Recuperación postparto: ¿Puedo usar bolas chinas después del parto?

Las bolas chinas son uno de los ejercitadores de kegel más populares, ya que permiten fortalecer el suelo pélvico con mínimo esfuerzo y discreción

Una parte importante de la recuperación postparto es la que implica trabajar el suelo pélvico. En este post te explico cómo fortalecer el suelo pélvico con bolas chinas en el postparto.

¿Qué son las bolas chinas?

Las bolas chinas se definen como unos elementos externos de forma esférica que se introducen en la vagina para mejorar el tono muscular del suelo pélvico. Se han puesto muy de moda estos últimos años pero ¿realmente son efectivas? ¿Las pueden usar todas las mujeres? ¿Son recomendables en el postparto?

¿Cómo funcionan?

Las bolas chinas son una esfera (o dos unidas por un cordón) que llevan dentro una bolita pequeña. Esta bolita está suelta y va rebotando contra las paredes de la esfera grande cuando hay movimiento del cuerpo. Es decir, cuando estamos paradas no está actuando, pero siempre que estemos caminando o moviéndonos, la bola china estará teniendo su efecto.

 

 

Cuando la bolita golpea la pared, produce una vibración que va a hacer que la musculatura se contraiga (aunque tú no lo notes) aumentando el tono muscular y mejorando la llegada de sangre a esa zona.  Hay que resaltar que no toda la vagina tiene sensibilidad y esta es mucho mayor en la parte más externa.

Por esto, la vibración que produce la bolita se puede notar o no, según donde esté colocada la bola china, pero aunque no se note, sí que está actuando. Pero como hemos dicho, es necesario que haya movimiento para que se produzca la vibración y por tanto, la contracción muscular.

¿Dónde actúan?

Las bolas chinas hacen que mejore el tono muscular del suelo pélvico. El tono es la capacidad que tiene la musculatura de mantener una posición o, en este caso, de mantener las vísceras pélvicas en su sitio. Dicho de otro modo, si un prolapso aparece porque la musculatura no es capaz de sujetar el órgano en sí, trabajando el tono prevenimos que los prolapsos aparezcan. Lo mismo pasa en las incontinencia de esfuerzo. Al estornudar o toser, la musculatura de suelo pélvico no es capaz de activarse y retener la orina de manera automática e involuntaria porque no hay tono suficiente.

 

 

Es importante diferenciarlo de la fuerza muscular. En este caso estaríamos hablando de la capacidad que tienen los músculos de contraerse. Esto es una acción voluntaria (apretar como cuando te haces pis y quieres aguantar la salida de la orina al exterior). La fuerza muscular, entre otros, se trabaja con los ejercicios de kegel. Por eso, haciendo únicamente estos ejercicios no va a mejorar el tono muscular.

¿Cómo son?

Si hablamos de su tamaño, lo habitual es que ronden los 3,5 -4 cms de diámetro. Pueden parecer grandes, pero si no tienes un problema de hipertonía o vaginismo, no deberías tener dificultad para introducirla.

En cuanto a su peso, lo más normal es que pesen entre 50 y 90 gramos, variando si son una o dos esferas. Es interesante comenzar por pesos bajos y mayor tamaño de la bola, para que no se salga al exterior. Si tenemos poco tono y ponemos una bola muy pesada, la musculatura no aguantará y se acabará saliendo. Como cualquier entrenamiento, tiene que ser progresivo y en aumento. Es preferible quedarse corta e ir subiendo el peso de la bola poco a poco, a tener la sensación de no ser capaz de sujetar nada.

 

 

Por otra parte, en cuanto a su material de fabricación, lo más frecuente es que estén fabricadas de silicona médica, que es un material hipoalergénico, con mucha durabilidad y protector de la piel. Evita materiales que no sean fáciles de limpiar y desinfectar porque pueden ser un acúmulo de bacterias no deseables para tu organismo. También debemos valorar si hay presencia de agente nocivos para la salud aunque, en general, esto va siendo eliminado del mercado.

Hablemos ahora de su precio (que varía según el número de bolas): ya que nos ponemos a comprar, buscaremos una opción válida y que nos resulte más rentable. Al ser un entrenamiento progresivo, puede resultar conveniente invertir un poco más de dinero y tener un pack de varias bolas con el que podamos hacer variaciones de número de bolas y peso de las mismas. Como en todo, hay multitud de ofertas en el mercado. Es aconsejable mirar cuál se adapta mejor a nuestro entrenamiento y a nuestro bolsillo.

¿Para qué se usan y cuáles son los beneficios de las bolas chinas?

Las bolas chinas se utilizan para prevenir problemas de suelo pélvico como incontinencias o prolapsos. Esta fase de prevención es importante ya que las mujeres, por nuestra anatomía, tenemos más riesgo de padecer algún tipo de problema relacionado con el suelo pélvico.

 

 

Si estás planificando quedarte embarazada, si has tenido ya algún parto, si tienes sobrepeso, si practicas deporte de impacto, si padeces estreñimiento… podría resultar interesante trabajar con bolas chinas. Los beneficios de las bolas chinas son variados:

  • Fortalecen el tono muscular del suelo pélvico.
  • Aumentan la irrigación sanguínea.
  • Consiguen que haya una mayor lubricación de la zona.
  • Mejoran la sensibilidad vaginal.

¿Se pueden usar las bolas chinas en el postparto?

En general, se recomienda no usar ningún elemento intracavitario, es decir, no introducir nada en nuestra vagina, como mínimo durante la cuarentena, dependiendo del tipo de parto y la evolución. Cuando pasa la cuarentena, lo más recomendable es acudir a una fisioterapeuta especializada en suelo pélvico que valorará el estado actual del mismo y podrá darte indicaciones de cómo actuar.

 

hipopresivos en casa
Aprende a usar la gimnasia abdominal hipopresiva para ayudarte en la recuperación en el postparto con el Seminario Online «Recuperación posparto con hipopresivos»

 

Como pauta general, se recomienda trabajar de manera activa el suelo pélvico con ejercicios (hipopresivos, método 5p, etc.) que también trabajan de manera global el abdomen y la postura. Posteriormente, se puede complementar con bolas chinas.

En Criar con Sentido Común tienes varios seminarios (a los que puedes acceder de forma gratuita de eres miembro de la Tribu CSC) sobre estos ejercicios para comenzar a practicarlos en tu casa. Pero hay muchas más opciones, por eso es importante una valoración previa antes de empezar a hacer nada por tu cuenta.

 

Favorece tu recuperación postparto y trabaja el suelo pélvico para fortalecerlo con ayuda del Seminario Online «El método 5P»

 

Una vez te prescriba su utilización un especialista, es importante que consultes a tu fisioterapeuta si notas que no eres capaz de retenerlas dentro, si tienes molestia o dolor al introducirlas o al llevarlas puestas, si te diagnostican una infección de orina o cualquier otro problema que afecte a esa zona.

¿Cómo se usan las bolas chinas?

Las bolas chinas se introducen en la vagina, donde colocarían un tampón. Tienes que tener la sensación de no notarlas mucho, es decir, estar cómoda con ellas. Si te molestan, es que algo no está bien. A partir de ahí, lo que hace falta es movimiento, para que la bolita pequeña rebote contra las paredes de la grande y haga trabajar a tus músculos. Y nada más.

No hace falta contraer ni activar nada, solo moverse. Puedes empezar con bolas grandes y de poco peso (para que no se te salgan) y unos 10 minutos al día. Poco a poco podrás ir subiendo el tiempo y el peso de las bolas, y disminuir su tamaño. Si no eres capaz de retenerlas al principio, es que tu tono muscular es muy débil. Te recomendamos que aparques las bolas chinas y sigas practicando con otros ejercicios.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud de los Progenitores?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud de los Progenitores y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

1 comentarios en "Recuperación postparto: ¿Puedo usar bolas chinas después del parto?"

  1. Muy buen reportaje, yo las empecé a usar después del parto y luego cono rutina diaria y me ha ido muy bien, una recomendación es que se pude usas con un poco de lubricante de a base de agua para que entren mejor.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 mes de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube