¿Vives sola con un peque? No está de más que le enseñes qué hacer en caso de emergencia

En España hay casi dos millones de hogares formados por uno o varios niños y una sola persona adulta. Enseñar a los menores qué hacer en caso de emergencia es útil tanto para ellos como para nosotros

Artículo publicado el 16 Jul 2021 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 20 octubre, 2021

En España hay 1,9 millones de hogares formados por una sola persona adulta con uno o más hijos/as. Cuando no cuentas con la ayuda de otro adulto, enseñar a los niños qué hacer en caso de emergencia puede resultar tremendamente útil, tanto para ellos como para nosotros.

Preparar a los niños en caso de emergencia: Recomendaciones generales

Nunca está de más tener un teléfono fijo en casa al alcance de la mano de los peques. La mayoría de smartphones precisan un código, una clave, una huella dactilar, un recorrido táctil a través de la pantalla o un reconocimiento facial para poder ser utilizados. Sin embargo, desde muy pequeños, los niños y niñas pueden descolgar un dispositivo inalámbrico y marcar los botones con números para marcar. 

En cuanto al peque le sea posible utilizar sin ayuda el teléfono, juega con él a marcar y llamar a los abuelos, amigos, etc. para que se familiarice con el uso del dispositivo y sepa utilizarlo sin agobios si un día necesita hacerlo. Cuando dominen la actividad, les enseñaremos a qué teléfonos pueden llamar en caso de necesitar ayuda

 

 

Para ello, escribe con rotulador grueso en un papel adhesivo de color llamativo pero no muy fuerte (amarillo brillante, por ejemplo) un solo número de teléfono importante (el del otro progenitor, si lo hubiera; los abuelos, una amiga de confianza, etc.). Pégalo en una fotografía de esa persona, para que no haya confusiones. Esta nota ha de estar siempre en el mismo sitio, al lado del teléfono. Asegúrate de que vuestra persona de contacto para emergencias sea alguien que suela estar fácilmente disponible

En una nota de otro color más fuerte (por ejemplo, rojo), escribe el teléfono de emergencia (112) y pégala en otra imagen significativa para ellos (un coche de policía, una ambulancia, etc.). Esta nota ha de estar siempre en el mismo sitio también, cerca del teléfono, pero un poco más alejada de la anterior. Explícales lo importante que es no jugar a llamar a ese número y marcarlo solo si hay una situación de riesgo y el adulto no puede ayudarles: mamá o papá se ponen muy malitos y hay fuego o agua en la casa, etc. 

Cuando aprendan a hablar, podemos ayudarles a memorizar la dirección donde viven (calle, número, piso y ciudad). Si los peques ya son capaz de leer, podemos añadir a nuestro tablero de post-its de colores nuestra dirección en color neutro (blanco, por ejemplo) y colocarla justo bajo el teléfono de urgencias, con una foto de nuestra casa, para que lo asocien rápidamente y puedan comunicarla. Es importante que no añadamos más notas, para no confundirles ni aturullarles. Tres son más que suficientes.

 

 

Animarles a salir de casa en caso de emergencia para, por ejemplo, buscar la ayuda de vecinos con los que tenéis confianza, dependerá de la edad y el nivel madurativo del niño o la niña, de si vivís en un piso en cuya planta hay más puertas adyacentes a vuestra vivienda y no es necesario que el peque salga a la calle solo o en una urbanización de casas en las que se precisa caminar por la carretera, etc. Valora bien vuestras circunstancias y la edad de tu peque, y piensa que si llega ese momento, pueden estar nerviosos y/o asustados y quizás se desorienten por más que hayáis ensayado…

También os puede resultar útil preparar a los peques en caso de que se pierdan en la calle (marcar su ropa con su nombre y vuestro número de teléfono para que puedan pedir ayuda para localizarnos, siempre es buena idea; además de ayudarles a memorizar vuestro número de teléfono en cuanto estén preparados para ello). En este otro post os hablábamos de ello. ¡Y es que cuando se trata de niños/as, a veces dos ojos no son suficientes!

Cómo enseñar a los niños a actuar en caso de emergencia

Los menores no deben actuar por su cuenta a no ser que la persona adulta a su cargo esté impedida para hacerlo. En este caso, no les aturulles con demasiadas instrucciones que sean incapaces de recordar en un escenario de tensión. Lo más importante (el uso del teléfono) ya está aprendido.

 

 

A la hora de preparar a los niños en caso de emergencia es mejor hacer hincapié solo en tres puntos clave:

  • Conservar la calma. Recuérdales que saben cómo actuar y deben intentar mantenerse tranquilos porque saben pedir ayuda, y en muy poco tiempo acudirán a casa personas de confianza para solucionar el problema.
  • No ponerse en riesgo. ¿Está el niño en peligro? ¿Puede contar con un adulto? Enséñale a protegerse mientras espera la ayuda, a no acercarse a ventanas abiertas, mantenerse alejado del fuego, en qué casos es conveniente cerrar las puertas de casa o salir de ella y esperar la ayuda fuera (en caso de incendio, si no puede acceder al teléfono para pedir ayuda así, si ha de bajar por las escaleras y no usar el ascensor, etc.). 
  • Llamar inmediatamente a la persona de confianza o al 112. Debe hacerse si la persona adulta está inconsciente o paralizada físicamente. Si el peque es mayor para valorar la gravedad de la situación, puede llamar directamente al 112. Pero si aún es pequeño, es mejor indicarle que llame primero a su persona de confianza, le costará mucho menos esfuerzo mantener una conversación con ella, y le dará más confianza. Si esta no atiende el teléfono, entonces sí ha de marcar el número de emergencias. Dile que debe contarles el tipo de incidente lo más detalladamente posible, darles la localización exacta, tal como habéis practicado. Indícale también que debe hacerles caso y seguir las recomendaciones que le den

Cuanto más practiquéis, más familiarizado estará el peque con la situación. Ojalá nunca llegue el momento en que tenga que pedir ayuda en nuestro lugar, pero si sucede, sabrá cómo hacerlo. Reforzar su confianza en este punto es vital para que no se bloquee en caso de emergencia. Dile que es normal ponerse nervioso y sentir miedo (validar estas emociones negativas es importante para que pueda transitar por ellas llegado el momento), pero que si hace lo que habéis practicado, todo irá bien. ¡Podéis incluso jugar a recrear esas situaciones en casa con disfraces!

 

 

Tampoco está de más que le expliques qué pasará a continuación: que los servicios de emergencia llegarán a casa, que es importante facilitarles la entrada en ella (en caso de ser posible por las circunstancias y la edad del peque, como sucedió en el caso de esta niña que les arrojó las llaves por la ventana), que atenderán al adulto responsable indispuesto (mamá, papá, un abuelo, etc.) y se encargarán de la situación. Es conveniente que le expliques que podéis acabar en un hospital pero que no pasa nada, porque ellos no le dejarán solo en ningún momento y se encargarán de él/ella hasta que su mamá o su papá se haya repuesto.

A la hora de ayudar a tus hijos/as a interiorizar normas y respetar límites, recuerda que el objetivo no es la obediencia ciega, sino que sean capaces de tomar decisiones sensatas y comprender conscientemente la importancia de las normas por su propia seguridad y bienestar.

 
 
Ayuda a tus hijos/as a interiorizar las normas y rutinas necesarias para que tengan un orden, y a establecer límites respetuosos sin gritos ni castigos, de forma que ellos y ellas los entiendan y respeten con el Curso Online «Límites con respeto»

 

Si queréis informaros acerca de cómo educar a vuestros peques de forma respetuosa, sin gritos ni castigos, u os preocupa cualquier cuestión relacionada con su salud, seguridad o crianza; puedes consultar a nuestro grupo de expertos en la Tribu CSC. 

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Educación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Educación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "¿Vives sola con un peque? No está de más que le enseñes qué hacer en caso de emergencia"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube