¿Pasa algo por retrasar un poco las vacunas del bebé?

Pocas circunstancias justifican retrasar el inicio de la vacunación y si hay un retraso todas las dosis puestas cuentan como válidas
Las vacunas se administran siguiendo un calendario que se diseña incluyendo la edad recomendada de administración, el número de dosis y el intervalo entre dosis, atendiendo a criterios de seguridad y eficacia. El objetivo es conseguir la mejor inmunización, en el momento más adecuado y con el mínimo de efectos secundarios. Pero, ¿qué pasa si me atraso en las vacunas de mi bebé?

¿Qué pasa si me atraso en las vacunas de mi bebé?

Muchas enfermedades prevenibles con vacunas son más graves cuanto más pequeño es el bebé, como la tos ferina, por lo que la prioridad es completar la vacunación cuanto antes. En este caso, por ejemplo, se vacuna a la embarazada, para que le transfiera los anticuerpos al recién nacido y quede este así protegido hasta que pueda completar su propia pauta con las 3 primeras dosis que se ponen a los 2, 4 y 11 meses en los calendarios actualmente vigentes en España.

Para otras enfermedades, el bebé estará protegido por los anticuerpos transferidos por la madre durante el embarazo por más tiempo, incluso 1 año para sarampión o varicela, por ejemplo. En estos casos, si se vacuna al bebé antes del año, estos anticuerpos maternos pueden interferir con la inmunización que genera la vacuna, haciendo inválida la dosis. Por eso los bebés menores de 1 año que se tienen que vacunar de sarampión porque van a viajar a alguna zona donde hay un brote, al cumplir el año se deben volver a vacunar como si fuera la primera dosis.

 

¿Qué pasa si me atraso en las vacunas de mi bebé?

 

Y ¿qué pasa si me atraso en las vacunas de mi bebé? Algunas enfermedades, como la gastroenteritis por rotavirus, son especialmente graves en los primeros 6 meses de vida, por lo que la vacunación se limita a esta franja de edad, mientras que no se recomienda en mayores de 6 meses ya que los efectos adversos podrían superar los beneficios.

¿Qué se debe hacer en caso de un retraso de alguna vacuna?

Por todas estas razones que hemos comentado a modo de ejemplo, las vacunas se administran a una edad y no otra, pero existen diversas razones por las cuales en ocasiones la administración de las vacunas se retrasa respecto a la edad recomendada. Sea cual sea el motivo por el que se retrasó la administración, es importante tener en cuenta que todas las dosis puestas cuentan y no es necesario volver a iniciar la pauta de vacunación en caso de retraso entre dosis.

Un motivo  habitual de retraso de  la vacunación es por algún viaje o porque por algún motivo no podemos acercarnos al centro de vacunación en el momento que corresponde y hay que retrasar la administración unos días. En estos casos hay que intentar retomar la pauta lo antes posible, considerando la posibilidad, si el viaje va a ser muy largo, de continuar la vacunación en el lugar de destino.

 

¿Qué pasa si me atraso en las vacunas de mi bebé?

 

A veces sucede que cuando toca la vacuna, el peque está malito. En estos casos debemos saber que enfermedades comunes que no produzcan fiebre, o enfermedades febriles leves como una catarro de vías altas por ejemplo, no son contraindicación para las vacunas. En estos casos no pasa nada por retrasar la vacunación unos días para que no se solapen las molestias del resfriado con los posible efectos secundarios de las vacunas, pero no es necesario esperar a que el peque esté completamente bien. Ya sabemos que los mocos y la tos residual después de un catarro podría prolongarse semanas y no está justificado retrasar la inmunización para esperar a que esté totalmente recuperado.

Tampoco se deberían retrasar las vacunas porque esté tomando antibióticos o un curso corto de corticoides como los que se suelen usar en laringitis o asma, ya que no interfieren con la respuesta inmune de las vacunas.

En caso de tratamientos especiales que pueden interferir con las vacunas, como inmunosupresores, inmunoglobulinas o corticoides a largo plazo, el médico responsable del tratamiento indicará la pauta más adecuada para adaptar el calendario vacunal.

 

Así será la primera visita de tu bebé al pediatra

 

En otras ocasiones, la familia prefiere retrasar las vacunas pensando que su bebé es muy pequeño para recibirlas o que por sus circunstancias, como no tener que acudir a guardería, el riesgo de enfermedades en los primeros meses de vida es mínimo. Muchas vacunas se pueden administrar incluso desde el nacimiento, pero en general se empieza a vacunar cuando se sabe que la inmunidad transferida por la madre durante el embarazo ya no es suficiente y aunque el bebé parezca aún muy pequeño, su sistema inmune es perfectamente capaz de generar inmunidad adecuada.

Tampoco el hecho de no acudir a la escuela infantil es garantía de que el bebé no enferme, ya que muchas enfermedades, como la tos ferina, las contagian los adultos del entorno. Por ejemplo, las meningitis las pueden adquirir por contacto con adolescentes de la propia familia o el tétanos por una herida sucia que se haga en el parque.

Habiendo vacunas seguras y eficaces sobradamente probadas en las edades indicadas, hay muy pocas circunstancias en las que esté justificado retrasar el inicio de la vacunación, y si por cualquier motivo el calendario va con un poco de retraso, todas las dosis puestas cuentan como válidas y no hace falta empezar de nuevo la pauta para actualizar el calendario.

Si quieres más información o necesitas asesoramiento profesional, estaré encantada de atenderte en la Tribu CSC, donde además puedes consultar al resto de miembros de nuestro equipo de expertos en salud materno-infantil y crianza respetuosa.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Pasa algo por retrasar un poco las vacunas del bebé?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 semana de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube