Dislipemia en niños: ¿Qué es y cómo se trata?

Es uno de los principales factores de riesgo de cardiopatía isquémica

Las hiperlipidemia o dislipemia en niños y adolescentes son un grupo de trastornos que se caracterizan por una producción excesiva o aclaramiento disminuido de lipoproteínas séricas. Pueden ser primarias, de origen genético o hereditario, o secundarias, asociadas a diferentes enfermedades.

¿Qué es la dislipidemia en niños?

La dislipemia es una alteración de los niveles de lipoproteínas en la sangre. Incluye colesterol, triglicéridos o ambos, y es uno de los principales factores de riesgo de cardiopatía isquémica

Causas de la dislipemia en niños

Las dislipemias en niños se clasifican en primarias y secundarias:

  • Son primarias cuando la causa es genética.
  • Son secundarias cuando se deben a otras enfermedades como enfermedades renales o endocrinas como hipotiroidismo, obesidad, diabetes o síndrome metabólico, consumo excesivo de grasas saturadas, alcohol o ciertos medicamentos

«En niños, las dislipemias más frecuentes son de causa genética, aunque las dislipemias secundarias debidas a obesidad, malas dietas y vida sedentaria están aumentando de forma preocupante», dice la pediatra de CSC, Gloria Colli.

 

Dislipemia en niños

 

Complicaciones propias de la dislipemia o dislipidemia

La acumulación de lípidos en la sangre tiene como consecuencia la aparición de arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias debido a que en el interior del vaso sanguíneo se desarrollan unas lesiones llamadas «placas de ateroma») y esta a su vez, puede desencadenar la aparición de enfermedades cardiovasculares como hipertensión, insuficiencia cardíaca, ataque al corazón, enfermedad cerebrovascular o derrame, entre otras.

¿Cómo se diagnostica la dislipidemia? 

La dislipemia es una enfermedad asintomática que se detecta en etapas avanzadas, normalmente cuando se manifiestan los  síntomas asociados a la afección como infarto cerebral, pancreatitis aguda o enfermedades coronarias. No obstante, y ante la ausencia de síntomas de la dislipemia en niños, durante la infancia y en cualquier otro momento, puede preverse su desarrollo mediante un análisis de sangre.

 

Aprende a crear un menú equilibrado para cada día de la semana para tu peque con el Seminario Online «Cómo crear tu menú semanal»

 

Según la AEPED, el proceso aterosclerótico comienza en la infancia y es progresivo durante toda la vida. Y si bien existe un componente genético que produce susceptibilidad, los factores ambientales favorecen la progresión de la enfermedad:

«La identificación oportuna de niños con dislipemia es importante de cara a considerar intervenciones precoces para prevenir o posponer el desarrollo de la arterioesclerosis. El cribado y tratamiento de los desordenes del colesterol en niños y adolescentes han sido recomendados durante décadas.

Desde 2011 se recomienda el cribado universal de todos los individuos en dos periodos de edad, entre 9-11 años y entre 17-20 años, basándose en que la historia familiar no es un indicador fiable de predicción de riesgo«.

El diagnóstico de sospecha y el tratamiento dietético deben iniciarse en Atención Primaria, debiendo remitirse a consulta especializada los casos específicos. Si necesitas información sobre esta o cualquier otra cuestión de salud materno-infantil, puedes consultar online a nuestro equipo de expertos a través de la Tribu CSC. 

 

Dislipemia en niños

 

Tratamiento para la dislipemia en niños

El tratamiento debe ser individualizado, teniendo en cuenta las características de cada paciente y el estado en el que se encuentra la enfermedad. El tratamiento principal estará encaminado a estructurar la dieta del paciente y promover el consumo de verduras, legumbres y hortalizas.

En pacientes con alta concentración de colesterol puede ser necesario administrar estatinas (indicado para reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares), mientras que en aquellos con niveles altos de triglicéridos se recurrirá a la prescripción de niacina, fibratos y ácidos grasos omega-3

Asimismo, habrá casos en los que resultará necesario recurrir a la medicación para controlar la evolución de la enfermedad, sobre todo cuando los niveles de colesterol LDL se sitúen por encima de 190 mg/dL o cuando el paciente ya se encuentre en la franja de edad de entre 40 y 75 años, y padezca diabetes.

 

Ayuda a tus peques a crear hábitos saludables en la mesa desde la infancia con el Seminario Online «Cómo hacer que les gusten las verduras»

 

El consumo de fibra es importante para controlar la absorción de lípidos en el organismo. Por este motivo, es recomendable aumentar el consumo de frutas, vegetales y cereales integrales. También es importante beber suficiente agua y practicar alguna actividad física de forma rutinaria (un ejercicio físico de 30-45 minutos al día ayuda a que el organismo controle las concentraciones de lípidos).

¿Qué aumenta la dislipidemia?

La dislipidemia puede ser heredada (dislipemia primaria), pero también puede aparecer como consecuencia de un estilo de vida poco saludable (dislipemia secundaria). De hecho, las mayores causas de dislipemia son el sedentarismo y la ingesta dietética excesiva de grasas saturadas.

Otros factores que influyen en su desarrollo son una dieta pobre en fibra, el sedentarismo y el consumo de tabaco (en el caso de las personas adultas). Tanto si responde a causas primarias como secundarias, la enfermedad puede desarrollarse y manifestar diversos grados.

 

Dislipemia en niños

 

¿Se puede prevenir?

Sí, para ello se aconseja mantener una vida activa, realizar ejercicio físico y seguir una dieta equilibrada, ya que de esta forma contribuiremos a disminuir el nivel de colesterol en sangre. También lograremos bajar el nivel de colesterol con la ayuda de medicamentos. Algunos consejos para prevenir la dislipemia son:

  • Consumir a diario y en cada comida verduras y frutas; como base de la alimentación. 
  • Incorporar a la dieta más legumbres, cereales y frutos secos.
  • Moderar el tamaño de las porciones.
  • Realizar ejercicio físico diario.
  • Reducir el consumo de grasas no saludables (las procedentes de procesados y ultraprocesados).
  • Limitar el consumo de alcohol y tabaco (en el caso de los adultos).

¿Qué evitar si tengo dislipidemia?

Para evitar estas complicaciones se debe aumentar las HDL («colesterol bueno») y disminuir las LDL («colesterol malo»). Esto se logra, como comentábamos antes, realizando ejercicio físico, manteniendo una alimentación saludable y disminuyendo el consumo de grasas saturadas. Es importante evitar el consumo de alcohol y de tabaco, ya que la nicotina aumenta las concentraciones de lípidos.

Por otra parte, si se tiene exceso de peso, es necesario buscar ayuda profesional para controlarlo y disminuirlo de forma saludable, con esto, mejorará tu estado nutricional y la salud en general. En la Tribu CSC podéis consultar a Rebeca Pastor, la dietista-nutricionista del equipo de Criar con Sentido Común.

 

En este seminario te enseñamos qué pasos debes seguir para que tu hijo o tu hija aprenda a comer sano en familia, inculcándole desde el principio hábitos saludables con el Seminario Online «Aprender a comer sano en familia»

 

¿Qué alimentos evitar con dislipemia?

La grasa es un nutriente importante para el organismo, por lo que no hay que eliminarla de la dieta, sino ejorar sus fuentes. Los ácidos grasos Omega- 3 son grasas saludables para el corazón y ayudan a disminuir los valores de triglicéridos. Los podemos encontrar en el pescado azul (salmón, sardinas, atún blanco, trucha arcoíris…), las nueces… 

Las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas también son saludables para el corazón, están contenidas en aguacates, nueces y semillas (almendras, nueces pecanas, cacahuetes, piñones, semillas de calabaza, semillas de ajonjolí o girasol, etc.), aceite de oliva y aceitunas, aceites vegetales (como el aceite de girasol, maíz y soja) o la mantequilla de cacahuete.

Grasas que deben evitarse

Las grasas saturadas y grasas trans no son saludables porque aumentan los niveles de LDL en el cuerpo (colesterol “malo”) y aumentan el riesgo de padecer enfermedades del corazón.

 

¿Qué es la enfermedad de Kawasaki en niños?

 

En el caso de las grasas saturadas, muchas veces son grasas “sólidas” que pueden verse, como la grasa de la carne. Se encuentran principalmente en los alimentos provenientes de los animales (como la carne y los productos lácteos), pero también se encuentran en las alimentos fritos y comidas envasadas. Otras fuentes de estas grasas están incluidas en:

  • Bollería, galletas, dulces comerciales…
  • Quesos con alto contenido de grasa.
  • Cortes de carne con alto contenido de grasa.
  • Crema y leche entera.
  • Mantequilla.
  • Helados y productos con helado.
  • Aceites de palma y coco.

«Las grasas trans son aceites líquidos que son transformados por la industria en grasa sólidas, mediante la hidrogenación. Por ello se encuentran en gran cantidad de productos procesados y ultraprocesados«, aclara la dietista-nutricionista de CSC, Rebeca Pastor.

Tienen un efecto doblemente nocivo para el colesterol porque aumentan el LDL (colesterol “malo”) y reducen el HDL (colesterol “bueno”).

También hay pequeñas cantidades de grasas trans que se encuentran de forma natural en la carne y en algunos productos lácteos, pero las grasas trans que se encuentran en los alimentos procesados son mucho más nocivas para la salud.

 

Día Mundial contra la Obesidad Infantil: Factores de Riesgo

 

La industria alimentaria las utiliza para extender el tiempo de caducidad de un producto, carecen de valor nutritivo y causan daño a la salud. En este otro post de nuestro blog puedes ver cómo eliminar las calorías vacías de la alimentación de tus hijos.

Algunos ejemplos de alimentos industrializados que contienen grasas trans son:

  • Comida rápida.
  • Productos congelados (tipo hojaldres, empanados, fritos, rebozados, etc.).
  • Crema para café.
  • Aperitivos salados (como galletas, snack fritos…).
  • Galletas dulces y saladas.
  • Manteca vegetal.
  • Margarinas.
  • Panadería y bollería industrial.
  • Sopas y salsas preparadas.
  • Productos precocinados.

Para evitar las grasas trans, es necesario revisar las etiquetas de información nutricional en busca de ingredientes como aceites o manteca vegetal “parcialmente hidrogenados”. Además de identificar las grasas trans en la información nutricional de productos procesados como los anteriormente mencionados.

 

Aprende a interpretar las etiquetas de los productos para distinguir si son saludables o no, y a descubrir las trampas que las marcas utilizan para inclinar nuestra compra hacia sus productos con el Seminario Online «Aprende a leer las etiquetas al hacer la compra»

 

Entre los daños que ocasionan las grasas trans a nuestro organismo y el de nuestros peques están: aumento de los niveles de colesterol “malo” en la sangre, incremento de los niveles de triglicéridos, enfermedades coronarias y vasculares, diabetes tipo 2 y aumento de peso.

Para prevenir y frenar el avance de la dislipemia en niños, adolescentes y adultos, también es importante evitar las bebidas azucaradas (y el alcohol en el caso de los adultos), ya que son productos bajos en vitaminas y minerales, y muy altos en hidratos de carbono, nutriente que en exceso puede elevar las concentraciones de lípidos en la sangre.

Asimismo, Rebeca Pastor desmiente uno de los bulos más extendidos sobre el consumo de huevos, ya que NO es necesario limitar su consumo a una o dos veces por semana, puesto que diferentes estudios han demostrado que no eleva la cantidad de colesterol en sangre ni el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Por el contrario, el huevo es un alimento muy nutritivo que cuenta con proteínas de alto valor biológico, vitaminas A, D, E y K, minerales como el fósforo, selenio, hierro y zinc, fosfolípidos, grasas insaturadas y antioxidantes. Tiene una gran capacidad de absorber las proteínas y los aminoácidos que presenta, y su valor proteico es tan alto que se compara la proteína del resto de alimentos con las del huevo. Es decir, el huevo es el referente frente al resto de alimentos.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 19 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

13 mayo, 2022

0 comentarios en "Dislipemia en niños: ¿Qué es y cómo se trata?"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube