Mi bebé tiene flemas, ¿qué hago?

Aunque molestas, las flemas son generalmente inofensivas si no van acompañadas de otros síntomas

Los bebés de pocos meses tienen mocos y flemas bastante a menudo, incluso aunque no estén resfriados. Las mucosidades son en realidad un mecanismo de defensa muy eficaz de su organismo, que está empezando a fortalecerse frente a los virus. De esta forma limpian las vías aéreas de gérmenes (son expulsados al exterior adheridos a ellas) y evitan que proliferen.

Sin embargo, tienen el inconveniente de que a los bebés les suele ser difícil expulsar las flemas, porque aún no tienen el reflejo de toser por sí solos y aclararse la garganta. Además, las flemas en los bebés suelen estar casi siempre acompañadas de congestión.

Aunque pueden resultar tremendamente incómodas (sobre todo cuando se acompañan de tos y respiración ruidosa o rápida), generalmente suelen ser inofensivas. Así que si el pediatra te dice que tu hijo está sano, no te agobies porque tenga mocos y flemas cada dos por tres. Pero, eso sí, aprende a quitarle estas mucosidades para que pueda respirar mejor.

 

Aaachíss... Mi bebé estornuda mucho ¿por qué?

 

¿Qué hago con las flemas de mi bebé?

Esta pregunta, desde mi punto de vista, tiene trampa. Si alguien, sin ver a su peque en directo, me pregunta qué puede o debe hacer con las flemas de su bebé, tendré que preguntarle: ¿a qué te refieres, cuando hablas de flema? Y es que cuando hablamos de flemas, nos podemos estar refiriendo a mocos. Pero:

  • Mocos en general, principalmente de nariz.
  • Mocos en la garganta.
  • Mocos en los bronquios.

Cuando ya tenga claro en qué zona se está generando la flema, otra pregunta que haría es si estas flemas están siendo un estorbo grande o no están molestando demasiado. Tenemos que pensar que, como mamíferos que somos, nuestro sistema respiratorio produce mucosidad a lo largo y ancho de nuestra mucosa.

 

Aaachíss... Mi bebé estornuda mucho ¿por qué?

 

La mucosidad que producimos para proteger nuestro sistema respiratorio de las agresiones externas de virus y bacterias y de partículas de polvo, humo y contaminación, así como para humedecer el aire que inspiramos, es necesaria en las dosis adecuadas.

Es decir, que el moco en sí no es malo. Y aunque tengamos un exceso de moco en algún momento, llegando a formar flemas, nuestro cuerpo, que es muy sabio, tiene mecanismos para evacuarlo.

¿Cuáles son los mecanismos automáticos de eliminación de moco y flemas?

El aire, al pasar a través de las vías aéreas y los cilios (una especie de escombritas en la superficie de las mucosas), nos ayudan a llevar el moco de nariz hacia la garganta y el moco de pulmón también hacia la garganta. Es decir, en condiciones normales, las flemas de todos los mamíferos se evacuan por el sistema digestivo. Sí. Nos comemos los mocos.

 

 

Así que si no molestan demasiado, si el bebé puede dormir y comer bien, no debemos tocar las flemas. El sistema respiratorio se encarga de producir el moco que se necesita y se evacua de forma natural.

Ahora bien. Si las flemas o el moco taponan la nariz totalmente, si las flemas se quedan en garganta y producen tos excesiva, si las flemas se encuentran en el pulmón de manera desmesurada; si el bebé no duerme bien o no come bien a causa de la presencia de flemas, deberemos actuar.

¿Cómo podemos ayudar al bebé a expulsar las flemas?

Si las flemas están en la garganta o en la nariz, las instilaciones de poca cantidad de suero por cada fosa nasal (entre 0.5 y 2.5ml de cada lado, dependiendo de la edad y de la cantidad de moco), haciendo que se lo traguen; y unas cuantas maniobras de DRR (Desobstrucciones Rinofaríngeas Retrógradas) pueden ser de mucha ayuda para liberar el paso del aire.

 

Descubre cómo ayudar a tu peque a respirar mejor con los consejos de una fisioterapeuta respiratoria en el Seminario Online «Mocos fuera».

 

Las DRR se hacen tratando de cerrar la boquita del bebé durante la inspiración, favoreciendo que sorban los mocos. A menudo tosen justo después de cada repetición de la técnica para poderse tragar el moco que se ha movido (en el seminario «Mocos fuera» os explico en vídeo cómo hacerlo).

Si las flemas están en el pulmón, lo mejor es visitar a un fisioterapeuta especializado en aparato respiratorio para que valore su estado y le aplique técnicas de fisioterapia respiratoria para evacuar el moco. En caso de que a menudo tenga flemas en el pulmón, os irá enseñando cómo hacerlo en casa para que seáis cada vez más autónomos.

Y por último, además de sacar el moco que vayáis encontrando (siempre y cuando moleste) podéis aumentar la ingesta de líquido en la medida de lo posible, para hacer más líquidas esas flemas y se muevan mejor (en el caso de bebés que ya no estén con lactancia materna exclusiva).

 

 

Aunque sea incómodo y molesto en ocasiones, el moco es, en realidad, una sustancia fluida y normal producida por muchos tejidos de nuestro cuerpo. Actúa como una capa hidratante y protectora para evitar que algunos órganos importantes se sequen. Es más, también actúa de “trampa” para algunas sustancias irritantes, como el polvo, el humo o incluso las bacterias.

 

Vistas totales 3,266 , Vistas hoy 41 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Mi bebé tiene flemas, ¿qué hago?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share via
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube