Cómo bajar la fiebre en los niños

Lo importante es diagnosticar la enfermedad, no bajar la fiebre

Lo primero que debemos recordar es que la fiebre es solo un síntoma, una forma de reacción del organismo ante la infección por un virus o una bacteria. Lo importante es diagnosticar la enfermedad, no bajar la fiebre. Y con el diagnóstico, poner el tratamiento (si es necesario) o armarse de paciencia, si es un virus de los que se van solos. Tratar la fiebre no es la prioridad porque en ocasiones la fiebre es útil para combatir la infección y porque tampoco es perjudicial en sí misma.

Mitos sobre la fiebre

La fiebre no produce convulsiones. Los niños que tienen convulsiones febriles a veces tienen la convulsión justo antes de que empiece a subir la temperatura y es entonces, cuando convulsiona, cuando nos damos cuenta de que tiene fiebre. Las convulsiones febriles se desencadenan por la fiebre en niños susceptibles, pero no podemos saber si se van a producir alguna vez, si se van a repetir en niños que ya han tenido una, ni cuándo se van a presentar.

 

Cómo bajar la fiebre en los niños

 

A veces se dan con fiebre alta y otras veces con unas pocas décimas, por lo que no se recomienda usar un antitérmico para prevenirlas. En niños con antecedente de convulsiones febriles, las recomendaciones para tratar la fiebre son las mismas que para el resto de los niños. Le daremos un antitérmico si se encuentre decaído, irritable o incómodo, pero no para intentar evitar una posible convulsión.

Tampoco se recomienda usar los antitérmicos para prevenir la fiebre que se puede producir después de las vacunas. Con algunas vacunas se ha visto que administrar un antitérmico antes de la inyección, como preventivo, puede disminuir la respuesta inmune.

 

 

Si después de la vacuna el niño está irritable, le sube la fiebre o le molesta mucho el sitio de la inyección, siempre estamos a tiempo de administrar el antitérmico en ese momento.

Existen muchos mitos en torno a la fiebre y sus consecuencias. Es bueno saber que la fiebre no produce meningitis. Ni siquiera la fiebre alta. Tampoco produce daños en el cerebro ni deja ninguna secuela. Una meningitis producirá fiebre alta, pero también otros síntomas.

 

 

Por eso es importante llegar a un diagnóstico cuando hay fiebre, para que no se nos pasen enfermedades importantes, pero las complicaciones y secuelas que pueda dejar la enfermedad serán debidas a la propia infección; no al aumento de la temperatura.

¿Qué podemos hacer para bajar la fiebre?

Si realmente es necesario bajar la temperatura porque el niño lo está pasando mal a consecuencia de la fiebre, se puede tratar con medios físicos o con antitérmicos.

Medios físicos

Los medios físicos son maneras de bajar la temperatura sin usar medicamentos. Desde dejar al niño con poca ropa para que la temperatura se disipe mejor, hasta ponerle un paño de agua fría en la cabeza o darle un baño de agua templada se consideran medios físicos.

 

 

Pueden ser efectivos pero no están recomendados porque resultan molestos, el efecto es pequeño para disminuir la temperatura y la duración del efecto es breve. Si le doy un bañito, le baja la temperatura. Sí, es verdad. Pero también resulta incómodo porque pasan frío y pueden tener incluso escalofríos.

Si decíamos que la fiebre se trata para disminuir el malestar y el baño puede hacer que se encuentre aún más molesto, no tiene mucho sentido utilizarlo como medio para tratar la fiebre.

Antitérmicos

El tratamiento de elección de la fiebre que produce malestar es el paracetamol o el ibuprofeno. Tanto paracetamol como ibuprofeno se han mostrado efectivos para el tratamiento de la fiebre. Se pueden utilizar siempre que el niño se encuentre molesto. Si uno de los dos no es efectivo se puede usar el otro. No se deben administrar juntos para tratar la fiebre.

 

 

Se puede alternar puntualmente si el malestar persiste o si reaparece antes de que corresponda la siguiente dosis, pero ninguna guía recomienda alternar por sistema, como a veces se hace. Aunque no hay estudios de seguridad que demuestren que puede dar problemas, existe una mayor probabilidad de confusión y errores en la administración de los fármacos.

La posibilidad de dar una dosis insuficiente o, por el contrario, una sobredosis, es mayor con el uso de más de un medicamento. Cualquiera de los fármacos, paracetamol o ibuprofeno, se pueden utilizar como tratamiento de primera línea.

 

 

Utilizados de forma aislada, rara vez causan efectos indeseables cuando se usan a la dosis correcta durante un tiempo corto. Y aunque el paracetamol y el ibuprofeno no interaccionan entre ellos, si se utilizan los dos a la vez o alternando, tienen más riesgo teórico de producir problemas.

La dosis del antitérmico se calcula por el peso, no por la edad y elegir uno u otro dependerá del gusto del niño, de nuestras preferencias o de la disponibilidad del fármaco. Aunque los dos son muy seguros, se debe evitar el ibuprofeno en niños con varicela o deshidratados, niños con alergia demostrada al ibuprofeno o a otros fármacos del mismo grupo o con enfermedades que producen insuficiencia cardíaca, renal o hepática o cuando hay ulcera de estómago con riesgo de sangrado.   

 

Aprende a detectar cuándo una enfermedad empieza a ser grave, qué síntomas sirven de alerta en un bebé y cómo actuar cuando tu peque está enfermo/a con nuestro Seminario Online «¿Cuándo ir a urgencias?»

 

Bajar la temperatura cuando hay fiebre no es el objetivo, ya que la fiebre es solo un síntoma que incluso puede ayudar a combatir la infección. Los antitérmicos, usados a la dosis adecuada según el peso, son útiles para tratar el malestar asociado a la fiebre y se consideran fármacos muy seguros.

 

Autor/a

¿Te interesa todo lo relacionado con Salud infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Salud infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 20 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carretera Rellinars 56 de Terrassa (08225) Barcelona. info@criarconsentidocomun.com. Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Cómo bajar la fiebre en los niños"

    Deja un mensaje

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    ÚNETE A LA TRIBU CSC
    (1 mes de prueba gratis)
     

    Síguenos en las Redes

    Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube