• ACCEDER
  • No hay productos en el carrito.

La recuperación física tras el parto en pequeños ratitos cada día

Te ayudamos a recuperarte con lo más importante tras el parto

Tu bebé acaba de nacer.  Llevas nueve meses esperando este momento, te sientes muy contenta porque ya está aquí contigo, pero estos nueve meses han dejado huella (física y emocional) en ti, y el parto tampoco es algo que el cuerpo asuma fácilmente.

No hablamos de una cuestión estética (aunque también si es lo que la mujer quiere), sino sobre todo de una cuestión física; de ayudar a que los órganos y estructuras vuelvan a su sitio y todo funcione lo mejor posible.

Por eso hoy te contamos cómo recuperarte físicamente desde el primer momento.

Los seis mejores consejos para la recuperación posparto

Kegel, Kegel y Kegel

Comienza con ejercicios de Kegel desde los primeros días. Tras el parto vaginal o la cesárea, lo único que te apetece es descansar, estar tumbada y cuidar a tu bebé,  que es lo que necesitáis ambos. Eso unido a la avalancha de visitas que suelen producirse tras un nacimiento, hacen que no te queden ni pizca de ganas para empezar a hacer ejercicios. Pero es importante que saques unos minutitos al día para activar tu suelo pélvico desde el principio. No hace falta que sea mucho tiempo, ni muy fuerte… solo intenta contraerlo (como cuando intentas retener el pipí o la caca), intenta activar esa musculatura y poco a poco te será más fácil hacerlo, y la recuperación será más corta y mejor.

Recupera la postura cuanto antes

Ponte de pie recta lo antes que te sea posible, sobre todo si te han dado puntos en vagina o suelo pélvico.  Estar tumbada varios días hace que los puntos cicatricen en esa posición y los tejidos se acostumbren a esa postura, y al ponerte de pie más tarde podría crearse una tensión innecesaria que luego podría darte problemas.

Si te han hecho cesárea, pide consejo a tu ginecólogo/a con respecto a la posibilidad de ponerte de pie, erguida. Si no hay ninguna contraindicación, intenta hacerlo poco a poco desde el principio.

Camina ya en el hospital

Si tienes que estar en el hospital intenta caminar por la habitación o pasillo (el mismo consejo se aplica si has dado a luz en casa).

Sal a la calle

Durante las primeras semanas después del parto,  intenta salir a caminar siempre que sea posible. Puedes aprovechar que tu bebé esté durmiendo, tanto si lo llevas en carro como si lo porteas. Además, la luz natural os beneficia mucho a los dos en muchos aspectos: os ayudará a sintetizar vitamina D y… oye, que salir y cambiar de ambiente es muy necesario para los bebés y también para los adultos (vamos, que solo por eso ya sería recomendable).

Empieza a ejercitarte

Cuando pase la cuarentena,  previa autorización de tu matrona o ginecólogo/a, comienza a coger una rutina de ejercicios para mejorar tu estado físico, adecuada a tus características actuales.

Sería bueno que te viese un/una fisioterapeuta de suelo pélvico para evaluar el estado del mismo después de dar a luz. Si no hay ningún problema, los ejercicios hipopresivos y el Pilates especializado en posparto son una alternativa muy eficaz para combatir las secuelas que un embarazo y un parto dejan en el cuerpo de la madre.

Los hipopresivos son ejercicios respiratorios y posturales que consisten en realizar un ejercicio en apnea espiratoria (sin nada de aire en los pulmones), activando el diafragma y produciendo una contracción refleja del suelo pélvico y de la musculatura del abdomen. Es un tipo de ejercicio muy eficaz para combatir las incontinencias y las diástasis abdominales.

Se pueden hacer en casa, y por eso en el seminario online “Recuperación posparto con hipopresivos” os hablo ellos, y además os cuento cómo ayudan en la recuperación y cómo hacerlos en casa desde el principio:

Y recupera tu actividad física previa

Por último,  cuando haya pasado un tiempo, retorna a tu actividad física preembarazo. Si has llegado hasta aquí, ¡enhorabuena! Has ido progresando poco a poco, recuperándote  de la mejor forma de las posibles consecuencias del embarazo y ya estás preparada para comenzar con tu rutina de ejercicios habitual (siempre y cuando tu peque te deje tiempo para ello….).

Comienza a trabajar de forma progresiva y no te aceleres. Tu cerebro te empujará pero tu cuerpo tiene que ser consciente del proceso por el que ha pasado. No te pongas fechas; algunas mujeres tardan meses (y otras años) en recuperar el estado de forma previo. Sé constante y triunfarás en tu objetivo.

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


Esto no es todo. Un Grupo de apoyo virtual y Seminarios Online gratuitos te están esperando si te unes a la Tribu "CSC"


Más Información

2 comentarios en "La recuperación física tras el parto en pequeños ratitos cada día"

  1. A mi me han recomendado los médicos que permanezca poco sentada, de pie y paseos cortos tanto por los puntos de la episotomia como por la presión que siento respecto del suelo pélvico.
    En realidad de pie y sentada tengo mucha presión y puedo estar poco.

  2. Sería bueno que te evaluase tu matrón o matrona y también un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico para establecer una pautas concretas en tu caso.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡[email protected]! Tenemos un regalo para ti

Te enviamos un webinar GRATIS

Apúntate a nuestra Newsletter y recibe en tu correo todos nuestros artículos, descuentos y novedades. Además, sólo por inscribirte, podrás acceder GRATIS al seminario “Alimentación Complementaria y BLW” impartido por Armando Bastida.

He leído y acepto la Política de privacidad de CSC. Al marcar la casilla de aceptación estás dando tu legítimo consentimiento para que tu información personal se almacene en MailChimp y sea usada por Criar con sentido común con el propósito único de enviarte emails. Contáctanos para corregir, limitar, eliminar o acceder a tu información.He leído y acepto la Política de Privacidad.