Acabamos de tener un bebé: ¿Qué hacemos con las visitas en época de coronavirus?

El 31% de los brotes conocidos en España se dan en reuniones en interiores, sobre todo en encuentros con familiares y amigos

Acabáis de tener un bebé y la familia quiere conocerle… ¿Cómo reducimos el riesgo de contagio? ¿Qué hacemos para evitar el coronavirus si los más allegados vienen a casa a conocer a nuestro bebé?

Las visitas, mejor en exteriores

Las tres vías de contagio reconocidas por las autoridades sanitarias son las gotas de saliva que los infectados expulsan al hablar o toser (y que pueden acabar en los ojos, la boca o la nariz del futuro contagiado); las superficies contaminadas (aunque es menos probable) y los aerosoles (partículas infecciosas que exhala una persona con sars-cov2 y que pueden respirar otras personas).

En espacios sin ventilación, las partículas quedan en suspensión y se condensan en la sala a medida que pasa el tiempo, pudiendo permanecer en ella durante horas). La covid es una enfermedad infecciosa y los científicos reconocen ya abiertamente el papel que desempeña en la pandemia el contagio por aerosoles. Entonces, ¿podemos protegernos de ellas? ¿Es seguro recibir visitas en casa? ¿Podemos reunirnos con familiares y allegados?

 

 

Por todo lo anteriormente expuesto, lo más prudente es reunirnos con familiares y amigos en exteriores, respetando el número máximo de personas autorizado, guardando la distancia mínima de seguridad, con mascarillas y evitando que cojan o toquen al bebé (de cualquier forma, no es recomendable que el recién nacido pase de brazos en brazos, por más que sea costumbre que todo el mundo quiera cogerlo).

Tampoco es recomendable quedar para comer o tomar algo, ya que en los momentos en los que bebemos o masticamos, tenemos que quitarnos la mascarilla. No obstante, incluso esta opción es infinitamente mejor que recibir a las visitas en casa, ya que teniendo en cuenta que la covid se contagia por el airesobre todo en interiores donde el espacio es menor para guardar la distancia y hay menos ventilación, lo más responsable es evitar tener visitas en casa. Pero con el peque recién nacido, la mamá aún convaleciente, las restricciones a la movilidad y el frío… la cosa se complica, ¿verdad?

Espacios cerrados: así minimizas el riesgo de infección por coronavirus

Los interiores son mucho más peligrosos que los exteriores, pero podemos minimizar los riesgos si tomamos todas las medidas posibles para combatir el contagio por aerosoles. De acuerdo con los datos disponibles, el virus de la COVID-19 se transmite principalmente entre personas a través del contacto y de gotículas respiratorias más que por la simple transmisión aérea.

 

 

¿Qué quiere decir esto? Que en reuniones en espacios cerrados debemos tener cuidado con la distancia que guardamos con el resto de personas (la distancia mínima de seguridad establecida es de metro y medio), ventilar frecuentemente las habitaciones, limpiamos las superficies de contacto antes de usarlas (pomos de puertas, vasos, mandos a distancia, mesas, sillas, grifería, etc.) y, lavarnos las manos con frecuencia y, por supuesto, mantenemos la mascarilla puesta para evitar el contagio por gotículas.

Si mantenemos la distancia y se produce de repente una tos o un estornudo por parte de uno de los visitantes, evitaremos que llegue a nuestras mucosas (boca y nariz), nuestra conjuntiva (ojos) o las del bebé. De la misma manera, si evitamos las visitas a la hora de la comida o el café, estaremos evitando las ocasiones en las que debemos quitarnos la mascarilla.

 

Aprende a detectar cuándo una enfermedad empieza a ser grave, qué síntomas sirven de alerta en un bebé y cómo actuar cuando tu peque está enfermo/a con nuestro Seminario Online «¿Cuándo ir a urgencias?»

 

Asimismo, podemos minimizar el riesgo de contagio por gotículas a través de fómites (objetos inanimados que pueden llevar y extender microorganismos, enfermedad y agentes infecciosos en el entorno inmediato de una persona infectada que haya estado en contacto directo con ellos), si desinfectamos las superficies de contacto y los objetos que haya utilizado y evitamos pasar de mano en mano objetos o tocar aquellos útiles cotidianos que tienen mayor posibilidad de contener elementos infecciosos (teléfonos, llaves, monedas, etc.).

Si quieres leer más acerca de las probabilidades de infección en un espacio cotidiano puedes leer este post y, para ampliar la información sobre cómo evitar el contagio en reuniones en espacios cerrados también puedes leer este otro artículo.

Mejor evitar los encuentros

Resumiendo, las medidas mínimas que debemos tomar en toda reunión con no convivientes habituales son: usar mascarillas; ventilar frecuentemente; evitar hablar fuerte, cantar o gritar; tratar de mantener una distancia mínima de metro y medio, limpiar las superficies de contacto con desinfectantes adecuados (pomos de puerta, mandos a distancia, etc.) y lavar las manos frecuentemente con agua y jabón (o usar gel hidroalcohólico en su defecto).

Si además de todo esto desinfectamos las superficies de contacto más habituales con frecuencia, evitamos pasar objetos de mano en mano y compartir comida; estaremos siendo todo lo precavidos que podemos ser teniendo en cuenta que lo mejor sería quedarnos en casa con nuestros convivientes habituales.

 

 

Sin embargo, por más que os preparéis vosotros, y preparéis vuestro hogar, para recibir visitas en época de coronavirus, lo cierto es que en estos momentos reunirse con no convivientes no es lo más sensato. El 31% de los brotes conocidos en España se dan en reuniones sociales en interiores, sobre todo en encuentros con familiares y amigos. Es decir, nos contagiamos más cuando nos reunimos en casa con amigos y familiares.

Es más, por más que guardemos las medidas preventivas de seguridad, y las cumplamos a rajatabla, el riesgo cero no existe. De hecho las mascarillas por sí solas no evitan los contagios si la exposición es muy prolongada. El peligro de infección se reduce por debajo de una persona contagiada solo cuando el grupo usa las mascarillas, acorta la duración del encuentro a la mitad y además ventila.

 

¿Será coronavirus, gripe o catarro?

 

Además, debéis tener en cuenta que es muy probable que también vengan de visita los niños de nuestros amigos o familiares, a los que cuesta más mantener a distancia (¡querrán acercarse a conocer al bebé, como es lógico!) y, aunque los niños también contagian, la mascarilla no se recomienda en los menores de dos años. Y, por supuesto, todo lo anteriormente expuesto aplica también en el caso contrario: ahora no es recomendable que planeéis visitar a amigos y familiares en sus domicilios o en espacios cerrados.

¿Puedo coger al bebé?

Lo mejor para el bebé recién nacido es estar con su mamá, piel con piel, si el estado de salud de ambos lo permite, el mayor tiempo posible. Ni siquiera en óptimas condiciones es deseable que un bebé tan pequeñito esté pasando de mano en mano. Resulta estresante y perturba su descanso, su ritmo de alimentación y su tranquilidad. Además le exponemos muchísimo más a un posible contagio. No es lo mismo que el contacto físico, claro, pero las videollamadas siguen siendo un buen recurso para poner a los nuestros al corriente del día a día de nuestros peques.

 

 

Y si tenéis duda acerca de cómo manejaros con el recién nacido en casa, o dudáis sobre las situaciones que merecen una visita a urgencias con el bebé, siempre podéis contar con el asesoramiento de nuestros especialistas y su asistencia online en la Tribu CSC. El primer mes es gratis y podréis cursar los más de 120 Cursos y Seminarios de Criar con Sentido Común sin coste adicional.

Pero especialmente ahora, dada la situación de pandemia que vivimos, los besos y abrazos tienen que esperar. Quizás este es el punto que más nos puede costar a la hora de recibir visitas de familiares en época de coronavirus, sobre todo con las abuelitas y abuelitos, que necesitan demostrar el cariño con contacto físico. Todavía hay que seguir esperando un poquito para que podamos hacer esto con total tranquilidad. Tened siempre presente que, en realidad, ellos son uno de los principales grupos de riesgo.

 

 

Sí, ya sé que cuesta mucho no poder ponerles a sus nuevos nietos y nietas en brazos… ¡pero merecerá la pena si les mantenemos a salvo! Con la vacunación contra la covid ya puesta en marcha… un pequeño esfuerzo final no es nada en comparación con la tranquilidad y la alegría de poder reunir de nuevo a la familia y que todos sus miembros estén sanos y protegidos.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Bebé recién nacido?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Bebé recién nacido y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Acabamos de tener un bebé: ¿Qué hacemos con las visitas en época de coronavirus?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube