• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

¿Son necesarios los suplementos vitamínicos durante la lactancia?

Hay mujeres gastando más de 150 euros al año en suplementos que no necesitan

Durante la lactancia materna es frecuente que muchos profesionales prescriban a las mujeres preparados multivitamínicos, e incluso que los recomienden en algunas farmacias, dado que no precisan receta. Son preparados que implican un desembolso económico nada despreciable y que si se toman durante todo el tiempo que dure la lactancia (sabiendo que esta puede durar años), no es ninguna tontería.

Precisamente por eso quiero hablar de ello, porque son muchas las mujeres que creen que es necesario comprar cada mes un suplemento vitamínico. ¿Quieres saber si de verdad es necesario tomar suplementos vitamínicos durante la lactancia?

¿Afecta lo que comamos a la calidad de la leche?

Esta es una duda que se repite muchísimo entre las mujeres embarazadas y su entorno, y que incluso algunos profesionales de la salud mencionan cuando invitan a las mujeres a comer de manera saludable para tener mejor leche. Así, se comentan desde alimentos con propiedades para aumentar la producción de leche, hasta alimentos que mejoran su calidad. La realidad es que nada de eso es cierto.

Para aumentar la producción de leche lo mejor es un buen estímulo del pecho, ya sea con la succión del bebé o con sacaleches. Y para la calidad de la leche no hace falta hacer nada.

 

Descubre cómo lograr que la lactancia sea un proceso exitoso con el Seminario Online “Claves para iniciar la lactancia con éxito”.

 

Todas las mujeres tienen leche de buena calidad; si un bebé amamantado no engorda ‘lo suficiente’, no es que esa leche no alimente. Habría que valorar diferentes causas, o bien que haya una producción inadecuada o un problema de succión y que el bebé no sea capaz de extraer esa leche.

Solo en casos de las mujeres con desnutrición severa podría verse afectada la calidad de la leche de forma nutricional, y lo haría en el sentido de que disminuye la cantidad de grasas. Y ojo, porque aún así, seguiría siendo un alimento muy completo.

A través de la leche materna llegan todos los nutrientes y vitaminas

La leche humana es el mejor alimento para el bebé humano, adaptándose a sus necesidades en cada momento. Esta leche contiene los nutrientes y vitaminas necesarias para su crecimiento, que provienen de la ingesta de la madre.

Es decir, los nutrientes que recibe la madre se absorben y pasan a la leche a través del torrente sanguíneo, dándole prioridad al bebé. De esa forma, nos aseguramos de que el bebé reciba todo lo que necesita. Pero, ¿qué pasa con la madre? ¿Puede tener algún déficit vitamínico por dar el pecho?

Recomendaciones para la mujer lactante

En realidad, ningún suplemento vitamínico es necesario durante la lactancia si la mujer toma una alimentación equilibrada.

Sin embargo, hay determinadas situaciones en las que algún suplemento puede ser necesario. Vamos a detallarlos individualmente:

Hierro

Solamente está indicado en caso de anemia materna. Si los niveles de hierro en la madre son adecuados y por tanto no existe una alteración de la hemoglobina, no es necesario que lo tome.

Calcio

No es necesario un suplemento de calcio de forma sistemática. Si la mujer no toma lácteos o lo hace de forma insuficiente, hay otros alimentos que puede tomar para proporcionarle la cantidad recomendada antes que iniciar el suplemento. La lactancia materna no causa osteoporosis, al contrario, tiene un efecto protector.

 

Suplementos vitamínicos lactancia

 

Vitamina B12

En el caso de mujeres que lleven una dieta vegana está indicado este suplemento independientemente de la lactancia. En el caso de mujeres vegetarianas, estaría indicado también si no se puede garantizar que la dieta esté equilibrada y planificada.

La ingesta de vitamina B12 es fundamental para el bebé porque su déficit puede conllevar un tipo de anemia, llamada anemia megalobástica, e incluso alteraciones neurológicas. Por ello, si hay alguna duda de que estas necesidades no están cubiertas en la madre, es mejor tomar el suplemento.

Vitamina D

Si los niveles de vitamina D en la madre son adecuados, no es necesario que tome suplementos. Sin embargo, esta suplementación en madres lactantes puede ser una alternativa a la suplementación al bebé, en quien sí está indicado.

Esto no es algo que esté protocolizado, pero hay estudios que así lo manifiestan; de esta forma, en lugar de dar el suplemento de vitamina D al bebé, podría tomarlo la madre y aumentar así las cantidades de vitamina D en su leche. Para garantizar este aporte es necesaria la ingesta de 6.400UI de vitamina D al día.

Yodo

Es el único mineral en el que puede ser necesaria su suplementación aunque en esta recomendación hay controversias. La última revisión de estudios realizada por la Cochrane indica que la evidencia es débil, pero aún así se suele recomendar la suplementación en España, por considerar que, por norma general, hay un déficit de yodo en la población, y superar los beneficios de la suplementación a los posibles riesgos.

Otros organismos como Previnfad (grupo de trabajo para la prevención de enfermedades en la infancia perteneciente a la AEP), consideran que al ser la evidencia débil no es adecuada una suplementación sistemática.

La realidad es que durante el periodo de lactancia los requerimientos de yodo en la mujer aumentan, ya que este mineral es muy importante para el desarrollo de la glándula tiroides del bebé. Si no se toma en cantidades suficientes, aumenta el riesgo en la madre de desarrollar hipotiroidismo postparto.

Por ello, las últimas recomendaciones sobre suplementación de yodo indican:

Se sugiere la suplementación farmacológica durante la gestación con yoduro potásico a dosis de 200 microgramos al día en aquellas mujeres que no alcanzan las cantidades diarias recomendadas de ingesta de yodo con su dieta (tres raciones de leche y derivados lácteos, además de dos gramos de sal yodada).

 

Suplementos vitamínicos lactancia

 

Por aclarar términos, una “ración de lácteo” puede ser cualquiera de las siguientes opciones:

  • 200 mililitros de leche o yogur.
  • Entre 60 y 100 gramos de queso fresco.
  • Entre 30 y 40 gramos de queso semicurado.

Entonces, si una mujer cumple con esas recomendaciones no es necesario que tome el suplemento. Si no lo hace, entonces parece que sí.

¿Y durante cuánto tiempo tomarlo? Pues mientras dure la lactancia materna.

No te gastes el dinero en vitaminas que no necesitas

Después de todo esto podemos concluir que durante la lactancia no hay ninguna recomendación universal de suplemento vitamínico. Eso no quiere decir que no se necesite absolutamente ningún suplemento, porque hay determinados micronutrientes que podrían ser necesarios según cada caso, y que deberían recomendarse de forma individual.

El suplemento que más frecuentemente es recomendado es el de yodo, ya que en muchos casos habría que suplementar con 200ug de yodo al día mientras dure la lactancia.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¡ESTA NAVIDAD REGALA SENTIDO COMÚN! Tarjeta Regalo Tribu CSC + Libro dedicado a mano por Armando Bastida + Bolsa


Más Información

3 comentarios en "¿Son necesarios los suplementos vitamínicos durante la lactancia?"

  1. Hola, mi hija tiene 17 meses y desde el embarazo tomo Yodocefol (yodo, ácido folico y Vitamina B12) . Como seguimos con el pecho no lo he dejado ya que lei en un foro de la AEP que lo recomendaban durante toda la lactancia. ¿Qué me recomendáis? Gracias

  2. Durante los 3 primeros meses de lactancia sufrí varias perlas de leche muy dolorosas, tras hablar con una asesora de lactancia dejé de tomar el multivitamínico y empecé a tomar sólo yodo, llevo casi 18 meses sin un sólo problema.

  3. Pues mi ginecóloga de la SS me dijo que siguiera con el Natalben mientras durara la lactancia. Ya vamos por el año ¿Lo dejo entonces?

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.