Cuándo suplementar a un peque que ha cumplido 6 meses y se niega a comer sólidos

Si un bebé se alimenta solo con leche más allá de los seis meses, corre el riesgo de tener anemia, por lo que es necesario suplementarlo con hierro

Artículo publicado el 3 Feb 2022 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 6 mayo, 2024

Durante los primeros seis meses de vida, los bebés se alimentan exclusivamente de leche. A partir de ese momento, comienza la alimentación complementaria, donde la leche sigue siendo la base principal, pero se comienzan a introducir otros alimentos. Sin embargo, hay niños que se niegan a comer sólidos. En algunas ocasiones, puede conllevar ciertos riesgos y es necesario suplementar con hierro para evitar la anemia.

Los inicios de la alimentación complementaria y el rechazo a la comida

Suele ser normal que, en un primer momento, los bebés rechacen la comida. Aunque en muchas ocasiones esto provoca gran angustia en los padres, entra dentro de la normalidad. La alimentación supone un aprendizaje y es un proceso de adaptación y evolución. Por eso, en este momento hablamos de alimentación complementaria: la leche sigue siendo la base principal de la dieta y el resto de alimentos la complementan, de forma que sus necesidades nutricionales están cubiertas.

Así, hay bebés que muestran mucho interés por la comida y otros que prefieren seguir tomando solo leche. De hecho, algunos bebés apenas comen nada más allá de la leche cumplidos los seis meses y no tiene por qué ser un motivo de preocupación en un primer momento. Si vemos al niño feliz y contento, lo normal es que esté bien.

Ante la negativa a comer otro tipo de comida, debemos ofrecer diferentes alimentos al bebé y no desistir a la primera. Es decir, si vemos que un alimento concreto no le gusta, no debemos eliminarlo de su dieta. Muy al contrario, debemos seguir presentándolo, ya que en ocasiones es necesario probarlo varias veces hasta que nos guste. Además, podemos apostar por diferentes presentaciones, comer en familia y evitar distracciones como las pantallas.

 

Suplementación infantil: ¿Está indicada si mi hijo no come sólidos?

 

Eso sí, en ningún caso debemos forzar al pequeño a seguir comiendo. De hecho, los niños tienen la capacidad de autorregularse y dejan de comer cuando están saciados. Si les obligamos a seguir comiendo, estaremos alterando esa facultad innata, lo que puede llegar a provocar obesidad a medio o largo plazo. Sin embargo, si la situación persiste, debemos consultar al pediatra.

La anemia y la necesidad de suplementar con hierro al bebé

Cada bebé lleva su propio ritmo. Sin embargo, si el pequeño insiste en su negativa a comer alimentos y sigue basando su dieta solo en la leche, existe riesgo de anemia.

Los bebés nacen con reservas suficientes de hierro para cubrir sus necesidades durante los seis primeros meses. Justo el tiempo que está indicada la lactancia exclusiva. Este periodo se puede alargar un poco más gracias al pinzamiento tardío del cordón o lo que es lo mismo, cortarlo cuando deja de latir a los dos o tres minutos. Con esta práctica, toda la sangre del cordón vuelve al bebé antes de cortarlo, hierro incluido.

Sin embargo, pasados los seis meses, el bebé tiene que ir probando nuevos alimentos ya que es la única forma de conseguir el hierro que necesita.

 

Descubre cómo actuar y todo lo que puedes hacer si tu hijo/a parece no comer suficiente con el Seminario Online “Mi niño no come”

 

Por ello, si la situación continúa llegados a los nueve meses, el pediatra puede recomendar hacer una analítica para comprobar los niveles de hierro en el bebé. En caso de que se confirme que no haya hierro suficiente y se diagnostique anemia, recomendará suplementar con hierro para revertir la situación.

En caso de no querer realizar una analítica al bebé, se puede recetar el suplemento de hierro de forma preventiva. Así lo recomienda el Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría que asegura que se puede ofrecer hasta que el bebé coma mejor o, al menos, ingiera los 30 gramos de proteína (especialmente carne, aves, pescado o huevos) recomendada a esta edad.

Suplementación infantil: La importancia del hierro en el desarrollo del bebé

La anemia está provocada por el déficit de hierro: la sangre del bebé tiene menos glóbulos rojos de lo normal y son estos los que transportan el oxígeno por todo el cuerpo. Así, cuando un bebé tiene anemia, su cuerpo no recibe el suficiente oxígeno, lo que provoca que esté cansado y con menos energía. Pero no son las únicas consecuencias:

  • Los niños con anemia suelen tener las defensas bajas, por lo que son más propensos a contraer más enfermedades infecciosas.
  • Retraso psicomotor con problemas para empezar a andar, retrasándose más allá de los 18 meses.
  • Menos capacidad de socialización.

Por ello, es fundamental suplementar con hierro al bebé para evitar la anemia ferropénica, la más común en bebés de 9 a 24 meses.

 

Suplementación infantil: ¿Está indicada si mi hijo no come sólidos?

 

Otros suplementos para el bebé: vitamina D y calcio

Además de suplementar con hierro al bebé, también son habituales otros suplementos como la vitamina D o el calcio. Aunque no es común en todas las consultas de pediatría, es habitual que se recete vitamina D durante el primer año de vida del bebé. Aunque en España no estamos falta de luz solar, la exposición a la luz ha ido cada vez más en descenso. La explicación es sencilla: pasamos menos tiempo en la calle.

El déficit de vitamina D puede provocar raquitismo. Ante la carencia de vitamina D, no se pueden controlar correctamente los niveles de calcio y de fósforo y la única solución que encuentra el cuerpo es “robársela” a los huesos, quedando débiles y blandos. Es la consecuencia más grave, pero no la única. Así, la falta de vitamina D está asociada también a un mayor riesgo de caries y de la afectación del desarrollo, enfermedades pulmonares, enfermedades cardiovasculares y un peor control de la glucosa.

El calcio también es fundamental para prevenir el raquitismo, sin embargo, no es necesario suplementar. Los lácteos son una de las principales fuentes de calcio, por lo que, en principio no habría de qué preocuparse. En el caso de los bebés menores de seis meses, necesitan unos 200 mg de calcio diarios, que suben hasta los 260 mg para aquellos con edades comprendidas de seis a once meses.

 

Suplementación infantil: ¿Está indicada si mi hijo no come sólidos?

 

A partir de los 11 meses, sus necesidades de calcio son las siguientes:

  • Entre el primer y el tercer año, necesitan 700 mg de calcio al día.
  • De los cuatro a los ocho años, requieren 1.000 mg de calcio diarios.
  • Desde los nueve a los 18 años, precisan 1.300 mg de calcio al día.

La leche materna y de fórmula y, a partir del año, la leche entera de vaca junto a otros lácteos como los yogures o el queso, son una buena fuente de calcio. A ellos se suman otros alimentos como el brócoli y las verduras de hoja verde (estas últimas deben tomarse a partir del primer año de vida para evitar el síndrome del bebé azul), los garbanzos y las alubias blancas, las almendras (los frutos secos siempre triturados para menores de cinco años), las semillas de sésamo o las naranjas, los higos y las ciruelas pasas.

Sin embargo, en el caso de los niños que no toleran la leche o con alergia a la proteína de la leche de vaca (APLV), es probable que no ingieran la cantidad de calcio que necesita. En este caso, será necesario que el pequeño sea valorado por el pediatra para que nos recomiende qué debemos hacer. Lo habitual es que precisen fórmulas especiales en las que las proteínas de la leche de vaca han sido fragmentadas de forma que no pueden ser reconocidas por el sistema inmune alterado de los niños con esta alergia. En el caso de los niños más mayores, sí pueden tomar preparados vegetales, generalmente a base de soja.

 

Infórmate sobre los alimentos que más alergia suelen provocar, cuáles son las alergias más habituales, cómo detectar sus síntomas y qué niños tienen más riesgo de padecerlas en el Seminario Online “Cómo detectar una alergia alimentaria”

 

Si tienes más dudas sobre cuándo suplementar con hierro a tu bebé, salud infantil o la educación y crianza respetuosa en general, puedes resolverlas en la Tribu CSC, donde encontrarás a nuestro equipo de profesionales para consultar online, entre los que se encuentra la popular pediatra, Gloria Colli y el famoso enfermero de pediatría, Armando Bastida. Además podrás compartir experiencias con las familias que forman parte de la Tribu. El primer mes es gratis, no tiene compromiso de permanencia y te da libre acceso a todos nuestros cursos.

Podéis descargar gratis la app de Criar con Sentido Común tanto para plataformas Apple como para plataformas Android, y tenéis una semana gratis para probar todas las ventajas de la membresía a la Tribu, realizar todos los cursos online disponibles y consultar a nuestros/as especialistas.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Alimentación Complementaria?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Alimentación Complementaria y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Cuándo suplementar a un peque que ha cumplido 6 meses y se niega a comer sólidos"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube