Deberes para casa, ¿sí o no?

Restan tiempo de ocio a la familia y ponen de relieve el fracaso de un sistema educativo sin recursos para que el aprendizaje pueda llevarse a cabo únicamente en la escuela

Con la llegada del curso escolar se vuelven a poner sobre la mesa muchos debates educativos. Entre ellos, vuelve la eterna pregunta: ¿Hay que mandar a los niños deberes para casa?

Este curso, especialmente, volvemos a preguntarnos si la infancia es la gran damnificada, una vez más, por las medidas de los protocolos Covid en las escuelas. A pesar de los habituales cambios de normativa, las prácticas educativas en las aulas han sufrido escasos cambios en cuanto a los aspectos pedagógicos en los últimos 50 años.

Son frecuentes los debates que cuestionan el sistema, la utilización de los exámenes como principal herramienta de evaluación, la falta de flexibilidad del sistema para adaptarse a los diferentes ritmos del alumnado… y, entre todos estos debates, cada año son recurrentes los debates sobre los deberes.

¿Son útiles los deberes para hacer en casa? ¿Son necesarios? ¿Son recomendables?

Deberes para casa: Pros y contras

Los deberes para casa, a priori, no son buenos ni malos. Va a depender de muchas circunstancias variables que podamos determinar si son positivos o negativos. 

 

Deberes para casa, ¿sí o no?

 

Algunos de los aprendizajes básicos que se dan en la escuela, precisan de práctica frecuente para su adquisición. En un sistema educativo ideal, cada niña/o aprendería cuando fuera su momento. Sin embargo, en un sistema en el que los contenidos están secuenciados en cursos escolares y se evalúa en base al grado de adquisición de conocimientos y el desarrollo de destrezas en dichos cursos, es probable que algunos niños o niñas precisen practicar con frecuencia para adquirir dichos conocimientos y destrezas en el tiempo que se les marca. 

Dejando a un lado esos casos concretos, los deberes no son imprescindibles. Veamos pues, cuáles son los pros y los contras de esta práctica educativa tan extendida.

Pros de los deberes para casa

  • Los deberes refuerzan algunos de los aprendizajes que se dan en la escuela y fomentan el hábito de trabajo.
  • Los deberes para casa pueden favorecer las rutinas que ayudan a aportar seguridad durante la infancia, especialmente en aquellos entornos en los que niños y niñas no realizan actividades extraescolares y no cuentan con una atención adecuada o un entorno suficientemente rico en estímulos.
  • La realización de deberes en casa puede servir de nexo de unión entre la escuela y la familia al permitir a las familias llevar un seguimiento diario o frecuente de los aprendizajes de sus hijos/as.
  • Los deberes para casa pueden fomentar la autonomía en el trabajo académico, si las familias acompañan este proceso.
  • Los deberes pueden ser estimulantes y favorecer el desarrollo de la creatividad al favorecer las tareas de investigación en internet o bibliotecas así como la utilización de diversos materiales que habitualmente no están disponibles en la escuela.
  • Algunas destrezas básicas como la lectura se ven muy favorecidas cuando se desarrolla el hábito. En algunas familias, en las que esta rutina no está presente en el día a día, los deberes para casa pueden suponer una ventaja en este sentido.

 

Averigua cómo fomentar el gusto por la lectura en tu peque, desarrollando en él/ella el hábito lector con los libros infantiles más adecuados según su edad con el Seminario Online «Pequeños lectores»

 

Contras de los deberes para casa

  • En aquellas escuelas en las que la jornada escolar no es continua, los deberes para casa pueden suponer una carga de trabajo excesiva para el alumnado.
  • Los deberes para casa pueden suponer una sobrecarga también para aquellos niños y niñas que cuentan con una agenda de extraescolares extensa.
  • Las familias suelen disponer de escasas medidas de conciliación y poco tiempo para compartir con sus hijos, por lo que los deberes suelen añadir tensiones y restar tiempo de disfrute en familia.
  • En cualquiera de las situaciones anteriores, estamos sometiendo a la infancia a horarios y ritmos de trabajo propios de la vida adulta, sin dejar espacio ni tiempo para el juego espontáneo y libre, que tan necesario es durante la infancia.
  • Los deberes que se suelen mandar para casa, a menudo, son ejercicios repetitivos y tediosos que desmotivan al alumnado.
  • Si nos guiamos por los deberes que se hacen en casa, podemos dar por sentado que hay aprendizajes adquiridos que, en realidad, aún necesitan más tiempo, porque a menudo en casa las familias “ayudan” con la realización de estas tareas.

 

Deberes para casa, ¿sí o no?

 

Los deberes para casa ponen de relieve, con frecuencia, el fracaso de un sistema educativo que no cuenta con los recursos humanos ni materiales necesarios para que los procesos de enseñanza-aprendizaje, a nivel académico, puedan llevarse a cabo únicamente en la escuela.

En la escuela de hace unas décadas, probablemente, tener un tiempo moderado de deberes para casa era viable. Hoy en día, la cantidad de asignaturas impartidas por diferentes docentes en Primaria, hace que, a menudo, el tiempo dedicado a realizar los deberes para casa sea insostenible, a menos que exista una coordinación exhaustiva en los equipos docentes para controlar este asunto.

Entonces, deberes para casa, ¿sí o no?

Quienes me conocen saben que, de manera general, para mí, la respuesta es no. Puede haber matices y excepciones. Los deberes para casa no necesariamente son el demonio del sistema educativo. Pero, si vamos a extender el tiempo de “trabajo” de la escuela a casa, al menos, démosle una vuelta para ver si conseguimos que aprender siga siendo uno de los mayores disfrutes de la infancia, y no consigamos convertirlo en una tediosa obligación. Y, recordar que, en la Tribu CSC podéis consultar sobre esta u otras cuestiones relativas al aprendizaje o educación infantil respetuosas.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Educación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Educación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Deberes para casa, ¿sí o no?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube