Los temidos entuertos

Los entuertos son procesos biólogicos, normales y necesarios para recuperarnos tras el parto

Tener un bebé es una experiencia maravillosa, pero provoca un esfuerzo igualmente increíble del cuerpo de la mujer. Una vez pasado el embarazo y el parto, este tiene que volver a su normalidad y en el proceso aparecen ciertos fenómenos naturales nada esperados y que pueden provocar una sorpresa negativa. Es lo que me ocurrió a mí con los llamados entuertos, unas contracciones que se producen tras parir y de los que nadie me habló y que me resultaron muy desagradables.

En el primer parto prácticamente fueron imperceptibles, como un dolor de regla; pero en el segundo y el tercero fueron más difíciles de sobrellevar. Pero ojo, los entuertos son procesos biólogicos normales y además muy necesarios para recuperarnos tras el parto.

¿Qué son los entuertos?

Los entuertos son unos espasmos fuertes en el útero que se presentan en los primeros días después del parto. En otra acepción, en el diccionario aparecen como «el perjuicio o daño que se causa injustamente a una persona». Me ha parecido curioso: ¡después del parto es muy injusto sufrir los entuertos!

 

 

Pero, bromas aparte, insisto en que son necesarios porque el objetivo de estas contracciones es que la matriz vuelva a su tamaño normal después de haber multiplicado su tamaño y llegar hasta los 30 centímetros (normalmente el útero mide unos 7,5 centímetros).  Además, colapsan los vasos sanguíneos sangrantes que han quedado donde antes estaba la placenta, y facilitan la expulsión de las secreciones que provocan los loquios.

Así que son buenos y deseables, porque si el útero no se contrae y los vasos sanguíneos quedan abiertos, la hemorragia será mayor con el consecuente riesgo para la salud de la madre. La otra buena noticia es que duran poco, apenas unos días.

¿Qué se siente?

En mi primer embarazo los experimenté de una forma muy leve, como un dolor de regla. Eran algo más intensos cuando el bebé estaba tomando el pecho. También es lo normal. Cuando el pequeño está mamando, la madre segrega oxitocina que estimula las contracciones de los entuertos. Así que, además de alimentar a nuestro hijo, nos ayuda a que nos recuperemos y disminuya nuestro abdomen.

En el segundo y el tercero, como ya he dicho, las sensaciones fueron más fuertes y molestas porque el dolor era más vivaz. También entra en los parámetros normales: la matriz se vuelve más blanda a medida que se tienen hijos, y necesita más fuerza y contracciones para volver a su sitio.

 

postparto

 

¿Y duelen? Pues sí. Son espasmos intermitentes pero para mí fueron dolorosos, sobre todo en el último posparto. El dolor, no obstante, es difícil de calibrar porque no todas las personas tenemos el mismo umbral. Es una sensación muy subjetiva. Lo que para una puede ser una leve molestia, para otra mujer puede ser un dolor más intenso e insoportable. De hecho, el personal sanitario suele trabajar con escalas de dolor (no solo en el parto, sino en todas las dolencias).

Existe, además, otro factor que puede aumentar el malestar de la madre en el postparto: la cesárea. Y es que, una vez pasa la anestesia, la mujer sentirá dolor por la herida, que se verá intensificado cuando aparezcan los entuertos. Eso sí, al ser una respuesta fisiológica, estos últimos no dificultan la curación de la incisión.

La gestión de algo que no te esperas

Con los entuertos pasa como con el posparto en general. Se suele hablar poco de ellos y por eso son difíciles de gestionar cuando ni siquiera sabes lo que son. Y es que te puedes llevar una auténtica sorpresa: después del trabajo del parto y los dolores (si además te han puesto la epidural y eso ha aliviado las contracciones), de pronto sentirlas fuertemente cuando creías pasado ese trance y ya tienes a tu bebé en brazos, puede generar incertidumbre. Y el nerviosismo aumenta las sensaciones negativas.

 

 

Como en el primer parto, insisto, los entuertos suelen ser más suaves, son algo de lo que te olvidas rápido. Así que cuando al día siguiente de parir a tu segundo bebé empiezas a sentir esos espasmos fuertes nuevamente, la sorpresa se vuelve más desagradable. Y te desanimas. Estás cansada, agotada y quieres concentrar toda tu energía en cuidar a tu bebé. ¿Y de pronto otra vez dolor? Afortunadamente, los entuertos suelen durar poco (de 3 a 5 días) y tal y como vienen, se van.

Algunos remedios para aliviar los entuertos

Duran poco, sí; pero son molestos. Así que cualquier ayuda es poca. A mí me sirvieron los ejercicios de respiración de la preparación al parto (¡bendita respiración!), porque me ayudaban a relajarme y disminuyeron la sensación de dolor.

Masajear la zona del útero cuando no se sientan los entuertos, también permite que cuando lleguen sean continuos y menos intensos. Los especialistas también recomiendan orinar frecuentemente: una vejiga llena puede ejercer presión sobre el útero y desencadenar estos compañeros incómodos de los primeros días.

 

Favorece tu recuperación posparto y trabaja el suelo pélvico con ayuda del Seminario Online «El método 5P»

 

En caso de que el dolor sea muy intenso, siempre se puede acudir al médico. Este puede decidir si es necesario recetar algún analgésico tipo Paracetamol. Y ojo si se prolongan los dolores durante más de 5 días, si se tiene fiebre o las hemorragias aumentan. Hay que acudir entonces a un especialista porque pueden ser señal de infección.

Y un último consejo: paciencia, mucha paciencia. Afortunadamente solo duran unos días y además las molestias van disminuyendo. La intensidad del primer día será apenas perceptible con el transcurso de los días.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Postparto?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Postparto y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

2 comentarios en "Los temidos entuertos"

  1. Totalmente de acuerdo con el post. Creo que en los cursos post parto no nos preparan a todo lo que viene después del parto. Esos dolores de entuerto, esos puntos de cesárea o parto vaginal, el baile de las hormonas, la subida de la leche y que el bebé te coja el pecho…
    Y que decir de tener abortos, como en mi caso que he tenido varios, y sufrir los dolores de entuerto. Y no de 3 o 5 días, sino de 10 días. Como yo decía: tiene tela la cosa que encima que una pierde al bebé tiene que estar pasando por estos dolores.
    Ahora me encuentro en mi cuarto embarazo y entre otras cosas, también ando con dolores de barriga, como calambres fuertes que dicen que son por los ligamentos después de ser el cuarto embarazo. Esperemos que todo vaya bien. La magia de dar vida también tiene sus molestias pero todo pasa y lo que importa es que el bebé esté perfecto. Un saludo desde Cádiz.

  2. En mi primer parto, cesárea, sentí dolores como los que se describen en el artículo a las dos semanas de dar a luz durante unos 3 días. ¿Eran los entuertos o sería otra cosa?

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube