14 Mitos sobre el embarazo que hay que desterrar

Comer por dos, huir de medicamentos o vacunas, antojos y manchas o fases lunares son algunas de las falsas creencias más extendidas sobre el embarazo

Existen innumerables mitos sobre el embarazo (y mitos sobre la maternidad, en general) que se siguen extendiendo pese a estar demostrado que son más bien leyenda urbana. Comer por dos, la influencia de la luna, los antojos, etc. En este post vamos a repasar algunas de esas falsas creencias para desterrarlas de una vez por todas.

El mito sobre el embarazo más extendido: Hay que comer por dos

Si estás embarazada es muy probable que alguna persona de tu entorno ya te haya animado a comer más porque “ahora tienes que comer por dos”. Pero esto no es así. Se trata de uno de los mitos sobre el embarazo más extendido. NO hay que comer por dos ni ingerir cantidades mayores que, además, pueden provocar molestias gastrointestinales (para mí comer un plato de lentejas contundente era una pesadilla por la pesadez de estómago que me provocaba durante el embarazo).

Lo importante es mantener una dieta equilibrada y variada porque nuestra alimentación en el embarazo tendrá consecuencias para el bebé. Se recomienda realizar comidas con más frecuencia y solo aumentar la ingesta de calorías en la recta final. En Criar Con Sentido Común tenemos un curso específico sobre alimentación en el embarazo que te puede ayudar a despejar dudas. Es gratis si formas parte de la Tribu CSC.

 

AlimentosEmbarazoVenta
Cuida de tu salud y la de tu bebé alimentándote correctamente durante el embarazo con el Seminario Online “Alimentación en el embarazo”

 

Se puede beber alcohol de forma ocasional

No solo es falso sino que además conlleva muchos riesgos. La recomendación es consumir CERO alcohol si estás embarazada. Ni una copita, ni una cerveza ocasional, nada. De hecho, la población en general no debería consumir alcohol, aunque eso, más que un mito, es una quimera en España.

El alcohol puede afectar al desarrollo del cerebro del bebé y este se va formando durante todo el embarazo. En general, el consumo de alcohol durante el embarazo puede producir desde abortos a discapacidades mentales no perceptibles hasta la edad escolar o problemas de comportamiento. Y no hay una cantidad mínima que sea segura, así que incluso brindar en Navidad está desaconsejado.

 

African-american Pregnant Woman Rejecting Alcohol, Sitting On Sofa At Home

 

El mito sobre el embarazo del tabaco: Mejor seguir fumando que tener ansiedad por dejarlo

Otro de los mitos sobre el embarazo que he escuchado a mis amigas fumadoras es que no lo dejan “porque les han dicho que es mejor que se fumen un cigarro aislado a que sufran ansiedad por dejarlo”. Afortunadamente, cada vez son más las mujeres bien informadas que lo dejan de inmediato ¡e incluso su embarazo les ha servido para dejar este mal hábito!

Al igual que pasa con el alcohol, el binomio tabaco y embarazo es incompatible con la palabra salud. Fumar durante el embarazo tiene efectos nocivos en la gestación y el desarrollo del bebé, tanto a corto como a largo plazo.

 

 

Una embarazada no puede tomar medicamentos

Es curioso que algunas personas aceptan como “normal” beber alcohol o fumar un cigarro ocasional pero rechazan de plano tomar un medicamento por miedo a que el feto sufra malformaciones o tenga consecuencias. Sin embargo, esto también es un mito y hay mujeres que se quedan embarazadas pero tienen que seguir algún tratamiento y, por tanto, tienen que medicarse.

Que una mujer esté embarazada no significa que no pueda tomar ningún medicamento. El profesional sanitario tiene que valorar cuál es el problema y adaptar la medicación a lo que sea más seguro. Lo que sí hay que evitar es la automedicación.

 

Lactancia y medicamentos

 

Las vacunas no son seguras para las embarazadas

Llevamos más de un año y medio de pandemia por la Covid-19 y hace poco ha comenzado un campaña para que las gestantes se vacunen contra el coronavirus, aunque las profesionales de CSC llevan recomendando esa inmunización desde el comienzo de la pandemia.

En julio de 2021 la OMS pidió a los gobiernos que priorizaran la vacunación de embarazadas. No solo protege a la mujer, sino también al feto. Y, sin embargo, hay mujeres a las que aún les causa temor a pesar de la evidencia científica.

 

 

Es cierto que en los estudios sobre vacunas en muchas ocasiones se olvida a las embarazadas (igual que a los niños). Pero eso no significa que todas las vacunas sean incompatibles contra el embarazo. De hecho, en condiciones normales las embarazadas deben vacunarse contra la gripe puesto que son consideradas grupo de riesgo. También se recomienda la vacuna contra la tosferina.

El grupo de vacunas de la Asociación Española de Pediatría explica cuáles son las vacunas recomendadas para las embarazadas en este enlace.

La píldora retrasa el embarazo

Está muy extendida la idea de que si has tomado la píldora tardarás más en quedarte embarazada. Pero incluso hay estudios que indican lo contrario, que tomar la píldora se asocia con una menor tasa de infertilidad primaria. Es decir, que es más fácil concebir si has tomado la píldora.

No pasa nada si llevas años tomando la píldora. La capacidad de quedarse embarazada se recupera rápidamente y no se ve influida por este método anticonceptivo. También es falso que dejar la píldora retrasa la bajada de la regla o que engorde.

 

 

Una embarazada no puede conducir

Falso. Sí puede hacerlo. Sin embargo, es necesario extremar las precauciones porque algunos estudios apuntan a que las embarazadas al volante tienen más probabilidades de sufrir un accidente de tráfico. No obstante, a no ser que el médico lo desaconseje, no hay impedimentos para conducir.

También existe la falsa creencia de que el cinturón, al estar situado debajo del abdomen, puede dañar al bebé y eso hace que muchas mujeres se lo pongan mal o no lo hagan. Y eso es un error sin evidencia científica. El cinturón reduce el riesgo de muerte en un accidente de coche hasta en un 80%. Es necesario llevarlo puesto y colocarlo adecuadamente. Así que, ni caso a este mito sobre el embarazo.

Distinto es si la gestante trabaja como conductora de camiones, autobuses u otros vehículos que producen vibraciones y ruidos constantes. En esos casos, el servicio de prevención de riesgos laborales de la empresa (si es autónoma tendrá que consultarlo) deberá valorar con cuántas semanas debe dejar su puesto

 

Infórmate sobre cuáles son los principales derechos de los padres y madres que trabajan por cuenta ajena y autónomos, y cómo actúar en caso de resultar vulnerados con el Seminario Online “Derechos de los progenitores trabajadores”

 

El embarazo es incompatible con ir a un spa o a la sauna

Una embarazada sí puede ir a un spa o incluso a la sauna si toma precauciones. De hecho, en algunos spas existen tratamientos de hidroterapia diseñados para embarazadas. No está contraindicado pero hay que evitar los chorros de diferente intensidad, acudir preferentemente después de pasar el primer trimestre y optar por cambios de temperaturas graduales

En cuanto a la sauna, un estudio reciente publicado en el British Journal of Sports Medicine analizó 12 investigaciones y llegó a la conclusión de que una embarazada sí puede disfrutar de la sauna, siempre que no sobrepase los 20 minutos (algunos especialistas hablan de 10 minutos máximo) y que su temperatura corporal no llegue a los 39 grados centígrados.

Es probable que encuentres carteles de “prohibido” o “no recomendado para gestantes”. Pero este tipo de recomendaciones no se basan en la evidencia científica. Lo que sí es importante, tal y como subraya la matrona de Criar Con Sentido Común, Esther Esteban, es “tener precaución porque las saunas y los baños turcos pueden provocar bajadas de tensión con más frecuencia”. En cualquier caso, es importante consultar con tu médico o matrona para asegurarte de que no hay riesgos para tu embarazo.

El mito sobre el embarazo que impide ir a la playa o a la piscina

Una embarazada puede bañarse en la playa o en la piscina sin ningún problema. Es otro de los falsos mitos sobre el embarazo el que no pueda hacerlo. De hecho, es la mejor forma de disfrutar del verano. Eso sí, hay que tomar precauciones como cambiarnos el bañador mojado para evitar infecciones, tener cuidado con el borde de la piscina, no realizar movimientos bruscos (como tirarse de cabeza o en bomba) y evitar que las olas rompan en la barriga. Te lo explicamos más detalladamente en este post.

 

 

El embarazo dura 9 meses, otro mito sobre la gestación

¿Os ha pasado que os preguntan de cuánto estás y cuando respondes por semanas te dicen: “no, dímelo en meses”? Eso es porque sigue existiendo la falsa creencia de que el embarazo dura 9 meses y que el parto puede producirse a partir de la semana 36 de forma normal. Y eso no es cierto. Es otro de los mitos sobre el embarazo.

De hecho, se expresa en semanas (+ días) porque es mucho más exacto. Se considera un embarazo a término el que se produce entre la semana 37 y la 40 (cerca de 10 meses). Pero puede llegar a durar 42 semanas (gestación prolongada). Antes de las 37 semanas, se trata de un parto prematuro. Lo ideal es dejar que el cuerpo marque los ritmos para que todo se desarrolle de forma natural. 

 

Aprende a identificar los síntomas del parto y a prepararte para ese día, los días previos y el postparto con el Curso Online “El Parto”

 

Mitos sobre el embarazo y la luna

Otro de los mitos sobre el embarazo más extendido y que traspasa fronteras es que la luna o sus fases influyen en los embarazos. Incluso es muy popular esa idea de que los días de luna llena (o cuando cambia de fase) hay más partos. Y eso es una falsa creencia que incluso ha estudiado la ciencia.

Las fases de la luna no tienen nada que ver con el satélite. Este no cambia, es la luz que proyecta el Sol sobre ella lo que va cambiando a medida que la Luna va modificando su posición con respecto a la Tierra y el Sol. Pero el mito es tan fuerte y hay tantas personas que lo creen que la ciencia lo ha estudiado en diversas ocasiones.

Y NO hay evidencia de que influya en los partos, como demuestra este estudio del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, este otro del Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares o el realizado en el Mountain Area Health Education Center de Carolina del Norte.

 

14 Mitos sobre el embarazo que hay que desterrar

 

Los ardores durante el embarazo los provoca el pelo del bebé

Este mito es muy curioso, pero el cabello del futuro bebé no tiene nada que ver con los ardores durante el embarazo. Estos se producen principalmente en el tercer trimestre (aunque también pueden aparecer en el segundo) y suelen estar relacionados con el tamaño del útero que, a medida que crece en el proceso de gestación, va presionando al estómago. Los cambios hormonales también influyen en el proceso de la digestión, así que es posible que provoquen ardores.

El tipo de barriga indica si será niño o niña

Si la barriga de la embarazada es redonda, será niña. Si es picuda o en punta, será un niño. Otro de los mitos sobre el embarazo que muchas mujeres creen a pies juntillas con la esperanza de predecir si el futuro bebé será niño o niña. Sin embargo, no hay base científica para esto, al igual que no la hay para la tabla china o el calendario lunar. Hay quien incluso cree que dependiendo de los antojos de la mujer, el bebé será de sexo masculino o femenino.

Existe un método llamado Ramzi cuya predicción se basa en la posición de la placenta. Pero este método tampoco tiene base científica, igual que no lo tiene el hecho de tener o no náuseas. La forma más eficaz y segura de saberlo es en las ecografías durante el embarazo o con un análisis de sangre. Todo lo demás son falsos mitos sobre el embarazo.

 

Prepárate para las pruebas y analíticas que se realizan durante el embarazo con el Seminario Online “Las pruebas médicas en el embarazo”

 

Las falsas creencias sobre los antojos

No hay consenso para explicar por qué una embarazada tiene antojos. Puede ser por cambios hormonales o físicos, por alguna necesidad nutricional o por una cuestión psicológica. Pero lo cierto es que muchas mujeres los experimentan (a mí me encantaba comer zanahorias crudas).

De lo que no hay ninguna prueba es de que no satisfacer un antojo pueda provocar manchas de nacimiento en el bebé. No es más que un mito sobre el embarazo, ya que no hay ninguna relación entre los angiomas de los bebés y los deseos alimenticios no cumplidos de sus madres. 

No puedo tener gato si estoy embarazada

“Estoy embarazada, ¿y ahora qué hago con mi gato?”, probablemente esta es una de las consultas que más a menudo hacen las mujeres que esperan un bebé y tienen un gato en casa. Siempre se ha hablado del “peligro” que suponen los gatos para las mujeres gestantes por el riesgo de transmitir la toxoplasmosis, pero la realidad es que este peligro no existe

 

 

Es la conclusión a la que llegó en 2016 la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia junto a diferentes veterinarios de toda España. En un estudio publicado por el Grupo de Estudio de Medicina Felina de AVEPA se asegura que el riesgo de que un gato doméstico que no sale de casa y es alimentado con pienso comercial o comida enlatada contagie a una embarazada a través de sus heces es prácticamente nulo.

Eso sí, como medida de precaución, se recomienda que no sea la mujer gestante quien limpie la bandeja de las heces del minino o, en el caso de que sea inevitable, se ponga guantes y después se lave las manos. Por supuesto, acariciar a tu gato no va a causarte ningún mal a ti ni a tu bebé

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Embarazo?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Embarazo y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "14 Mitos sobre el embarazo que hay que desterrar"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube