Hemorragia postparto: La importancia de saber identificarla para actuar con rapidez

La hemorragia postparto provoca 150.000 muertes al año en países desarrollados

La hemorragia posparto sigue siendo una de las principales causas de mortalidad materna en todo el mundo. Se trata de es un sangrado más intenso de lo normal después del nacimiento de un bebé y, según los especialistas, entre 1 y 5 de cada 100 mujeres tienen hemorragia posparto, siendo esta más probable en un nacimiento por cesárea.

La consecuencia de una pérdida de mucha sangre muy rápido es que se puede producir una fuerte caída en su presión arterial. Esto puede provocar un shock e incluso la muerte si no se trata.

¿Cuándo se considera hemorragia posparto?

Según los datos disponibles, una de las percepciones más universalmente aceptadas es aquella que define la hemorragia postparto como la pérdida hemática superior a 500 ml tras un parto vaginal o a 1.000 ml tras una cesárea. Puede ir acompañada de síntomas o signos de hipovolemia en las 24 horas posteriores al nacimiento.

 

¿Qué hacer en caso de una hemorragia postparto?

 

Los síntomas más comunes de la hemorragia postparto son :

  • Sangrado incontrolable.
  • Descenso de la presión arterial (y, por consiguiente, mareo).
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.
  • Disminución del recuento de glóbulos rojos.
  • Inflamación y dolor en la vagina y las zonas cercanas, si el sangrado es producido por un hematoma .

Los síntomas de la hemorragia postparto pueden parecerse a los de otros problemas de salud, por lo que es importante acudir al médico para obtener un diagnóstico. Si quieres informarte previamente para saber detectar los síntomas de tu embarazo, en la Tribu CSC puedes consultar online a nuestro equipo de expertos/as en salud materno-infantil. Entre ellos/as se encuentra la matrona Sara Caamaño.

 

¿Qué hacer en caso de una hemorragia postparto?

 

El médico revisará los antecedentes de salud de la mujer embarazada y le hará un examen físico. En ocasiones, puede mandar unos análisis de laboratorio que ayudan con el diagnóstico. Otras pruebas posteriores pueden incluir estimar la cantidad de sangre que perdió, medir el pulso y la presión arterial, realizar un conteo de glóbulos rojos o buscar factores de coagulación en la sangre.

Hemorragia postparto: Causas

Cuando nace el bebé, el útero normalmente se contrae y expulsa la placenta. Una vez expulsada esta, las contracciones ayudan a presionar los vasos sanguíneos en la zona en la que estaba adherida. Según explica Sara Caamaño, “se producen las ‘ligaduras de Pinard’, esto es que los vasos sanguíneos quedan ‘atrapados’ entre las fibras musculares del útero y cuando se contrae, los colapsa impidiendo el sangrado excesivo”.

Pero si el útero no se contrae con la fuerza suficiente, los vasos sanguíneos sangran libremente. Esta es la causa más común de hemorragia postparto. También es posible que haya sangrado si quedan adheridos pequeños fragmentos de placenta. La hemorragia posparto también puede ser debida a:

  • Un desgarro en el cuello del útero o en los tejidos de la vagina.
  • Un desgarro en los vasos sanguíneos del útero.
  • Presencia de hematoma. Una masa de sangre que provoca sangrado en una zona o espacio de tejido oculto en la pelvis. Por lo general, se encuentra en la vulva o la vagina.
  • Problemas de coagulación de la sangre.
  • Problemas con la placenta.

 

Lo difícil no es el parto, sino todo lo que viene después. Adquiere herramientas para afrontar, física y emocionalmente, todos los cambios del postparto con el Seminario Online “Luces y Sombras en el posparto”

 

Por lo general, ocurre después de que sale la placenta, pero también puede suceder más adelante. De hecho, al hablar de hemorragia postparto según la SEGO (Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia) hay que tener también en cuenta la hemorragia postparto tardía y sus síntomas, ya que en estos casos el  sangrado uterino excesivo “ocurre entre las 24 horas y las 12 semanas posteriores al parto” y suele deberse a la “retención de restos placentarios”.

En estos casos es importante no confundir la hemorragia postparto con el sangrado postparto. Según los expertos, en la mayoría de casos el sangrado postparto disminuye en gran parte durante la primera semana, aunque puede no detenerse por completo durante varias semanas. No es raro tener un aumento del sangrado rojo alrededor de los 7 a 14 días, cuando se forma la costra sobre el lugar donde la placenta se desprendió.

Hay varios tipos de sangrado postparto, la hemorragia postparto precoz es aquella que ocurre durante las primeras 24 horas tras el parto. La hemorragia postparto tardía es la que acontece después de 24 horas tras el parto hasta 6 semanas tras el mismo. Según los datos, el 50% de los casos son precoces, los más graves (y especialmente los que ocurren en países en vías de desarrollo) y provocan 150.000 muertes al año.

 

¿Qué hacer en caso de una hemorragia postparto?

 

En la mayoría de los casos de hemorragia postparto sucede en el nacimiento o poco después, pero en ocasiones la mujer puede sangrar mucho cuando vuelve a su casa del hospital. Si esto sucede, se debe llamar de inmediato al médico.

Factores de riesgo: ¿Quiénes corren mayor riesgo de tener hemorragia posparto?

Algunas mujeres tienen mayor riesgo de hemorragia postparto que otras. Las afecciones que pueden aumentar el riesgo incluyen:

 

posibles-patologias-embarazo
Aprende a detectar posibles patologías durante la gestación y cómo cuidarte si aparecen con el Seminario Online “Posibles Patologías en el embarazo”

 

Es importante saber antes de dar a luz cuáles son los factores que aumentan el riesgo de sufrir una hemorragia postparto para ayudar a prevenirla. Es fundamental tener atención de emergencia disponible en caso de que se requiera al momento del nacimiento o después de dar a luz. La atención temprana puede reducir la cantidad de sangre que se pierde.

¿Qué hacer en caso de una hemorragia postparto?

Aunque la hemorragia posparto sigue siendo una de las principales causas de mortalidad materna en todo el mundo, en los últimos años ha habido pocas innovaciones en su tratamiento. De entre ellas, destaca un nuevo dispositivo intrauterino, denominado sistema “Jada” que ha destacado en todas su pruebas por su gran eficacia, seguridad y rapidez.

La hemorragia posparto puede ser un problema grave, pero si el equipo médico la descubre rápidamente y trata la causa del sangrado, por lo general, la recuperación es total. Por este motivo, el objetivo del tratamiento de la hemorragia posparto es encontrar y detener la causa del sangrado lo antes posible. El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Medicamentos o masaje uterino para estimular la contracción.
  • Retirar fragmentos de placenta que puedan haber quedado en el útero.
  • Examinar el útero y otros tejidos de la pelvis, la vagina y la vulva en busca de áreas que necesiten reparación.
  • Balón de Bakri o catéter de Foley para aplicar presión en la parte que sangra en el interior del útero. Es posible que el ginecólogo rellene el útero con esponjas y material estéril como alternativa si no se dispone de un balón de Bakri o un catéter de Foley. Aunque el novedoso dispositivo intrauterino Jada, al que hacíamos mención anteriormente, ha demostrado ser más rápido y eficaz que estas técnicas tradicionales.
  • Laparotomía. Se trata de una cirugía para abrir el abdomen y buscar la causa del sangrado.
  • Atar o sellar los vasos sanguíneos. Esto se realiza mediante suturas de compresión uterina, un gel especial, pegamento o espirales. La cirugía se realiza durante la laparotomía.
  • Histerectomía. Es una cirugía para extraer el útero. En la mayoría de los casos es el último recurso.

 

¿Qué hacer en caso de una hemorragia postparto?

 

Reemplazar la sangre y los líquidos perdidos es importante en el tratamiento de la hemorragia posparto. Para ello, a la mujer se le administran enseguida líquidos, sangre y productos sanguíneos por vía intravenosa para evitar un shock. El oxígeno también puede ayudar a su recuperación.

 

¿Te interesa todo lo relacionado con Parto?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Parto y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Hemorragia postparto: La importancia de saber identificarla para actuar con rapidez"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube