Portear en invierno: ¿Cobertor o abrigo de porteo? (¿Son realmente necesarios?)

Llega el frío y surgen dudas: "¿Cómo abrigo al bebé?", "¿El portabebés va debajo o encima del abrigo?", "¿Qué ropa de porteo hay?", "¿Merece la pena gastar dinero en ella?"

¿Cómo portear a un bebé en invierno? A la hora de portear en invierno siempre surgen ciertas dudas: “¿Pasará frío mi bebé?”, “¿No será mejor usar el cochecito de paseo?”, “¿Es realmente útil el abrigo de porteo?”, “¿Merece la pena invertir en un buen cobertor?”.

Portear desde el nacimiento, también en invierno

Tal y como siempre decimos, entre 0 y 6 meses, lo mejor para la columna y la cadera del bebé, es el porteo ergonómico. ¡También cuando hace frío! De hecho, ¡en invierno se debería portear más que nunca! Más aún si tenemos a un recién nacido (incluso si este es prematuro o de bajo peso). Porque sí, el porteo del recién nacido en invierno no solo es posible, sino lo más aconsejable.

¿Por qué es especialmente importante portear en invierno?

El contacto estrecho entre bebé y porteador proporciona al bebé todo el calor que este necesita. De esta forma, su pequeño cuerpecito no gasta energía en producirlo y su organismo puede centrarse en otros procesos vitales para su correcto desarrollo.

Si, en cambio, llevamos al bebé en el cochecito de paseo, aunque le pongamos el mejor saco de plumón del mundo, el bebé tiene que crear su calor, porque la ropa “no crea” calor, sino que lo mantiene. Y el bebé gasta energía creando ese calor. Pero si lo llevamos con nosotros, el calor se lo proporciona nuestro contacto cuerpo a cuerpo. Y toda esa energía, en vez de gastarla en crear calor la gastará creciendo y desarrollándose.

 

Portear en invierno: ¿Abrigo de porte o cobertor de porteo?

 

Eso sí, cuando llega el frío y queremos portear, es importante que tengamos en cuenta algunos consejos. El calor corporal aumenta cuando porteamos, por ello es importante no abrigar en exceso al bebé ni a nosotros/as mismos/as. De hecho, cuantas menos capas de ropa haya entre los cuerpos del adulto y el bebé, mejor se potencia y aprovecha el calor corporal.

¿Cómo portear a un bebé en invierno?

Es importante señalar que el buzo de bebé está totalmente desaconsejado para portear, ya que puede aumentar en exceso el calor si el peque se queda dormido mientras lo porteamos y porque impide colocar al bebé en una posición adecuada en el portabebés.

Por eso lo mejor es abrigarnos por encima del portabebés con prendas de porteo específicas como cobertores o abrigos de porteo ¡que nos mantienen unidos mientras porteamos!

Además son prendas prácticas que nos facilitan ponernos y quitarnos ropa de forma fácil y rápida si entramos y salimos a la calle. De esta forma, nos facilitan abrigarnos y desabrigarnos al entrar y salir de tiendas, medios de transporte, etc. sin necesidad de sacar al bebé del portabebés o quitarnos este para abrigarnos o desabrigarnos nosotros/as.

 

curso-porteo
Aprende cómo y con qué portear correctamente a tu bebé para favorecer su desarrollo y tu higiene postural con el Curso Online “Porteo en la vida real”

 

Cómo vestir al bebé para portear en invierno

¿Cómo visto a mi bebé para portear en invierno? Cuando el bebé es aún pequeño (y no nos va a pedir constantemente subir y bajar del portabebés), lo más conveniente es abrigar las partes de su cuerpo que quedan dentro del portabebés con la misma ropa que lleva en casa o solo una capa más. Por ejemplo: un body de manga larga, camiseta, jersey o sudadera y pantalones.

En cambio, abrigaremos más las partes que quedan al descubierto, como la cabeza y las piernas. Por ejemplo, con un gorrito y calcetines o calentadores con patucos.

Es importante que su ropa le permita máxima flexibilidad de movimiento para que el bebé no se sienta incómodo y molesto, y para que podamos bascular su pelvis con facilidad al colocarle en el portabebés.

Y, para portear correctamente al bebé en invierno sin exponerle al frío, es necesario taparle por encima con una capa extra para abrigar sus piernas y pies, brazos y cuello. Esta capa extra puede ser un cobertor o un abrigo de porteo.

La ropa de porteo se coloca por encima del portabebés y permite a ambos (al bebé y al adulto que portea) llevar poca ropa para que no haya interferencias entre vosotros y así os paséis vuestro calor corporal.

 

Portear en invierno: ¿Abrigo de porte o cobertor de porteo?

 

Pero, ¿qué ropa usar para portear? ¿Qué opciones tengo? ¿Qué ropa de porteo puedo utilizar en invierno? O, más específicamente, ¿qué ropa de porteo podemos encontrar en el mercado?

Portear con frío: ¿Ropa de porteo, sí o no?

Por supuesto, como todo en la vida, nada es imprescindible (o casi). Así que no sólo podéis usar ropa de porteo para abrigaros y abrigar a vuestro bebé en invierno, sino que también podéis utilizar vuestro propio abrigo abierto por encima del portabebés, usar un abrigo o polar de talla mayor a la habitual, usar una mantita sobre el portabebés, etc.

Evidentemente estos son tips que os pueden servir de manera puntual, para tirar en caso de aprieto o necesidad, pero no hay duda de que la ropa de porteo a la larga acaba resultando más cómoda, útil y práctica porque está diseñada para ello.

Portear bebés en invierno: ¿Cobertor o abrigo de porteo?

Entonces, la siguiente duda que surge es: ¿Qué es mejor, el abrigo de porteo o el cobertor de porteo? Dependerá mucho de vuestros gustos personales y el uso que necesitéis darle. Vamos a explicaros bien las características de cada una de estas prendas de porteo para que podáis elegir la que mejor se adapte a vuestras necesidades.

 

Porteo en invierno, tips para ayudar a termorregular a los más peques

 

Portear en invierno: ¿Es realmente útil el abrigo de porteo?

Los abrigos de porteo incorporan al menos una pieza insertable que se une con cremalleras al abrigo y hace que este sea más ancho y pueda abrigaros a los dos mientras porteáis. Es decir, se quita y se pone para cubrir al bebé por completo.

Lo habitual es que el insertable se coloque delante, pero hay abrigos multiposición que ofrecen la opción de portear también en la espalda colocando el insertable en la parte posterior del abrigo.

Es importante tener en cuenta el clima en vuestra localidad, ya que en cada abrigo veréis para qué clima están recomendados, si son o no impermeables, transpirables, etc. Y aunque aquí hablaremos específicamente del abrigo de porteo, es interesante saber que también tenéis otras opciones como el polar de porteo o las sudaderas de porteo, que ofrecen una solución perfecta para entretiempo o lugares con climatología suave, tienen distintas tallas y también pueden ser utilizados delante o en la espalda. Ya es cuestión de elegir la prenda de porteo que más cómoda os resulte o mejor se adapte a vuestro estilo personal o necesidades.

 

Portear en invierno: ¿Abrigo de porte o cobertor de porteo?

 

Es interesante escoger un modelo que incluya capucha para ambos, tanto para ti como para el bebé (la mayoría de ellos las incluyen), ya que de esta forma seguiréis manteniendo las manos libres si llueve y ambos os protegeréis mejor del frío si este es excesivo o hace viento.

La mayor ventaja del abrigo de porteo es que os permite manteneros unidos y aprovechar vuestro calor corporal para calentaros mutuamente, ya que una sola prenda os envuelve a los dos, porteador y porteado, mientras os mantenéis cuerpo a cuerpo.

También ahorráis en prendas de ropa (con una sola os abrigáis los dos, el bebé y tú) y, gracias a sus distintas funcionalidades, además de como abrigo de porteo sirve como abrigo de embarazo y como abrigo normal (ya que bastará con insertar o retirar la pieza extraíble) por lo que, si haces la inversión con tiempo, es la prenda más completa y la que usarás durante muchos más años.

Nuestra experta en porteo y seguridad infantil, María Arenzana, con quien podéis consultar cualquier duda en la Tribu CSC opina que, aunque no es imprescindible, facilita mucho el porteo del bebé en invierno:

“Esa pieza se puede poner también en otros abrigos cuya cremallera sea compatible. Así también puede usarla el otro progenitor para portear al bebé con cualquier otra prenda de ropa. Yo, personalmente, encuentro el abrigo de porteo especialmente útil para los más chiquitines que todavía no caminan.

Cuando hay más hermanitos o animales de compañía también son súper prácticos, ya que te permiten llevar al bebé contigo mientras das la mano a otro peque, llevas bolsas de la compra, empujas una sillita o sujetas la correa de tu perro”.

 

Portear en invierno: ¿Abrigo de porte o cobertor de porteo?

 

Los abrigos de porteo suelen ser la prenda de ropa de porteo más completa (y por ello también la más cara). Son rápidos y fáciles de poner, y están preparados para protegeros a tu bebé y a ti incluso en las condiciones más adversas (algunos protegen en condiciones de hasta -20º y -30º bajo cero).

En el mercado existen abrigos de porteo de todo tipo: para hombres, mujeres, abrigos de porteo unisex, informales o más de vestir, de distintas longitudes y hasta de dos piezas (dos capas de abrigo que se unen para abrigarnos bien cuando bajan las temperaturas, y separarlos en otoño y primavera).

El cobertor de porteo, una opción versátil y económica

Los cobertores de porteo se colocan solo sobre el portabebés (la mayoría de cobertores pueden usarse con todo tipo de portabebés (mochilas, fulares, bandoleras, mei tais, etc.), por lo que cubren solo a este y nos permiten seguir utilizando nuestro abrigo habitual y también poder cambiar de abrigo cuando queramos, sin que ello interfiera en el porteo.

Eso sí, entre el cuerpo del bebé y el nuestro habrá una capa más de ropa: nuestro abrigo. Es decir, no nos permiten estar tan juntos como con el abrigo de porteo. El que precisamente proteja solo al bebe frío y la persona que portea precise su propio abrigo para portear en invierno, para algunas personas es una desventaja.

En cambio, otras ven como ventaja poder usar su ropa habitual y diferentes abrigos durante todo el año según el tiempo, incluso ponerle el cobertor al bebé y nosotros no llevar abrigo. En cuanto al bebé, aunque usara esa única pieza durante todo el año, podemos vestirle con más o menos prendas, de tipo más cálido o frescas… y hacer diversas combinaciones en función del tiempo que haga.

 

Descubre todo lo que puedes hacer para portear con comodidad en verano a recién nacidos y niños mayores en el Seminario Online “Porteo en verano”

 

Es decir, el cobertor es más adaptable a al clima (en el caso del abrigo de porteo, o compramos varios, o solo tendremos la opción de usar el que adquiramos, independientemente del tiempo que haga, por lo que más nos vale atinar con el grosor de la prenda en función del clima que predomina en nuestra región durante la mayor parte del año para sacarle el máximo provecho).

Además, los hay de diferentes materiales (más abrigados, impermeables, ligeros…) pensados para diferentes climas o necesidades. Si, por ejemplo, vives en una región en la que las lluvias sean habituales, puedes elegir un cobertor de porteo de exterior que sea impermeable o water-repellent.

Por otra parte, el cobertor de porteo es una opción más económica, y además, al ser unitalla, puede ser compartido por varios porteadores (por ejemplo, una madre y un padre con diferente talla). La gran ventaja que les da su tamaño estándar, es precisamente que un solo cobertor sirve para varios porteadores. No es necesario comprar uno para cada uno, tal y como a veces pasa con el abrigo o el polar de porteo, ya que generalmente los progenitores necesitan tallas diferentes (aunque, como decimos, sería interesante comprobar en la tienda si la pieza insertable es compatible con las cremalleras de chaquetas o abrigos que ya tengamos en casa).

 

Portear en invierno: ¿Abrigo de porte o cobertor de porteo?

 

Mucha gente también los encuentra más versátiles que los abrigos de porteo (que, como su propio nombre indica, solo sirven como abrigo). ya que los cobertores tienen más de una utilidad y son multiposición: podemos usarlos con cualquier portabebés, a la espalda y delante, para tapar el maxicosi, la sillita de paseo, la silla de la bici, como una manta, como un cambiador…

Por otro lado, resultan la opción más adecuada si solemos hacer senderismo o ir al monte. Si queremos portear al bebé en el campo o la montaña, es muy habitual que al principio vayamos bien abrigados, pero una vez que empecemos a andar el abrigo nos da calor y nos lo quitamos, pero el bebé no se mueve como nosotros así que él sí necesitará el cobertor. Si llevásemos el abrigo de porteo, o nos lo quitamos todo los dos o nada. Es decir, o nos asamos nosotros o pasa frío el bebé.

Por último, la especialista María Arenzana señala que el cobertor de porteo es especialmente útil “cuando los peques ya caminan, piden subir y bajar, y hay que llevarles su propio abriguito para cuando quieren estar en el suelo y moverse por sí mismos. En estos casos, da mucha más autonomía”.

 

Portear en invierno: ¿Abrigo de porte o cobertor de porteo?

 

¿Merece la pena invertir en ropa de porteo?

Pues depende. ¿De qué? De varios factores que debemos considerar antes de comprar una prenda de porteo, como por ejemplo:

  • El clima de la zona en la que vivís. Si en nuestra región el clima es suave durante más o menos todo el año, quizás una mantita sobre el portabebés pueda sustituir al cobertor. Si, en cambio, vivimos en una zona de montaña (o nos gusta mucho ir al pueblo), donde las temperaturas son muy frías en invierno (esas zonas en las que hasta las noches de verano son frescas), sí merecerá la pena invertir en una buena prenda de porteo para invierno. Asimismo, valora si vives en una zona en la que llueve con frecuencia o donde el viento sopla con regularidad. Hay ropa de porteo de diferentes materiales aptos para diferentes climatologías.
  • Si porteas muy a menudo y en qué ocasiones o escenarios lo haces. Si lo haces, por ejemplo, fuera de casa o no. Si prácticas porteo indoor pero fuera te apañas mejor con el cochecito de paseo o solo lo haces de forma puntual (porque sales poco de casa, por ejemplo), tal vez no te resulte necesario. En cambio, si porteas fuera, pasas mucho tiempo en el exterior o te encanta ir al pueblo (ese que tiene las calles empinadas y/o empedradas por donde cuesta la misma vida empujar un cochecito de paseo), la ropa de porteo de invierno es la mejor opción y la más práctica para abrigar al bebé y a ti mismo/a.
  • Si porteas sólo tú o también tu pareja. Si tu pareja también portea (o van a portear los abuelos) y tenéis una talla similar, podéis amortizar bien un buen abrigo de porteo, pero si usáis diferente talla, un cobertor será la mejor solución en vuestro caso.
  • Tener claras cuáles son vuestras necesidades y si estas se mantendrán a largo plazo. Por ejemplo, si estás embarazada, necesitas comprarte un abrigo y te atrae la idea de portear a tu bebé cuando nazca, invertir en un abrigo de porteo es una decisión acertada porque lo amortizarás de sobra.
  • Asegúrate que la prenda de porteo sea compatible con tu (o tus) portabebés.

 

Porteo en invierno, tips para ayudar a termorregular a los más peques

 

Tu presupuesto económico también es un factor a tener en cuenta. Está claro que no podemos dejar de lado la cuestión económica, porque al fin y al cabo esta condiciona todas nuestras compras. Pero antes de desanimarte, estudia bien el mercado porque hay opciones de ropa de porteo bastante económicas y también se pueden aprovechar ofertas puntuales.

La prenda de porteo en invierno más costosa es el abrigo de porteo y la más económica el cobertor, pero también hay polares y sudaderas que pueden resultarte muy útiles (según el clima en tu localidad) y estar al alcance de tu bolsillo. Si, por el contrario, te lo puedes permitir, puedes valorar incluso hacerte con varias prendas de distintos grosores para diferentes épocas del año o con un abrigo de porteo para la época más fría del año y un cobertor ligero para entretiempo. ¡El combo perfecto para casi todas las necesidades y estilos de vida!

En resumen, si porteas en una zona donde en invierno, como mínimo, hace “fresquito”, porteas fuera de casa con cierta frecuencia, tienes más peques en casa o perro, es posible que sí te merezca la pena invertir en ropa de porteo.

Acude siempre a tiendas físicas especializadas

Tanto para elegir el portabebés más adecuado a tus necesidades y a las de tu bebé (o a vuestras características físicas), como para elegir su silla de coche a contramarcha o los accesorios de porteo; es importante elegir siempre marcas de calidad y acudir a las tiendas físicas especializadas en porteo.

 

 

Allí encontrarás asesores/as de porteo y/o seguridad infantil, es decir, personas formadas en atender adecuadamente todas vuestras necesidades y las de vuestro bebé, ateniendo tanto a vuestras características individuales como a vuestras necesidades concretas y estilos de vida.

No son meros comerciales que se limitan a repetir las descripciones de los artículos que les proporcionan las marcas, sino auténticos especialistas preocupados por el bienestar, la seguridad y la salud de tu bebé y la tuya. La atención que te presten será siempre personalizada y pasarán contigo el tiempo necesario para evitar que compres a ciegas algo que no has podido comprobar y probar por ti misma/o (como ocurre cuando compramos online) y que después dejarás de lado por no ser lo que imaginabas.

En el caso de los portabebés, te enseñaran las distintas opciones, a usarlas bien, y también te enseñarán a portear cuidando tu espalda. Por otra parte, los fabricantes especializados fabrican prendas duraderas, con tejidos de calidad y adecuados para tu bebé.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Porteo Infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Porteo Infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Portear en invierno: ¿Cobertor o abrigo de porteo? (¿Son realmente necesarios?)"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube