Por una copita durante el embarazo no pasa nada… ¿o sí?

Ingerir alcohol durante el embarazo tiene consecuencias en el feto, incluso aunque el consumo sea mínimo y ocasional

Habéis oído alguna vez esa frase ¿verdad? Incluso hace no tantos años se recomendaban determinadas bebidas alcohólicas “suaves” como tónicos para niños y embarazadas. Lo malo es que aún hoy en día hay cierta creencia en la inocuidad de beber alcohol durante el embarazo.

Beber resta salud

No, el vino no es bueno para el corazón. Tampoco la cerveza tiene tantas vitaminas como para promover su consumo. La realidad es que lo ideal para TODA la población sería consumo cero. Si acaso, tomar algo de una forma muy ocasional (ocasional no es solo una copa al día, es unas pocas veces al mes o menos).

 

Couple Is Sitting On Couch. Woman Is Drinking A Milk And Eating A Cookie. Woman Is Pregnant And Smil

 

¿Exagerada? Bueno, no hay más que revisar las cifras de enfermedades, físicas y mentales, que se relacionan con beber alcohol (incluso “poco”), para ver que esta costumbre tan mediterránea nos resta salud. ¿Te gusta disfrutar de un buen vino? Adelante, pero sin excusas para justificarlo. Simplemente, de vez en cuando, porque te gusta.

En el embarazo

Sin duda aquí lo recomendable es consumo cero. Esta recomendación incluso se adelanta al test positivo, puesto que lo ideal es tomar bebidas sin alcohol mientras hay búsqueda de embarazo. Así nos anticipamos a las primeras semanas, cuando aún no lo sabemos. No está claro si en ese periodo hay transferencia hacia el embrión, pero hay autores que afirman que podría provocar problemas, por lo que la prevención es nuestra aliada.

 

African-american Pregnant Woman Rejecting Alcohol, Sitting On Sofa At Home

 

Mientras la mujer está embarazada, hay que contemplar que la cantidad de etanol en sangre va a circular hacia el útero y pasa por la placenta hasta el bebé. Este tiene un peso mucho menor y dificultad por inmadurez para filtrar, por lo que el efecto adverso del alcohol se multiplica, sobre todo a nivel del sistema nervioso.

El peligro de consumir “un poco”

El consumo de alcohol es la primera causa de retraso mental prevenible y, precisamente, se asocia a pequeñas cantidades que no llevan a la mujer a embriagarse pero se repiten a lo largo de la gestación, dejando su poso en el desarrollo del bebé.

¿Qué puede pasar? Pues las diferentes anomalías van a depender de:

  • La dosis de alcohol a la que se expuso al bebé durante el embarazo.
  • El momento del desarrollo fetal en el que se consume el alcohol (la etapa más crítica es durante los primeros tres meses de embarazo, cuando el bebé se forma).
  • Las diferencias individuales de cada feto para resistir los efectos del alcohol.

 

Selective Focus Of Glass Of Wine In Hands Of Pregnant Woman. Future Mother Embracing Belly And Drink

 

Desde abortos a discapacidades mentales no perceptibles hasta la edad escolar o problemas de comportamiento, que pueden aparecer aunque la madre no haya consumido mucho alcohol durante el embarazo:

  • Características anormales faciales, cabeza pequeña, estatura más baja y bajo peso corporal.
  • Problemas físicos de audición y vista, cardíacos, renales y óseos.
  • Retrasos en el habla y el lenguaje.
  • Problemas de succión y sueño.
  • Discapacidad intelectual o coeficiente intelectual bajo.
  • Mala memoria y dificultades en el aprendizaje (especialmente en matemáticas).
  • Problemas emocionales y conductuales, incluso con inteligencia normal.
  • Problemas sociales.
  • Capacidad de razonamiento y juicio deficientes.

 

 

Los defectos de nacimiento y discapacidades en el bebé se conocen como Síndrome Alcohólico Fetal y duran toda la vida.

Prevención

Si estás planeando tener un hijo, empieza a cambiar los hábitos. El agua es la mejor bebida y si te apetece tomar variaciones, tienes una gran oferta de infusiones que pueden tomarse frías o calientes. Hay propuestas como refrescos (preferiblemente sin azúcar añadido) como alternativa. También están los zumos que, aunque tampoco se recomiendan tomar en exceso, es una alternativa válida para tomar cuando sales.

 

Infórmate sobre las pruebas diagnósticas que se hacen durante el embarazo y resuelve todas tus dudas con el Seminario Online «Las pruebas médicas en el embarazo»

 

En el caso de las bebidas sin alcohol, asegúrate de que son realmente 0,0%. Si solo pone “sin” puede contener pequeñas cantidades. Los expertos recomiendan no limitarse a sustituir las bebidas alcohólicas por 0,0%, sino cambiar actitudes y pasarse a otro tipo de bebidas saludables.

 


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 120 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 15 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común

0 comentarios en "Por una copita durante el embarazo no pasa nada... ¿o sí?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube