Aspirar o no aspirar los mocos, esa es la cuestión…

El aspirador nasal es uno de los productos estrella de la puericultura infantil, pero su uso puede resultar perjudicial

Artículo publicado el 26 Sep 2020 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 22 octubre, 2022

Me acuerdo como si fuera hoy del día en que (cuando estábamos embarazados de nuestro primer hijo, en el año 2009) fuimos a la tienda de puericultura para hacer una lista de nacimiento, por si nuestros familiares y amigos nos querían hacer un regalo, y ahí hablamos del tema de los mocos y de cómo sacarlos.

Éramos primerizos, los primeros de nuestra generación entre nuestra familia más allegada en tener un bebé, y los segundos en nuestro círculo de amistades. Fuimos a la tienda y nos pusimos en manos de la dependienta a la hora de decidir qué necesitábamos. Y pareció que sí, que entre los útiles imprescindibles estaba un aspirador nasal para eliminar los mocos en bebés. Estaba en su cajita, la mar de mona… pero daba cierto miedo pensar en cómo deberíamos usarlo.

Por ese entonces, yo acababa de hacer un posgrado de fisioterapia del tórax. Dimos fisio en pediatría, y no hablamos de ese tipo de aspiradores. Hablamos de aspiración, pero para bebés con problemas graves. Para problemas leves nos hablaron de las duchas nasales, pero claro… no sabiendo nada de todo el resto, acabamos poniendo el aspirador en la lista y acabó en casa unas semanas más tarde.

¿Tiene realmente utilidad el aspirador nasal?

¿Pero cuál fue el recorrido del aspirador en casa? De la bolsa al cajón y del cajón a la basura. Nunca lo usé. Desde la teoría de mi formación creía que no lo usaría, pero al entrar en la tienda entramos en modo piloto automático y también compramos un orinal (que nunca usamos) y una trona (que si fuera hoy tampoco compraría), entre otras muchas cosas…

Pero ya paro de hablar de mis experiencias personales para ahondar en el uso del aspirador. Como os apuntaba más arriba, el aspirador acaba siendo indispensable en algunas enfermedades en las que el bebé no puede tragar, por ejemplo. Y se suele usar de forma distinta a como se usa a nivel domiciliario. Pero si vuestro bebé no tiene problemas de salud de manera general, el aspirador no será necesario. Incluso podrá llegar a ser poco efectivo o dañino, según cómo lo usemos. Ahora os explico el porqué.

 

Mocos en bebés, ¿cuándo aspirarlos?

 

El moco que nos preocupa es el moco que está en el cávum, en la parte más posterior de la cavidad nasal, junto a los conductos auditivos. El aspirador nasal puede ser dañino, porque si realmente aspira el moco de cávum, estará generando presiones muy fuertes que podrían llegar a dañar el tímpano auditivo.

En caso contrario, si el aspirador no crea presiones muy elevadas, lo que ocurrirá es que solamente aspiraremos el moco más anterior, el que no nos supone un problema inmediato. Así pues, la idea es que cada vez compremos menos aspiradores y nos pasemos a otro tipo de higienes nasales.

 

Mocos en bebés, ¿cuándo aspirarlos?

 

Cuando digo esto a veces noto que hay mamás y papás que tragan saliva, como pensando: “¡Qué mal lo he estado haciendo!”, “¡Soy una mala madre!”, y cosas así… Pero yo no lo veo así. Vivimos en un mundo con muchas posibilidades, muchos utensilios, mucha información, y no siempre es fácil acertar con lo mejor. Si has aspirado hasta ahora, ¡no pasa nada! No es que sea malo en sí (con la excepción de aspirar muy fuerte, que normalmente ya no lo hacéis). Pero sí que hay cosas más efectivas.

¿Qué hacemos con los mocos en bebés? Alternativas más eficaces al aspirador nasal: las instilaciones y las duchas nasales

A los fisioterapeutas, actualmente nos está gustando mucho hacer instilaciones con poco suero y aplicar la técnica de las DRR: desobstrucciones rinofaríngeas retrógradas (sorber el moco, para los amigos). Nos gusta mucho porque reproduce bastante bien el sistema natural de evacuación de moco, y porque han salido estudios que demuestran su eficacia en prevención de infecciones respiratorias.

Ponemos poco suero haciendo que se lo traguen, y luego cerramos la boca de los bebés favoreciendo que sorban el suero que queda y se lo traguen junto al moco. Quizá parezca un poco raro, pero nos limpia muy bien el cávum (esa parte que nos preocupa del final de la cavidad nasal donde se puede acumular moco que provoque otitis, tos u obstrucción nasal).

 

Descubre cómo ayudar a tu peque a respirar mejor con los consejos de una fisioterapeuta respiratoria en el Seminario Online “Mocos fuera”

 

Personalmente, como he tenido dos de mis tres hijos con poca fuerza y dificultades en el tragar, he preferido a nivel familiar las duchas nasales, yendo con mucho cuidado con la posición del bebé y las presiones a la hora de insertar el suero. Las duchas nasales consisten en poner mucho suero en una cavidad nasal, haciendo que salga por la otra, y así arrastre el moco que se va encontrando.

Pero acostumbro a hablar de ella a los pacientes a quienes las instilaciones con poco suero y las DRR no acaban siendo lo suficientemente efectivas o seguras. En mi día a día en la consulta suelo usar las dos técnicas, dependiendo de dónde está el moco, de cómo tolere el peque las higienes nasales, las preferencias de la familia…

Si quieres saber más sobre cómo sacar moco sin usar aspiradores nasales, no dudes en pedir acceso al seminario sobre mocos de la Tribu CSC, donde además tenemos un grupo específico de “Mocos fuera”. Si acabas viendo el seminario, comprobarás que a diario uso unas peritas que se venden como aspiradores… pero las uso para instilar suero durante las duchas nasales, no para aspirar el moco.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

4 comentarios en "Aspirar o no aspirar los mocos, esa es la cuestión..."

  1. Con respecto a las duchas nasales, ¿en qué posición hay que poner al bebé?

  2. Hola!
    Con las duchas nasales hay que ir con cuidado para evitar que el suero tenga demasiada tendencia en ir hacia la oído. Te lo contamos.bien en el seminario, pero como resumen, te diré que lo mejor es ponerles de lado, con la cabeza mirando hacia abajo.

  3. Pero de lado tumbado?? Porque me dijeron que tumbado d helado puede ir al oído. Que lío!! Desde muy pequeñito tuve que hacerle lavados y como primeriza hacía lo que el pediatra decía, pero cada uno te decía una manera diferente y la hice todas, y espero no haberle dañado. Ya que primero le metía la jeringa con toda la presión al pobre porque me dijeron que fuerte. Luego lo hacía con menos presión pero siempre tumbado. Luego después de muchas veces me dijeron que tumbado no porque podía llegar al oído y pasé a hacerlo sentado. Primero un orificio y luego el otro, sin tapar. Pero realmente sigo sin saber cuál es la manera correcta 😪 Ahora con un año y un resfriado pegado, el pobre tiene unos mocos… y hago lavados pero ahora tiene muchas fuerzas y es muy complicado, va más fuera que dentro. He coloreado un respimar para combinar y ser me os agresivo.

  4. Hola Estefanía,
    En efecto, las duchas nasales de lado pueden llegar a ser dañinas para el oído si no vamos con cuidado con la posición de la cabeza y la presión con la que introducimos el suero. Por eso, antes que las duchas nasales, suelo recomendar instilaciones de poco suero con maniobras de sorber el moco. Pero Alicia preguntaba específicamente para la posición de las duchas nasales.
    Desde mi punto de vista, hay dos maneras muy efectivas de limpiar la nariz: 1. poco suero y que se lo traguen y luego que sorban fuerte el moco. 2. duchas nasales haciendo pasar mucho suero haciendolo salir por el otro lado.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube