Día Mundial contra la Neumonía: Cómo se detecta y se trata en niños esta enfermedad respiratoria

La mayoría de los niños que tienen neumonía se recuperan rápidamente y no tienen secuelas pero algunos pacientes requieren hospitalización, y hay un porcentaje bajo de niños en los que esta enfermedad puede ser persistente o más recurrente

Artículo publicado el 12 Nov 2021 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 12 noviembre, 2023

La neumonía es una infección frecuente en la infancia que afecta a los pulmones. En España la mayoría de los casos son leves pero en algunos casos requiere hospitalización, sobre todo en los bebés de menos de un año. Coincidiendo con el Día Mundial Contra la Neumonía hoy os hablamos de esta patología, cómo se detecta y cuál es su tratamiento en bebés.

¿Qué es la neumonía?

Se trata de una enfermedad respiratoria que afecta a los pulmones y es una de las 10 enfermedades más frecuentes en los niños. La neumonía implica que los pulmones se llenen de otros líquidos en vez de aire por una infección. Esta puede ser de origen bacteriana, vírica e incluso puede estar causada por hongos.

El Día Mundial Contra la Neumonía se celebra cada 12 de noviembre para sensibilizar a la ciudadanía y que esta enfermedad se detecte a tiempo. También para que los países conciencien e inviertan en tratamientos contra ella. Las personas mayores y los niños son los grupos de población que más riesgo tienen de contraer neumonía.

 

Neumonía en bebés: Cómo se detecta, cura y secuelas

 

A nivel mundial es la principal causa de mortalidad infantil porque, según Save The Children, “ataca a los niños y niñas de países más empobrecidos con mayores desigualdades y problemas de acceso a la salud”.

La incidencia de la neumonía en bebés

Según la Sociedad Española de Neumología Pediátrica, la incidencia de esta enfermedad es “difícil de establecer” porque en la mayoría de casos se trata de un proceso benigno, que puede ser tratado de manera ambulatoria y que se queda fuera de las estadísticas. Se calcula que al año se producen entre dos y tres millones de casos en Europa.

Por edades, la prevalencia es más alta en niños menores de cinco años (30-40 casos por cada 1.000 niños al año). En el caso de los menores de un año la estadística estima que se produce entre 15 y 20 casos anuales por cada 1.000 niños. Aproximadamente el 1,5% de todas las infecciones respiratorias son neumonías. Y la frecuencia es elevada en los niños.

 

Neumonía en bebés: Cómo se detecta, cura y secuelas

 

Cuando un menor se infecta, los pulmones se llenan de fluidos que dificultan su respiración. Los recién nacidos son más sensibles a esta infección porque su sistema inmunológico es inmaduro.

Tipos de neumonías

La neumonía se suelen dividir en dos grandes tipos: neumonía típica y atípica. En el primer caso, los niños presentan fiebre alta, respiración agitada, malestar, mucosidad, dolor en el costado e incluso, en algunas ocasiones, herpes labial. No siempre hay tos pero esta puede ir empeorando. El aumento de la frecuencia respiratoria es una señal importante a la hora del diagnóstico.

En la neumonía atípica, el inicio puede ser más lento. Aparece fiebre leve y tos seca. En el caso de los recién nacidos, el Protocolo del Tratamiento de las Neumonías en la Infancia, de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica, señala que es difícil que se presente de forma aislada. En la mayoría de casos se sitúa en el contexto de un cuadro séptico.

 

Neumonía en bebés: Cómo se detecta, cura y secuelas

 

La neumonía neonatal se divide en cuatro grupos:

  • Neumonía congénita de adquisición placentaria.
  • Neumonía intrauterina (proceso inflamatorio pulmonar hallado en bebés que nacen enfermos y mueren a los pocos días).
  • Neumonía perinatal, adquirida durante el nacimiento. Tiene su origen en la transmisión vertical de la infección a partir de la madre. Los microorganismos más habituales son Streptococcus. GB, E.coli, Enterococos y Listeria.
  • Neumonía adquirida después del nacimiento, que suele aparecer en el primer mes de vida.

Si el bebé tiene entre uno y tres meses de vida la neumonía puede ser causada por virus o bacterias, sobre todo la Haemophilus Influenzae (responsable también de la meningitis) y la Listeria. En el caso de los niños de tres meses a cinco años, la mayoría de neumonías las provocan los virus.

¿Qué causa la neumonía?

La neumonía en bebés puede estar producida por distintos tipos de microorganismos. En Anales de Pediatría, de la Asociación Española de Pediatría, se hace referencia a un estudio prospectivo en los 90 realizado con 254 niños hospitalizados. El 62% de los casos respondía a una infección viral, el 53% a una infección bacteriana y un 30% a una infección mixta.

 

 

En el caso de los menores de dos años, las infecciones por virus fue del 80% de los casos. Los más frecuentes de este estudio fue el virus respiratorio sincitial. La infecciones bacterianas se presentaron de una forma similar a cualquier edad.

En general, según Anales de Pediatría, los virus son más frecuentes en los niños de menos de cuatro años y el más habitual es el virus respiratorio sincitial, seguido del adenovirus y los virus parainfluenza, influenza, coronavirus y herpes virus. Dentro de las infecciones bacterianas, S. pneumoniae es frecuente a todas las edades. Mycoplasma pneumoniae y Chlamydia pneumoniae son más frecuentes a partir de los 5 años, “aunque representan sólo un 10 % de los niños hospitalizados con neumonía”.

La AEP subraya que el Haemophilus influenzae “constituía una causa de neumonía de una frecuencia similar a la de S. pneumoniae en los niños menores de 2 años”. La vacunación contra este microorganismo “ha hecho que desaparezca prácticamente como agente etiológico”.

 

La vacuna de la meningitis ACWY: ¿Se la pongo a mi peque?

 

¿Cómo saber si un bebé tiene neumonía?

A veces no es fácil detectar una neumonía porque en el caso de los bebés y los niños pequeñitos esta suele empezar como un catarro y progresivamente se van sumando otros síntomas, como falta de apetito (en los bebés lactantes puede haber rechazo a mamar) o incluso vómitos.

Los síntomas, en cualquier caso, son similares a otras patologías respiratorias: tos, malestar, mucosidad. Posteriormente se suma la fiebre alta, dolor en el costado, en la zona abdominal o en el pecho y la tos va empeorando hasta el punto de que el menor puede tener dificultades para respirar.

En el caso de la neumonía en bebés, el problema es que ellos no saben expresar qué les ocurre (aunque el llanto es una señal inequívoca de que algo pasa). Así que hay que prestar atención principalmente a la respiración. Esta suele ser muy rápida y dificultosa. No es que tenga muchos mocos y eso le impide respirar, es que el aire no entra bien en sus pulmones. Por eso se pueden oír pitos en el pecho, se le hunden las costillas o abre mucho los orificios de la nariz cada vez que inspira.

 

Aprende a detectar cuándo una enfermedad empieza a ser grave, qué síntomas sirven de alerta en un bebé y cómo actuar cuando tu peque está enfermo/a con nuestro Seminario Online “¿Cuándo ir a urgencias?”

 

Aunque la neumonía se suele curar sin problema, si el bebé es muy pequeñito hay que tener mucha precaución. De hecho, si el bebé tiene menos de tres meses y tiene fiebre, hay que acudir a urgencias. Es necesario que el pediatra evalúe los síntomas y ausculte al pequeño. En algunos casos es necesario una radiografía pulmonar (aunque no siempre, puesto que a veces es tan evidente la neumonía que no es necesaria).

¿Cómo se trata la neumonía en bebés?

Como la causa es diversa, el tratamiento dependerá del virus, la bacteria o el germen que la provoque. Y es el mismo tanto si se trata de un bebé como si el paciente en un niño más mayorcito. La neumonía se trata con antitérmicos y analgesia para el dolor, en el caso de un origen vírico. La hidratación también es importante.

Si se trata de una infección bacteriana, el tratamiento es a través de antibióticos. Los pediatras muestran cierta preocupación cuando se trata de neumonía por neumococo porque se han multiplicado las cepas resistentes a diversos antibióticos.

 

Neumonía en bebés: Cómo se detecta, cura y secuelas

 

En Anales de Pediatría se especifica:

“En los últimos estudios realizados en España (estudio SAUCE II), la sensibilidad a la penicilina en las muestras procedentes de pacientes pediátricos fue del 37,2 %, la resistencia moderada del 34,4 % y la resistencia completa del 28,4 %. La sensibilidad a cefotaxima fue del 68,4 % en los aislados pediátricos, el 24,6 % fueron resistentes intermedios y el 8 % resistentes completos. No obstante, en varios estudios se ha comprobado que las penicilinas y las cefalosporinas de tercera generación en dosis altas son eficaces frente a las cepas de neumococos resistentes.”

Normalmente el tratamiento hará que la neumonía desaparezca pero si se complica el paciente puede requerir hospitalización. Pero hay que acudir a los servicios médicos si la dificultad para respirar persiste, no come y tiene mal color, y si la fiebre alta se mantiene 48 horas después de empezar el tratamiento antibiótico.

Secuelas de la neumonía infantil

Aunque sea una patología frecuente, lo cierto es que la mayoría de los niños que tienen neumonía se recuperan rápidamente y no tienen secuelas. Por lo general, en pocas semanas sus pulmones se normalizan.

 

 

No obstante, hay un porcentaje bajo de niños en los que esta enfermedad puede ser persistente o más recurrente (dos episodios en un año o más de tres a lo largo de la vida). En esos casos, los profesionales sanitarios determinarán qué procedimiento hay que seguir.

En algunos estudios se relaciona la neumonía infantil con mayor una probabilidad de sufrir asma. También se ha asociado con alteraciones pulmonares tanto restrictivas como obstructivas. Pero no es lo habitual.

Medidas de prevención frente a la neumonía en bebés

La principal medida preventiva son las vacunas. La más destacable es la conocida como Prevenar 13 que protege frente a la neumonía pero también contra la meningitis o las otitis. Otras vacunas como la del sarampión o la tos ferina también son importantes porque estas infecciones se pueden complicar hasta transformarse en neumonía.

 

Averigua todo lo que hay que saber sobre las vacunas no sistemáticas del meningococo B (Bexsero), del rotavirus (Rotateq y Rotarix) y de la meningitis A, C, W e Y de la mano de Armando Bastida en el Seminario Online “Las vacunas no financiadas”

 

En el caso de los bebés, la lactancia materna es otra forma muy efectiva de protegerlos frente a la neumonía (y otras infecciones). A ello hay que unir la higiene, una buena alimentación infantil y la protección frente a la contaminación del aire, que puede aumentar considerablemente el riesgo de padecer esta infección respiratoria.

Si tienes alguna duda sobre la neumonía en bebés o sobre cualquier otras cuestión relativa a la crianza, en la Tribu CSC podrás encontrar el asesoramiento de nuestro grupo de profesionales y el acceso gratuito a más de 120 cursos especializados.

 

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

1 comentarios en "Día Mundial contra la Neumonía: Cómo se detecta y se trata en niños esta enfermedad respiratoria"

  1. tengo un bebe de 15 días con neumonia y esta entubado cuando salga de esto como lo cido

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 semana de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube