Día Internacional de la Epilepsia: ¿Qué es la epilepsia infantil?

Es una de las enfermedades infantiles crónicas más frecuente, pero el 75% de los niños con crisis epilépticas consiguen dejar de tenerlas gracias a la detección precoz y el tratamiento neurológico adecuado

Artículo publicado el 8 Feb 2022 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 26 marzo, 2024

Coincidiendo con el Día Internacional de la Epilepsia, hoy abordamos qué es la epilepsia y cómo afecta a los niños. Esta es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de crisis o ataques cerebrales repetidos. Para hablar de epilepsia infantil estas crisis han de ser repetidas. Se trata de una de las patologías neurológicas más frecuentes.

¿Qué es la epilepsia infantil?

La epilepsia es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de crisis o ataques convulsivos repetidos. Estos se producen por una actividad exagerada de las neuronas. Es un “fallo” de la actividad eléctrica del cerebro, según la Asociación Española de Pediatría (AEPED).

La Organización Mundial de la Salud calcula que unos 50 millones de personas en el mundo padecen o han padecido epilepsia en algún momento de su vida. En España -apunta la AEPED- la incidencia de epilepsia infantil está entre 40 y 60 casos por cada 100.000 habitantes.

En las últimas décadas la definición de epilepsia ha ido cambiando e incluso ha sido controvertida. No es lo mismo crisis epiléptica, que epilepsia o síndrome epiléptico (como ahora veremos). En cualquier caso, es una de las enfermedades infantiles crónicas más frecuente.

 

Día Internacional de la Epilepsia - Epilepsia infantil

 

Una detección precoz es importante porque el cerebro del niño está en desarrollo y las secuelas pueden ser mayores si no se trata. Ante cualquier sospecha hay que consultar con Pediatría que derivará, de ser necesario, a Neurología.

Si tienes alguna duda, quieres más información o necesitas asesoramiento profesional, en la Tribu CSC puedes consultar online a nuestro equipo de expertos/as en salud materno-infantil, educación positiva y crianza respetuosa.

Podéis descargar gratis la app de Criar con Sentido Común tanto para plataformas Apple como para plataformas Android, y tenéis una semana gratis para probar todas las ventajas de la membresía a la Tribu, realizar todos los cursos online disponibles y consultar a nuestros/as especialistas.

Crisis epilépticas, epilepsia y síndrome epiléptico

Desde 2017 y gracias a la labor de la Liga Internacional contra la Epilepsia, hay un consenso internacional que diferencia crisis epilépticaepilepsiasíndrome epiléptico:

  • La crisis epiléptica hace referencia a la aparición de signos o síntomas provocados por una actividad excesiva o sincrónica en el cerebro. Puede ser provocada cuando se asocia a un factor transitorio o reversible sistémico, o por alguna circunstancia externa (fiebre, infección, ingesta de tóxicos, etc.). No provocadas y, en tercer lugar, reflejas (si viene provocada por estímulos sensoriales, por ejemplo).
  • La epilepsia es una enfermedad (y no un trastorno) en la que se tienen que dar una de estas condiciones:
    • Aparición de al menos dos crisis no provocadas (o reflejas) con una separación de más de 24 horas.
    • Crisis no provocada (o refleja) y probabilidad de que aparezcan más crisis en los siguientes 10 años, cuando hay al menos un 60% de posibilidades de que esto ocurra.
    • Diagnóstico de un síndrome epiléptico concreto.
  • Síndrome epiléptico: Es un trastorno que responde a características específicas (edad de inicio, tipo de crisis, hallazgos neurofisiológicos, etc.). No todas las epilepsias se pueden encuadrar dentro de un síndrome epiléptico definido.

 

 

¿Qué provoca la epilepsia en los niños?

Hay muchos factores que pueden provocar una crisis epiléptica en los niños. Entre ellos, daño cerebral por lesiones prenatales o perinatales, malformaciones congénitas, traumatismos craneoencefálicos graves o infecciones cerebrales graves como la encefalitis o la meningitis.

Sin embargo, en muchas ocasiones no se conoce exactamente qué provoca estas crisis. Hablamos entonces de epilepsia idiopática.

A ello se suma que la fiebre elevada puede provocar convulsiones. Es, de hecho, frecuente en niños de entre 9 meses y 5 años. En estos casos, no estamos ante una situación grave (aunque ver a nuestro hijo convulsionando puede asustarnos, y mucho). Si es necesario, el pediatra puede tratar esas convulsiones con medicamentos (pero solo para acabar con ellas y no para la fiebre).

 

Aprende a detectar cuándo una enfermedad empieza a ser grave, qué síntomas sirven de alerta en un bebé y cómo actuar cuando tu peque está enfermo/a con nuestro Seminario Online “¿Cuándo ir a urgencias?”

 

¿Cómo saber si un niño tiene una crisis epiléptica?

Los síntomas de la epilepsia en los niños dependen del área cerebral donde se origina la descarga y si esta se focaliza en una parte del cerebro o se extiende por completo. En este sentido, la Asociación Española de Pediatría habla de:

  • Crisis parciales o focales. Se localizan en un hemisferio cerebral y no suele haber alteración de la conciencia o solo de forma parcial. Físicamente, se pueden observar cambios en la expresión facial, movimientos automáticos o sacudidas de una parte del cuerpo.
  • Crisis generalizadas. El niño/a pierde la conciencia y no responde ante los estímulos (aunque le llames o trates de hacerle reaccionar). Pierden el color e incluso se ponen morados y sufren convulsiones generalizadas (eso significa que la afectación es en todo el cerebro). En algunas ocasiones, simplemente se quedan flácidos y no se producen contracciones.

Si un niño sufre un episodio de este tipo, es necesario que lo valore un médico.

 

Día Internacional de la Epilepsia - Epilepsia infantil

 

Diagnóstico la epilepsia infantil

La historia clínica del menor es importante para realizar un diagnóstico adecuado de epilepsia infantil. No obstante, la principal prueba diagnóstica es el electroencefalograma (EEG). Gracias a él, se puede obtener información de la actividad eléctrica del cerebro y localizar la zona que provoca las crisis epilépticas.

Esta es una prueba no invasiva e indolora y no conlleva ningún riesgo para el peque. Gracias a ella, se puede identificar si estamos ante una crisis, epilepsia o un síndrome.

Si los resultados no son suficientes, el neuropediatra puede recurrir a hacerle un registro del electroencefalograma en el hospital con la grabación del comportamiento del niño durante varias horas. De hecho, cuando la familia aporta algún vídeo mientras el niño tiene alguna crisis en casa (siempre y cuando este esté atendido, por supuesto), esas imágenes pueden ayudar al neuropediatra en el diagnóstico.

 

Día Internacional de la Epilepsia - Epilepsia infantil

 

Es posible que también sean necesarias otras pruebas, como una resonancia magnética o un análisis de sangre.

Hasta un 80% de las epilepsias se convierten en síndromes epilépticos. La Liga Internacional Contra la Epilepsia reconoce más de 20 síndromes epilépticos. Algunos, como la epilepsia familiar neonatal benigna, se presenta a los pocos días de nacer.

¿Se cura la epilepsia infantil?

La detección precoz de la epilepsia infantil es fundamental. Dependiendo del tipo, puede ser necesario el uso de medicamentos antiepilépticos. En la mayoría de casos se consiguen controlar las crisis. Según la AEPED, estas desaparecen en el 75% de los niños. Y, pasado unos años, es posible que el neurólogo decida retirar la medicación.

En algunas ocasiones, se recurre a otros tratamientos como intervenciones quirúrgicas, dietas especiales o estimulación cerebral externa. El descanso es fundamental para estos niños. En la adolescencia y la edad adulta deben evitar el consumo de alcohol u otras drogas. También es posible que determinadas luces les afecten. Asimismo, es fundamental que sepamos cómo actuar con nuestras hijas e hijos en caso de un ataque de epilepsia.

 

Día Internacional de la Epilepsia - Epilepsia infantil

 

En general y excepto en casos que esté asociada a otras circunstancias de salud que lo impida, los menores con epilepsia pueden llevar una vida prácticamente normal. Pueden hacer deporte (aunque no de riesgo), pueden jugar a videojuegos (excepto si tienen epilepsia fotosensible) y se pueden bañar en el mar (aunque mejor acompañados).

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

26 marzo, 2024

0 comentarios en "Día Internacional de la Epilepsia: ¿Qué es la epilepsia infantil?"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube