Cuándo empezar con el BLW

Te desvelamos los requisitos que debemos tener en cuenta para saber cuándo empezar el BLW con tu bebé

La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida. Y es que a partir de ese momento, es probable que el bebé ya esté preparado para la introducción de alimentos sólidos (y en estado sólido) como complemento a su alimento principal, que sigue siendo la leche. Sin embargo, cada bebé es un mundo. De hecho, numerosos estudios revelan que más de la mitad de los bebés se lleva comida a la boca antes de los 6 meses. Sin embargo, el interés por llevarse a la boca los mismos alimentos que ve que ingieren sus padres solo es uno de los requisitos que debemos tener en cuenta para saber cuándo empezar el BLW con nuestro pequeño.

El bebé ronda los 6 meses

El desarrollo psicomotor, digestivo, inmunitario y emocional de los bebés nos indica que están preparados para comer por sí mismos alrededor de los 6 meses de edad. No por una necesidad nutricional realmente, ya que la fuente principal de alimentación de los bebés hasta los 12 meses de edad sigue siendo la leche materna o de fórmula, sino más bien educacional. De cualquier forma, no tiene ninguna necesidad de otros alimentos antes de los 6 meses.

Sin embargo, muchas familias se dejan orientar por las ganas que manifiesta el bebé de probar los alimentos, y comienzan a introducirles las primeras papillas o purés un poco antes de los 6 meses. Esto genera muchas más dudas en el caso de las mamás y los papás que quieren seguir el método BLW y no saben cuándo empezar con el BLW, ya que el temor a que sufra un atragantamiento es mayor en este caso, puesto que en el BLW los alimentos se ofrecen en su forma sólida al pequeño.

 

 

Por eso, cuando hablamos de BLW concretamente, la recomendación general es esperar al menos hasta los 6 meses. Por afinidad con los criterios prolactancia de la OMS y porque empezar a comer con sólidos requiere de ciertas destrezas que resultan innecesarias en el caso del bebé que comienza a tomar papillas.

En este caso, cultivar la paciencia y esperar un poco más, favorece que el desarrollo del bebé sea el necesario para gestionar el proceso. Aun así, cada bebé es un mundo y los hay que comienzan a roer una barra de pan o una pieza de fruta antes de cumplir los 6 meses de edad.

El bebé ha perdido el reflejo de extrusión

El bebé que no está preparado para comer, empuja con la lengua hacia fuera cualquier cosa que entre en su boca (que no sea el pezón o la tetina de su biberón). Es lo que se conoce como «reflejo de extrusión». Se trata de un mecanismo de defensa que le protege de ingerir accidentalmente cualquier cosa que no sea leche, el único alimento que durante meses puede tolerar su sistema renal y digestivo.

Nunca debemos forzar a tragar al bebé introduciendo insistentemente la papilla en la boca, inclinándole al bebé para que la gravedad ayude o metiéndole la cuchara hasta el fondo de su cavidad oral. Si el bebé extruye, es que no está listo para empezar a comer. Aquí os dejo un vídeo que muestra claramente qué es el reflejo de extrusión.

 

 

Que un bebé extruya significa que aún no está listo para tragar, pero sí puede estarlo para meterse comida en la boca. De hecho, muchos bebés suelen pasar por esa etapa de juego y experimentación con la comida antes de pasar al siguiente nivel e ingerirla.

El bebé es capaz de mantenerse sentado

El desarrollo y fortalecimiento de la musculatura del tronco está relacionado con el desarrollo de capacidades digestivas del bebé. Además, la tos es uno de los mecanismos de defensa frente al atragantamiento que tiene el ser humano, y si el bebé sufre un acceso de tos, la musculatura de su tronco lo sobrellevará mejor cuanto más desarrollada y fortalecida esté.

En este punto, algunos interpretan que basta con que el bebé se pueda mantener sentado con el apoyo de un respaldo (como el de su sillita de paseo, una trona o el cuerpo de un adulto). Otros, sin embargo, interpretan que debe poder mantenerse sentado y erguido por sí mismo, sin ninguna clase de apoyo en la espalda y con las manos libres.

 

 

Como hemos comentado anteriormente, cuanto más fortalecida esté su musculatura, más preparado estará el bebé para la alimentación con sólidos. Sin embargo, si el bebé puede permanecer sentado de forma estable, con las manos libres, sin necesidad de estabilizarlo con cinturón ni con una mano en el pecho, ya ha perdido el reflejo de extrusión y manifiesta interés por la comida, podemos probar a ver qué nos indica él mismo. De cualquier forma, probablemente sea cuestión de esperar muy poco tiempo más hasta que sea capaz de mantenerse sentado sin necesidad de un apoyo.

El bebé quiere alimentarse a sí mismo

A partir del cuarto mes de vida (aproximadamente), los bebés se meten en la boca cualquier cosa que esté al alcance de sus manos. ¡Y no solo comida! Aunque de entrada pueda parecer algo que contradice a su reflejo innato de extrusión, en realidad no lo es. El deseo por meterse cosas en la boca no está relacionado con el deseo de tragar.

Cuando los bebés se atragantan con objetos lo hacen por accidente. En realidad no quieren «comerse» los objetos que se introducen en la boca, sino experimentar con ellos (tacto, sabor, consistencia, etc.). Un bebé que se encuentra con algo y lo intenta explorar con la boca, no es necesariamente un bebé interesado en la comida ni mucho menos uno capaz de alimentarse a sí mismo. En definitiva, no es un indicativo fiable para saber cuándo empezar con el BLW.

 

 

Un bebé que tiene interés en la comida es el que es consciente de que los adultos se están alimentando y él también quiere probar ¡y lo deja bien claro! En el vídeo de aquí arriba podéis ver cómo un bebé observa a los adultos comer, sigue los alimentos con la mirada y observa la comida en los platos, intenta alcanzarla o interceptarla en su viaje a la boca de los adultos. Otros bebés la señalan ¡e incluso lloran si no se les deja cogerla!

El bebé puede alimentarse a sí mismo

Tal vez baste con el bebé quiera probar nuestra comida para ofrecerle una papilla de cereales o fruta, pero no es suficiente para ofrecerle alimentos en estado sólido. Para eso, también es necesario que sea capaz de alimentarse a sí mismo. 

Es decir: ha de tener la psicomotricidad y la coordinación lo suficientemente desarrolladas como para coger con sus manitas una pieza de comida, acertar a llevársela a la boca, introducirla, masticarla y tragar. Y todo esto debe ser capaz de hacerlo por sí mismo, lo que significa que también necesita haber sido capaz de desarrollar cierto grado de autonomía.

 

Aprende cómo y cuándo empezar el BLW de forma segura con tu bebé con el Seminario Online «Alimentación complementaria y Baby Led Weaning»

 

Cuándo empezar con el BLW

Como conclusión: para saber cuándo empezar con el BLW, lo único que debes hacer es observar a tu bebé y respetar sus ritmos. Al fin y al cabo, el principio fundamental del método BLW es, precisamente, la autonomía del bebé. Él es el único que sabe realmente cuándo empezar con el BLW, el único capaz de indicarnos si está preparado y el único con auténtica potestad para poner límites a su desarrollo.

 

Autor/a

Revisado por:

¿Te interesa todo lo relacionado con Alimentación infantil?

Te regalamos UN MES GRATIS de TRIBU CSC.

El lugar donde podrás descubrir todo lo que necesitas saber sobre Alimentación infantil y muchos otros temas que te ayudarán en la crianza de tu hijo/a.

Únete ahora a la Tribu CSC, podrás disfrutar de mas de 120 cursos para padres y madres, 18 profesionales que resuelven tus dudas las 24h y muchísimo contenido exclusivo.

Todo un mes GRATIS. ¡SIN PERMANENCIA!

Responsable: CRIAR CON SENTIDO COMÚN S.L. NIF B67460709, Carrer Sant Isidre, 1 de Matadepera (08230), Barcelona. [email protected] Finalidad: Gestión de la relación con los clientes y el alta del usuario al boletín de noticias. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: The Rocket Science Group LLC d / b / a Mailchimp, para la gestion del mailing en el newsletter. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así́ como otros derechos, como se explica en la información adicional. Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra web https://www.criarconsentidocomun.com/politica-de-privacidad/

0 comentarios en "Cuándo empezar con el BLW"

Deja un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Síguenos en las Redes

Visit Us On FacebookVisit Us On InstagramVisit Us On TwitterVisit Us On Youtube