. A nivel general, los ejercicios para la hiperlaxitud articular en la infancia pueden ser:

  • Ponerse de puntillas y talones.
  • Apoyarse sobre un pie y luego sobre otro.
  • Rebotes en una cama elástica (“sin despegar los pies de la colchoneta”).
  • Ejercicios de estabilidad lanzando pelotas cuando el menor está sobre un pie.
  • Ejercicios de resistencia en tobillos y rodillas con gomas elásticas; o de resistencia manual.

Marta Saeta también advierte de que no es recomendable que en edades tempranas usen zapatos o zapatillas que ferulicen o den rigidez al tobillo. Esto provocará que “la musculatura y el resto de tejidos nunca se fortalezcan ni se podrán estabilizar por sí mismos”. Solo en casos concretos y previamente valorados por un especialista, “se debería utilizar este tipo de calzado y siempre haciendo un trabajo extra para compensar la inmovilización que esto supone”.

¿Qué especialista ve la hiperlaxitud en niños?

Según nuestra experta, hay multitud de especialistas que pueden y deben saber diagnosticar una hiperlaxitud articular en la infancia y la adolescencia. Desde la propia pediatra a una fisioterapeuta, una terapeuta ocupacional, una podóloga, una logopeda, etc.

Para el diagnóstico se suelen usar las maniobras o test de Beighton. Este consiste en comprobar la elasticidad en cinco posiciones donde las articulaciones de ambos miembros se llevan al límite de rango que se valora del 1 al 9. Un test es positivo en un adulto cuando supera el cinco. En el caso de los niños, deben conseguir seis puntos o más.

 

Hiperlaxitud articular en la infancia y adolescencia

 

Cuando se trata del síndrome de hiperlaxitud articular benigno el diagnóstico puede ser más complicado ya que los síntomas (dolor y deterioro articular) se pueden confundir con otras enfermedades de causa traumatológica o reumatológica como la artritis. En estos casos, es necesario hacer un diagnóstico diferencial.

En cualquier caso, nuestra especialista subraya que cada caso puede ser diferente y requerir un tratamiento multidisciplinar. No obstante, “una fisioterapeuta y una terapeuta ocupacional van a a enseñar a estabilizar las articulaciones, trabajar con los tejidos del cuerpo y enseñar al menor a colocarse en una buena postura para que esta condición tan frecuente no dé problemas a lo largo de su vida”.

En la Tribu CSC puedes consultar online a nuestra terapeuta ocupacional pediátrica Jessica Romero, a la pediatra Gloria Colli, a la podóloga infantil Belinda Basilio y a nuestra logopeda Elena Mesonero, entre otros/as profesionales.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Hiperlaxitud articular en la infancia y adolescencia"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube