¡Deja que tus hijos experimenten con la lluvia!

Experimentar con la lluvia ofrece una experiencia sensorial que favorece el desarrollo y la salud física y mental de los niños

Artículo publicado el 3 Ene 2023 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 10 enero, 2024

Experimentar con la lluvia puede ser muy divertido y, además, un vía para el aprendizaje de nuestros hijos e hijas. Si alguna vez te has preguntado qué hacer con lluvia y niños, te explicamos los beneficios de jugar bajo la lluvia.

Con la ropa adecuada, la salud de los peques no corre peligro y, en cambio, realizar actividades con la lluvia es una forma de que estén en contacto con la naturaleza a través de los fenómenos atmosféricos, que descubran y exploren el entorno en condiciones distintas a las habituales y se adapten a los cambios.

Lluvia y niños: El aprendizaje a través de la experiencia

Hoy llueve. Miras por la ventana o te asomas al patio y piensas: “Vaya, otro día en casa… Porque, ¿qué hacer en una tarde de lluvia?”. Y es que estamos tan desconectados de la naturaleza, que no sabemos dónde ir un día de lluvia con niños. Es decir, la lluvia por lo general paraliza nuestra vida familiar y acota nuestras actividades a lugares resguardados.

 

Qué hacer con lluvia y niños

 

Sin embargo, disfrutar de los días de lluvia en el exterior puede ser muy positivo. Evidentemente me refiero a días en los que llueve pero no de forma intensa y desapacible con viento y frío, sino día lluviosos que cambian el entorno. Pero ¿qué hacer un día de lluvia con niños? ¿Dónde ir con los niños día de lluvia? ¡Pues a dar un paseo! Hay muchas actividades que hacer un día de lluvia con niños, como ir al parque o disfrutar de la naturaleza cercana.

La experiencia es uno de los motores del aprendizaje. Existen, de hecho, metodologías que se basan en esto (aprendizaje por descubrimiento), como Reggio Emilia. Según estas, en vez de recibir contenidos y conocimiento de forma pasiva, los niños y niñas descubren distintos conceptos y sus relaciones a través de experimentar con ellos. De esta forma los reordenan para adaptarlos a su esquema cognitivo.

Experimentar con la lluvia les permite comprender qué significa este fenómeno, cómo afecta a la vida cotidiana y lo necesario que es para el planeta. Además, hace que puedan sentir qué es la lluvia. La propia pedagogía Montessori tiene entre sus pilares el aprendizaje sensorial. El niño y la niña aprende a través de los sentidos: sintiendo las gotas sobre ellos o saltando sobre los charcos , los niños y niñas mejoran su percepción, observan y sacan conclusiones, desarrollan su sensibilidad y creatividad, aprenden a conocer la naturaleza y cuál es la importancia de preservarla, etc.

 

Descubre en nuestro Seminario Online “Montessoriza tu vida” cómo aplicar esta filosofía en el día a día

 

¿Por qué dejarles experimentar con la lluvia?

En general, experimentar con la naturaleza tiene muchos beneficios para los niños y niñas; experimentar con la lluvia también. Así que la próxima vez que llueva, antes de preguntarte qué hacer con lluvia y niños pensando en tenerles entretenidos en interiores, recuerda mejor cuáles son esos beneficios para aprovechar el día de la mejor forma posible con ellos:

Beneficios de mojarse bajo la lluvia

Pues según la evidencia científica algunos de los beneficios de jugar bajo la lluvia son:

  • Disminución de la mortalidad global. La lluvia limpia la contaminación atmosférica causada por la industria, que es la causa de, por ejemplo, la existencia de la llamada “lluvia ácida”, un problema ecológico mundial que no sólo causa la muerte de los bosques, sino también de bebés. En Alemania Occidental, por ejemplo, entre 2.000 y 4.000 niños, en su mayoría menores de un año, fallecen anualmente por infecciones provocadas por la “lluvia ácida” (cuando entran en contacto con el oxígeno del aire y el vapor de agua, los gases procedentes de la quema de combustibles se transforman en ácidos que se depositan sobre la superficie terrestre a través de precipitaciones). En Estados Unidos el número de fallecimientos atribuibles a la lluvia ácida se aproxima a los 25.000 al año).
  • Aumenta la felicidad y el bienestar.
  • Reducción de conductas agresivas.
  • Disminución de la hiperactividad.
  • Mejora de la atención.
  • Reducción del estrés y la ansiedad (el tacto del agua y el sonido de la lluvia son sumamente relajantes).
  • Favorece el descanso y la calidad del sueño infantil.
  • Mejora del neurodesarrollo motor y cognitivo.
  • Previene el sobrepeso y la obesidad infantil.
  • Fomenta el desarrollo sensorial (el petricor – el olor a tierra mojada tras la lluvia – es uno de los olores naturales más intensos y fascinantes. Además, disfrutar de la lluvia también desarrolla la vista, el tacto, el oído… ¡E incluso gusto!).

 

Qué hacer con lluvia y niños

 

El meteorólogo de TV3 Francesc Mauri afirma en esta entrevista que nuestra sociedad hace que los niños vivan en un “mundo artificial” que no deja a nuestros hijos “captar la realidad de una manera clara y tal como es”. Según él, nuestros hijos e hijas viven en una especie de “burbuja”, mientras en otras regiones como Inglaterra o Países Bajos, la gente vive los días de lluvia de otra forma y “el mundo no se paraliza”. 

Mauri subraya que no hay nada malo en la lluvia y que esta no afecta negativamente a nuestro cuerpo sino todo lo contrario. El experto explica que nos rodean cargas eléctricas, iones positivos y negativos. Los primeros se generan en espacios cerrados y son los que provocan dolores de cabeza, cefaleas, ansiedad y malestar.

“Los otros iones (negativos) se generan en espacios abiertos, en cauces de agua como los arroyos, bajo la lluvia, y en espacios naturales en el bosque o en la naturaleza… y son buenos para nuestro cuerpo y, sobretodo, para nuestro estado de ánimo, ya que nos proporcionan sensación de bienestar”, señala.

¿Qué puede aportarles a nuestros hijos experimentar con la lluvia?

¿Qué les puede aportar a los niños y niñas experimentar con la lluvia? Pues mucho. Por ejemplo, se trata de una experiencia sensorial diferente que les ayuda a agudizar los sentidos: los olores, el tacto de la lluvia, el ruido del agua cayendo… Pueden tocar hojas mojadas, jugar con los charcos ¡o incluso con el barro! Sí, has oído bien: ¡también hay muchas razones para dejar que los peques se manchen experimentando con elementos naturales!

 

Qué hacer con lluvia y niños

 

También agudiza su creatividad. ¡Seguro que son capaces de inventar muchos juegos gracias a la lluvia! Y se divertirán de lo lindo. Experimentar con la lluvia también les llevará a explorar y conocer cosas nuevas: cómo cambia el paisaje, cómo el agua mezclada con tierra se convierte en barro, cómo caen las hojas en los charcos y flotan, observar caracoles… ¡Es una gran oportunidad para explicarles el paso del tiempo y hablarle de las estaciones! Eso les ayudará a adaptarse a cualquier medio.

Por último, les permitimos experimentar con los errores, con la equivocación. Del error se aprende también a ser flexibles ante los problemas y a convertir estos en aprendizajes. Y también es una forma de permitirles explorar la incertidumbre ante una circunstancia distinta a lo habitual.

¿Y qué pasa con los resfriados?

Es posible que se te haya pasado por la cabeza el hecho de que si dejas a tu hijo experimentar con la lluvia se puede resfriar. Pero esto no es cierto. Igual que no hay más posibilidades de que un niño se resfríe por ir descalzo o llevar el pelo mojado.

Nuestra pediatra Gloria Colli, a la que podéis consultar online en la Tribu CSC, explica que “el frío sí puede disminuir las defensas locales y favorecer las infecciones víricas si tocamos algo contaminado o estamos en contacto con personas enfermas en sitios cerrados, pero el hecho de mojarse como tal no aumenta el riesgo de resfriarse“. Es decir, que los resfriados se contagian por contacto con superficies contaminadas o con personas enfermas.

 

Qué hacer con lluvia y niños

 

Lo que hay que hacer es secar muy bien a los peques después de mojarse. Una “ducha calentita” después de mojarse “puede ayudar a volver más rápido a la temperatura corporal normal”, pero esto es de “sentido común”, indica nuestra pediatra, “no hay nada científico en ello”.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Crianza Respetuosa?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Crianza Respetuosa y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¡Deja que tus hijos experimenten con la lluvia!"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 semana de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube