Sobre la trágica muerte de dos embarazadas por covid-19

La tasa de mortalidad en el embarazo relacionada con el covid es bajísima: entre 0,1 y 0,7%

Esta semana nos han llegado noticias alarmantes acerca del fallecimiento por covid-19 de dos embarazadas.

Hace varias semanas una amiga me alegró con la noticia de su embarazo. Hacía meses que no nos veíamos y una tarde coincidimos un rato para poder ver, con la triste distancia que nos toca, su barriguita prominente de 20 semanas. Ella es maestra, profesora de vocación, implicada con sus alumnos…

Estaba a mitad del primer trimestre del curso, se encontraba (y se sigue encontrando) estupenda, con el cansancio propio de una segunda gestación, pero con ganas de seguir dando clase a la par que con dudas sobre el riesgo que esto conllevaría. Su pareja me pedía que le explicara que lo mejor sería plantearse seriamente parar ya de trabajar, y ella me miraba deseando que le dijera que no había más riesgo… tal y como afirmábamos en la ola inicial de la pandemia.

Noticias alarmantes: muerte de embarazadas por covid-19

La verdad es que leer que en cuestión de una semana han fallecido dos mujeres por complicaciones del coronavirus durante el embarazo da escalofríos. Si además estás ahora encinta, da directamente miedo… Normal, hemos intentado mantener la confianza en que el virus no afectaba más a las embarazadas y de repente oír esto hace desconfiar. Voy a intentar aclarar algunas cosas: por un lado, qué hay de nuevo sobre los riesgos del covid y el embarazo; y por otro, sobre el fallecimiento de estas mujeres.

 

 

Leyendo la prensa, la madre más joven tenía una cardiopatía previa y eso ya generaba una predisposición a mayor riesgo; en este caso su bebita está recibiendo los cuidados para seguir adelante por la rápida intervención de los sanitarios. En el último caso hay menos información, aunque también apuntan a enfermedades añadidas.

Esto no resta dolor a estas pérdidas, menos aún a sus familias, lo que sí nos puede aportar es alguna respuesta de las razones por las que ha sucedido. La tasa de mortalidad materno-infantil en España es bajísima, por la mezcla de cuidados que las propias mujeres se profesan y del seguimiento sanitario; pero no podemos bajarlo a cero, aunque quisiéramos.

Analizando los estudios más recientes, la mortalidad en el embarazo relacionado con el covid es bajísima (73 mujeres de 11.580, entre 0,1 y 0,7% según los 26 estudios revisados en una relevante publicación del BMJ).

Qué hay de nuevo

Básicamente, más casos para poder estudiar mejor el comportamiento del virus durante el embarazo. Al crecer la pandemia, también aumentó el número de gestantes con covid-19, por lo que se han realizado nuevas observaciones al respecto.

 

 

No os lo voy a negar, en los primeros artículos que leí y las conversaciones que mantuve con expertos del tema, me chirriaba que no hubiera más riesgo de complicaciones, por lo mismo que ocurre con la gripe, por ejemplo, pero la realidad es que las cifras ponían en evidencia que el virus se comportaba en las embarazadas como en el resto de personas. De hecho, la OMS sigue manteniendo que “no hay más riesgo, aunque hay que ser prudentes con dicha afirmación”.

Esto no es algo que haya cambiado solo con mujeres embarazadas, también se ha observado mayor riesgo de complicaciones en otros colectivos con enfermedades crónicas, como las personas que sufren obesidad, hipertensión y diabetes, o que puede alterar la coagulación y predisponer a trombosis en algunos grupos. Así que, a la luz de la ciencia, debemos asumir que aún nos queda por aprender del comportamiento de este “bicho” porque nunca nos habíamos enfrentado a algo así.

Gestación y covid-19

Durante el embarazo se van produciendo unos cambios para propiciar un buen desarrollo del bebé y una protección a la mamá. Por ejemplo: hay más volumen de sangre, así que el corazón trabaja un poco más; según el útero crece el diafragma y la respiración cambia; la coagulación aumenta para prevenir sangrados en el postparto y el sistema defensivo también soporta modificaciones. En condiciones normales esto es totalmente asumible para la salud e incluso si se padecen algunas enfermedades de base o se adquieren infecciones.

 

 

Las mujeres embarazadas se consideran población de riesgo en relación al coronavirus, es algo que nos tiene que quedar claro, sobre todo de cara a favorecer medidas de protección. Se calcula que 1 de 10 gestantes que contraen covid-19 va a necesitar ser atendidas en el hospital. Hay factores que aumentan la posibilidad de necesitar ingreso en la unidad de cuidados intensivos: enfermedades crónicas previas (obesidad, hipertensión, diabetes), mayores de 40 años y raza no caucásica.

Si una gestante se infecta de covid-19, los estudios indican que en general lo pasan de forma leve y pocos casos se complican, de los cuales la mayoría se resuelve… La historia es que cuando se complica a nivel respiratorio no es lo mismo la presión a la que está sometido el tórax y la circulación de la sangre de una embarazada de 30 semanas de cara a necesitar una respiración asistida, a la par que es más probable que la necesite porque varios cambios hacen que la mujer tolere peor la hipoxia (la bajada de oxígeno en sangre).

De hecho, sabemos que ha aumentado la tasa de prematuros por esa razón: en algunos casos era apremiante liberar a la mujer de la presión del útero sacando al bebé cuando estaban lo suficientemente maduros para ser atendidos en unidades especializadas.

 

 

Un dato que me parece relevante es que a las gestantes que padecen covid-19 se les pauta heparina para prevenir una trombosis. La razón es porque se ha visto que esta infección aumenta la posibilidad de que se formen pequeños coágulos de sangre que pueden atascar vasos sanguíneos; ya he mencionado que el propio embarazo hace que la coagulación sea más alta, si le añadimos la infección podrían generarse trombos y afectar a la mujer.

La hipótesis que se plantea es que esos coágulos puedan ir a la placenta; ya hay estudios que han observado anomalías vasculares en placentas de mujeres que habían pasado infección grave de covid-19. La dosis y el tiempo de tratamiento de la heparina se deciden en base a la gravedad de la infección y a factores que puedan aumentar aún más el riesgo de trombosis, que va desde los 10 días hasta las 6 semanas.

Seguimiento del embarazo

Se mantienen las citas presenciales indispensables, telemáticas cuando no es necesario acudir físicamente (análisis, ecografías) y bajo demanda según las necesidades individuales de cada mujer. Si la embarazada se contagia, se realiza seguimiento telefónico estrecho cada 24 horas inicialmente, espaciando a 48 horas si se considera oportuno.

 

Prepárate para las pruebas y analíticas que se realizan durante el embarazo con el Seminario Online «Las pruebas médicas en el embarazo»

 

El mayor reto es que se está generando un vacío en la atención a la educación perinatal y el hecho de no poder tener reuniones presenciales en los centros, entorpece el establecimiento de lazos a través de los grupos de educación prenatal y postparto, algo tan necesario y ahora más aún si cabe, para afrontar el estrés.

Cuídate

Suena repetitivo, pero el autocuidado que una mujer se da es un pilar esencial durante el embarazo. En estos momentos lo primero es la prevención:

  • Lavándose las manos con frecuencia con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón.
  • Manteniendo una distancia física con las demás personas, y evitando lugares concurridos.
  • Estableciendo contactos cercanos con el mínimo número de personas.
  • Evitando tocarse los ojos, la nariz y la boca.
  • Usando mascarilla.
  • Si aparecen síntomas como fiebre, tos, dificultad para respirar o algún síntoma sugestivo de infección, se debe contactar con el centro de salud. Antes de acudir a un centro médico, llama por teléfono y sigue las instrucciones.

La alimentación, el ejercicio físico, los ratos de ocio y descanso y evitar tóxicos son aspectos primordiales para conservar la salud, tanto si están pensando en ser mamá como si ya estás embarazada. ¿Esto es relevante para la pandemia? Sí, muchísimo; porque ayuda a que nuestro organismo esté mejor y porque combate el estrés al que, queramos o no, estamos sometidos en estos momentos. Así que cuídate y cuídale.

 

 

Ah, mi amiga hace semanas que está de baja, dedicándose a cuidarse. Añado, de baja por riesgo laboral por la mutua, algo que creo importante señalar, porque a pocas mujeres se lo conceden actualmente y habría que replantearse la importancia de proteger a las embarazadas y a sus bebés.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Proceso de gestación?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Proceso de gestación y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Sobre la trágica muerte de dos embarazadas por covid-19"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube