La crisis de lactancia del segundo día o segunda noche

Conoce los periodos y motivos por los que se dan las crisis de lactancia para que tu lactancia materna no se vea en peligro

Ha nacido tu bebé. Despierto, activo, buscando el pecho. Has hecho piel con piel y ha estado mamando durante un buen rato. Después de eso, lo más habitual es que entre en un estado de letargo, por el cansancio del parto, que puede durar unas 8 horas. A partir de ahí, debemos estar pendientes de que coma cada 2 o 3 horas como mucho. Es decir, darle a oferta, porque hay algunos bebés que se quedan más adormilados de la cuenta, y eso puede afectar a su ganancia de peso. Pero de repente, tu bebé recién nacido se pelea con el pecho. Lo coge, suelta, coge, suelta, llora… vas de un pecho a otro. Mama unos minutos, llora, lo cambias de pecho. Mama un poco, llora… y así. No sabes qué hacer. Es probable que en el hospital te ofrezcan un biberón, porque claro, ese comportamiento significa que tiene hambre y «no tienes leche suficiente». Y así parece. Resulta que le das el biberón y el bebé se queda tranquilo. Exhausto. Relajado ¡por fin! Así que eso confirma tus sospechas. Tu bebé de 24-48 horas de vida no se sacia con tu pecho. Pero la realidad es que este comportamiento también es normal y fisiológico, y no es necesario darle ningún biberón, simplemente tener paciencia y conocer cuál es el motivo de ese comportamiento. Se trata de la primera crisis de lactancia (y la más desconocida): la crisis de lactancia del segundo día o segunda noche.

 

 

¿Qué son las crisis de lactancia?

Las crisis de lactancia son períodos cortos de tiempo en los que el bebé cambia su patrón de comportamiento al pecho, se muestra inquieto, se pelea con el pecho y/o aumenta la demanda. Esto puede ocurrir por diferentes motivos: cambios en el sabor de la leche, pico de crecimiento del bebé, mayor necesidad de alimento, etc.

El mayor problema de estas crisis de crecimiento, es que muchas veces, cuando no conocemos su existencia y de repente el bebé empieza a demandar más, a enfadarse al pecho a llorar, asociamos este comportamiento a falta de leche: «me he quedado sin leche», «no tengo leche suficiente» o «mi leche no le llena», por lo que automáticamente tiramos de biberón, poniendo en peligro la lactancia materna.

 

 

Las crisis de crecimiento se suelen dar en períodos concretos de la edad del bebé (con un pequeño margen, no son exactos), y suelen ser: segundo día o segunda noche, 15-21 días, 6-7 semanas y los 3 meses. Si quieres saber más sobre las crisis puedes ver este post. Pero ahora vamos a hablar de la crisis de lactancia del segundo día.

La crisis de lactancia del segundo día: ¿por qué se produce?

Cuando nace el bebé y se engancha al pecho, lo que toma es calostro, que es la primera leche que produce la mujer. El calostro se produce en cantidad limitada, pero suficiente para satisfacer las necesidades del bebé. Entre 24 y 72h se producirá la subida de la leche, produciéndose más cantidad de la misma.

Esta subida no depende del tipo de parto (se produce igualmente sea parto vaginal o cesárea), ya que tiene lugar una vez que las hormonas de la placenta van disminuyendo en la sangre, y la prolactina (hormona encargada de la producción de leche) puede actuar. La prolactina, se activa con la succión (a mayor succión, mayor cantidad de prolactina y mejor producción de leche, y a la inversa). Si hay menos succión (por ejemplo cuando damos biberones), la producción de prolactina baja y por tanto, la de leche también lo hace. 

 

CRISIS-de-lactancia-del-segundo-dia-2

 

En el segundo día o segunda noche, muchos bebés tienen este comportamiento para estimular más la prolactina y tener más cantidad de leche una vez que se produzca la subida de la leche. Es algo totalmente normal y no significa que el bebé tenga hambre, ni que le vaya a bajar los niveles de azúcar ni nada. 

¿Qué hay que hacer?

Lo más importante es tranquilizarse. Saber que es algo normal y que pasará (¡solamente dura un día!). Respirar hondo, poner al bebé a menudo al pecho y hacer la compresión mamaria (esto puede ayudar bastante). Si no se calma con un pecho, cambiarlo al otro. Y así sucesivamente. 

Si nada de eso funcional, la solución no es darle un biberón. En realidad no habría que hacer nada, solo intentar calmar al bebé; pero si estás muy agobiada, puedes extraerte calostro de forma manual, echarlo en una cucharita y dárselo al bebé. Es totalmente normal que te saques solo unos mililitros. Es suficiente. Aquí tienes un video para ver cómo se hace la extracción de calostro.

 

 

¿Qué es lo que suele pasar en realidad?

Por desgracia, muchas personas (incluyendo sanitarios) desconocen la existencia de esta crisis, por lo que suelen aconsejar e insistir en darle un biberón al bebé. Este biberón puede interferir de forma negativa sobre la lactancia materna, e incluso puede hacer que el bebé desarrolle una futura alergia a la proteína de la leche de vaca. 

 

Descubre cómo lograr que la lactancia sea un proceso exitoso con el Seminario Online «Claves para iniciar la lactancia con éxito»

 

Si en lugar de ofrecer biberones, los sanitarios explicaran la situación a los padres y les comentan que es algo normal, la mayoría de las familias podrían salir del hospital con lactancia materna exclusiva en lugar de lactancia mixta. Por eso, es importante que conozcas esta crisis de lactancia del segundo día o segunda noche si estás embarazada y quieres dar el pecho, para que no te sientas presionada a ofrecer biberón si lo que quieres es dar lactancia exclusiva.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Lactancia materna?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Lactancia materna y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

1 comentarios en "La crisis de lactancia del segundo día o segunda noche"

  1. Yo me sacaba calostro con un jeringa y se lo daba y aparte le daba un poco de leche materna de otra mamá, eso durante los días de hospital.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube