Día Europeo de la Depresión: Hacia un modelo “eficiente y preciso” para diagnosticar y tratar la depresión posparto

Según sus autores, el nuevo modelo es tan preciso que es capaz de predecir la aparición de este trastorno antes de que aparezca el primer síntoma e incluye una prueba preliminar al inicio del embarazo

Artículo publicado el 19 Sep 2023 - Este artículo ha sido revisado y actualizado con fecha 19 septiembre, 2023

Investigadores de la Universidad Reichman, en Israel, han desarrollado una teoría que unifica por primera vez los fundamentos biológicos que pueden provocar la depresión posparto.

El estudio no solo ayuda al diagnóstico de la depresión posparto, sino que propone un enfoque nuevo en el tratamiento de un problema que afecta a entre el 13% y 19% de madres.

¿Qué es la depresión posparto? Algunas cifras

La depresión posparto es un trastorno psiquiátrico grave que, según los autores del estudio de la Universidad Reichman, ha sido poco estudiado, tanto clínica como experimentalmente. Y no solo eso. Además, es una patología subdiagnosticada. Se estima que el 50% de las mujeres con depresión posparto no han sido diagnosticadas.

Los síntomas de la depresión posparto generalmente comienzan durante el embarazo o dentro de las primeras 4 semanas del posparto, pero es un trastorno que puede padecerse incluso un año después del nacimiento del bebé.

 

Lo difícil no es el parto, sino todo lo que viene después. Adquiere herramientas para afrontar, física y emocionalmente, todos los cambios del postparto con el Seminario Online “Luces y Sombras en el posparto”

 

La incidencia estimada oscila entre el 13 y el 19% de madres. Es decir, que, teniendo en cuenta que unas 920 millones de mujeres dan a luz cada año, alrededor de 174 millones de mujeres sufren este tipo de depresión en mayor o menor medida.

La psicóloga de Criar Con Sentido Común, Mamen Bueno, explica que tanto el embarazo como el posparto son eventos “estresantes” en la vida de una mujer.

“Hay cambios físicos importantes, emocionales, de pareja… Adaptarse a todo esto a veces cuesta. Si añadimos cansancio, falta de sueño, estrés… puede desencadenar en problemas psicológicos de diversa índole, sobre todo si no se cuenta con apoyo. 

Entre los problemas psicológicos más frecuentes podemos encontrar los trastornos de ansiedad, depresión, desgana, despersonalización, estrés postraumático…”

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Quinta Edición (DSM-5), clasifica la depresión posparto como un “trastorno de depresión mayor, con inicio periparto”, ya que la manifestación de los síntomas comienzan durante el embarazo en un tercio de las mujeres.

 

AutocuidadoVenta
Descubre la importancia del autocuidado y aprende a practicarlo entrando en contacto con tu mundo emocional durante el embarazo para gestionar problemas de salud mental y que estos no afecten a la gestación con el Seminario Online “Autocuidado emocional en el embarazo”

 

¿Cómo se diagnóstica la depresión posparto?

El diagnóstico de la depresión posparto requiere la presencia de 5 o más síntomas. Estos incluyen estado de ánimo depresivo, pérdida de interés por actividades que antes se disfrutaban, cambios en el peso o el apetito, dormir poco o mucho, fatiga, culpabilidad, problemas de concentración, e incluso pensamientos de muerte e ideas suicidas.

Muchos de estos síntomas son equivalentes a los que sufren las personas con depresión. Sin embargo, entre los criterios diagnósticos de la depresión posparto se incluyen otros síntomas específicos:

  • Falta de interés hacia el bebé.
  • Falta de vínculo afectivo.
  • Ansiedad por todo lo referente al peque.
  • Sentirse mala madre.
  • Y/o miedo a hacer daño al bebé o a uno mismo.

La aparición de estos síntomas, según la definición de la depresión posparto en la DMS-5, debe ocurrir durante la gestación o 4 semanas tras el parto. Pero se recomienda que los criterios diagnósticos se prolonguen hasta 6 meses después del parto y, en la actualidad, la evidencia demuestra que la depresión postparto puede darse hasta más allá del año posterior al alumbramiento y puede durar años.

 

El diagnóstico de la depresión posparto

 

Dado el tremendo impacto que tiene tanto para la madre como para el bebé, detectarla lo antes posible y tratarla adecuadamente, es un objetivo prioritario.

¿Qué instrumentos se utilizan para el diagnóstico de depresión en embarazadas?

Actualmente existen diversas escalas para la detección y diagnóstico de la depresión posparto. En Reino Unido, por ejemplo, se recomienda el uso rutinario de las “preguntas de Whooley” en todos los controles pre y postnatales. Estas preguntas suelen girar en torno al estado de ánimo de la mujer. Si responde afirmativamente a 2 de ellas, se le ofrece ayuda profesional. Sin embargo, la escala más usada es la de Edimburgo.

¿Qué es la escala de Edimburgo y cómo se mide?

Una de las herramientas que se utilizan en Atención Primaria para detectar la depresión posparto es la escala de Edimburgo. Se trata de un test que consiste en 10 declaraciones cortas. Cada madre debe elegir una de las 4 respuestas posibles en base a sus sensaciones durante la última semana. Estas respuestas tienen puntuación que pueden ayudar a diagnosticar este trastorno. Si supera el umbral del 12-13, se estima que la persona puede tener depresión posparto.

 

El diagnóstico de la depresión posparto

 

Pero este test de depresión posparto no determina la gravedad de la depresión y no sustituye al diagnóstico clínico. Es más, lo recomendable es repetirla semanas después y realizar una evaluación cuidadosa clínica para confirmar el diagnóstico.

Según los autores de la Universidad de Reichman, “actualmente no existe una herramienta de detección precisa para identificar a las mujeres con riesgo de padecer depresión posparto“. De ahí, este modelo publicado en abril de 2023 en Translational Psychiatry.

La propuesta de la Universidad de Reichman: Un modelo tan preciso que predice la depresión posparto antes de que aparezca el primer síntoma e incluye una prueba preliminar al inicio del embarazo

El profesor Tsachi Ein-Dor de la Facultad de Psicología Baruch Ivcher de la Universidad Reichman, junto a la estudiante Gal Levin, ha desarrollado un modelo biológico integral que explica las diferentes formas en que se desarrolla la depresión antes y después del nacimiento.

Los autores señalan 4 factores principales:

  1. La actividad del sistema inmunológico.
  2. El estrés continuo.
  3. El desequilibrio hormonal.
  4. La reducción de actividades que propician la cercanía con el bebé (la lactancia materna y el piel con piel).

 

Análisis de sangre detecta la depresión y ansiedad postparto

 

Este modelo permite no solo un diagnóstico de la depresión posparto más eficaz, sino que además propone la adaptación de un tratamiento único para cada paciente, según los síntomas específicos que presente.

“El principal obstáculo para encontrar un tratamiento de este tipo reside en la multitud de razones para el desarrollo de depresión, que aparentemente no tienen relación entre sí”, explica en esta nota Tsachi Ein-Dor.

Además, las mujeres tienen “el doble de probabilidades” que los hombres de sufrir depresión debido a la actividad de la hormona sexual femenina, los estrógenos, “que pueden tener efectos tóxicos”. La lactancia materna, el contacto piel con piel, la interacción con el bebé y el apoyo del entorno “son muy importantes, ya que pueden conducir a una reducción de los síntomas depresivos”.

Crea un vínculo fuerte y sano con tu bebé que favorezca su desarrollo y vuestra unión con el Seminario Online “El desarrollo del vínculo afectivo”

 

Según los investigadores, este nuevo modelo es tan preciso que es capaz de predecir la aparición de este trastorno antes de que aparezca el primer síntoma. Para ello se realiza una prueba preliminar al inicio del embarazo.

Los factores biológicos detrás de la depresión posparto

Según el estudio, los 4 factores mencionados (sistema inmunológico, estrés, desequilibrio hormonal y alejamiento del bebé) provocan una mayor producción de sustancias tóxicas. Paralelamente, se reducen las sustancias positivas para un estado de ánimo y de actividad normal. Cada factor por sí solo puede conducir a la depresión, pero la interacción mutua entre ellos los hace más potentes. De ahí, que la depresión posparto sea tan común.

Estos factores biológicos interfieren en la forma en que el cuerpo y el cerebro utilizan el aminoácido triptófano. Este aminoácido pasa por diferentes procesos metabólicos por dos vías principales. Una permite la producción de serotonina y melatonina. La otra genera ciertas sustancias que aumentan la actividad cerebral y generan energía.

La serotonina y la melatonina son necesarias para mantener una actividad cognitiva normal. Además, son reguladoras del sueño y el apetito. Pero cuando hay cambios extremos en esos 4 factores, se altera el equilibrio. En consecuencia, el nivel de serotonina y melatonina desciende mientras aumentan las sustancias productoras de energía hasta el punto de ser tóxicas.

 

El diagnóstico de la depresión posparto

 

La ecuación provoca problemas de sueño (falta de melatonina) y dificultades cognitivas (falta de serotonina). Y esa toxicidad conduce a la muerte de células y otros procesos “destructivos” en el cerebro. Procesos que pueden hacer que la madre reciente pierda el interés o las ganas de antes en cosas que le gustaban. Y también que sienta desapego y rechazo hacia el bebé.

Depresión posparto: tratamiento

Los investigadores de la Universidad de Reichman reconocen que no existe un “remedio verdaderamente eficaz” para la depresión. En general, tras la detección de la depresión posparto, el tratamiento suele tener tres vertientes: psicoterapia, antidepresivos y otros medicamentos si son necesarios (por ejemplo, para tratar el insomnio).

No obstante, en su estudio abogan por tratamientos personalizados, dependiendo de la persona y la gravedad de los síntomas, en el que se utilice una combinación de medicamentos que inhiban la producción de sustancias tóxicas en el cerebro, como la brexalona (que ya se utiliza y que reduce el rápido descenso de ciertas hormonas), combinadas con ketamina.

Asimismo, se recomienda psicoterapia adaptada a cada caso. En este sentido, si necesitas asesoramiento profesional, en la Tribu CSC puedes consultar online a la psicóloga perinatal Mamen Bueno.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Posparto?

Te regalamos UNA SEMANA GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Posparto y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 16 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. [email protected]. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Día Europeo de la Depresión: Hacia un modelo "eficiente y preciso" para diagnosticar y tratar la depresión posparto"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

ÚNETE A LA TRIBU CSC
(1 semana de prueba gratis)
 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube