• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

¿Se puede construir una relación con solo media hora al día?

Cuando los expertos se alinean con el capitalismo, el eslabón más débil puede sufrir

—Oye, ¿qué tal con… Ivet? Me dijiste que se llamaba Ivet, ¿no? Por eso no viniste el otro día.
—Ah sí, Ivet se llama. La verdad es que muy bien. Aunque es una pena que nos veamos poco.
—¿Y eso?
—El día que más tiempo tenemos para estar juntos llegamos casi a la hora, y saltándome las normas. Lo habitual es que pasemos una media hora al día juntos.
—¿Y eso?
—Nos lo dijo el psicólogo. Y no es el único, lo he leído en varios sitios. Que 30 minutos son suficientes.
—¿Pero suficientes para qué? ¿Qué relación se mantiene con 30 minutos al día?
—Pues eso me parecía a mí, pero su madre está también de acuerdo. Lo cierto es que estamos muy liados todo el día, y en el fondo ya nos va bien hacerlo así. Además, ya sabes, si lo dicen los expertos, algo de razón tendrán.
—Pues chico, qué quieres que te diga… a mí se me hace raro. Yo no me echo novia para pasar solo 30 minutos al día con ella. Es más, si a ella le pareciera bien me molestaría. ¿Tan poco le gusto que se conforma con media hora? ¿Tan ocupada está el resto del día? ¿Tan poco interés tienen en conocerme?
—¿Qué novia ni qué novia? Jajaja… ¿Pensabas que hablaba de una chica?
—¿De quién si no?
—¡Ivet es mi hija! ¡Tiene algo más de un año!
—…
—Jajaja, ¡qué bueno!
—Pues chico, si me hablas de tu hija, aún lo entiendo menos.

Durante muchos años, psicólogos, pediatras, pedagogos y diversos profesionales dedicados a la infancia y la crianza nos han dicho a madres y padres que con cariño, el tiempo se relativiza; que con amor, no importa tanto si pasamos más o menos tiempo con nuestros hijos; que con media hora de tiempo de calidad al día es suficiente. Que lo importante no es la cantidad, sino la calidad.

El amor no se construye así. Las relaciones merecen miradas, caricias, tiempo, comunicación y confianza, y merecen también ratos de hacer cosas banales, hablar de tonterías o de, simplemente, compartir espacio sin hacer nada especialmente productivo.

La vida no es una fiesta. La vida es la vida, y ya está. Y educar es, en gran parte, todo aquello que hacemos cuando no estamos educando. Cuando simplemente somos. Y así, observándonos, aprenden ellos a ser.

Dicen que “El roce hace el cariño”; Pues por favor, no nos roben la oportunidad de enamorarnos cada día de nuestros hijos, y por favor, no les roben la oportunidad de contar siempre con nosotros.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


Esto no es todo. Un Grupo de apoyo virtual y Seminarios Online gratuitos te están esperando si te unes a la Tribu "CSC"


Más Información

0 comentarios en "¿Se puede construir una relación con solo media hora al día?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.