Díaz Ayuso considera digno de alabanza el que las mujeres emprendan a pocos días de parir a su bebé

La candidata del PP a la presidencia de la Comunidad de Madrid defiende una maternidad alejada del cuidado de los bebés

Ay  Isabel… es que no sé por dónde empezar, aún tengo el corazón acelerado recordando el terrible mensaje que diste ayer y que recogieron varios periódicos como El Diario:

En un momento de tu discurso dices lo siguiente:

 

 

«A mi querida amiga Ana (señalando y haciendo alusión a una compañera que será eurodiputada dentro de poco), tiene a su niña desde hace una semana y ya está emprendiendo por el mundo. Es el tipo de mujer que yo defiendo, este es el tipo de mujer que a mí me gusta y no el de la mujer de izquierda que tiene que victimizar y colectivizar los sentimientos.»

Isabel, te escribo como emprendedora y como madre. Tengo una niña y un niño, de 6 y 5 años respectivamente, y soy autónoma. Soy esa mujer que cuando mi hijo tenía apenas un mes volvió al trabajo, así que en principio soy esa mujer que defiendes. Pero te voy a contar lo que pasa por mi cabeza y por mi corazón.

Me incorporé al trabajo cuando mi hijo tenía tan solo un mes (y mi hija tan solo 19 meses) y lo hice porque no tuve más remedio, porque soy autónoma y si no trabajo no llego a fin de mes, porque mi sueldo es el principal de casa.

Porque este país tiene al autónomo “puteado” y, o tienes un seguro privado que te cubra en caso de baja/enfermedad, incapacidad temporal, etc. o «te jodes» y que tu familia tire como pueda.

 

 

Me considero un ejemplo a seguir, sí, estoy orgullosa de mí misma, de cómo soy y de lo que he conseguido a nivel profesional. He llegado, según mi criterio, bastante alto. Pero te diré una cosa, jamás he estado orgullosa de haber tenido que dejar a mi bebé en casa con tan solo un mes (pobres, las que tienen que hacerlo con un bebé de una semana).

Me parece algo terrible que tengamos que dejar a un recién nacido sin su madre con tan pocos días de vida. Un bebé que necesita a su madre prácticamente a todas horas, para alimentarse, para calmarse, para refugiarse, porque el ser humano es así y seas de izquierdas, de derechas o de centro, un bebé necesita a su madre. Y no la necesita una semana ni un mes, ni seis. La necesita mucho más. Y este país no nos da a las madres la posibilidad de estar con nuestros hijos más tiempo en esta etapa tan importante.

Ni siquiera cumplimos las recomendaciones de salud

La OMS recomienda mantener la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses de vida, y prorrogarla (ya acompañada de otros alimentos) al menos hasta los 2 años. Te puedo asegurar que con los permisos maternales que tenemos y el mínimo apoyo a los autónomos, esto, en este país es imposible.

La conciliación familiar no existe. Hablamos muchas veces de igualdad, y me parece estupendo, pero no olvidemos que hay aspectos biológicos en los que no nos podemos igualar, porque papá no puede darle el pecho a su bebé y porque ese bebé ha estado 9 meses dentro de la barriga de mamá y eso le mantiene impregnado de ella y conectado a ella de un modo especial.

Y tengo un marido maravilloso, que cuando yo estaba trabajando cuidaba a mis hijos, le ofrecía el biberón al pequeño, aunque mi hijo era capaz de estar horas sin comer, por  tal de esperar a que llegara mamá, entrando en cólera cada vez que se le ofrecía ese biberón que no era mamá. Mi marido es el padre más cariñoso que pueda usted conocer y aun así, para mi hijo, mamá es mamá y la echaba en falta, la necesitaba.

He llorado, Isabel… he llorado

Y yo he llorado (y mis hijos también cuando mamá se iba), y me he sentido mala madre por no estar con mi hijo tan pequeño, porque él me echaba de menos, me necesitaba, y saltaba a la vista y es normal, porque era muy pequeño.

Y me siento mal por ello, no me siento nada orgullosa de haberme incorporado al trabajo al mes de dar a luz, más bien me da vergüenza, por haber dejado a mi hijo tan pequeño sabiendo y sintiendo que me necesitaba, y yo necesitándolo.

 

 

Yo admiro a las madres que deciden invertir su tiempo, cuando se convierten en madres, en estar con ellos, en amarlos, alimentarlos y criarlos. Y admiro a aquellas madres que se piden excedencias en el trabajo para estar más tiempo con sus hijos (cosa que deben hacer dado que el permiso de maternidad es tan corto), cosa que no todas las familias pueden permitirse si, como en mi caso, el ingreso principal es el de mamá, porque tenemos que seguir sobreviviendo.

En definitiva, esa frase de “Yo defiendo a la mujer que emprende a la semana de dar a luz” está, en mi opinión, falta de humanidad, falta de sensibilidad y falta de amor.

No olvidemos que somos personas, personas que necesitamos amor desde que nacemos, porque si no, nos acabamos convirtiendo en personas vacías; vacías, como para llegar a soltar frases como esa.

Te propongo una frase: «Un hurra por la madre que mueve cielo y tierra por estar con sus hijos cuanto más tiempo, mejor”, esa es la mujer que yo defiendo. Y «un hurra por el padre que hace lo mismo», ese es el hombre que defiendo y la igualdad por la que se debería luchar, la de mujeres y hombres trabajando y viendo crecer a sus hijos.

 

No te pierdas los nuevos posts de nuestro blog!

Introduce tu correo y te avisaremos de nuevos posts en el blog de Criar con Sentido Común


¿Te gustaría tener acceso GRATIS a más de 100 Cursos y Seminarios, un Grupo de Apoyo, y la asistencia de 10 Profesionales expertos en crianza para atender a tus dudas? Entonces apúntante a la Tribu "CSC"!


Más Información sobre la Tribu aquí

6 comentarios en "Díaz Ayuso considera digno de alabanza el que las mujeres emprendan a pocos días de parir a su bebé"

  1. OLÉ de parte de un padre separado que está en lucha por una custodia compartida, pero el amor y la verdad están por encima

  2. Muy bien expresado. Totalmente de acuerdo contigo. Un bebé necesita a su madre, sobretodo los primeros meses de vida. Ojalá algún día no haga falta coger excedencia para poder estar con tu hijo. Espero que las leyes cambien no muy tarde y las mamás puedan tener un permiso de al menos un año (y me sigue pareciendo poco). Por desgracia somos pocas las que tenemos el «privilegio» de poder estar con nuestro bebé después de que se agoten lis permisos (mamá primeriza de un bebé de 13 meses).

  3. Más de acuerdo no puedo estar con todo lo que escribes, tengo un bebé de 18 meses y recuerdo el primer día a las 16 semanas cuando lo dejé con la abuela cómo no podía dejar de llorar de tristeza, porque mi corazón me decía que tenia que estar con el, y la razón me decía que debia volver a trabajar. Orgullosa estoy de mi trabajo pero nada de comparar con lo orgullosa que me siento de ser mamá, el mejor regalo del mundo!!! Ojalá que la palabra conciliación se hiciera realidad!!!

  4. Pues a mí no me parece digno de alabanza dejar a tu bebé solito cuando más te necesita… ¿¿en qué mundo vivimos?? Por favor.. dónde queda la responsabilidad como madre.. padre…progenitores??? Hola??!!!

    Me siento totalmente identificada con cada palabra que escribes. Súper orgullosa de ser mamá de dos y súper afortunada de poder disfrutar de ellos gracias a una excedencia. Pero super indignada por la situación española en este sentido, ojalá algún día estar con nuestros hijos más de lo que impone la ley, simplemente lo que ellos NECESITAN, se convierta en una realidad.. un derecho pagado… y no tener que renunciar a unos ingresos cuando es probablemente una de las etapas donde más ingresos necesitas teniendo en cuenta, entre otras muchos gastos, que ciertas vacunas ni siquiera las cubra la S.Social… en fin… me parece TAN SURREALISTA que podríamos hacer una gran crítica sobre nuestra «baja maternal» y «periodo de lactancia»
    Aún queda mucho por luchar en este sentido. Enfocar las ayudas estatales correctamente y no tanta corrupción política como existe hoy en día…

  5. Acabo de leer tu mensaje y no he podido sentirme más identificada. Me ha emocionado por que has reflejado exactamente lo que lleva pasando por mi cabeza desde hace 16 meses cuando di a luz a mi hija África.
    Soy autónoma. Pero sobre todo quiero ser mamá. Esa es mi lucha.

  6. Cada madre hace con su maternidad y con su carrera profesional lo que considera mejor para su familia, y todas y cada una de ellas son admirables, decidan lo que decidan hacer.
    Pero con este tipo de comentarios como el de Díaz, alimenta más el hecho de que las madres tenemos que ser casi superheroínas, y poder con todo, y la que no lo hace está «victimizando». Me parece un comentario ofensivo, al menos a mi me ofende.
    Yo con mis dos hijos me pedí excedencias de un año (y no me pedí más porque económicamente no podía más tiempo) y después de la segunda excedencia me incorporé a media jornada. Si he hecho esto, lógicamente es porque hemos podido, pero principalmente porque tanto mi marido como yo así lo hemos querido, y estoy segura que la mayoría de las que no lo hacen, es porque no pueden, ***a esas mujeres son a las que yo admiro*** a las que se van a trabajar a pesar de que darían lo que fuera por quedarse con sus hijos*** porque una madre lo que desea es estar junto a su hijo todo el tiempo posible (y no precisamente porque sea la opción mas fácil ni mas cómoda)
    La madre que voluntariamente antepone su carrera profesional, sus motivos tendrá. Lo respeto, pero no lo alabo.

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube