Falsas creencias sobre el embarazo: ¿Están permitidos los piercings, los tatuajes y el sexo?

Daños al bebé, perforaciones del útero, partos prematuros o abortos espontáneos son algunos de lo mitos más extendidos

Artículo publicado el 8 Dic 2021 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 24 mayo, 2023

El embarazo siempre ha estado rodeado de mitos, igual que los bulos sobre la lactancia o el parto. Pero más allá de creer que hay que comer por dos o que es peor la ansiedad por dejar de fumar que hacerlo de forma ocasional, hay mamás que se plantean si se pueden hacer un piercing o un tatuaje o si es peligroso practicar sexo. Y es que las falsas creencias sobre el embarazo pueden afectar a nuestro día a día a pesar de no tener ningún fundamento.

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer sufre importantes cambios a los que tiene que adaptarse. Y aunque no es una enfermedad, es cierto que hay que cuidar muchos aspectos como la alimentación en el embarazo o el tipo de ejercicio que podemos hacer durante los nueve meses. Por ello, pueden surgir dudas sobre si determinados aspectos como hacernos un piercing puede afectar al buen desarrollo de la gestación.

Para resolver estas cuestiones, puedes contactar con las matronas de Criar con Sentido Común, Sara Caamaño y Esther Esteban. Ellas, junto al resto de profesionales del equipo, te ayudarán a resolver todas tus dudas relacionadas con la salud materno-infantil y la crianza respetuosa. Puedes hacerte miembro de la Tribu CSC y disfrutar el primer mes gratis.

Embarazo y piercings

El mayor riesgo cuando nos hacemos un piercing es que este se infecte. Por ello, no solo hay que lavar cuidadosamente la zona en la que lo vamos a hacer, sino extremar la limpieza después, desinfectándolo dos veces al día hasta que se cure. Lo cierto es que si lo hacemos en un sitio especializado y seguimos sus recomendaciones, el porcentaje de transmisión de enfermedades o de infecciones es realmente bajo.

 

Falsas creencias sobre el embarazo: Tatuajes, sexo, piercings

 

Entre las falsas creencias sobre el embarazo, se encuentra que no podemos hacernos un piercing. Sí se puede, aunque la mayoría de especialistas recomienda no hacerlo, ya que en esta época las defensas de la mujer están algo más bajas, por lo que resulta más vulnerable a cualquier infección. Además, durante el embarazo la piel es más sensible y requiere unos cuidados especiales, a lo que se se suma el riesgo de transmisión de enfermedades al feto en caso de que la mujer las contraiga.

La American Pregnancy Association señala (y desaconseja) el ombligo, los pezones y los genitales como las zonas más delicadas para hacerse un piercing durante el embarazo. El motivo es que al crecer la barriga y los pezones, complica la cicatrización de los agujeros, haciéndose más susceptibles a una infección. Menos riesgo supone realizarlos en otras zonas como las orejas, la nariz o la boca, aunque la organización insiste en “evitar riesgos innecesarios”.

Cuando ya tienes un piercing en el ombligo o el pezón y te quedas embarazada

Si ya tenemos un piercing en el ombligo al quedarnos embarazadas, lo aconsejable es retirarlo. El motivo es sencillo: la piel de la barriga se estira a lo largo de la gestación y pasa a estar muy tersa (especialmente en el tercer trimestre), por lo que el agujero puede hacerse cada vez más grande. Por su parte, el ombligo cambia su forma inicial, haciéndose más grande y, en ocasiones, saliendo hacia fuera o llegando incluso a desaparecer. Aunque la matrona de nuestro equipo, Esther Esteban señala que “existen unos piercings de silicona que pueden amoldarse mejor a esa zona, escogiendo un tamaño más largo y blando”.

Además, en caso de que salgan estrías en la zona del abdomen, también se recomienda quitar el piercing del ombligo ya que estas pueden desembocar en un queloide justo en la zona del agujero. Pero también hay falsas creencias de los piercing en el ombligo, como que pueden dañar al bebé, perforar el útero o incluso que el cordón umbilical se enganche en él. Todos ellos son completamente falsos.

 

Aprende a llevar los hábitos más saludables en cada trimestre con ayuda del Curso Online “El embarazo trimestre a trimestre”

 

Si el piercing está en el pezón no es necesario retirarlo durante el embarazo, aunque es cierto que en esta etapa aumenta la sensibilidad de la zona y muchas mujeres se lo quitarán de forma voluntaria. Si optamos por lactancia materna, lógicamente habrá que retirar el piercing del pezón durante el tiempo que esta dure. Quitar y poner el piercing entre tomas aumentaría el riesgo de llevar bacterias al interior del pecho (a los conductos galactóforos) incrementando así el riesgo de mastitis.

“Lo más probable es que haberse realizado piercing en esta zona no resulte perjudicial para la lactancia, pero en ocasiones hay que revisar puesto que podría interferir en función de la zona donde se haga, aconseja Esther Esteban. 

Falsas creencias sobre el embarazo: Los tatuajes

Lejos de lo que pueda pensarse, no hay ningún problema en tatuarse estando embarazada ya que la tinta se queda en la piel y no pasa nunca a la sangre, por lo que no hay ninguna posibilidad de que esta llegue al feto a través de la placenta.

En este caso, la American Pregnancy Association recomienda hacerlo con un profesional titulado y en un centro registrado, que las agujas sean nuevas y desechables, la tinta esté en un envase estéril y las gasas empaquetadas y sin abrir, entre otros consejos.

 

Falsas creencias sobre el embarazo: Tatuajes, sexo, piercings

 

Otra de las falsas creencias del embarazo y los tatuajes está relacionada con la epidural. Seguro que has escuchado alguna vez que si tienes un tatuaje en la zona lumbar no podrás ponerte este tipo de anestesia. La realidad es que es bastante improbable que eso ocurra ya que basta con que haya una pequeña zona limpia sin tinta para poder pinchar la epidural.

Y aunque los tatuajes no afectan al buen desarrollo del embarazo y el bienestar del feto, sí tienes que tener en cuenta que si está en la barriga, a medida que que esta crezca, la piel se estirará pudiendo provocar que la imagen del tatuaje quede distorsionada, además de mayor riesgo de que aparezcan estrías.

Embarazo y sexo

Las ganas (o no) de sexo durante el embarazo dependen de cada mujer. De hecho, influye mucho cómo vive su embarazo. Si por ejemplo durante el primer trimestre de gestación la mujer tiene muchas náuseas, lo normal es que no tenga ganas de practicar sexo.

Eso sí, tener la libido más o menos alta no influye en ningún caso en el sexo del bebé. Tener relaciones sexuales no provoca ni incita el parto, aunque según la última revisión de la Guía Cochrane el esperma contiene cantidades importantes de prostaglandina, una sustancia que ayuda a madurar el cuello del útero y puede ayudar a iniciar el trabajo del parto (no obstante, la cantidad que sería necesaria para provocar por sí solo un parto sería muy superior a la de una eyaculación).

 

Falsas creencias sobre el embarazo: Tatuajes, sexo, piercings

 

En ocasiones, el hombre tiene miedo a tener sexo por la posibilidad de dañar al bebé, provocar un aborto espontáneo o incluso de golpear el feto. No son más que falsas creencias sobre el embarazo. Sin embargo, tal y como explicó la matrona del equipo de CSC, Esther Esteban, en el directo “Sexo en embarazo y postparto” solo en caso de que haya una amenaza de aborto, de parto prematuro o casos concretos de placentas previas oclusivas está contraindicado tener relaciones sexuales y orgasmos, ya que son estos últimos los que activarían el útero.

¿Nota el bebé las relaciones sexuales? Realmente es imposible saberlo, pero como explica Esther Esteban, “es bastante probable que note que algo pasa”. Pero sobre todo, “si mamá está bien y tiene una sensación placentera, el bebé también está bien”. Y eso es siempre lo más importante.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Embarazo?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Embarazo y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

24 mayo, 2023

0 comentarios en "Falsas creencias sobre el embarazo: ¿Están permitidos los piercings, los tatuajes y el sexo?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube