Lactancia materna y bronquiolitis

Por qué es importante seguir amamantando aunque haya que ingresar al bebé

Durante la época de invierno la temida bronquiolitis es una enfermedad que afecta a muchos bebés. Normalmente es de carácter leve, pero en ocasiones es necesario el ingreso hospitalario, siendo la causa más frecuente de ingreso en lactantes durante estos meses.

Se produce por una infección, generalmente por el VRS (virus respiratorio sincitial), que en adultos conlleva un simple resfriado, pero que en lactantes este catarro puede evolucionar con inflamación de bronquios y acumulación de moco a este nivel.

Un ingreso hospitalario no es motivo de destete

La lactancia materna tiene un papel fundamental para la protección de enfermedades infecciosas en el bebé, es decir, se sabe que los bebés alimentados con leche materna contraen menos infecciones que los que toman fórmula, y si las contraen, tienen menos complicaciones.

Por este motivo es de vital importancia que si un bebé alimentado al pecho contrae una bronquiolitis, no se suspenda la lactancia materna, ya que ayuda a combatir el virus gracias a sus propiedades, contribuyendo a que la enfermedad curse de forma más leve. Además, cuando un bebé está enfermo, el pecho materno es un lugar de confort, que calma el dolor y el malestar del lactante, motivo añadido para continuar amamantándolo.

 

Descubre cuáles son los problemas relacionados con la lactancia más habituales y cómo solventarlos el Seminario Online «Problemas de la lactancia».

 

¿Por qué digo esto? Pues porque, por desgracia, me consta que muchas madres reciben consejos erróneos respecto a la lactancia cuando sus bebés ingresan en el hospital, siendo este ingreso el desencadenante para el abandono precoz de la lactancia, con las consecuencias negativas que esto tiene tanto para la salud de la madre como de su hijo/a.

Lactancia materna y bronquiolitis

Por ello, si estás dando el pecho y tu bebé ingresa con bronquiolitis, te doy algunos consejos para continuar con la lactancia materna:

Permanecer junto al lactante durante su ingreso

En algunos centros sanitarios, cuando los lactantes con bronquiolitis ingresan, se les restringen las visitas a los padres; es algo que no debería suceder. El menor tiene derecho a estar acompañado en todo momento, y además, estos horarios rígidos interfieren con el mantenimiento de la lactancia materna, ya que esta debe ser a demanda.

Realizar tomas cortas y frecuentes

Puede ser que el bebé se canse cuando haga una toma debido a su dificultad respiratoria. Por ese motivo, puede ser buena idea ofrecerle más a menudo y que haga tomas más cortas.

Postura del caballito

Esta postura para amamantar permite que el bebé respire mejor, ya que al estar en vertical no le molesta tanto la mucosidad como en horizontal. Para ello, se pone a horcajadas en las piernas de la madre, sujetándolo por el cuello y espalda. Se puede utilizar esta postura desde recién nacido.

 

Imagen: Libro «Lactancia Materna: Casos Reales de Superación©»

No está indicado pasar al biberón

Algunos sanitarios piensan todavía que los bebés respiran mejor cuando se alimentan con biberón que cuando toman el pecho. Sin embargo, es justamente al contrario.

Cuando un bebé mama del pecho, es capaz de realizar la succión, la deglución (tragar) y la respiración a la vez, por lo que la saturación de oxígeno (la cantidad de oxígeno que hay en sangre) se mantiene más estable. Cuando un bebé toma biberón, el flujo de leche es más rápido, de modo que el bebé realiza varias succiones y degluciones seguidas, para después realizar una pausa para respirar. De esta manera, la saturación de oxígeno es más inestable. Esto, en un bebé enfermo, no es un beneficio, sino más bien una desventaja.

Así que aunque puede que en el hospital recomienden la extracción de leche materna y administración en biberón, esto no está justificado.

Evitar la administración de leche de fórmula

Si el bebé está con lactancia materna exclusiva, es mejor no administrar leche de fórmula, ya que una sola toma de esta provoca cambios en la microbiota (bacterias beneficiosas comensales) intestinal, lo que interfiere con la inmunidad del bebé, además de otros riesgos, como la alergia a la proteína de leche de vaca. Si ya está con lactancia mixta no es tan importante evitar la fórmula, pero quizás puede ser buen momento para reducirla, ya que normalmente los bebés comen menos durante el episodio de bronquiolitis, por lo que se puede ‘aprovechar’ la ocasión para que tome más el pecho, y menos fórmula.

Proteger la producción de leche

Es habitual que durante el proceso de enfermedad el bebé no consiga drenar de forma correcta el pecho. Esto puede hacer que en los días posteriores disminuya la producción de leche debido a una hormona presente en la leche materna que cuando se acumula, inhibe la producción de leche (el factor de inhibición de la lactancia).

 

 

Esta disminución de producción de leche es totalmente recuperable. Cuando pasa la enfermedad y el bebé puede mamar bien, tendrá una demanda mayor, para estimular más el pecho y aumentar la producción de leche. Ocurre algo parecido a una crisis de lactancia. Esta situación se mantiene durante 3 o 4 días hasta recuperar la normalidad.

Sin embargo, podemos evitar esta ‘crisis’ si durante el episodio de bronquiolitis drenamos el pecho con sacaleches o hacemos extracción manual después de las tomas del bebé.

Ánimo, paciencia y mucho cariño

Con todos estos consejos y con paciencia y mucho cariño todo volverá, poco a poco, a su cauce: la demanda del pecho se normalizará, volverá a estar animado/a, respirará mejor y podréis volver a casa para que todo siga como era antes. ¡Mucho ánimo!

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 100 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 10 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

0 comentarios en "Lactancia materna y bronquiolitis"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube