Helados para bebés a partir de 12 meses

Elegir ingredientes frescos y de calidad y fruta de temporada es clave para hacer helados caseros sanos para bebés

La llegada del verano y el calor conlleva cambios en nuestra alimentación y no solo nos apetece beber más agua, sino también cosas frías como helados. Los más pequeños no se quedan atrás, pero nos surge la duda de si pueden comerlos o a partir de qué edad. Te damos las claves, además de recetas de helados para bebés a partir de 12 meses.

Helados para bebés, ¿a partir de qué edad?

Durante los primeros seis meses de vida, la leche es el alimento principal del bebé. Así que si llega el calor, una buena opción para ti y tu bebé es hacer helados de leche materna. Tan fácil como extraerte leche, ponerla en moldes y meterlo en el congelador. Estos helados de leche materna podrían ofrecerse a partir de los cuatro o cinco meses. ¿Y a partir de los seis meses? En ese momento, la mayoría de los pequeños están preparados para comenzar la alimentación complementaria.

 

polos leche

 

Aunque se pueden preparar helados mezclando leche materna con frutas a partir de este momento, lo ideal es esperar a ofrecer helados hasta que el peque gestiona bien la parte sólida (hielo) y la líquida del helado cuando se derrite (puede suceder en torno a los 12 meses), tal y como explica la Dietista-Nutricionista del equipo de Criar con Sentido Común, Rebeca Pastor

Eso sí, no cualquier tipo de helado. Debemos evitar:

  • Los helados industriales, por no resultar saludables en absoluto, ni para los peques ni para nosotros.
  • Los helados cremosos o de leche, que están fabricados principalmente con leche o derivados lácteos como nata o mantequilla. No tienen ningún valor nutricional para tu bebé, y sí gran cantidad de  azúcar y grasas saturadas. Además, tienes que tener en cuenta que la leche de vaca no está recomendada para los bebés hasta los 12 meses.
  • Los polos o granizados, no son mucho mejores ya que su composición es agua con colorantes, además de azúcar, conservantes y aditivos para dar sabor.
  • Los yogures helados, ya que contienen altas cantidades de azúcar añadido, por lo que tampoco están recomendados para los bebés.

Por ello, la mejor opción para ofrecer helados a tu bebé es hacerlos en casa. Y si además los peques te ayudan, ¡pasaréis un rato muy divertido juntos en la cocina! Además, son una opción perfecta para aliviar la salida de los primeros dientes. 

 

Averigua en qué consiste la filosofía de alimentación autorregulada por el bebé o Baby-led Weaning y cómo presentarle al bebé alimentos seguros y saludables para que él mismo los coja con la manita y se los lleve a la boca con el Seminario Online «Trucos y recetas para un BLW seguro»

 

Helados para bebés de frutas, la mejor opción

Puedes realizar helados para bebés de frutas con yogur o con leche, aunque no siempre es necesario añadir lácteos. La clave es elegir bien los ingredientes, que sean frescos y de calidad, sustituyendo aquellos que no están indicados para los más pequeños por su escaso valor nutricional. Y todo, sin renunciar nunca al sabor.

 

 

Lo mejor es elegir frutas de temporada. En verano, las opciones son múltiples: melón, sandía,  fresas o frutos rojos. Además, los plátanos, la piña, el mango, el melocotón o el albaricoque son perfectos para endulzar sin necesidad de usar azúcar. Si necesitas aportar un toque extra de dulzor, siempre puedes usar dátiles, canela, extracto de vainilla o compota de manzana en lugar de miel o siropes. 

Y para aportar cremosidad, puedes optar por cremas de frutos secos caseras, yogures naturales, queso fresco natural, plátanos maduros, aguacate o semillas. Y para adornar, puedes emplear canela, coco rallado, chocolate puro rallado, almendras o nueces trituradas o trocitos de fruta.

Recetas de helados para bebés

Además de elegir los ingredientes con atención para hacer helados caseros para bebés, necesitarás moldes para hacer helados para bebés. Debes tener en cuenta aspectos básicos como que sean de plástico o silicona libres de BPA y que tengan un mango ergonómico para que puedan cogerlo con facilidad con sus manitas. Además, debes elegir bien el tamaño, teniendo en cuenta que no sean demasiado grandes. A partir de ahí, bastará con tu imaginación para preparar helados para tu bebé.

 

polos leche

 

Granizada de sandía o melón

Basta congelar sandía o melón en dados y triturarla después en la picadora. Si queda muy espesa, puedes añadir un poco de agua fría. Y para endulzar, puedes usar canela y manzana. En el caso del melón, puedes añadir también hojas de menta. 

Helado de plátano

Es uno de los más sencillos y de los que siempre triunfa. Para prepararlo bastará con un plátano maduro congelado, un poco de canela y 250 ml de leche. Solo tendrás que batirlo bien, verter la mezcla en los moldes y meterlo en el congelador.

 

 

El plátano congelado funciona como base para casi cualquier helado al actuar como la nata. Añadiendo cualquier otra fruta a la picadora (congelada o de la nevera) y canela, tendrás un helado para consumir de forma inmediata en solo unos minutos.  

Helados para bebés de fresas

El helado de fresas es otro de los clásicos de cada verano para niños y adultos. Para hacerlo en casa necesitarás 400 gramos de fresas ya congeladas, un plátano maduro, un vaso de leche y el zumo de medio limón. Mezcla todos los ingredientes (excepto la fruta) y añade después las fresas. 

 

 

Helado de plátano, mango y frambuesas

Necesitarás un mango, un plátano y 100 gramos de frambuesas, además del zumo de media naranja (esto último es opcional). Solo tendrás que batir los ingredientes, repartir en los moldes y llevarlos al congelador. 

Si lo quieres hacer mucho más vistoso, puedes batir cada ingrediente por separado y añadirlo por partes al molde. Es decir, primero añades el mango triturado y lo congelas unos 20 minutos. Después repites la operación con las frambuesas, y por último con el mango. 

Helado de cerezas y yogur

Si hay una fruta imprescindible en verano es la cereza ¡y en forma de helado no dejará indiferente a nadie! Deshuesa medio kilo de cerezas y tritúralas junto a un yogur natural. Reparte la mezcla en los moldes para helados y llévalo al congelador. Y recuerda que cuanto más maduras estén las cerezas, más dulces estarán. 

 

 

Helado de piña y coco

El helado de piña y coco es la combinación perfecta de fibra y vitaminas. Bate durante cinco minutos una piña madura y un litro de leche de coco y congélalo durante dos horas.

Como la piña tiene mucha agua, debes remover la mezcla con un tenedor cada media hora para evitar que se formen cristales.

Helado de frutos rojos y yogur natural

El helado de frutos rojos es uno de los más vistosos gracias a su color. Solo tendrás que congelar los frutos rojos que más te gusten a ti y a tu peque (fresas, frambuesas o arándanos). Para prepararlo, solo tendrás que batirlo con el yogur natural y servirlo. 

Y recuerda que, elijáis el sabor que elijáis, después de consumir helados, es importante siempre lavarse los dientes para evitar el riesgo de caries. 

 

 

Si tienes más dudas sobre alimentación infantil o quieres saber más recetas, puedes consultar online al equipo de expertos de la Tribu CSC, donde también podrás compartir experiencias con otros papás y mamás en tu misma situación. Además, tendrás acceso a los más de 120 Cursos Online de CSC que podrás realizar siempre que lo necesites para tomar las mejores decisiones para ti y tu familia. 

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Alimentación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Alimentación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Helados para bebés a partir de 12 meses"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Oferta Black Friday
    40% de Descuento
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube