Las carnes en la alimentación infantil BLW: cordero y cabrito

Sus valores nutricionales convierten las carnes de cordero y cabrito en alternativas de consumo moderado

La alimentación es una de las mayores preocupaciones para los padres desde que nacen sus hijos. A partir de los seis meses (antes la OMS recomienda la lactancia materna exclusiva), el bebé empieza la alimentación complementaria y con ella los quebraderos de cabeza de sus progenitores: qué le doy y, sobre todo, cómo se lo doy. Hoy te ofrecemos consejos y recomendaciones para saber cómo y cuándo ofrecer con el método Blw carnes, como el cordero y el cabrito de forma sana y segura.

BLW carnes, ¿por qué?

Uno de los alimentos que se introduce a partir de los seis meses de edad es la carne. Nutricionalmente, es un producto que posee propiedades saludables y favorece el crecimiento del niño. No obstante, es recomendable saber identificar los beneficios de cada tipo de carne y cómo ofrecerla.

En este post vamos a presentar las características de la carne de cordero y cabrito, dos tipos de carnes menos frecuentes en la alimentación infantil, y maneras de hacerlas más atractivas para su introducción. Para las familias que aplican el método BLW con sus bebés la forma en la que ofrecer las carnes genera ciertas dudas.

 

La carne proporciona al bebé proteínas que favorecen su crecimiento, refuerzan las defensas y los tejidos. Además, es fuente de vitamina B12, ayuda a la formación de glóbulos rojos y combate la anemia por su gran contenido de hierro. Son motivos más que suficientes para introducirla en la alimentación de los más pequeños. No obstante, es necesario dar las cantidades adecuadas y además ir ofreciendo los distintos tipos de carne escalonadamente.

En relación a la cantidad, la OMS indica que los bebés de entre seis y 12 meses deben consumir 1,6 g/Kg/día de proteínas, de entre uno y dos años, 1,2 g/Kg/día de proteínas, y  por cada año que cumplan la cantidad de proteínas requerida disminuirá en 0,05 gramos. Por tanto, las proteínas deben de ser un 65% de origen animal y un 35% de origen vegetal. Lo importante es equilibrar unas y otras.

 

 

Si tenemos en cuenta el orden de introducción en la dieta, es recomendable empezar con las carnes blancas (pollo, pavo o conejo). Una vez incluidas estas en la alimentación de los pequeños, pasamos a ofrecerles las carnes rojas (ternera, cerdo, cordero y cabrito). Estas últimas son carnes más grasientas y con un sabor más fuerte. Pero también se debe ofrecer a los niños, aunque de forma más moderada.

Cordero en la dieta de los niños

La carne de cordero es muy grasienta y además, tiene un alto contenido de grasas saturadas. Por esto podría parecer contraindicada para los bebés. Sin embargo es tierna, jugosa y posee importantes beneficios nutricionales. Por ejemplo: el cordero proporciona proteínas de buena calidad y vitaminas del grupo B (que convierte los alimentos en energía) y B12 (que forma glóbulos rojos en la sangre).

Por eso no hay que eliminarla de la dieta de los niños, sino que su consumo debe ser moderado. Eso sí, es fundamental aprender en qué ejemplares y qué partes del cuerpo se encuentra la carne de cordero menos grasa. Para los más pequeños se aconseja elegir los animales más jóvenes.

 

desayuno-blw-2

 

¿Por qué? Pues porque en los animales mayores la grasa está dentro de las fibras musculares y no se puede eliminar, pero en el cordero lechal o el ternasco la grasa se concentra debajo de la piel y en las vísceras, y de esta forma sí se puede quitar. Por ello es mejor ofrecerles cordero joven y sin piel.

Si además tenemos que escoger la parte más adecuada para los niños, en el cordero la parte con menos grasa es la pierna. Y lo mejor comprarla en primavera. Es la época del año en la que nacen y están siendo amamantados, en ese momento la carne es más tierna y con menos grasa.

Cabrito para los más pequeños

El cordero es más frecuente en la alimentación de los niños, pero el cabrito (es decir, la cabra de hasta cuatro meses) es muy poco utilizada. Sin embargo, tiene menor grasa que la carne de cordero por lo que se puede presentar como una alternativa. No obstante, no podemos olvidar que en comparación con las carnes blancas (por ejemplo: el pollo), la carne de cabrito es el doble de grasienta.

 

jugar-con-la-comida-3

 

Por ello el consumo de este alimento debe ser moderado, pero sin olvidar (como en el caso anterior) que aporta muchos beneficios al bebé. Supone un aporte de hierro, de zinc (que es antioxidante), muchas proteínas y vitaminas del grupo B. Todo esto convierte a la carne de cabrito en un alimento que introducir en la dieta del bebé para hacerla más variada y más atractiva para los más pequeños.

Formas de ofrecer cordero y cabrito a los más pequeños

Como en el resto de los alimentos, la opción que se debe evitar es el frito. Asadas al horno, en guisos o estofadas son las formas más recomendables para ofrecer carnes a los peques que practican BLW:

En salsas

Podemos picar la carne y ofrecerla en salsa (como la bolognesa). Así se puede aprovechar para mezclarla con otros alimentos como la verdura, la pasta o el arroz. Cogemos carne de cordero o cabrito le añadimos tomate, cebolla, pimiento, zanahoria, etc.

 

 

Croquetas

Otro de los platos que suelen gustar mucho a los más pequeños y que facilitan la introducción de alimentos nuevos o con sabor fuerte son las croquetas. Para los menores de 12 meses se pueden hacer sin utilizar leche de vaca. Como alternativas para la bechamel podemos utilizar el caldo vegetal, la leche de soja, la bebida de avena o incluso la leche materna. En lugar de freírlas, aconsejamos hacerlas al horno (esta alternativa además de más saludable, también es más limpia). El tamaño de la croqueta asimismo, se puede adaptar para que los bebés las cojan ellos solos con facilidad.

Desmenuzada

Para los más avanzados, si ya hace la pinza, puedes ofrecerle la carne desmenuzada en trozos que pueda coger y llevarse a la boca.

 

 

Carnes blw: a tiras

Es una buena forma de ofrecer la carne en los inicios del BLW: se corta la carne a tiras (es decir, transversalmente) y el bebé las coge, las chupa, las desmenuza… y así se familiariza con su sabor y textura. Posteriormente se le va ofreciendo en trozos.

Hamburguesas

También podemos triturar la carne para ofrecer a los peques hamburguesas caseras, a las que podemos añadir verdura cocida para que les dé más consistencia.

 

 

En trozos grandes

Trozos grandes de carne deshuesada cocida o asada. Así los pequeños lo pueden gestionar bien, aunque cada bebé es un mundo. Podéis acompañar las carnes de patatas o verduras al horno.

 

Aprende cómo practicar BLW de forma segura con tu bebé con el Curso Online «Alimentación Complementaria y Baby-les Weaning»

 

Ante cualquier tipo de decisión en la alimentación de nuestro hijo, hay que tener en cuenta que los valores nutricionales deben primar y que la variedad de alimentos siempre es buena para que el niño no caiga en el aburrimiento y el momento de la comida no se convierta en algo tedioso. La novedad siempre es un aliciente que ayudará a conseguir una alimentación equilibrada, tanto para mayores como para pequeños, y una vez más el ejemplo es el mejor sistema.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Alimentación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Alimentación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Las carnes en la alimentación infantil BLW: cordero y cabrito"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube