¿Cómo enseñar a leer con el método Montessori?

El método Montessori para aprender a leer y escribir es uno de los más sencillos y efectivos

Para enseñar a leer con el método Montessori es muy importante que el pequeño manipule las letras, visualice la vocalización y sienta las vibraciones en su garganta mientras pronuncia los fonemas. Para ello, esta pedagogía se sirve de materiales específicos que acompañan de forma respetuosa el aprendizaje de los peques.

Cada cosa a su tiempo: Antes no es mejor

Una de las cosas que más llaman la atención a las familias que matriculan a sus peques en una escuela Montessori es que se comienza a practicar lectoescritura más tarde que en los colegios tradicionales. Esto es así por una buena razón, y es que en la pedagogía Montessori es muy importante respetar los ritmos de cada niño o niña y no forzar su aprendizaje.

Aunque en la educación reglada suelen introducirse las primeras lecciones sobre lectura y escritura desde que los peques llegan al aula de infantil, con 3 ó 4 años; no es hasta los 5-6 años cuando los niños dominan el lenguaje materno, tienen un vocabulario amplio y su cerebro ha madurado lo suficiente como para estar preparados para aprender a leer y escribir.

 

 

Según el método Montessori, no sirve de nada forzar a un niño a aprender algo para lo que no está preparado. Por este motivo, esta pedagogía se centra en el aprendizaje de la lectoescritura en estas edades (5-6 años), aunque desde mucho antes los niños y niñas empiezan a familiarizar con las letras y los fonemas a través de juegos y actividades sensoriales apoyadas en materiales manipulativos específicos

Cómo enseñar a leer con el método Montessori

Enseñar a leer a un niño con el método Montessori es sencillo y efectivo. Por ejemplo, una de sus mayores ventajas respecto al método tradicional es que evita la abstracción, promoviendo que los peques asimilen los nuevos conceptos a través de los sentidos.

Por esta razón, todos sus materiales son manipulativos de forma que, por ejemplo, en el aprendizaje de la lectoescritura, los niños y niñas pueden manipular las letras y visualizar la vocalización de los fonemas. De esta manera, no sólo aprenden más rápido sino también mejor, ya que estos materiales conectan mejor con el universo infantil y les divierten (sin diversión no hay aprendizaje). Todo lo cual les permite interiorizar más profundamente los nuevos aprendizajes.

 

 

Y es que si por algo se caracteriza el método Montessori es por promover la independencia y autonomía desde la primera infancia. También en el aprendizaje, donde otorga un papel activo y protagonista al niño. Por eso, precisamente, se apoya en el uso de materiales sensoriales, ya que estos le dan la suficiente libertad al niño como para que descubra y experimente por sí mismo las formas (letras) y los sonidos (fonemas). 

Asimismo, la gran ventaja de sus materiales es que se adaptan al aprendizaje de cada niño. Es decir, son materiales evolutivos. De esta forma, los pequeños que son más precoces o habilidosos con el área del lenguaje pueden avanzar más rápidamente manipulando los mismos materiales que los que tienen más dificultad para aprender a leer y escribir, para los que también se readaptan. Así se consigue respetar todos los ritmos de aprendizaje.

Por otra parte, una diferencia fundamental del método Montessori respecto a la enseñanza tradicional de la lectoescritura, es que en tanto esta se centra en las sílabas, los materiales Montessori se centran en el aprendizaje de los fonemas (que al ser unidades de sonido más pequeñas, es más fácil que los peques las aprendan antes y mejor).

 

Fomenta las habilidades lingüísticas de tu peque a partir de los 24 meses con ayuda del Seminario Online «El desarrollo del lenguaje»

 

Por este motivo, se realza muchísimo la importancia de la conciencia fonológica, es decir, la habilidad mediante la cual los niños más pequeños son capaces de reconocer y reproducir los sonidos del lenguaje hablado. En la práctica esto se traduce en que, en lugar de nombrar las letras por su nombre en el alfabeto, se nombran por su sonido.

Materiales Montessori para enseñar a leer y escribir a un niño

Muchas familias cuyos niños asisten a escuelas tradicionales quieren aplicar la pedagogía Montessori en casa en determinadas áreas al comprobar la facilidad con la que este permite la transmisión de aprendizajes a los pequeños. Y la mayoría de las veces, al plantearse cómo enseñar a leer a un niño con el método Montessori, surge la gran duda: «¿cuánto me va a costar?». 

Si bien es cierto que en algunos casos (no siempre ni todos), los materiales Montessori son relativamente costosos de adquirir para su uso doméstico (están fabricados en materiales nobles de gran calidad y durabilidad, ya que están diseñados para su uso durante muchos años por muchos niños), lo cierto es que la mayoría de ellos podemos fabricarlos nosotros mismos en casa.

 

 

Tampoco es imprescindible tener absolutamente todos los materiales que se encontrarían en una escuela Montessori ni llenar de materiales la casa. De hecho, Zazu Navarro, Guía Montessori y miembro del equipo de Criar con Sentido Común, asegura:

«Tengo que ser sincera, no soy partidaria de tener materiales Montessori en casa. Os explico un poquito por qué: resulta que la lectoescritura en los ambientes Montessori empieza mucho antes de lo que la gente cree. Las personas pensamos que son los materiales los que preparan al niño o la niña para la lectoescritura, pero realmente es el mismo proceso que se sigue en el ambiente Montessori. En él, los niños y las niñas desde bien pequeños trabajan actividades de vida práctica (limpiar una mesa, trasvases en seco y/o con líquido, pelar y cortar una fruta…).

Todas las propuestas de actividad se presentan en una bandeja, delimitando el espacio. Esta bandeja tiene los materiales necesarios para seguir la actividad por pasos. Los materiales están puestos de izquierda a derecha y de arriba abajo según se vayan a utilizar (como el sentido de la lectura y escritura). Es decir, que el primer material que se va a usar siempre estará a la izquierda y así hasta llegar a la derecha.

Así, por ejemplo, mientras las familias creen que sus hijos e hijas están limpiando una mesa, realmente están preparando su musculatura para la escrituraOcurre lo mismo cuando hacen trasvases, preparan sus dedos para coger el lápiz». 

 

Aprende a crear vuestros propios materiales Montessori en casa junto a vuestros/as niños/as, de tal modo que podáis pasar tiempo de calidad con ellos/as mientras os divertís con el Curso Online «Montessori en casa»

 

Zazu, más que materiales Montessori, recomienda mucha vida práctica en casa, cosas que ya tenemos y actividades que deberíamos fomentar en familia con actos cotidianos. «Así no solamente ayudamos a la musculatura de la mano y a la coordinación óculo-manual, sino que favorecemos el vínculo positivo con nuestros hijos e hijas y, si queremos que trabajen con materiales manipulativos Montessori, siempre podemos apoyar al cole y a los profes como familias, para que poco a poco se puedan ir introduciendo materiales manipulativos en las aulas y formación al profesorado».

A continuación os proponemos cinco materiales Montessori para aprender a leer que se utilizan en los ambiente Montessori para aprender a leer y escribir:

Bandeja de arena

Para los peques es mucho más fácil practicar los trazos con su propio dedito, que manipulando un instrumento de escritura (lápiz) para el que se precisa una gran precisión y coordinación visomanual. Para eso mismo sirve la bandeja de arena Montessori, para practicar el trazado de las letras.

 

 

Se suele utilizar con arena de cuarzo fina, pero podemos emplear también otros materiales como la harina, el pan rallado… para favorecer el desarrollo del sentido del tacto en los peques ofreciéndoles diversas texturas. ¡Incluso poder teñir con colorantes alimentarios la arena para que sea aún más divertido!

El fondo de color resalta el resultado de los trazos de los peques. Por todo ello, es un material perfecto para introducir a los más peques de forma sensorial y divertida al mundo de la escritura y lectura, permitiéndoles ganar habilidad, confianza y seguridad.

Resaques metálicos

Este material de la metodología Montessori se utiliza para trabajar con los peques la preescritura y la práctica artística. Es muy polivalente y da mucho juego a los niños y niñas, ya que resulta perfecto para enseñar a los niños a agarrar y orientar el futuro instrumento de escritura (lápiz). 

 

 

Además, los peques pueden dibujar la forma del inserto y del marco de inserción sobre un papel y así mejoran la coordinación ojo-mano (necesaria para la etapa de escritura) y practican los trazos. Por otro lado, pueden ampliar el vocabulario relacionado con la geometría.

Como después de dibujar los contornos, los niños y niñas pueden colorear el dibujo y luego buscar la forma que encaja en él, este juego también es ideal como ejercicio visual, ya que el niño debe identificar qué pieza se corresponde con cada marco, por su forma, tamaño, color…

Letras de lija

Las letras de lija son uno de los materiales más utilizados para enseñar a leer con el método Montessori. Son unas tarjetas de cartulina con las letras del alfabeto pegadas en relieve. Estas están confeccionadas con material de lija, de forma que los peques no solo pueden ver la grafía de las letras sino que también puede sentir su tacto y repasar su contorno con sus deditos, lo cual les ayuda a aprender cómo se escriben.

 

 

Se trata de un material didáctico tan sencillo como útil y además, es muy polivalente, ya que permite a los niños formar palabras. Se pueden encontrar en mayúsculas, minúsculas, imprenta, cursivas, doble alfabeto… Las consonantes y vocales se diferencian por sus distintos colores.

Alfabeto móvil

Se trata de un precioso alfabeto formado por letras de madera recortadas (las vocales en azul y las consonantes en rojo, para diferenciarlas de forma muy visual) que permiten al niño empezar a formar palabras sin necesidad de alcanzar la habilidad motriz necesaria para realizar el trazado con un lápiz en el papel. 

 

 

De esta forma, el niño puede practicar de forma sensorial el orden alfabético, el sonido de las letras o la formación de palabras de forma sencilla e intuitiva.

Caja de sonidos

Este es un material DIY muy económico y fácil de confeccionar. Para ello, utilizaremos los típicos cajoncitos que encontramos en cualquier tienda de bricolaje (de madera, cartón, plástico…) para guardar pequeñas piezas, y asignamos una letra de abecedario a cada uno de los cajoncitos (si ponemos las vocales en azul y las consonantes en rojo para mantener el código de colores Montessori, tanto mejor).

 

 

Después, metemos en su interior miniaturas u objetos cuyo nombre comience por esa letra. Por ejemplo, en el cajón de la letra «B» metemos una bolita, un botón, etc. De esta manera y de forma lúdica (¡les encanta descubrir lo que se oculta en los cajones!), los peques van relacionando las letras con los sonidos y los nombres de los objetos que designan.

Para esta actividad podemos hacernos con los clásicos tubos de miniaturas que encontramos en las tiendas (¡hay sets con todo tipo de objetos imaginables, desde animales y plantas hasta instrumentos musicales o herramientas de bricolaje!), o reciclar pequeños objetos que tengamos por casa (canicas, botones, tuercas, tornillos, pequeños pompones, lacitos, clips, legumbres, macarrones, etc.)

 

Aprende a hacer en casa y con los peques algunos de los mejores materiales Montessori con recursos sencillos y económicos, con el Seminario Online «Crea tus propios materiales Montessori»

 

Si deseas aprender más sobre cómo enseñar a leer a un niño con el método Montessori, puedes consultar online a Zazu Navarro en la Tribu CSC, donde también encontrarás a nuestro equipo de profesionales para preguntarle cualquier cuestión relacionada con salud materno-infantil, desarrollo o crianza y educación respetuosas, además de tener acceso ilimitado y gratuito a nuestros más de 120 Cursos Online. El primer mes es gratis y no hay compromiso de permanencia.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Educación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Educación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Cómo enseñar a leer con el método Montessori?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube