• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

¿Colegio público o privado?

Cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada una de las opciones

Cada vez que llega la primavera millones de padres en todo el hemisferio norte del mundo se hacen la gran pregunta: ¿cuál será la escuela más adecuada para nuestros hijos?

Aquí en España los plazos de presentación de solicitudes varían según la Comunidad Autónoma, pero generalmente están en torno a Semana Santa, y desde marzo ya se pueden empezar a visitar los colegios, así como las escuelas infantiles.

Ya hablábamos en nuestro artículo del año pasado que cuando los padres nos enfrentamos por primera vez a la búsqueda y elección de colegio tenemos pocas referencias en las que basarnos, y muchas veces lo que hacemos es mirar los rankings o basarnos en las posibilidades de acceso o la cercanía al hogar.

Hemos de tener en cuenta que nuestros niños pasarán allí un mínimo de seis horas diarias, que en algunos casos serán ocho o incluso más, y podemos fijarnos en muchos aspectos a la hora de visitar los colegios en las jornadas de puertas abiertas o reuniones con el equipo directivo.

Nuestros peques estarán rodeados de personas que tendrán su propio ideario y valores que quizá no coincida del todo con el nuestro. Más allá de elegir un colegio público o privado, religioso o laico, que trabaje o no por proyectos o de que comiencen a mandar (o atosigar) con los famosos deberes a una u otra edad, hay cuestiones mucho más importantes que podemos tener en cuenta a la hora de tomar la decisión:

  • ¿Cómo enfocan los conflictos: castigan a los niños en la “silla de pensar” o quitándoles tiempo de recreo o patio?
  • ¿Tienen planes de prevención y detección de bullying?
  • ¿Cómo es la comida que dan diariamente a nuestros hijos? ¿El menú se revisa por un/a nutricionista y la cocina es casera? ¿Y los desayunos? ¿Cómo se controlan los niños alérgicos?
  • ¿Se fomenta el respeto a todos los niveles o la obediencia a los superiores?
  • ¿Cómo es el periodo de adaptación?
  • ¿Qué pasa si el peque aún no controla esfínteres cuando comience el curso escolar?
  • ¿Hay orientadora, psicólogo o equipo de orientación? ¿Hay personal de apoyo para niños con NEE?
  • ¿El colegio cuenta con médico o servicio de enfermería?
  • ¿El colegio es bilingüe o tiene un proyecto propio de inglés? ¿Cuenta con profesores nativos?

Institución pública o privada

Esta puede ser quizá una de las primeras decisiones a tomar y depende mucho del criterio de cada familia.

 

Colegio público o privado

 

Es importante luchar por el derecho a una educación pública de calidad de todos y para todos, pero siempre hay colegios mejor y peor organizados, al igual que profesores más o menos motivados y comprometidos, equipos directivos más o menos acertados, etc.

Y esto es como todo en la vida, dos personas pueden trabajar en la misma empresa, una de ellas estar encantada, y la otra amargada, porque quizá le ha tocado un jefe que no es la mejor persona del mundo; pues lo mismo puede pasar con la “suerte” del profesor.

Ya la situación es muy similar con el tema de la elección de colegio, cada familia da más importancia a unos aspectos que a otros, y normalmente cuando preguntas a otros papás, sus hijos van al mejor colegio de la zona, ya que, si lo han elegido, por algo será, ¿no?

Es difícil que las familias critiquen el colegio en el que han escolarizado a sus hijos, a no ser que se hayan encontrado una mala experiencia, como por ejemplo un caso de acoso que no haya sido detectado, o que no se gestione bien por parte de la dirección, y en estos casos lo que suele suceder tristemente es que la familia que lo sufre termina marchándose a otro centro.

En este artículo vamos a tratar de resumir las diferencias más importantes entre colegios públicos y privados (sin olvidar que existen los concertados, que hacen que la cuota sea más asequible a las familias), con la idea de que puedan ayudarte a tomar la decisión.

 

 

1. Proceso de admisión

El proceso de admisión de los concertados es igual que el de los públicos, hay que rellenar las solicitudes y gestionarlas en los plazos correspondientes de cada Comunidad Autónoma.

Aquí es muy importante evaluar la cantidad de puntos que puede obtener la familia. Muchas veces se adjudican según la cercanía de la vivienda familiar o del trabajo de los progenitores, si hay hermanos en el centro, si existe una necesidad educativa especial, etc.

En los privados el proceso es completamente diferente, en algunos como por ejemplo los de otras nacionalidades como los británicos, franceses o americanos, pueden pedir pruebas de acceso.

 

 

2. Profesorado y organización interna

Respecto al equipo pedagógico, en los públicos los profesores o son interinos o han obtenido su plaza a través de un examen de oposición, mientras que los privados tienen una gestión íntegramente privada, y los profesores son empleados.

En definitiva, en los privados se funciona más como una empresa, el colegio se encarga de organizar todo, normalmente cuenta con más recursos (que por supuesto han de pagar las familias), y en los colegios públicos es muy importante la labor de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPAS), que entre otras cosas se encargan normalmente de organizar las actividades extraescolares y otros servicios complementarios como los primeros del cole, que es posible que necesitemos si no podemos entrar tarde en nuestros trabajos.

También es importante saber que todos los centros gestionados con fondos públicos han de contar con un Consejo Escolar, que es un órgano de gobierno del centro que está compuesto por todos los sectores de la comunidad educativa, (equipo directivo del centro, padres, AMPA y resto de personal) y cada dos años renueva la mitad de los representantes.

3. Etapas educativas

En el sistema público tenemos las EI (Escuelas Infantiles de 0 a 3 años), los CEIP (Colegios de Educación Infantil y Primaria, de 3 a 12 años), y los IES (Institutos de Educación Secundaria, de 12 a 18 años).

En España la escolarización es obligatoria a partir de los 6 años, y una diferencia importante respecto de nuestra generación como padres es que ahora el paso del colegio al instituto es a los 12 años (mientras que cuando teníamos EGB, Bachiller y COU era a los 14).

 

Colegio público o privado

 

Por tanto, en los colegios públicos los niños suelen entrar con 3 años, después del periodo de escuela infantil, y acaban en 6º de primaria, con 12, momento a partir del cual van a los institutos de educación secundaria. Este cambio es importante, ya que pasan a estar rodeados de adolescentes, y por este motivo algunas familias prefieren optar por instituciones privadas que ofrecen el ciclo completo hasta que a los 18 años salen para la universidad.

Los colegios privados que cuentan con concierto, normalmente lo tienen en las etapas de primaria y secundaria, el bachillerato suele ser privado y lo mismo sucede cuando ofrecen escuela infantil (dato importante a tener en cuenta en nuestros cálculos económicos).

4. Calendario y horarios

Un tema importante a tener en cuenta es el de los horarios, que son más amplios en los colegios privados y esto influye bastante en la logística familiar.

Lo mismo sucede con las escuelas infantiles, que cierran en Navidad, verano y Semana Santa.

En los colegios públicos hay “jornada de veranoen los meses de junio y septiembre, así que es necesario buscar opciones para estas fechas si no podemos salir tan pronto del trabajo (los colegios suelen ofrecer servicio de comedor y “talleres” para estas semanas).

En un colegio público el horario suele ser de 9 a 12:30 y de 14:30 a 16, (aunque cada vez más se encuentran los de jornada continua que terminan a las 14), y en los privados lo más común es de 9 a 13:30 y de 15:50 a 17, es decir, pasan de media una hora más al día en el centro.

Si nos comparamos con otros países, en España no somos los más madrugadores, y el hecho de que la pausa de comida sea de dos horas hace que tampoco seamos los que más pronto salimos.

 

 

5. Jornada lectiva

Normalmente la carga lectiva de un colegio público es de 25 horas a la semana, mientras que en uno privado (con concierto o no), puede ascender a 30 o incluso alguna más según va aumentando el curso.

Algunos centros emplean este tiempo para desdoblar grupos o prestar refuerzo a asignaturas clave como matemáticas, lengua e inglés, lo cual está muy bien valorado por las familias.

Muchos ofrecen extraescolares en el horario después de comer (de 14:30 a 15:30), de tal modo que la logística familiar de las tardes en familia se simplifica, ya que en este tiempo los peques pueden hacer actividades deportivas, patinaje, ajedrez, aprender idiomas o asistir a talleres de técnicas de estudio, aunque es cierto que se termina pagando más dinero al colegio.

6. Comedor escolar

En este punto, una de las cosas más importantes a preguntar es si la cocina está dentro del colegio o si ofrece un servicio de catering.

En los colegios públicos esto se subcontrata a empresas externas, que también proporcionan personal para el cuidado de los niños durante el recreo de después de comer. Este es un punto a tener en cuenta, ya que no es lo mismo que el comedor y el patio esté vigilado por los propios profesores del centro que por una empresa externa.

 

Descubre cómo educar con respeto mediante la disciplina positiva en nuestro curso de más de 10 horas “Educación Respetuosa y Disciplina Positiva“.

 

Los precios del comedor en los públicos están regulados y en España difieren según la comunidad autónoma. Por ejemplo, en Madrid suelen rondar los 100€ por niño al mes, y en los privados pueden ascender hasta 130-150€. Esto se sumaría, en el caso de privados y concertados, a la cuota o “donativo” que hay que pagar mensualmente al colegio.

Aunque siempre está la opción de que el niño vaya a comer a casa, puede ser interesante la parte educativa de la comida, que algunos colegios organizan realmente bien o incluso de forma excelente, como el caso del concepto de slow food que aplican en Valencia Montessori School de la mano de Juan Llorca., que cuenta incluso con un huerto ecológico dentro de la escuela.

7. Otros servicios

Por último, otro tema a revisar a la hora de organizar la logística familiar, tal y como decíamos al comienzo del artículo, es el de las extraescolares y otros servicios como “Primeros del cole”, que puede que necesitemos si tenemos que dejar a nuestros hijos antes de las 9 o después de la jornada lectiva, hay que ver la oferta y los precios (generalmente también se pueden contratar días sueltos).

En los colegios públicos estos temas los organiza el AMPA, por lo que también es importante hacerse socio y desde un primer momento interesarse por la asociación, las comisiones de trabajo e intentar arrimar un poco el hombro en beneficio del funcionamiento del colegio y por tanto del bienestar de nuestros peques.

En definitiva, interesarse por cómo es la comunidad educativa del cole y hacer lo posible por conocernos y ayudarnos, ya que los padres de los amigos de nuestros hijos, terminarán siendo en muchas ocasiones, nuestros propios amigos durante muchos años.

¿Te ha ayudado este artículo? ¡Si tienes cualquier duda puedes preguntaros en los comentarios!

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 60 cursos y seminarios, un grupo de apoyo, y la asistencia de 10 profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "¿Colegio público o privado?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube