Mocos en el pecho del bebé: ¿qué hacemos?

La medicación no siempre es necesaria, pero una correcta higiene nasal puede solucionar muchas de las complicaciones derivadas

¿De dónde vienen? ¿Hacia dónde van? ¿Por qué están ahí? ¿Cómo tengo que actuar? Estas son cuatro preguntas que fácilmente te podrás hacer si tu bebé tiene mocos en el pecho.

¿Cómo sé si mi bebé tiene mocos en el pecho?

¡Ojo! ¡No es oro todo lo que reluce! Es decir… no siempre que notes vibraciones en el pecho de tu bebé querrá decir que tiene mocos en el pulmón. Y es que presentan lo que denominamos «efecto guitarra»: cuando tocas la guitarra, tocas las cuerdas, pero resuena el cuerpo de la guitarra. Pasa una cosa similar con los mocos (cuerdas de la guitarra) y el pecho (cuerpo de la guitarra). Es decir, que habrá mocos que estarán en nariz y garganta, pero a ti te sonarán que están en el pecho.

 

Mocos en el pecho del bebé: ¿qué hacemos?

 

Tenemos dos o tres maneras de dilucidar dónde están esos mocos:

  • Limpiando bien nariz y garganta, y ver si sigues notado la vibración.
  • Llevando el bebé al pediatra y que le ausculte.
  • Si el pediatra no os puede atender pronto (ahora con la pandemia a veces están desbordados), un fisioterapeuta especializado en aparato respiratorio también te puede sacar de dudas y además se ocupará de sacarle todo el moco que vaya encontrando. No obstante, siempre es mejor que el pediatra lleve un seguimiento del estado del peque. Ir al fisio sin pasar por el pediatra no es lo ideal.

Pero volvamos a lo que íbamos… Moco en el pecho del bebé. Respondamos a las preguntas iniciales.

¿De dónde vienen?

No vienen de ningún sitio. Se han creado allí. En bebés sanos de base, es imposible que el moco de nariz se vaya hacia el pulmón. El moco de nariz puede favorecer que las cosas se compliquen (por eso puede venirte bien el seminario donde os explico las mejores maneras de limpiar la nariz de los más pequeños de la casa), pero el moco que encontramos en el pulmón no viene de la nariz ni la garganta.

 

Descubre cómo ayudar a tu peque a respirar mejor con los consejos de una fisioterapeuta respiratoria en el Seminario Online «Mocos fuera»

 

A lo largo de todo el sistema respiratorio existen una serie de células productoras de moco (las células caliciformes, las glándulas submucosas y las células clara) cuya función es la de proteger y humedecer las vías respiratorias.

¿Hacia dónde van?

Los mocos que se producen a lo largo de los bronquios se van hacia la garganta mediante el sistema de autodrenaje de los pulmones. Y los que son tragados, van hacia el sistema digestivo. Cada vez que tragamos un poco de saliva, tragamos un poco de moco nasal y un poco de moco bronquial. Es por esta razón que a veces, incluso antes de darnos cuenta de que nuestro peque tiene mocos, vemos en sus cacas un montón de moco.

 

Mocos en el pecho del bebé: ¿qué hacemos?

 

¿Por qué están ahí?

Ya lo apuntaba en la primera pregunta; los mocos están en los bronquios para proteger y humedecer las vías respiratorias. Sin la producción del moco, el paso del aire acabaría resecando y dañando los bronquios. Sin la producción de moco, estaríamos más expuestos a las infecciones, y el polvo y a otras partículas nos podrían dañar los pulmones.

 

Mocos en el pecho del bebé: ¿qué hacemos?

 

¿Qué podéis hacer?

Primero de todo, si resulta que tu bebé presenta mocos en el pecho, te recomiendo que estéis tranquilos. Esto pasa a muchas personas cada año; bebés, niños y niñas y adultos. Cuando dejamos la preocupación de lado, podemos pasar a ocuparnos. Podemos:

  1. Mantenerle la nariz limpia. Le ayudaréis a tener menos resistencias a la hora de respirar. Comerá y descansará mejor. Limitaréis la tos que le pueda venir por moco de nariz y garganta.
  2. Llevarle al pediatra y que le haga un seguimiento.
  3. Darle la medicación prescrita por el pediatra. A veces, si no hay presencia de broncoespasmo ni inflamación, si “solamente” hay moco, no recetan nada. Y es que para sacar el moco no hay ningún medicamento que funcione. Ni siquiera los jarabes ni los mucolíticos. El salbutamol, que es lo que más fácilmente se receta en estos casos, no quita el moco, relaja el músculo liso que envuelve el bronquio y ayuda a que el aire pase mejor y arrastre mejor el moco en exceso. Esto, en el caso de que haya broncoespasmo… a veces hay bebés que “solamente” tienen acúmulo de moco en la nariz y el pecho, sin nada más.

 

porteo-7

 

  1. Portearle mucho. Se puede portear desde el nacimiento. Tu calorcito y compañía le ayudarán mucho. También el hecho de tener más contención a nivel pulmonar, que ayudará al drenaje natural del moco bronquial.
  2. Llevarle al fisioterapeuta respiratorio. Él/ella valorará dónde está el moco y ayudará a tu bebé a sacarlo. En ningún caso son técnicas agresivas (o no deberían serlo). Por redes sociales a veces circulan vídeos de bebés vomitando por la intervención del fisio… Desde mi punto de vista, provocar el vómito no debe ser una opción a la hora de sacar moco de un bebé. A veces alguno me ha vomitado, pero creo que a lo largo de los más de 15 años que llevo en este campo, podría contar con los dedos de una mano las veces que me ha pasado.

Desde mi punto de vista, el drenaje bronquial (que son el conjunto de técnicas que ayudan a sacar el moco del pulmón), debería de recetarse de la misma forma que el salbutamol u otros medicamentos que ayudan en caso de problemas pulmonares. ¡Qué lástima que no vendan mini-fisios envasados en la farmacia que te hagan un drenaje bronquial cada vez que saques uno de bote!

 

 

Si esto fuera posible estoy segura de que las farmacéuticas habrían conseguido grandes ventas. Y qué lástima que nuestro sistema sanitario aún no haya incorporado suficientes fisioterapeutas en los centros de atención primaria para que todas las personas con exceso de moco bronquial pudieran tener acceso a sesiones de drenaje bronquial.

No obstante, en la Tribu CSC podéis contar con mi ayuda siempre que lo necesitéis. Próximamente incorporaré contenidos en la Tribu para explicar a las familias cómo son y cómo se aplican las técnicas de higiene bronquial. ¿Nos vemos por allí?

 

Autor/a




Más Información sobre el Descuento del Black Friday aquí

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Mocos en el pecho del bebé: ¿qué hacemos?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube