La ansiedad en el embarazo altera el sistema inmunitario, según un nuevo estudio

Las células inmunitarias se encuentran en niveles más elevados en la embarazadas con ansiedad, y también hay diferencias en la actividad de los marcadores inmunológicos presentes en la sangre

La ansiedad en el embarazo afecta al sistema inmunitario, según el estudio realizado por investigadores de Weill Cornell Medicine, Johns Hopkins University School of Medicine y Columbia University Irving Medical Center, en Estados Unidos.

Ya se sabía que experimentar estrés o ansiedad en el embarazo es perjudicial para la salud de la madre y el bebé. De hecho, investigaciones anteriores hallaron que esta puede incluso aumentar el riesgo de parto prematuro y de que el bebé nazca con bajo peso.

Ahora, los investigadores han descubierto que el sistema inmunitario de las mujeres embarazadas que sufren ansiedad se comporta de forma diferente durante la gestación, e incluso después del parto.

De hecho, la reciente investigación muestra que se producen cambios en la respuesta inmune de la embarazada con ansiedad. Los hallazgos del estudio han sido publicados en la revista científica ‘Brain, Behavior and Immunity’.

Ansiedad en el embarazo: El fenotipo inmunológico de la ansiedad perinatal

El embarazo provoca numerosos cambios en el organismo de la mujer y el estado psicológico y emocional de la gestante también influye a nivel fisiológico, ya que los investigadores han descubierto que el sistema inmunitario de las embarazadas que sufren ansiedad es biológicamente diferente al de aquellas que no presentan este problema.

 

La ansiedad en el embarazo altera el sistema inmunitario

 

Los autores del estudio han demostrado que las células T citotóxicas, unas células inmunitarias que atacan a las células infectadas del organismo, se encuentran en niveles más elevados en la mujeres embarazadas con ansiedad, y en ellas también se observaron diferencias en la actividad de los marcadores inmunológicos presentes en la sangre.

El sistema inmunológico cambia durante el embarazo para evitar que el cuerpo de la madre rechace al feto en desarrollo, pero tiene que ser suficientemente fuerte para combatir a los agentes patógenos, lo que supone un delicado equilibrio, explica la autora del estudio, la Dra. Lauren M. Osborne, vicepresidenta de investigación clínica del Departamento de Obstetricia y Ginecología de Weill Cornell Medicine.

Las mujeres con ansiedad parecen tener un sistema inmunitario que se comporta de manera diferente al de las mujeres sanas durante el embarazo y después del parto, ha añadido la especialista.

Ansiedad en el embarazo y sistema inmunitario: La ansiedad de la gestante altera la respuesta inmune

En el nuevo estudio participaron 107 embarazadas (56 con ansiedad y 51 sin ansiedad) que fueron evaluadas durante el segundo y tercer trimestre del embarazo y 6 semanas después del parto. La Dra. Osborne y su equipo analizaron muestras de sangre para conocer la actividad inmunológica y realizaron evaluaciones psicológicas para diagnosticar la ansiedad clínica.

Comprobaron así que, en las mujeres con ansiedad, los niveles de células T citotóxicas se elevaron durante la gestación y disminuyeron en las semanas posteriores al parto, mientras que en las mujeres sin ansiedad la actividad de estas células se redujo durante el embarazo y continuó disminuyendo tras el parto.

 

La ansiedad en el embarazo altera el sistema inmunitario

 

Observaron también que la actividad de las citoquinas en gran medida proinflamatorias (o sustancias que segregan las células y forman parte de la respuesta inmune) se suprimía durante la gestación en las mujeres con ansiedad y luego aumentaba después del parto, mientras que en las mujeres sin ansiedad ocurría lo contrario.

“La conclusión es que esta es la primera evidencia clara de que la actividad inmunológica difiere para las mujeres embarazadas según su estado de ansiedad. Saber que el sistema inmunitario está involucrado es un primer paso para comprender los factores biológicos relacionados con la ansiedad en el embarazo y un primer paso para desarrollar nuevos tratamientos” –ha afirmado la Dra. Osborne– “Sabemos que la ansiedad debe tratarse para garantizar resultados saludables tanto para la madre, como para el niño“.

Pero, ¿qué pasa si tengo ansiedad y estoy embarazada?

¿Cómo afecta la ansiedad de la madre al feto?

Los efectos y consecuencias de los trastornos de la ansiedad o el estrés prenatal pueden afectar tanto a la madre como al feto. Por un lado, a nivel fisiológico, niveles elevados de estrés o ansiedad pueden aumentar la producción de cortisol en el organismo, lo cual puede tener un efecto negativo tanto en la madre como en el feto.

Por otra parte, los trastornos de ansiedad pueden reducir la capacidad de autocuidado en la gestante (que en ocasiones conlleva una nutrición, descanso o estilos de vida o hábitos de salud inadecuados), con las consecuencias que esto conlleva al feto.

 

AutocuidadoVenta
Descubre la importancia del autocuidado y aprende a practicarlo entrando en contacto con tu mundo emocional durante el embarazo para gestionar problemas de salud mental y que estos no afecten a la gestación con el Seminario Online “Autocuidado emocional en el embarazo”

 

¿Qué pasa si tengo ansiedad y estoy embarazada?

¿Qué pasa si estoy embarazada y tengo ataques de ansiedad? Los especialistas e investigadores coinciden en que la aparición de la ansiedad en el embarazo, además de los efectos que tiene sobre la madre, puede influir también en el desarrollo del feto:

  • Puede ralentizar el crecimiento del bebé.
  • Incrementa las posibilidades de que el niño nazca con un peso muy bajo.
  • Cuanto más intenso sea el grado de ansiedad, más prematuro podría ser el parto.
  • El niño puede sufrir efectos sobre su neurodesarrollo (por ejemplo: déficit de atención, hiperactividad, obstáculos en su desarrollo intelectual, problemas de conducta, autismo, etc.).
  • Aumentan las posibilidades de que el bebé nazca con malformaciones congénitas.

Pero no hay que olvidar que la propia madre es la primera damnificada por esta situación. Padecer ansiedad constituye un factor de riesgo que puede terminar derivando en depresión postparto.

Por todo ello, detectar y trabajar a tiempo el problema de la ansiedad durante el embarazo no solo es beneficioso para el feto, sino para la propia salud dela madre. Si quieres más información o necesitas asesoramiento profesional, en la Tribu CSC puedes consultar online a nuestro equipo de expertos/as en salud materno-infantil y crianza respetuosa. Entre ellos/as se encuentra la matrona Sara Caamaño y la psicóloga perinatal Mamen Bueno.

Ansiedad en el embarazo: Síntomas

La ansiedad afecta a las personas de diferentes formas, y causa tanto síntomas anímicos como físicos. Entre los distintos síntomas, destacan:

  • Preocupaciones constantes.
  • Nerviosismo descontrolado.
  • Cansancio.
  • Dificultad de concentración.
  • Irritabilidad.
  • Aumento de la frecuencia cardiaca.
  • Sudoración.
  • Dolor y tensión muscular.
  • Respiración acelerada.

 

La ansiedad en el embarazo altera el sistema inmunitario

 

¿Por qué aparece la ansiedad durante el embarazo?

La ansiedad en el embarazo puede estar motivada por distintas causas:

  • Desajuste hormonal propio de este periodo.
  • Temor al resultado del parto.
  • Miedo a no saber cómo ejercer de madre.
  • Preocupación excesiva por el feto y su estado de salud.
  • Estrés producido por otros factores, como las revisiones médicas o el trabajo.
  • Inseguridad o incertidumbre frente a una experiencia totalmente nueva (la falta de autoestima o confianza es algo habitual durante esta etapa).

En este sentido, la identificación prematura de las causas de la ansiedad en el embarazo es muy importante. Con su rápida detección y la ayuda de un especialista, se puede conseguir encontrar cuanto antes una solución y que el periodo de gestación se lleve a cabo sin estos problemas.

Por lo general, la aparición de la ansiedad se asocia a la aparición de miedos o preocupaciones excesivas. Y precisamente el embarazo es un periodo en el que la mujer debe afrontar cambios adaptativos, con fluctuaciones  hormonales y otros cambios fisiológicos, en el que además aparecen preocupaciones por el curso del embarazo, por el bienestar fetal, miedo al parto, al futuro de la crianza o a los cambios vitales que conlleva la llegada de un bebé a la familia, entre otros.

En resumen, el embarazo y la maternidad implican cambios en el organismo y la vida de la mujer, y también en la dinámica de pareja y la vida del otro progenitor, por lo que un periodo tradicionalmente considerado “feliz” puede causar un aumento de los niveles de ansiedad.

La ansiedad es una respuesta natural ante una preocupación o peligro, pero si es desproporcionada puede convertirse en un problema de salud. Por ejemplo, si se manifiesta constantemente o sin motivo aparente, causando malestar, afectando al desarrollo de las actividades diarias, al sueño y a la calidad de vida en general.

 

La ansiedad en el embarazo altera el sistema inmunitario

 

Es entonces cuando los especialistas se refieren a “trastornos de la ansiedad”, un concepto que define un conjunto de alteraciones que afecta al comportamiento y que tienen como causa la ansiedad. Se diferencian 3 tipos principales, que se pueden manifestar de forma conjunta:

  • Ansiedad generalizada: los síntomas de ansiedad aparecen de forma progresiva y permanente, sin una causa real que los provoque.
  • Ataques de pánico: aparición repentina de un miedo intenso acompañado de agitación, palpitaciones, sensación de ahogo y/o mareo, temblores, malestar físico…
  • Fobias: miedo a algo que la mayoría de la gente no encuentra atemorizante.

Se estima que entre el 15 y el 20% de la población española sufre un episodio de ansiedad cada año, y entre el 25 y el 30% lo padece al menos una vez a lo largo de su vida. En general, es 2 veces más frecuente en mujeres que en hombres. El estrés y la ansiedad son relativamente comunes durante el período prenatal y afectan tanto a la madre como al recién nacido. A nivel general, se estima que alrededor del 15% de las mujeres embarazas presentan algún síntoma de ansiedad aunque, según nuestra psicóloga perinatal, Mamen Bueno, “un 40-45% de mujeres embarazadas presenta sintomatología ansiosa elevada”.

¿Qué hacer para calmar la ansiedad en el embarazo?

Por suerte, la ansiedad se puede y se debe tratar para eliminar o reducir su efecto. La solución pasa por confiar y ponerse en manos de especialistas. Los profesionales de la psicología y los obstetras (especialistas en la salud de la mujer y el embarazo) ayudan a la mujer embarazada a superar la ansiedad en el embarazo para mejorar su bienestar y el de su bebé.

Así que, los principales consejos al respecto son:

  • Recurrir a la ayuda de expertos.
  • Compartir la experiencia con otras embarazadas.
  • Expresar los sentimientos con la pareja y el círculo íntimo de familiares o amigos.
  • Hacer ejercicio de forma adaptada a tu situación, como salir a caminar o practicar yoga.
  • Practicar técnicas de relajación o ejercicios de respiración que te ayuden a calmarte y evitar los pensamientos negativos, como el mindfulness.
  • Cuidar la alimentación y el sueño. Dormir y comer bien durante el embarazo influye directamente en el desarrollo del feto. Incluso hay determinados alimentos que pueden ayudar a disminuir la ansiedad.

 

AlimentosEmbarazoVenta
Cuida de tu salud y la de tu bebé alimentándote correctamente durante el embarazo con el Seminario Online “Alimentación en el embarazo”

 

Los cambios que implica el embarazo son inevitables, pero existen alternativas para afrontar la nueva situación de la mejor forma posible. En este sentido, la ayuda de los profesionales es imprescindible. Si estás sufriendo ansiedad durante tu embarazo, no le quites importancia ni te lo guardes para ti. Tampoco dudes en acudir a tu médico de confianza para garantizar tu propia salud y la de tu futuro/a hijo/a.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Embarazo?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Embarazo y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "La ansiedad en el embarazo altera el sistema inmunitario, según un nuevo estudio"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 semana de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube