Qué es la dismorfia corporal y la pregorexia durante el embarazo y cómo abrazar el cambio en nuestra figura tras la maternidad

Muchas mujeres sufren trastornos alimenticios durante el embarazo y el postparto ante el aumento de peso

Muchas mujeres sufren trastornos alimenticios durante el embarazo y el postparto, con los consiguientes riesgos que conllevan. Entre los trastornos de salud mental más habituales en esta etapa, se encuentran la dismorfia corporal y la pregorexia. Los analizamos.

El aumento de peso en el embarazo

Cuando una mujer se queda embarazada, comienza una etapa con todo tipo de cambios. No solo físicos, también a nivel psicológico, debido a la influencia de las hormonas. Pero es justo el primero el que más se aprecia a simple vista.

El aumento de peso es inevitable y no siempre está relacionado con los kilos que “solo pertenecen” a la mujer: el aumento de líquido, de sangre, la placenta y el propio feto contribuyen a este aumento de peso. No en vano, la mujer está gestando una nueva vida en su interior.

Para calcular cuántos kilos se recomienda ganar durante el embarazo hay que valorar el Índice de Masa Corporal (IMC) de partida. Sin embargo, la matrona de CSCSara Caamaño, matiza:

“Se debe tener en cuenta que esto es una recomendación estándar y muchas veces no se representa a todas las mujeres en esa franja de IMC. Además, el IMC muchas veces tampoco representa la salud de la mujer, puede tener una masa muscular estupenda y un porcentaje de grasa saludable y tener un IMC alto porque solo se basa en la altura y el peso”.

 

Qué es la dismorfia corporal y la pregorexia en el embarazo

 

El embarazo puede agravar o precipitar los síntomas de un trastorno alimentario. También en algunos casos puede ser un factor protector. Y, en ocasiones la mujer puede afrontar este aumento de peso y los consiguientes cambios en su cuerpo con cierto temor, lo que puede desembocar en trastornos como la dismorfia corporal en el embarazo o la pregorexia.

¿Qué es la dismorfia corporal en el embarazo?

La dismorfia corporal es un trastorno de salud mental que consiste en tener una imagen corporal alterada. Aunque puede aparecer en cualquier momento, el embarazo es una etapa especialmente vulnerable para la salud mental.  

Conocido también como dismorfofobia, puede presentarse de 2 formas:

  • Personas que se sienten acomplejadas por algún defecto físico que magnifican durante el embarazo.
  • Mujeres que tienen una percepción errónea de su físico y se ven gordas u obesas sin estarlo.

 

Qué es la dismorfia corporal y la pregorexia en el embarazo

 

El resultado es una persona que se siente insatisfecha y avergonzada de su propia imagen física. Entre las señales de alerta se encuentran:

  • Mirarse al espejo continuamente.
  • Arreglarse en exceso.
  • Tendencia a compararse con otras personas.
  • Ocultar partes del cuerpo de las que se sienten avergonzadas.
  • Evitar asistir a eventos sociales con muchas personas.
  • Autolesiones.
  • Operaciones estéticas.

La aparición de estos factores puede variar en función de la  gravedad de la dismorfia corporal. Por ello, debemos estar atentos a frases como “mi cuerpo en el embarazo ha cambiado y no me reconozco” o “no me gusta mi cuerpo embarazada” ya que pueden ser los primeros síntomas de dismorfia en el embarazo.

En estos casos, el entorno juega un papel fundamental para, si es necesario, pedir ayuda. En la Tribu CSC contamos con un equipo de profesionales que pueden ayudarte online siempre que lo necesites. Entre ellos, se encuentra la psicóloga para madres Mamen Bueno.

 

AutocuidadoVenta
Descubre la importancia del autocuidado y aprende a practicarlo entrando en contacto con tu mundo emocional durante el embarazo para gestionar problemas de salud mental y que estos no afecten a la gestación con el Seminario Online “Autocuidado emocional en el embarazo”

 

¿Qué es la pregorexia? Causas y consecuencias

La pregorexia es la obsesión por el control del peso durante el embarazo. Aunque el término no está reconocido por la RAE ni tampoco se considera una patología de salud mental al no estar tipificada en el Manual de Trastornos Mentales publicado por la American Psychiatric Association (APA), no significa que no exista. 

De hecho, cada vez hay más mujeres que sufren trastornos alimenticios durante el embarazo y un control obsesivo del peso. Y si el riesgo para la salud asociado con los trastornos alimentarios es muy alto, incluso entre la población general, lo es mucho más en el embarazo y posparto, advierte Mamen Bueno.

Además, aunque en algunos casos el embarazo puede ser un factor protector, también puede agravar o precipitar los síntomas de un trastorno alimentario. A ello no ayudan los controles de peso y las constantes llamadas de atención que algunos profesionales sanitarios hacen a las mujeres embarazadas basándose en tablas de peso, en lugar de individualizar cada caso.

 

Qué es la dismorfia corporal y la pregorexia en el embarazo

 

Hay que recordar que los controles de peso no son imprescindibles en cada consulta. Según Sara Caamaño:

El control de peso no es imprescindible en la consulta y si creen que puede afectar a su salud emocional se puede hacer una pesada ciega (sin ver ni decir la cifra) o incluso no hacerla.

Estas reprimendas no deberían existir porque nadie es quien para reñirte por absolutamente nada, esto tiene que quedar claro. Y no me extraña que se convierta en obsesión cuando las estamos empujando a ello”.

Un punto en el que coincide con la psicóloga Mamen Bueno, quien, en una entrevista sobre los trastornos alimenticios durante el embarazo explicaba que “avergonzar a una mujer embarazada por lo que come o cómo es su cuerpo no la ayuda. Es más, es violencia”.

La mayoría de las mujeres embarazadas que sufren anorexia del embarazo o pregorexia no lo reconoce, igual que ocurre con las personas que sufren cualquier trastorno relacionado con la conducta alimentaria como la anorexia o la bulimia. Por ello, debemos prestar atención a los síntomas. Entre ellos, se encuentran contar calorías, comer sola, saltarse comidas, hacer ejercicio de forma excesiva o hablar del embarazo como si este no fuera real.

 

Embarazo y deporte de alto rendimiento

 

¿Cuáles son las causas que producen la pregorexia? ¿Cómo se diagnóstica la pregorexia? ¿Cómo se puede tratar la pregorexia? Aunque cualquier mujer puede sufrir pregorexia durante el embarazo, es cierto que las mujeres que han sufrido algún trastorno de conducta alimentaria en su vida o que no han sido diagnosticadas, tienen mayor nivel de autoexigencia y, por tanto, mayor riesgo de sufrirla. Para su diagnóstico, es fundamental conocer los antecedentes de la mujer y evaluar la relación que tiene con su propia imagen corporal.

El principal riesgo de la pregorexia en la mujer embarazada es que, además de estar en riesgo la salud de la mujer, lo está también el feto. De hecho, puede provocar malformaciones físicas, alteraciones neurológicas, retraso en el crecimiento, problemas cardíacos y digestivos y, en los casos más graves, la muerte fetal.

En el caso de la mujer, desnutrición, anemia, pérdida de cabello en exceso, falta de calcio en los huesos, alteraciones hormonales, piel muy seca o baja producción de leche materna, entre otros.

Por supuesto, la persona que sufre pregorexia, esté embarazada o no, no es consciente de ello, por lo que es fundamental también el apoyo del entorno para iniciar, en caso de ser necesario, un seguimiento con especialistas.

¿Cómo abrazar el cambio en nuestra figura tras la maternidad?

“Cuando nace un bebé, también nace una mamá”. Son palabras de la psicóloga de CSC, Mamen Bueno. Y en ese proceso, hay multitud de cambios, también físicos. 

¿Cuándo empieza a cambiar el cuerpo en el embarazo? ¿Cuáles son los cambios en la madre? ¿Cómo cambia el cuerpo de una mujer después de tener un hijo? Si estas preguntas son habituales cuando nos quedamos embarazadas, no lo es menos escuchar a muchas mujeres decir “no me gusta mi cuerpo después del embarazo”.

 

La ansiedad en el embarazo altera el sistema inmunitario

 

Aunque es un asunto serio, no existe una pauta clínica establecida para el comportamiento de estos eventos, según explica Mamen Bueno. “Y, sin saberlo, algunos expertos pueden dejarse llevar por prejuicios asociados a la gordofobia introyectada que tienen”:

Si hay alguna conducta alimentaria de riesgo, es importante buscar ayuda antes o durante el embarazo. Es primordial que comenten estos comportamientos con los/as profesionales y su entorno para poder encontrar la ayuda y contención necesarias. Los/as profesionales necesitan actualizarse para tener estos problemas en cuenta y saber responder de la manera más adecuada”.

En ocasiones, es difícil reconocernos en el nuevo cuerpo. Y cada cuerpo es único. Habrá algunos que vuelvan a su estado de antes de estar embarazada en apenas unas semanas. Otros que tarden muchos meses. Y otros tantos que no lo hagan nunca. Pero no debemos olvidar que son cuerpos que han creado vida. Y todos son igual de únicos, especiales y valiosos.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Embarazo?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Embarazo y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Qué es la dismorfia corporal y la pregorexia durante el embarazo y cómo abrazar el cambio en nuestra figura tras la maternidad"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 semana de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube